El mejor consejo para escribir

La mejor lección sobre el arte de escribir la escuché en una conferencia de Steven Pressfield. Dice así:

 Lección número 1 para un aspirante a escritor

 Nadie quiere leer tu mierda.

Permite que lo repita. Nadie -ni siquiera tu perro o tu madre- tiene el más mínimo interés en tu blog o tu novela.

No es que la gente sea mala o cruel. Simplemente están ocupados.

Nadie quiere leer tu mierda.

En la industria de la publicidad, existe un fenómeno llamado el “Síndrome del Vendedor”. Todo vendedor está enamorado de sus propios productos. El error que comete es creer que porque él esta enamorado de sus productos, el resto del mundo también lo estará.

El resto del mundo no sabe lo que tú estás escribiendo y tampoco le importa. Tus potenciales lectores están ocupados con los asuntos de sus vidas y no tienen tiempo para leer esa obra maestra de la que te sientes tan orgulloso.

¿Cuál debe ser tu respuesta ante esto?

1) Reduce tu mensaje a su forma más simple, clara y fácil de entender.

2) Hazlo divertido. O sexy, o interesante, o informativo.

Cuando comprendes que nadie quiere leer tu mierda, tu mente se concentra. Sólo entonces, empiezas a entender que la escritura y la lectura son, ante todo, una transacción. El lector te ofrece su tiempo y su atención, los dos regalos más valiosos que un ser humano puede ofrecer a otro. A cambio, tú, el escritor, debes devolver algo digno de lo que se te ha regalado.

Cuando comprendes que nadie quiere leer tu mierda, desarrollas empatía. Adquieres el don más valioso para cualquier escritor: la habilidad de cambiar la perspectiva desde tu punto de vista al punto de vista del lector. Aprendes a cuestionar cada frase que escribes: ¿es interesante? ¿es divertida? ¿es osada? ¿Estoy dando suficiente al lector? ¿se estará aburriendo? ¿estará siguiendo el argumento?

Este es el post número 100 de Principia Marsupia. Nunca podré agradecer lo suficiente vuestro tiempo y vuestra atención durante los últimos 9 meses.

59 pensamientos en “El mejor consejo para escribir

  1. Bueno, llega un punto en el que cuestionarse tanto las cosas haría que no avanzáramos jamás… Porque, ¿es adecuado preguntarse si “es divertida” la frase? También podríamos preguntarnos: ¿Es divertida para la mayoría de la población? ¿Qué tipo de lectores la considerarán divertida? Etc., ect. Sería empezar y no parar y al final nuestro libro se quedaría en el cajón. Es evidente que hay que hacer algo que creamos que gustará al público, pero de ahí a intentar ser el público y contentar a todo el mundo hay un buen trecho…

  2. Es cierto quimitube, pero antes de llegar a esa situación de bloqueo permanente que podríamos tener si considerásemos todo eso, pienso que hay un punto medio.

    Interpreto que lo que la frase “Nadie quiere leer tu mierda” y la reflexión del autor nos están intentando decir es que las pajas mentales no las quiere leer nadie, que escribas para los demás y no para ti mismo.

  3. Otro modo de verlo es que dado que nadie quiere leer mi mierda, puedo escribir la mierda que me haga feliz a MÍ, y al que no quiera leerlo que le den mucho y bueno. El escritor es ante todo una criatura vanidosa, y el que no tiene como primera razón de escribir el satisfacer su propio ego o está muy perdido, o no es un artista sino un mercader de páginas al peso.

    • Personalmente, creo que el hecho de que unos piensen que escriben para sí y otros que escriben para los demás se debe a que entienden la escritura de dos maneras distintas, y a mí me parecen las dos válidas según lo que busque el escritor:
      Una cosa es escribir para expresarse, como con cualquier otra forma de arte y con la única intención de plasmar una parte de nosotros mismos en un papel, sin importarnos que alguien lo lea o no.
      Pero si lo que pretendemos al escribir es transmitir un mensaje o una información que provoque una reacción en alguien, que cambie algo, entonces escribir no tiene un fin en sí mismo, sino que es un medio para algo, y (para mí) no es arte; ni mejor, ni peor, es otra cosa. Esta es la forma de escritura que se practica en periódicos, blogs, etc., y creo que es el caso en que se puede aplicar lo que dice Alberto.
      Basicamente, la diferencia es análoga a la que hay entre una obra de arte y un producto de mercado, aunque la línea que las separa sea cada vez más difusa.

      • Escribir en un blog, un periódico e, incluso, en una servilleta, puede ser arte o basura, como en cualquier otro soporte. Es arte si buscas expresar de un modo hermoso hasta la cosa más banal, si detrás de las letras y las palabras se adivina una elegancia, una sonrisa pícara, la mirada de viva inteligencia de quien narra. Es arte si es bello el modo de contar incluso los actos más atroces y oscuros. ¿Por qué no va a ser arte escribir un blog? En un blog se pueden colgar relatos, novelas por fascículos como antaño se hacía, poesía, pensamientos, proyectos de futuro y recuerdos.
        Siempre debería aspirarse a escribir de un modo hermoso, se haga o no para un público.
        Además, la primerísima norma para escribir una novela, un relato o un poema es escribir lo que a ti te hubiera gustado leer. Alguien habrá como tú, o puede que no, pero al menos al colocar el punto final sabrás que has escrito algo que valía la pena.

  4. Da igual quien te lea o deje de leerte, al final el tiempo lo borrará todo. Estas reflexiones son una demostración más de lo insignificantemente pequeños que somos, con nuestras vanidades. Lo importante al escribir algo es ser auténtico, que el escritor comparta algo, haga partícipe al lector de su vida y viceversa. O yo que sé!

  5. “…su tiempo y su atención, los dos regalos más valiosos que un ser humano puede ofrecer a otro”. Me quedo con esta frase, aunque es cierto que a veces uno necesita escribir para desahogarse y no siempre tiene porque hacerlo para el lector sino para expresar cómo se siente, su rabia, su dolor, su alegría, por qué no… Lo importante, también, el respeto a uno mismo y a los demás.

    Felicidades por esos 100 post.

  6. Es curioso,puede que sea verdad que nadie quiera leer nuestras mierdas pero y o acabo de leer el comentario de isilanes (este de aquí arriba) y resulta que ha escrito justo la misma “mierda” que iba a escribir yo.
    Totalmente de acuerdo contigo isilanes y para nada es una mierda lo que has escrito.Llevo tres años escribiendo poesía y relatos en un foro literario en la red,tengo tres blogs en marcha y en el 90% de los casos escribo para mi,porque me realizo como persona con lo que escribo.Pues bien,en el foro tengo una media de unos dieciocho lectores por poema (de las más altas) y en mis tres blogs nunca faltan comentarios.Para mí es suficiente,soy feliz con lo que hago.¿Qué hay millones a los que no interesa lo que escribo? Cierto,pero eso es algo que no me preocupa en absoluto,ellos se lo pierden…Por tanto,no estoy de acurdo en absoluto con el planteamiento del señor Pressfield.Si todo el que escribe actuara siguiendo esos dictados,entonces sí que todo sería una mierda.

  7. Creo que no es necesario dar gracias…al fin y al cabo esto no es otra cosa que una, al menos para mí, transacción perfecta.

    Enhorabuena por los 100 posts, y espero sigan aumentando como hasta ahora, es un placer leerte.

  8. Creo que somos nosotros los que te gradecemos que nos muestres tu punto de vista de la vida.
    Por cierto, y aunque es “off the record”. ¿Por qué no has puesto link para que te votemos en los Bitácoras? Vas demasiado abajo para lo que te mereces.
    Felicidades.

  9. Mi mierda es marron, en ocasiones muy clarita y en otras algo más oscuro. Me encanta su olor, al igual que el de los pedos que con ella se generan, sobre todo cuando son entre sabanas, claro que tambien depende mucho de lo que coma y si como dice el Rosell ” som el que mengem”, ¡¡Cony!! pues valiente mierda estoy hecho. Y yo que lo daba como el mejor regalo de mi producción.

  10. http://nelygarcia.wordpress.com. Desde mi ignorancia, creo que existen varias formas de enfoque. El escritor lo hace por necesidad de expresar lo que siente, “puede que sea una mierda”, pero es su percepción. Es muy cierto que si alguna persona, te dedica tiempo leyendo lo que escribes, es un honor digno de agradecimiento. Después está la obtención de beneficios: creo que eso entra en el mundo empresarial y muy pocos tienen acceso a él.

  11. Así es como hemos llegado a la situación actual: muchos best-sellers y poca literatura. Libros comerciales que no pasarán a la historia, los “bisbales” de las letras.

  12. Bueno pues!, parece que piensas bastante en la empatía con el lector porque has conseguido que se habitual de tus posts entre la miríada de blogs qeu sigo.
    Gracias a ti incluso me he comprado un libro de los que has comentado.
    Sigue, sigue!

  13. a veces, de lo único que de verdad tiene uno ganas, es de echar su mierda, y resulta que existen algunos locos que se sienten identificados con esa mierda. si no, no me explico como c.c cummings, celine o bukowsky han conseguido vender libros y morirse de hambre.
    Si escribir se convierte en un actor de vender, ya puedes dedicarte a vender queso o vino. serás más feliz.

  14. Pingback: Bitacoras.com

  15. Cierto es, maestro. Pero ¿la escritura es una confesión a tí mismo o un escenario en el que recibir aplausos? ¿O, tal vez, la única herramienta para hacer algo para cambiar esta inmundicia de mundo aprovechando la tecnología? Y para que me lo lean voy a decir ¡tetas!. ¿Es así?

  16. El mejor consejo para escribir es ninguno. Claro como el agua de manantial, y ya pocos manantiales de claras aguas quedan. Si piensas escribir para los demás apañado estás. Escribas lo que escribas olvídate de los lectores. Así no eres tu el que escribe, son los demás. Si el lector te regala su tiempo para leer lo que cuentas. Piensa que tú también le regalas el tuyo, el que has invertido en escribir. Pongamos que tiene el mismo valor, eso es ser justo. En ese punto estáis empatados, y si no es así que escriban los lectores. <> Y si la tiene es: -Caca de la vaca, en grandes plastas.
    Porca miseria la del escritor de pesebre. Y la abundancia de pesebres es mucha.
    Se siempre independiente. Escribe lo que te salga del lápiz. O dicho a martillazos: lo que te salga del ojete, que para eso eres el que escribe e inventa. Eso de que invente los demás, olvídalo y sigue inventado. Un cerebro que no crea se seca y por añadido también el cuerpo. Y los dos son cuerpos muertos, como zombis vivientes, véase parlamentos nacionales y autonómicos, de todo el mundo, es una prueba más que palpable.
    No esperes nada de los demás en el tema de escribir. Si pueden te robaran textos e ideas, ya que la imaginación la tiene donde los políticos la ética, en ningún lado. Lo más importante es: Si disfrutas de verdad escribiendo y no te cuesta esfuerzo mental, ese es tu camino, síguelo contra viento y marea. Hazte fuerte como el pedernal, que en la adversidad se forjan cuerpo y mente. Y si no es así, corta el rollo pan de bollo blando, y dedícate ha hacer pintadas por las paredes o a sembrar perejil, lo mismo se te da bien, y un manojito de perejil siempre se encuentra donde venderlo. Y si te fallan estas dos cosas dedícate a enderezar gambusinos, es oficio muy bien reenumerado el gambusino estirado.
    Y si a pesar de esto insistes en ser escriba, léete diez veces el Quijote, otras tantas la Ilíada y la Odisea, y a todos los sabios que lo fueron, y dejaron sus cosa escritas

    El Nieto del Fragüero.

    • Sinceramente sí. Escribir es estar vivo. Llevo escritos más de cincuenta libros, largos, cortos y medianos. también cientos de relatos. y solo publicados cuatro cuentos. Nunca dejaré de escribir. Mientras este cuerpo mío esté en condiciones, y me siga acompañando la imaginación, una gran aliada, y muy buena compañera de viaje a lo largo de muchos años.

  17. Estoy de acuerdo en que la lectura de este breve artículo me ha hecho reflexionar y me ha espoleado. Me he sentido bien.
    Pero tanto cuestionarse lo que uno escribe, no lo comparto. Se escribe porque “se escribe”… no sé si para uno mismo, para los demás o para nadie, pero el escritor (que no es lo mismo que quien desea o necesita “comer” de la escritura; aunque puede coincidir. Qué maravilla si así fuera) escribe y nada más. Simplemente porque lo necesita (es mi caso), otros seguro que por otra razón o motivo.

  18. No estoy lo suficiente preparado para publicar nada de mis humildes escritos, son únicamente recuerdos o tal vez sueños no realizados.
    Recordando las palabras de Sinue el egipcio, solo escribo para mí, vierto en la hoja en blanco, sueños, vivencias, dolor y alguna lagrima rebelde, eso es todo.
    Lógicamente no aspiro a más, para este pobre anciano que apenas sabe escribir dos palabras con sentido.
    Si por casualidad algún amig@ pierde su precioso y valioso tiempo en leer mis torpes escritos, le doy las gracias por ello, no es falsa modestia ,es mi forma de ser y actuar en la vida.
    Gracias por permitirme expresar mis torpes pensamientos.

  19. Pingback: ¿Y quién escribe ahora? | Y también dos huevos duros

  20. Es mejor una mierda honesta, que parece lo que es, que no una mierda disfrazada, que finge ser un pastel de chocolate. La mierda es lo más parecido a la tierra, así que al cabo de un tiempo puede ser alimento de una bella flor o de una nutritiva zanahoria. Sí a la mierda sin pretensiones.

  21. Pingback: Bitacoras.com

  22. Pingback: Echa a andar “El Principio de la Incertidumbre” |

  23. Un razonamiento que corresponde a una realidad, pero ¿para quién escribimos? yo no escribo para que me sigan en un blog, estamos saturados de tantos…y efectivamente el tiempo es escaso para leer a otros que no sean los buenos de verdad. Me preferencia es para los que el tiempo ha hecho grandes, intento aprender y claro, difícilmente lo consigo. Pero valoro a los creadores en general, que me gusten o no es otra cosa, pero el acto de la creación es digno de respeto.

  24. Pingback: ESCRIURE. “Ningú vol llegir la teua merda” | HISTORIATA

Deja un comentario