Notas de un finde en Wrocław

[Copia de un email que envié a mis amigos el 30 de Agosto de 2010]

#1.- En el vuelo de Ryanair, las azafatas venden (por este orden): periódicos, refrescos, pizzas, café, colonias, cigarrillos sin humo y tarjetas rasca-rasca. Mi propuesta: no dejen las cosas a medias, y cambien las azafatas por pescaderas. “Niña, ¡pero mira que merluza más fresca traigo!”.

#2.- El único sitio abierto para cenar en el centro de Worcław es un Kentucky Fried Chicken. Del “Pacto de Varsovia” al “Menú Búfalo de Alitas Picantes”. Delicioso.

#3.- En el hotel, turistas franceses quejándose. Tautología. En el hotel, turistas franceses.

#4.- La camarera me cuenta que hizo un Erasmus en Sevilla. Hecho curioso: el castellano, hablado con acentos polaco y andaluz a la vez, suena como a gallego. O quizás, era de Vigo, rubia y vacilona.

#5.- La plaza está repleta de carteles conmemorando a Lech Walesa. Líder sindicalista soviético del metal y amigo íntimo del Papa Wojtyla, que transformó un estado comunista al capitalismo. Ironías del materialismo histórico.

#6.- En la estación de tren, un grupo de chicos judíos que han venido a visitar Auschwitz. Al menos, esta vez podrán viajar sentados.

#7.- Los polacos son gentes relajadas. Con Alemania de un lado y Rusia del otro, si te tomas las cosas muy a pecho, te acabarías llevando un disgusto.

#8.- Esta es la ciudad de Nicolás Copernico. El astrónomo que descubrió, en el siglo XV, que la Tierra gira alrededor del Sol. Aquí seguimos Nicolás, orbitando. Y que dure.

#9.- La avenida principal de Wrocław se llama Oławska. Les pregunto porque no le pusieron Castełłanska. No pillan el chiste.

#10.- Siniestro Total por la megafonía del Zara de la calle Krawiecka. Propongo actualizar el panteón nacional. Olvidemos a Santiago Matamoros. Adoremos a Amancio Vendetelas.

#11.- Boda de italiano con polaca. La Mamma hace saber que hubiese preferido una nuera italiana. Daños colaterales de la Europa sin fronteras.

#12.- Boda de italiano con polaca. Tratando de suavizar la situación, le explico a la Mamma que, volteando la “p” de “polonia”, te queda “bolonia”. Mirado con la perspectiva adecuada, todo queda en casa. No le hace ni buta gracia.

#13.- Boda de italiano con polaca. “Lo que Dios ha unido, que no lo separe el vodka”. Estos curas del Este no fueron al mismo seminario que Rouco.

#14.- Boda de italiano con polaca. En la cena, los italianos de un lado, los polacos del otro, y en el centro nuestra mesa: un americano, un iraní, un sueco y un español. Estuvimos toda la noche intentando recordar el chiste.

#15.- Boda de italiano con polaca. Nuestro amigo Sarfraz posee las dos características que te permiten disfrutar de un tratamiento VIP en cualquier aeropuerto del mundo: ser físico nuclear y ser iraní.

#16.- Boda de italiano con polaca. Lo malo de ser el único español es que mis imitaciones del Risitas, con el diente fuera, no hacen gracia. Naufraga mi único talento lúdico festivo.

#17.- Boda de italiano con polaca. Abuela italiana, visiblemente perjudicada, que se levanta y propone un brindis por Don Silvio. Español, aún más perjudicado, que toma el relevo y propone un brindis por que Don Silvio le organize su despedida de soltero.

#18.- Boda de italiano con polaca. Vodkas más tarde, recuerdo una enseñanza de mi amigo Fran, el filósofo. “Albertito, hormonamos a los quince, y ahí seguimos”.

#19.- Boda de italiano con polaca. El peligro de venirte arriba: desafías a chupitos al tío Jurek. El tío Jurek dice ser minero en Lodtz, pero podría pasar por foca monje en el Báltico.

#20.- Momento Sicilia: Sicilia mete las llaves dentro de la taquilla y cierra el candado. Momento recepción: “Disculpe, no tenemos copias de la llaves de los candados”. Momento aterriza-como-puedas: Sicilia desmontando una taquilla metálica a destornillador y tenazas, una hora antes de que salga el avión.

19 pensamientos en “Notas de un finde en Wrocław

  1. Pingback: ¡Bienvenidos! « Principia Marsupia

  2. La ciudad de Copernico no es Wroclaw, sino Torun!!!! (y esta en completamente otra region…)

    http://en.wikipedia.org/wiki/Nicolaus_Copernicus

    Estas seguro de que no te confundiste de boda? ;)))

    Por lo demas, una pena que no pudiste ver nada en Wroclaw. La ciudad es muy bonita.

    Torun tambien es superbonito, por si quisieras algun dia visitar a Copernicus.

    Saludos y perdona por falta de acentos, mi teclado es frances :/

  3. …y los Polacos no son “gentes relajadas”, justo por culpa de estar donde estan, entre Rusia y Alemania… te equivocas por completo… es del reves… Es la nacion de los protestones. lee un poco de historia! Me parece que igual te equivocaste y fuiste a Republica Checa… ?

  4. La que has liado con la carta de un investigador al sr. camps (asi en minusculas, que no se merece ninguna capital letter!): he descubierto tu blog y ahora estoy enganchada!! Buenisimo! (y no es que mi comentario no se merezca ningun acento, es que mi teclado no tiene).
    Gracias por compartir lo que escribes.

  5. Si tu amigo el italiano me hubiera invitado a su boda en Polonia y me hubiera sentado en la mesa del americano, el iraní y el sueco, os hubiera podido recordar el chiste… aunque conmigo también habría naufragado tu único talento lúdico festivo.

  6. Muy divertido el post, Dr Sicilia, pero coincido con Pau en “orientarle” acerca de la ubicación de la verdadera ciudad natal de Copérnico que es, efectivamente, Torun. Tienen su antigua casa convertida en un museo estupendo y aparte de esto la ciudad por si misma también merece la pena… ¿está seguro de que estuvo en Wroclow? (o Breslau) Allí los edificios de la Universidad vieja son fantásticos….
    Y cuando estuve (al parecer un año antes que ud.) pude elegir donde cenar… ;D

  7. Pingback: Cuando Orson Welles se cruzó con Winston Churchill « Principia Marsupia

  8. Pingback: Wroclaw | TagHall

  9. conocí su blog con la carta al rey (como dios que no se merece una buta mayuscula!) y ahora estoy enganchado! ojala se el humor lo ultimo que perdamos…Muy bueno lo del trato vip a tu amigo irani!!

  10. Lech Walesa no es soviético ,es polaco ,de Popowo, (una pequeña diferencia,como bien sabemos) y fundó el sindicato “Solidaridad” en 1980.
    El blog estupendo,muchas gracias,muy entretenido.

  11. Yo también estuve en una boda (que no poda) en Wroclaw! pero de una polaca con español. Quiero casarme con un polaco, las bodas son de lo mejor de la vida sobretodo cuando un familiar de la novia se va paseando con una botella de vodka por las mesas asegurándose de que nadie tiene el vaso vacío.

    Adorando tu blog (que no plog)

  12. Realmente bueno tu blog!! Olé la gente inteligente!

    Pero… ¿te molesta si te digo que has escrito “organize” en lugar de “organice”?

    😉

  13. Hace 3 días leí el blog “dedicado” a Rodrigo Rato, cuando termine ví que tenias otros blogs, me fije en “morir en un abrazo”,,,y llegué a “la ciencia es poesia;somos hijos de las estrellas,”,,,,,,realmente hermoso,quizá sea porque siempre pensé que tras morir,quizá, el destino final es el universo

  14. He tenido la suerte de encontrarme con tu blog recientemente y me estoy enganchando. Como viví 2,5 años en Wrocław (también como efecto colateral de una Erasmus), en cuanto vi el título en la columna derecha me zambullí. Es una pena que no pudieses ver bien la ciudad, aunque se requiere ayuda para descubrir lo mejor de la misma (y, en cuanto a la ayuda local, puedes encontrar que no tienen los mismos valores estéticos que tú). En cambio, tuviste suerte con la visita si saliste con la impresión de que los polacos son gente relajada y que no se toman las cosas muy a pecho. Ahí coincido con pau en que esa descripción coincide más bien con los checos. Los polacos son unos patriotas exaltados y demasiado derechistas hasta para tener sentido del humor. Generalizando, por supuesto.

Deja un comentario