Las confesiones más divertidas de los científicos


(Crédito de la fotografía: North Carolina School of Science and Mathematics)

(Crédito de la fotografía: North Carolina School of Science and Mathematics)

Todas las encuestas afirman que los científicos somos uno de los colectivos mejor valorados por la población.

Esta percepción corre el riesgo de derrumbarse si leéis el resto de este post.

El pasado 8 de enero, un investigador en neurociencia llamado Leigh, lanzó en Twitter el hashtag #overlyhonestmethods (algo así como “métodos científicos demasiado honestos”). A partir de ahí, comenzaron a llover las confesiones de muchos otros investigadores. El asunto tuvo tanta repercusión en el mundo académico que hasta la revista científica PLOS publicó una larga reflexión al respecto.

Nota para los lectores que no se dedican a la investigación: Las siguientes confesiones NO son reales. Seguid confiando en los científicos.

Nota para los investigadores: Las siguientes confesiones Sí QUE PODRÍAN ser reales. Y nosotros lo sabemos… 😉

*****

“Para este experimento, en lugar de ratas, utilizamos a estudiantes de nuestra universidad. Las ratas son demasiado caras y se les acaba cogiendo cariño.”
(Overly Honest Method, ‏@OverlyHonestly)

*****

“No sabemos exáctamente cómo se lograron estos resultados. El investigador que hizo todo el trabajo ahora se gana la vida como panadero.”
(Atif Kukaswadia, @MrEpid)

*****

“Los experimentos se repitieron una sóla vez porque el jefe estaba en una conferencia y, para ser sinceros, esa semana no trabajó ni perri.”
(Paul Coxon, @paulcoxon)

*****

“Disculpe, pero no puedo adjuntar los datos originales del experimento, porque ya no recuerdo qué coño significan los nombres de mis archivos de Excel.”
(Morgan Edwards, @mangoedwards)

*****

“Para nuestro estudio de biología marina, no pudimos analizar tantas ostras como almejas porque alguien descubrió nuestras muestras y se las comió.”
(Amy Freitag, @bgrassbluecrab)

*****

“Para este experimento decidimos utilizar la técnica “Y” porque es la más novedosa, potente y refinada. Bueno, también porque es la única que sabemos utilizar.”
(biochem belle, @biochembelle)

*****

“La máxima temperatura que utilizamos en nuestro experimento fue de 150ºC. A partir de ahí, el microscopio empezó a echar humo por todos lados.”
(Thomas Stucky, ‏@Stucky101)

*****

“Por alguna extraña razón, los lugares donde debemos recoger nuestras muestras geológicas coinciden exactamente con la localización de 4 resorts vacacionales del Caribe.”
(Overly Honest Method ‏@OverlyHonestly)

*****

“Nuestros resultados experimentales coinciden con la teoría. Pero sólo los jueves.”
(Tharindi H, @tharindi_h)

*****

“Las muestras experimentales fueron incubadas durante más de 48 horas porque las puse el viernes y me niego a trabajar el fin de semana.”
(Alex Chase, @aechase)

*****

“Las muestras fueron cuidadosamente preparadas en una habitación estéril, después de quitar toda la mierda que había detrás de las máquinas.”
(Knut Behrends, @sudo_f)

*****

“Las reacciones químicas se realizaron a la temperatura del laboratorio. Es decir, JODIDAMENTE FRÍO!!!”
(Rebecca Weinberg, @sciliz)

116 pensamientos en “Las confesiones más divertidas de los científicos

  1. Las muestras experimentales fueron incubadas durante más de 48 horas porque las puse el viernes y me niego a trabajar el fin de semana.”
    Pongo a Dios por testigo que esta respuesta sí que la escuché en una tesis doctoral !!!

  2. Pingback: Las confesiones más divertidas de los científicos

  3. “Las reacciones químicas se realizaron a la temperatura del laboratorio. Es decir, JODIDAMENTE FRÍO!!!”

    Nosotros siempre hacemos el chiste de que nos vamos a ir a Siberia a hacer experimentos “at room temperature”

  4. Jajaja, a mi lo de que las muestras se midieran despues de 660 horas fue porque me fui de vacaciones, y ya tenia los billetes comprados… 😛

  5. Que levante la mano el que no use reactivos caducados. El 75% de los anticuerpos que usamos caducaron en 2005, y ayer cancelamos un experimento porque el plasma que se iba a usar se encuentra en el interior de un iceberg dentro del congelador de -80ºC

  6. “Los experimentos se repitieron una sóla vez porque el jefe estaba en una conferencia y, para ser sinceros, esa semana no trabajó ni perri.”

    Estoy más que convencida de que esto es cierto.

  7. Muuuu buenos todos, desde el primero al último. Con el de la coincidencia de los resort en el Caribe me he partío.

    Soy profe de español para extranjeros; una vez practicando en clase una noruega se inventó un nuevo verbo haciendo de la prática tan aburrida unas risas, (además de hacernos pensar en la posible existencia del verbo) Así cuando le dije; dime el futuro del verbo ser, ella conjugó de esta manera; fururaré, fururarás, futurará…. A otro que también le gustaba crear verbos, en este caso inglés, me pasó la siguiente frase del presente al gerundio; “Salgo de la habitación” y su frase fue; “Salgo de la habitaciendo”
    El último; presente del verbo pedir; pedo, pedes, pede….

  8. La verdad es que me ha hecho buena gracia el post y las ocurrencias, que además no tengo por qué creer inciertas. Parece que los científicos son humanos, ¿no? Y el mundo de la ciencia está lleno de cosas “humana, demasiado humanas”, ¿no?
    Lo que no me resulta tan divertido del mundo científico es del inmenso éxito y predicamento que sus representantes en la tierra ( ) han demostrado en los dos últimos siglos que tiene la idea: “si se puede, quiero hacerlo”. Y todo en aras de “la ciencia”, “el legítimo afán por conocer”, “el legítimo afán por dominarlo todo para los fines de la humanidad”, y otras ideas dominantes que ensalzan la sacralizada (por el cientificismo) “voluntad de poder”. ¿Ejemplos? Pues cualquier descubrimiento o invento que se quiera, de forma inmediata, esto es, pasando por encima de cualquier otra reflexión que se aparte del sacrosanto “método científico”, poner en macha, sin más miramiento que la “gloria de la voluntad de poder a la quemucho científicos sirven de la maera más servil: experimentaciones con transgénicos, con armas biológicas (a ocultas de cualquier control democrático, claro), con máquinitas que emiten ndas sin antes haber prbado efectos posibles en el cerebro o resto del cuerpo human, o resto de los seres vivios incluidas las plantas, etc, etc, etc.
    Hay que rescatar el pensamiento de su identificación plana e ignorante con el método científico. El método científico no piensa, se limita a aplicar unas reglas y si para ello ha de poner todo el universo a los pies del laboratorio o del científico, sean cuales sean las consecuencias o posibles efectos “colaterales” pues se hace. Desde el “frankenstein” de Mary Shelley hasta nuestros días, hemos visto el la lteratura avisos más que ejemplares, claros e inteligentes que proclaman la necesidad de que también la ciencia, como toda otra empresa humana (y uso la palabra empresa con toda la intención aquí) se ponga bajo el control del pensamiento ético y de las instituciones democráticas independientes y verdaderamente al servicio de los ciudadans. Ya está bien de dominio técnico-científico y ese arrogarse tener toda la verdad y nada más que la verdad. Pues no, no la tienen. No toda, No tanta. No así.

    • Ya tardaban en llegar… Mucha palabrería barata, con escaso fundamento y viniendo de personas que critican la ciencia, malmetiendo desde una manida ética de parvulario, pero aprovechando para ello todo lo que ésta ha puesto bajo sus manos. Nada nuevo bajo el sol. En cuanto al post, muy bueno y me atrevería a decir que real como la vida misma. De hecho mi antiguo jefe es el organizador de un congreso internacional que, casualmente, se celebra en el caribe mexicano durante el verano. ¡¡Qué coincidencia!!

      • “Tardaban”, dices. “Malmeter”, dices. “Ética de parvulario”, dices. “Con escaso fundamento”, dices… Bien, empecemos a pensar un poco: ¿A qué colectivo fantaseas que pertenezco y que según tú estaríamos siempre dispuestos a escribir en estos foros para “malmeter” con “escasos fundamentos”, como tú dices?
        Mi poco crítico, por tanto tendente a sectario y algo paranoide Montenegro: voy a responderte, pero junto a los que más abajo sacan de sí lo peor del sectarismo cutre que se destapa con insulto canalla y la rápida descalificación por haberse uno (en este caso yo, que ya sé que no es nada personal, faltaría más) “atrevido” a hacer crítica a la “ciencia” y los “científicos”.
        Nada como hacer crítica (incluso con educación y cierto esmero y cuidado en la expresión como es observable en la mía) al rey absolutista, al dios modernos, para que los feligreses de la parroquia se lancen con su metralla de insultos (más abajo: “cacho carne”, etc) mostrando dos cosas: cuánto apego sectario a una doctrina, qué falta de materia gris pensante.

      • El hacer refelxión sobre la moral de los cientificos, no lleva a aceptar el integrismo relijioso. Una cosa no lleva a la otra. No me extrañaría que tú, fueses uno de eso cientificos, “neutros”, que están x encima del bien y del mal. Todo en pos del saber, y no sabes ni quien eres tú.

      • Identificar crítica a la ciencia con feligresía religiosa y más de la forma atuomática y gratuita con que lo acabas de hacer, te pone con autoridad del lado de los que se apartan de un diálogo pensante. a los pensantes, que los hay, les respondo más abajo. A ti, te deseo… lo mejor para ti: que leas mejor escuches mejor y dejes por unos momentos tus rápidas, cómodas, bien aprendidas y simplonas identificaciones y meterte de verdad a pensar.

    • Espero que, detrás de tan profundas palabras, haya un comportamiento acorde. Es decir, que no uses coche hasta para ir a sacar dinero, que tengas tu propio huerto para poder huir de los, según tú y sin ningún fundamento peligrosísimos, productos transgénicos o que, por supuesto, ni se te ocurra tomar un medicamento.
      Antes de hablar es mejor conocer y, aunque por supuesto que habrá científicos sin moral, la ciencia intenta mejorar nuestra vida y arreglar lo que ya se ha estropeado de ella, generalmente por motivos económicos y no científicos.

      • Hola. Mis palabras no son profundas, al menos en su logro: no es más que un post, algo largo, eso sí, pero que solo quiere introducir, al menos algo, la sospecha razonable de que la ciencia no es el no va más del saber humano. Por cierto, muy en consonancia con el post de origen, que nos muestra a muchos científicos haciendo tonterías y hasta barabridades, que tinen gracia leídas, pero seguramente no tanta cuando uno se pregunta: ¿será lo habitual proceder de forma tan poco rigurosa y hasta groseramente frívola con respecto, no ya a los “enemigos” críticos de la sacrosanta “ciencia” sino con respecto al propio métodos científico que se les enseñó en la academia?!
        Pero contestaré mejor más abajo, a algunos que quiere/n pensar conmigo en son crítico (que no destructivo) hacia la ciencia. De momento, decirte que tu identificación no tiene fundamento (algo parecido a lo que le pasa a Montenegro): no por criticar a la “ciencia” uno puede legítimamente ser puesto sin más en un bando de retrógrados enemigos de la tecnología (tus ejemplos, qué casualidad?, son todos de usos tecnológicos de la ciencia, que es lo que se suele destacar de ella, y publicitar). sí, me sirvo, y con gusto además, de los adelantos técnológicos. me encnatan, de hecho. Nada incoherente con… pensar. Un saludo.

    • Menudo cacao mental lleva el muchacho. Te explico, yo trabajo. Me gusta. Me publican. Me creen. Me lo creo. Me animo y por último vuelta a empezar. Te enteras, no tiene que ver con extraterrestres ni dioses, lo juro con la mano encima de la biblia. Ja

      • Sería menos cacao mental, Soraya, si te expresaras bien. Haciendo clara referencía a que te refieres. A quien te diriges. Y explicando mejor que estas diciendo. Si, cuando publicas te expresas de esta forma, el creerte ha de ser acto de fe. Y la fe, ya sabemos lo que es: ni fu ni fa. Y, una vez de creida la fe, de hay, derivas lo que te de la gana.

      • Kuhn, independientemente de tu opinión, con la que no estoy muy de acuerdo, haz el favor de antes de críticar cómo se expresan otras personas, vigiles tu ortografía, pues es bastante deficiente. Gracias.

      • Gracias por lo de muchacho. Respondo a quien se detiene un poco a leer y relfexionar. te lo acosnejo también. más abajo respondo a wewe0

    • Por supuesto que estás en todo tu derecho de expresar tu opinión, como cualquier ser humano. Eso no te lo va a negar nadie, y yo soy el primero que defenderá tu derecho a decir lo que te plazca.

      No niego tampoco que no tienes parte de razón: existen alimentos transgénicos que están hundiendo la economía de países enteros, existen armas diseñadas para hacer el mayor daño posible sin llegar a matar, y existe toda una larga lista de cosas malas malísimas que jamás deberían haberse inventado.

      Pero juzgar el todo por la parte es no sólo un feo defecto sino también un peligroso error de razonamiento. Es el mecanismo mental que genera los comportamientos racistas, los agravios comparativos o las desigualdades. Yo soy científico e investigador, y elegí este camino en lugar de dedicarme a usar mis conocimientos para ganar dinero a expuertas mientras tumbaba empresas y ponía contra las cuerdas a gobiernos. No quería entrar en ese juego, y por eso ahora ayudo a desarrollar una manera de que personas que han sufrido una ampotación puedan tener una prótesis que muevan a voluntad, como si hubieran recuperado su(s) brazos(s).

      Mi trabajo consiste en poner mi granito de arena para ayudar en la medida de lo posible a hacer la vida de los demás más fácil. No puedo hablar por nadie más que por mí, pero pondría la mano en el fuego asegurando que todos los científicos e investigadores que conozco (que son muchos) rechazarían realizar una investigación a sabiendas de que las intenciones son las de hacer daño.

      Trabajamos en pos de la verdad, es cierto. Porque creemos firmemente que sólo el conocimiento da la verdadera libertad. La libertad es una moneda de dos carasa: siempre lleva aparejada la responsabilidad de cargar con las consecuencias de los hechos libremente acometidos, de las decisiones libremente tomadas. Yo pienso que quien no conoce las consecuencias de las decisiones que puede libremente tomar no es realmente libre. Por ello creo que sí, que la ciencia ha de experimentar para hallar la verdad, sea esta la que sea, y así dotar a cada ser humano del conocimiento que le permita tomar libremente y de manera consciente las decisiones que deba tomar.

      Sí, existen científicos, investigadores e ingenieros que sólo piensan en ganar dinero, caiga quien caiga. Como también hay economistas, políticos, abogados, jueces, tenderos, albañiles, músicos, etcétera, etcétera, a los que sólo les importa ganar dinero, sin miramiento alguno hacia los demás. Pero eso no significa que todo científico, todo investigador, todo ingeniero sea un tirano, como tampoco es cierto que lo sean todos los economistas, políticos, etccétera, etcétera.

      Conocimiento y ética son los pilares sobre los que se asienta la ciencia. Como son los pilares sobre los que debería asentarse cualquier ser humano a la hora de tomar libremente cualquiera de sus decisiones.

      Espero que no te ofendan mis palabras, que te hagan pensar, y que si de algo te han servido, las guardes bien en tu corazón.

      Un afectuoso saludo.

      • Hola wewe0:
        para nada me ofenden tus palabras. Las tomo con mucho agrado. Es gustoso recibir un discurso tan largo. Hay gente que se plantea cosas.
        Eso sí, me dejas no estar de acuerdo con la Verdad, que tú tan ligeramente proclamas. Y por supuesto con tu verdad.

        En el primer parágrafo, donde defiendes la libertad de expresión de cada ser humano, tu tono denota que no todas los opiniones valen lo mismo, con lo que estoy de acuerdo, pero denota a su vez, que la tuya es infinitamente superior, pues como tu dices en el último parágrafo, tus sabias palabras, harán pensar y podre guardarlas, cual tesoro divino en el mio corazón. Que despotismo barato.

        Sí toda tu ética se basa en la distinción de buenos y malos, de vendidos al capital sin escrúpulos y, tú y los tuyos, idealistas bienechores de la humanidad, me deja mucho que desear ese lema que proclamas para la ciencia: conocimiento y ética(pensamiento racional sobre la moral, eso mejor lo dejamos para los filósofos). Y, por cierto, esa dicotomía tan radical, es la que crea: “Es el mecanismo mental que genera los comportamientos racistas, los agravios comparativos o las desigualdades”. Tus propios imperativos categóricos se vuelven contra ti, tu que eras regla de la ética.

        Y tu discurso sobre la verdad, la libertad a través del conocimiento, la responsabilidad de la libertad, y toda esa plabrería positivista, se termino con la segunda guerra mundial. Te recomiendo como bibliografía básica: desde Bacon, todos los escritos desde el renacimiento, hasta pongamos Th. W. Adorno.
        Tu discurso va 100 años atrasado. Pero bueno, tu continua experimentando.

        Gracias por descontado por tu labor como científico.

        Un saludo!

      • Hola. en primer lugar, muchas gracias por pararte a leerme de vedad y no como hacen otros y otras por aquí. En fin, no quiero tener más protagonismo que cualquier otro aquí que le guste pensar y razonar. Pero es que observando la cantidad (que no la calidad de la mayoría) veo que mi modesta intervención ha tenido mucho “éxito”, aunque más valdría menos “éxito” con comillas y más lectores y escribidores como tú.
        Al grano y por lo que tenemos entre manos: primero, yo no he llamado tiranos a los cientítificos y no me he metido siquiera con el afán de lucro. He dicho que la llamada “ciencia” está hecha de actividades humanas –como muestra el post de origen, aunque en clave desmitologizadora, a juzgar por el subtítulo de la noticia y con las anécdotas que se exhiben de las tonterías y hasta barbaridades que pueden hacerse diariamente en las actividades llamadas científicas. Que la ciencia, como actividad humana, es histórica no creo que lo ponga nadie en duda. Es decir, con un origen en una geografía (Europa), una época (siglos XV a XVIII) y unos condicionamientos que da la mentalidad, cultura, política, economía, etc de esa época y región del mundo. Con sus debilidades y capacidades. Que la ciencia no es un saber “puro”. Que lo puro es, si es que existe (?), cosas no de este mundo sino de “otros” de los que no quiero ni saber, pues los dejo a los religiosos o metafísicos de cualquier signo y con tods los respetos (en principio, al menos). La ciencia no es pura, sino que ya nació con marcas. En concreto, las marcas del paradigma matemático-platónico de la concepción de la naturaleza y el saber, que Kepler, Galieo y Newton contribuyeron grandemente a dejar instauradas de manera más o menos permanente en la forma del método científico que nos ha llegado hasta nuestros días y que los científicos se supone (hasta que uno lee noticias como las que iniciaron estos comentaris) que rigurosamente aplican para descubrir leyes o fomras técnicas de aplicar leyes. dicho sea todo esto con la aproximación ligera que permite este medio.
        Dicho método científico no es “puro”. Es una construcción histórico-epocal, como toda adquisición cultural humana, y como tal, contiene unos cuantos, yo y otros dirísmo muchos, presupuestos (prejuicios) epocales y culturales, filosóficos, que conforman los necesarios prejuicios de la ciencia, sin los cuales la ciencia no existiría ni menos aún podría llevarse a cabo diariamente. Son presupuetsos necesarios para examinar, hacer hipótesis, comprobar, etc: es decir, para aplicar, incluso con rigor, el método científico. Son prejuicios de alta enjundia, diríamos, fundamentales: son el fundamneto de la misma ciencia y los contine el propio método científico. Porque los métodos no son puros, son construcciones humanas, contienen instrucciones acerca de cómo acercarse a las cosas del mundo, de cómo tratarlas, examinarlas, etc. contienen hasta prejuicios acercadel propio sujeto de experimentación: el /la científica. Prejuicios acerca de qué es lo real o la realidad, presupuetsos no físicos (por tanto, metafísicos) acerca de qué cabe contar como “hechos” y qué no, etc. etc. Todo eso forma parte tan sustncial de la ciencia occidental moderna y contemporánea como el agua y la tierra lo son de una vasija de barro, por decirlo de algún modo.
        Digo que la ciencia no es pura por ello, porque es histórica y porque contiene pensamientos no pensados por ella, a veces hasta impensables por los formados académicamente como científicos. ¿Cuántas facultades de ciencias serias en este país tienen en su currículum materias de historia o filosofía de las ciencias que enseñan? Creo que serían contables con los dedos de una mano. Y apuesto además a que se las considera y trata como verdaderas “marías”, es decir, con descuido y altanería.
        Nada más triste que observar a personas formadas académicamente que no tienen ni idea de la historia de su ciencia, de sus orígenes filosóficos e incluso míticos, de las vicisitudes de su formación hasta hoy día, de lo mucho que deben a presupuestos impensados por las facultades de ciencia en pleno… sencilamente porque los supuestos de una ciencia no pueden ser científicos, sino meta-físicos en sentido estricto (es decir, kantiano), infundamentables, incomprobables con el método científico que ha de partir de ellos, pero nunca puede él juzgarlos, pues se salen de su ámbito.
        El ámbito de la ciencia no es todo. Por lo menos sus fundamentos no pueden ser científicos -y a quien no o comprenda le invito a que se lea cualquier manual, que los hya muy buenos, de filosofía de bachillerato en su sección de filosofía de la ciencia. Y si los fundamentos de lo científicamente comprobable no es científicamente comprobable, tenemos que la ciencia no es la reina de los mares de los saberes. Es solo un tipo de saber que depende de cosas aún más fundamentales para ser, para existir, no digamos ya para desarrollarse como tal.
        Pero además de todo esto implícito en mi anterior post, dije que la ciencia contiene una profunda tendencia a ponerlo todo bajo la voluntad de poder que manda desde hace siglos a occidente ponerlo todo, toda cosa y todo ser, vivo o inerte, grande o pequeño, al servicio de su ilimitado afán de dominación: dominación por el conocmiento, por la clasificación, por la reducción del espacio y el tiempo a números, a geometría, por la reducción de todo a los estrechos límites de lo analizable por el método científico.
        de ahí que diga que la ciencia 1) no piensa (pues deja lo fundamental impensado) y 2) tiene tendencias a sojuzgar la naturaleza y el universo que estudia al conenvertir todo lo que toca en “objeto” examinado por un “sujeto” y, más aún, en “ente disponible”, “existencia” en el sentido de “almacén de mercancías o recursos” -da igual que se trate de animales, piedras o el planeta o exoplanetas y galaxias enteros: nada escapa a su afán por reducir a cosa controlable y “útil”. Los resultados de tamañan empresa, digna a veces de las más espectaculares hazañas noveladas, lo tenemos en el estado en que la técnica de occidente y su globalización está dejando al planeta. ¿Son culpables los cientificos bienintencionados, que son la mayoría? No se trata de “culpas”. Se trata de empezar a ver que desde su origen histórico, la ciencia occidental sirve a unos amos que ni conoce ni puede reconocer. Unos amos que ríete de Yahvé y sus siete plagas. Unos amos que algunos pensadores condensan en el concepto “voluntad de poder” y que toda la ecología profunda intenta analizar, poner en evidencia y buscar alternativas. Llamo ecología profunda la que intenta pensar las raíces últimas de la barbarie ecológica protagonizada por la mentalidad tecnlógica a la que sirve la ciencia occidental (ya mundializada) desde sus propios orígenes (sin saberlo) en los siglos XV a XVIII y sus desarrollos en el XIX hasta hoy.
        Voy a añadir: el paradigma del que depende, por época y geografía, el método científico que constituye el núcleo medular de la llamada “ciencia” moderna y contemporánea, no es solo el paradigma de la matemática y la experiemntación. Es que éstos mismos dos pertenencen a otro aún más amplio y arraigado desde la misma Grecia antigua con Platón y Aristóteles: paradigma epistemológico de sujeto-objeto, como se suele llamar. Precisamente el aquí nombrado Heisenberg, en física cuántica, dio un buen impulso desde su ámbito de especialidad, a hacerlo ver y a advertir a la comunidad científica que, de no tomarlo en cuanto como paradigma impensado hasta ahora por parte de la ciencia, caemos en el riesgo de solo estar montando castillos en el aire… al menos a nivel teórico.

        Claro, los llamados “avances” tecnológicos, que aparecen como los hijos de la “ciencia pura o teórica” (cuando en realidad ésta ni es pura ni es madre sino hija dependiente de la mentalidad tecnológica del “¿se puede? Pues se hace”) brillan tanto que ciegan. Yo mismo soy muy aficionado a los cacharrines informáticos, que es “lo más2 en desarrlllo tecnológico hoy día. Pero ciegan a la inmensa mayoría, incuidos los científics: le hacen juzgar que la verdad está en los resultados, presuponiendo que la verdad tiene, sobre todo, que ver con los afanes de la voluntad de poder y dominación del mundo. Pues bien, parece que no solo algunos pensadores como Heisenberg y filósfos como Nietzsche, Heidegger, Kuhn (no el comentarista de auqí, claro, con todos los repstos, aunque me cae simpático ya desde el nick creo que conscientemente elegido por él), Feyerabend, etc etc…
        Bien, pensemos…

    • Uhm… he entendido bien y criticas que se usen ondas de no se qué historias para fines científicos en lugar de probarlas primero con cerebros humanos? Con un comentario tan hitleriano intentas convencer a la peña? Chapeaux…. Miaque me estaba riendo con este post hasta que ha llegado el monaguillo este…

      • jkarl. Gran lección. Pareces el escritor de la “gaya ciencio” o “la ciencia jovial”.
        Aún quepodría tomar una linea argumental distinta a la tuya, en vez de Heidegger Adorno, estoy de acuerdo en lo básico.
        Gracias por compartir tu saber. Aún que el tono es un poco agresivo.
        Y sí, mi nick es a propósito del tema. El único con bagaje.

      • Kuhn, yo he sido testigo de la realidad de alguno de esos post graciosos, y como científica, me he negado a participar de ello. Desde ‘dentro’ también hay algunos que se rebelan e intentan hacer reformas. Creo que la ciencia evoluciona gracias a nosotros y sinceramente, ojalá todos los colectivos cultivados así lo hicieran en lugar de mantener opiniones ancestrales. Por otro lado, me sorprende que alguien que (corrígeme si me equivoco) no pertenece al colectivo ‘científico’ ponga en duda la liturgia con que se hace ciencia. Como puedes ver, soy muy crítica, pero con mi trabajo (UNA VIDA DE ESTUDIO) y no el de los demás. Un saludo.

      • Anónimo, ¿insinúas que cualquiera que no se dedique a la ciencia no tiene derecho a opinar ni capacidad para formarse una opinión? Inquietante.

      • Musgo, todo el mundo puede criticar en base a un conocimiento sobre lo criticado,(yo soy el primero que critica el método científico). Y este es un post de risa, pero lamentablemente la risa es la que me hace ver artículos con un coeficiente de variación de 60% con N=3

      • Uau, eso suena a otro insulto… ¿Dejaréis ya los aficionados 8enter los que me cuento) y profesinales de la ciencia de defenderos como verduleros de mercado que ha tocado a su dios? Id al contenido de las cosas. que el post sea de risa está muy bien; que la risa no tiene por qué impedir ir algo más allá, también está muy bien, ¿o no te gusta ir más allá de la risa? Pues vale, pero no insultes, hombre, que quedas fatal, y flaco favor haces a lo que estimas defendiéndolo así.

    • Pues a mí, fíjate tú, me apesta a fascista… ese tufillo de los foros temáticos en los que cualquiera que exponga una opinión discordante es sistemáticamente insultado y al mismo tiempo tachado de faltar al respeto por el mero hecho de atreverse a expresarla.

      Es triste que cualquier entrada de este blog que pretende ser humorística tenga que acabar así.

      • Gracias por defender la libertad de expresión. Es algo lamentable, pero hay que hacerlo hasta en foros pequeños como éste cada vez que alguien hace crítica (incluso aunque sea educada y matizada). El fascismo real es mucho más amplio que el observado y denunciado. Pero es que suele ocurrir con toda la realidad. Y lo más ridículo, para colmo, son los intentos de defender la ciencia con armas fascistas y sectarias, como haciendo de ella “la religión de la época actual”, el nuevo dios al que nadie ha de atreverse a tocar so pena de ser insultado y puesto en solfa como sospechoso de atrasado mental al lado del papa de turno o peor. Desde luego, poca formación pensante (filosófica) suelen tener los científicos en este país (y el resto del mundo). Suelen ser formados como técnicos especialistas en aplicar las reglas del método científico para producir… lo que sea. El caso es producir (luego dicen algunos que la ciencia es pura). Y eso es solo un dato sociológico.-académica bien comprobable a poco que uno se pasee por facultades y laboratorios. Así nos va. Razones de esta crítica, arriba, en contestación a wwe0.

    • Pero qué ignorancia! Tú debes de ser idiota completo, en su significado griego.
      Política la hacemos todo el rato! La pollítica no es un concepto exclusivo de las empresas privadas(PP,PSOE…). La política es la administración de la ciudad, entendida como lugar donde converge la sociedad, y eso esta en manos de todos. No deleges tanto.

  9. Creo que es auténtico que en los años 30, en una autopista alemana, un agente paró a Heisenberg por exceso de velocidad. “¿Sabe usted a qué velocidad iba?”, preguntó el agente. “No. Pero sé dónde estoy”, respondió Heisenberg.

      • Puees, estaría bien que lo explicaras anonimo, en vez de dartelas de superior. Así, todxs llegamos a tu nivel y podremos compartir, crear, y disfrutar más. Se solidarío anonimo y no tan individualista, clasista.

      • Kuhn:

        Vaya por delante un saludo. Te explicaré el chiste con mucho gusto.

        En realidad no es tan complicado. El principio de indeterminación (debido precisamente a Heisenberg) dice que no podemos conocer a la vez con exactitud la velocidad y la posición de una particula dada en un momento dado. Seguramente alguien puede expresarlo de manera más exacta que yo, pero esencialmente lo que dice es que cuanto con mayor precisión se mide la velocidad de una particula, mayor es la imprecisión con la que podemos medir su posición. Y viceversa: si medimos con mucha precisión la posición de una partícula, entonces no podemos saber con precisión su velocidad.

        Y ahí está el chiste: al decir Heisenberg que sabe dónde estaba (puede determinar con total precisión su posición), su velocidad es indeterminable.

        🙂

        Que pases un buen día.

      • No hace falta que sepas mecánica cuántica ni quién era Heisenberg para suponer a que se refiere el chiste. Si no, en lo que escribes “y?” escribes “Heisenberg” en google y te ahorras respuestas que no te gustan a tu duda tan concreta. Y no, no es del cristal de meta azul…

      • Jopee, me estáis haciendo llorar de la risa! Al pobre Alberto nunca se le hubiese ocurrido por donde iba a acabar este post!!

        saludoss

      • Se agradece mucho tu explicación. Una cosa que he aprendido.

        Aún que como chiste no tenia mucha gracia, pues teniendo en cuenta la teoría lingúistica de Paul Grice, el agente le podría haber contestado: tú, listillo, “el principio de Cooperación se concreta en una serie de categorías, denominadas máximas de conversación, las cuales describen cómo ha de ser lo que se dice en una conversación, para que ésta sea más precisa y menos ambigua:

        1. Máxima de cantidad: • Que su contribución contenga tanta información como se requiere • Que su contribución no contenga más información de la que se requiere

        2. Máxima de calidad (de veracidad) • No afirme lo que crea falso • No afirme nada de lo que no tenga pruebas suficientes 3. Máxima de relación (de relevancia) • Que lo que hable oportunamente sea relevante 4. Máximas de modo (modalidad, fundamentalmente intenta ser claro) • Evite expresarse oscuramente • Evite ser ambiguo • Sea breve • Sea ordenado Una vez planteada la teoría de Grice, podemos llegar a pensar que tenía una concepción un poco idealista y normativa de la comunicación, ya que continuamente el interlocutor, en una conversación normal, está violando dichas máximas. Aunque la teoría de Grice hay que verla también desde el punto de vista en el que no formula una serie de principios que deben imponerse a los participantes de una conversación para que se comporten de una forma u otra, sino es que principalmente una teoría de la interpretación de los enunciados. Además, según Grice, mientras no se violen abiertamente las máximas, toda persona sigue el principio de cooperación y de máxima. Cuando se viola una máxima no abiertamente, lo que hacemos es reinterpretar lo dicho, no sería contradictorio con el principio de cooperación sino que sería un nuevo contenido de significación . Aquí aparecen las implicaturas, que nos permiten cubrir las distancias entre lo que se dice y lo que efectivamente se comunica, es decir, lo que el hablante quiere comunicar. Si aplicamos estrictamente las máximas del principio de cooperación de Grice, parece que hablar es simplemente transmitir una serie de datos verdaderos y necesarios sin ambigüedad. El propio Grice se dio cuenta de que su teoría era insuficiente, que hablar era mucho más que dar/recibir una información y que, en efecto, hacían falta otras máximas, pero murió antes de que le diera tiempo a reformular su teoría”.

      • Por favor, no arrojar comida al troll dentro de la jaula. Advertimos que puede arrojar magufos a través de los barrotes de su prepotencia

  10. Menos comprobado está que en un tren de EEUU un estudiante reconoció a Einstein, y ni corto ni perezoso le preguntó: “Perdón, profesor, sabe usted si Nueva York pasa por este tren”.

  11. En mi laboratorio usamos politicos en lugar de ratas por un doble motivo:
    – Los cientificos se encariñan mas con las ratas que con los politicos
    -Las ratas se niegan a hacer algunas cosas que los politicos si estan dispuestos a hacer.

  12. Pues yo sí he hecho un estudio experimental con estudiantes de la universidad, y he utilizado la maquinaria que tenía disponible en vez de la que consideraba mejor, etc…. Estas cosas son reales como la vida misma… !!

    • Pues le respondo con mucho gusto señor Francisco Mercader: no, no me he equivocado. Fíjese que trata de ciencia y de lo que hacen los científicos, al menos a veces, que es de lo que trata la noticia de orugen, o el post de origen. claro, le doy contenido, no solo hablo por entretenimiento. Me gusta el pesnamiento y una de sis formas es hacer crítica razonable: la mejor manera que conozco de evitar sectarismos de “¿qué buenos somos todos los que pertenecemos a este mundillo, eh?” y demás banalidades. Verá usted, además, por la cantidad de respuestas a mi comentario, que la mayoría sí ha entendido que tenía que ver con el tema. No mucho más, pues la mayoría ha incmprendido una palabra de lo que quería decir. Por lo que pudiera haber sido por mi causa, me he tomado la molestia de aclarar cosas a wwe= (de los pocos que se han molestado en ser explicadores corteses y lectores… hasta ahora). Déjeme preguntarle a usted, por favor, por qué me pregunta usted eso. No creo que mi texto sea el colmo de la claridad, pero menos aún que sea tan oscuro como para no percartarse que trata de ciencia y de pensamiento y, es verdad, auqnue hace defensa de no identificar estas dos cosas de manera irreflexiva como se suele hacer, no trata (mi texto) ni de religión, ni de marcianos verdes. Encantado.

  13. Cuantas veces habremos sido conejillos de indias? Cuantas veces se darán resultados de análisis con reactivas caducados? Cuantas veces se habrán confundido etiquetas de las muestra analíticas? Muuuuuuuuchasssssssss

  14. Y tener como cámara oscura un cajón donde guardamos los guantes y para que no pierda humedad le ponemos una balleta villeda mojada, esto es así en mi curro para una de las pruebas que realizamos a equinos, en serio encima esa prueba tiene un FOR para que conste que hemos seguido todo el protocolo.

  15. Yo sí entiendo la crítica de Jkarl pero no creo que sea responsabilidad de la ciencia en sí misma si no de la soberbia de la mayoría de los que controlan las aplicaciones que la ciencia desarrolla. ¿Acaso podemos negar la falta de reflexión a la hora de aplicar los avances de la técnica?

      • Del que ejerce la ciencia lo dudo, más bien del beneficiario de esa ciencia y de su carencia o no de escrúpulos para usarla para algo bueno o malo…los avances y descubrimientos son necesarios para el desarrollo de la humanidad, la pérdida de moralidad y ansias de poder radican más bien en la naturaleza humana.

      • Por favor, no arrojar comida al troll dentro de la jaula. Advertimos que puede arrojar magufos a través de los barrotes de su prepotencia.

      • Trevice, me parece que aquí el troll eres tú. Deja que la gente intercambie opiniones, es saludable.

    • Por fin alguien que entiende algo, no eres el único, Francisco, pero madre mía, una crítica tan simple y la de ondas sectarias que provoca. Gracias por leer y escribir para aclarar.arriba le respondo a wewe0 de foma más extensa.

  16. Se suponia que yo tenia que matar a mis ratones de manera “incruenta” separandoles el craneo de la medula espinal manualmente. Finalmente lo tuve que sustituir por una mini camara de gas con cloroformo, ya que los cabrones me daban unos mordiscos….

  17. En las facultades de Psicología se usan mucho estudiantes de primero, son aún inocentes e inexpertos, y sólo tienes que darles algún punto extra para que colaboren.

  18. Tuve una novia hace un tiempo que trabajaba en un hospital veterinario en Londres, un dia fui a buscarla a su turno de noche, me sente en la sala de espera y al rato salio con una jaula y un pajarillo dentro, se acerco a un hombre que estaba al lado mio y le dijo “Le hemos curado la pata y dado antibioticos, si ve que se inflama o cambia de color vuelva otra vez” a la que el hombre contesta “si cambia el pajaro de color?” Yo ahi no pude contenerme y me parti de risa lo mas disimulado que pude, mi novia, acostumbrada a este tipo de cosas le dijo que no, que si cambiaba la pata de color volviera al hospital.

  19. Después de una semana ingresado en Hospital se dan cuenta que una de las pastillas se las han dado por error al de la cama de al lado. Como no le paso nada la cosa no trascendió.

      • Lo de pastillas intercambiadas en los hospitales es mucho más habitual de lo que la gente se piensa XD

    • A mí me dieron una vez (tras dar a luz) la pastillica de mi compañeraa de habitación, concretamente 80 mg de metadona, imaginaos el colocón: al borde de la sobredosis. Por suerte, no pasó de intoxcación y tras unas 20 horas de sueño, no hubo más problema.

  20. En un Hospital le ponen por error a una mujer un enema de formol y no te quiero contar lo que la pobre mujer pudo cagar y como le quedo el recto…….Aún me parece estar oyendo el grito que dio.

  21. Muy bueno todo. En mi caso, puedo decir que un motivo muy importante para el desarrollo de nuevos materiales cerámicos siempre ha sido que el dueño de la empresa no pagaba a los proveedores de materias primas, con lo que me tocaba reformular cada dos por tres todo…

  22. Bueno, descubrir neutrinos taquiónicos gracias a lo que resulto ser un cable desconectado tampoco estuvo mal. Y fue patéticamente real (el cable, los neutrinos no).

  23. Mi contribución al anecdotario: siendo profesor de filosofía de bachillerato (lo he sido por 25 años), tenía un compañero bastante mayor que yo, profesor de fisica, reputado como buen profesor, o buen especialista por lo menos en su materia, del que me decían los alumnos en clase que él a ellos les decía en la suya cosas como: “la filosofía son puras entelequias” o “verborrea inútil” y esas cosas.
    Un día tuve el timpo y la generosidad de darle una lección -y gratis- acerca de la historia de su propia materia. Le dije que si Galileo Galilei, padre del método científico moderno, no hubiera sido un renacentista imbuido del platonismo que en esos momentos emergía con fuerza frente al dominio secular de Aristóteles en los siglos medievales de la filosofía cristiana europea, él, profesor de física, no enseñaría ni de lejos lo que estaba enseñando a sus alumnos. Por sus preguntas (fue muy educado y yo también todo el tiempo), demostró que no conocía a Galileo y su lectura del mundo, las bases platónico-matemáticas de su concepción del saber y del método adecuado al saber, y me acabó agradeciendo la información de que, sin filosofía platónica (que era lo que estaba yo dando en esos momentos en clase) el método científico nunca hubiera existido, al menos no en la forma en que se construyó entre los siglos XV y XVIII. en descargo de este compañero profesor, hay que añadir que su desconocimiento de la histria y origen de su propia materia no es algo que solo le competiera a él. al contrario, de hecho es un desconocimiento que está firmemente arraigado en las facultades de ciencia de este país y del mundo entero. Como si para ser científico o hacer física no hiciera falta saber un gramo de historia o de filosofía de la física. Y es que va a ser verdad (quizás?) lo que Heidegger ya denunció, incluso teniendo a Heisenberg entre sus interlocutores más señalados en algunos de los cursos de aquél: que la ciencia moderna, lejos de ser la madre de la tecnología, está al servicio de ella, y ello desde sus orígenes, y ello incluso a pesar de las buenas intenciones y la conciencia de los científicos. pero… no todo es consciente en este mundo. Y ya sabemos lo que a la tecnología le importa la “verdad” de las ocsas: ella solo mide medios, no para mientes en fines, y que le den resultados… ¿Os suena? Justo el pensamiento úncio imperante: cálculo de rentabilidades. Eso también domina en ciencia -y ello a pesar d elas buenas intenciones ncluso muy morales, de los estudiantes y ejercedores de la ciencia. Pero es que está en su historia, en sus genes, en su mismo método (vulgarmente) sacralizado….

  24. Qué placer leer un rato tan largo, cuanto extrañaba una buena argumentación, enhorabuena jkarl, aunque también he agradecido el receso, llegando al punto de gótico flamíngero, de vuelta al anecdotario de laboratorio (es genial, mi madre trabaja en el laboratorio de análisis clínicos del CHUAC (que ya tiene miga) y se pasa la vida persiguiendo enfermeras y R-lo que sea, que equivocan y se lían con los protocolos de entrada de análisis de los centros de salud regionales), creo que la “conversación” (y me da miedo utilizar comillas porque temo que alguien haga una disección semántica de conversación, esa otra ciencia, la semántica claro, a la que solo le hemos acariciado los volantes!!) ha sido interesante aunque jkarl, no sé si nadie te ha inspirado realmente el suficiente ardor guerrero de palabra bien colocada, me daba más bien la sensación de un pastor tratando de organizar un rebaño de ovejitas aterrorizadas porque no se le ocurrió mejor idea que ponerse un sombrero con orejas de lobo y la ha liado parda, juas! o quizá es que te pone, a mi me pondría la verdad. jejejeje. Felicidades a todos, ovejas, corderos, dollys, ay, olvidé el nombre de la vaquita argentina clonada! y claro, lobos feroces!

    • Bueno. Me encanta tu comentario a mi comentario 🙂 y el sentido del humor, excelente. Es verdad q quizas estuve algo agresivo en el “tono” la primera y q quiza tambien se podia pensar q la causa (ocasion, mejor) no era para “tanto”. Pero creo realmente q la ocasion si es buena. Lss anecdotas sobre cientificos trabajando en lo suyo y siendo poco rigurosos (cuando el rigor es uno de los valores q mas vende el discurso de la ciencia y no solo el cientifista), añadido al prologo q habla del buen predicamento q tiene la ciencia en nuestro pais (en las clases populares sera, claro, q a la vista está q entre los mandatarios, poca) me estimulo a hacer un segundo intento aqui de exponer la diferencia entre aplicar metodo cientifico y pensamiento (diferencia no es oposicion, pero ya pude explicarlo en la larga segunda redaccion). Gracias por tu buen humor y el desenfado q tan bien viene siempre para escucharse e intercambiar ideas. Un saludo

    • Es verdad. La separacion ciencia /vida y mas ampliamente aun, pensamiento especializado/vida, vino ya de la mano de la especializacion. Ya desde la ordenacion academica de los saberes en Grecia antigua von Plston y Aristoteles y no digsmos con el impulso srpsrador q el método científico dio a las ciencias naturales respecto de la filisofia e incluso de lss ciencias humanas y soviales en el siglo xviii y xix. En Oriente no se produjo nunca tal sepsracion entre saber y vida. La figura del sabio, el q súna en sí conocimiento teörico y digamos experiencial o vivencial pudiendo ser no solo profesor sino maestro de vida con su propio ejemplo de vida y conducta, figura q le cabe bien a Socrates, se reivindica hoy día en ciertas corrientes emergentes del pensamiento que abogan por el paradigma de la complejidad, los paradigmas holísticos y los modelis de enseñanza-aprendizaje interdisciplinarios, pero son siempre intentos respecto del inmenso poder de la tecnificacion y especializxcion de los saberes.

  25. Alberto, tu blog es estupendo. Cuidado con “honest”= honesto. ¡Es “sincero”! Y la diferencia entre honesto y honrado ya la explicó Salvador de Madariaga hace casi un siglo: arriba o abajo de la cintura.
    Muchas gracias por el blog.

  26. En Ciencias Sociales, por supuesto, también nos pasan cosas así. Sacado de “El oficio de científico” de Pierre Bourdieu, en referencia al lenguaje oculto en los artículos:

    l. Sabemos desde hace tiempo… II No me he tomado la
    molestia de buscar la referencia.
    2. Aunque todavia no sea posible ofrecer unas respuestas
    definitivas a esas preguntas… II El experimento no ha
    funcionado, pero he pensado que, por lo menos, podría
    aprovecharlo para unapublicación.
    3. Han sido elegidas tres de las muestras para un estudio
    detallado… II Los resultados de las otras carecían de
    todo sentido y han sido ignorados.
    4. Dañado accidentalmente durante el montaje… II Se
    cayó al suelo.
    5. Degran importancia teórica y práctica… II Interesantepara
    mí.
    6. Sugerimos que… Sabemos que… Parece… II Creo.
    7. Se cree generalmente que… II También lo piensan
    otros tíos.

  27. Un saludo a Kuhn, al que respondo aquí por alusiones.

    He de decir que me sorprende tu comentario (en el que te dirijes a mí) por un doble motivo: el primero es porque no esperaba tu respuesta: mi comentario no iba dirigido a ti, sino a jkarl. Si en algo te han molestado mis palabras, siento que te hayas llevado esa impresión, porque repito que mi comentario iba dirigido a jkarl (de hecho, el botón de “Responder” estaba en su hilo, no en el tuyo). En cualquier caso, tu respuesta me ha hecho pensar bastante. Quisiera compartir contigo algunas reflexiones.

    Cuando era más joven, era bastante poco razonable. Mantenía mis posiciones en las discusiones aun cuando empezaba a pensar que no llevaba la razón. Cualquier cosa antes que dar mi brazo a torcer. Una discusión era para mí una pelea dialéctica, y a nadie le gusta perder una pelea.

    Pero me metía a estudiar matemática, y la fuerza de la lógica (y la inteligencia de personas mucho más inteligentes que yo) me hicieron ver lo estúpido de mantener una posición sólo para ganar una discusión. En unas cuantas ocasiones (al principio de mis estudios) mantenía ciertas posiciones (opiniones basadas en la intuición) frente a otras personas que con más conocimientos y más inteligencia, defendían la posición “verdadera” (en un sentido que luego si quieres comentaré). Era doloroso tener que reconocer que estaba equivocado, pero así es la matemática: no se vende ni se deja torcer.

    A base de ese tipo de palos, comprendí que era estúpido querer ganar una discusión cuando uno no lleva la razón. Desde entonces, cuando discuto con alguien y veo que lleva la razón, lo reconozco. Con ello además aprendo algo. Para mí una discusión ya no es una “pelea dialéctica” a ver quién tiene la razón, sino una exposición e intercambio de ideas, de forma que si la otra parte presenta alguna idea que considero mejor que la mía, no tengo el más mínimo reparo en reconocerlo y asumir ese punto de vista.

    Con el tiempo aprendí también algo de lógica formal, y pude poner en orden ciertas ideas sobre verdades eternas y relatividad. Las ideas difusas sobre que todo es relativo y que no existen verdades eternas e inamovibles encontraron un marco en el que podía expresarlas con precisión, y por lo tanto razonar mejor sobre ellas.

    Con todo esto aprendí algo de lo que estoy completamente convencido: que uno nunca puede pensar que tiene razón, que está en posesión de la verdad y que los demás están equivocados. En primer lugar, porque la verdad absoluta (esa “Verdad” que acertadamente escribes con mayúsculas en tu respuesta), seguramente, no existe (y digo “seguramente”, porque afirmarlo categóricamente sería ya dar por sentado una verdad, la de que la verdad no existe). Que a lo más que puede aspirar uno es a demostrar que algo es válido (en el sentido de validez lógica) en relación a otras afirmaciones. A base de admitir uno siempre ese mismo marco de referencia, adquiere la fea costumbre de asumirlo implícitamente cuando habla con otra persona, o cuando expresa sus ideas.

    Yo pienso que la verdad a la que me refería en mi post original, la que buscamos todos los científicos, no es la Verdad con mayúsculas. Es la validez lógica, la coherencia sintáctica interna de la argumentación científica. La semántica, el contenido de toda esa argumentación, lo pone cada uno dentro de su cabeza.

    He de agradecerte tu respuesta. Lo digo alejado de cualquier tufo de ironía, con total sinceridad. Si has leído en mi post la arrogancia que me achacas (y no tengo motivos para dudar de que así sea), es que no me sé expresar bien. Es mi fallo, lo reconozco, y te agradezco que lo hayas señalado. Vuelvo a decir que en mis palabras no hay ningún rastro de ironía, de malicia o de segundas intenciones. Hace tiempo que aprendí que las palabras, además de un significado, tienen una forma, y que lo importante de un mensaje no es lo que el emisor quiera decir, sino lo que el receptor comprenda. Es por tanto responsabilidad del emisor expresarse con la suficiente claridad como para evitar este tipo de malentendidos.

    En tu post hablas de que por mi tono, deduces unas ciertas cosas. He de decir que tus deducciones no son acertadas (o al menos yo no me veo a mí mismo tal y como tú me describes por lo que juzgas de mi tono). De nuevo el fallo es mío: si me hubiera expresado con mayor claridad tal vez no habías sacado esas conclusiones. En mi descargo he de decir que empiezo a pensar que es una condición intrínseca a los foros y secciones de comentarios, una consecuencia de la economía del lenguaje. Pero sí, es cierto, una vez leído de nuevo mi comentario, da la impresión de que estoy juzgando.

    Yo no creo en buenos y malos, no pienso que existan personas que la humanidad se divida en bienhechores y vendidos al capital, parafraseando tus palabras. Pero sí es cierto que por como me expresé, parece que así lo creo. Lo que pienso es que todos somos responsables de nuestros actos, de nuestro comportamiento, y que hay quienes eligen buscar mayormente su propio beneficio, y quienes eligen trabajar en beneficio de todos. Ni siquiera pienso en ello en términos categóricos, pienso que en algún momento de nuestras vidas todos hemos sido seguramente tremendamente egoístas, y que en algún momento todos hemos hecho también algo tremendamente altruísta. Pero lo importante es la tendencia, la norma interna por la que uno rija su comportamiento de manera habitual. Y eso sí que crea sujetos egoístas, que tienden a buscar habitualmente su provecho personal, y otros sujetos altruístas, que tienden a aplicar su talento, su tiempo, su esfuerzo y sus posibilidades a ayudar a los demás (o a la sociedad en su conjunto) sin esperar por ello recompensa o reconocimiento.

    Lo que sí tengo es una serie de ideas muy claras sobre cómo funciona el mundo, cómo de hecho no funciona, y cómo podría funcionar dadas las condiciones adecuadas. Eso desde luego son opiniones, y de mis palabras puede desprenderse fácilmente cómo me decanto. Pero te puedo asegurar que tengo muy claro que son opiniones, tan acertadas o equivocadas como las de cualquier otra persona, y que en este campo, como en todo lo demás, soy muy consciente de que puedo estar (y seguramente lo estoy) muy equivocado. Eso no quita para que defienda esas ideas de manera behemente.

    Por cierto, con respecto a mis ideas epistemológicas y lo anticuadas que puedan estar, no tengo una opinión firme al respecto. No soy positivista, a pesar de lo que por tus palabras parece que lo piensas. Pero soy científico, y me preocupan las implicaciones prácticas que la ciencia tiene a la hora de formar a la opinión pública respecto a ciertos temas. Lo cierto es que no me interesa demasiado discutir sobre si la Ciencia ha de ser o no la única fuente de conocimiento del hombre. Eso lo dejo para otros. Lo que sí me interesa más es comprobar como la ciencia es deformada de cara a la opinión pública para favorecer unas posturas politico-económicas u otras: cambio climático, aborto, ingeniería genética, eutanasia, fracking (extracción de gas del subsuelo de “pequeñas” bolsas de gas), contaminación, radiaciones, seguridad en las telecomunicaciones… La tecnología está actualmente interactuando con nosotros en una medida completamente impensable hace cien años. Esa tecnología puede tener efectos indeseados, y creo que todo el mundo tiene derecho a conocer esos efectos antes de decidir si usa o no esa tecnología. Y aun más: vivimos en una sociedad en el que la información, en forma de números, probabilidades y estadísticas, amolda la opinión pública y cambia su comportamiento, o incluso las leyes que la gobiernan. Es para mí aterrador comprobar como la ignorancia en estos campos hace manipulables a los ciudadanos. De la misma manera que una persona analfabeta tiene que depender de otros para poder acceder al conocimiento de sus derechos y así ejercerlos libremente, una persona ignorante con respecto a los números (anuméricos, se les llama) depende de que otros puedan interpretarles los datos. Creo que eso limita seriamente la capacidad de una persona de tomar elecciones libremente, con conocimiento de las consecuencias de lo que hace.

    Otro detalle que me gustaría remarcar es que creo que has malinterpretado mi afirmación de que la ciencia se basa en el conocimiento y en la ética. De ahí sacas la conclusión de que mi dicotomía me pude llevar a caer en el mismo segregacionismo que denuncio. Me parece evidente (a mí, que sé lo que quería decir) que o bien no me he expresado con claridad, o que has buscado la manera de malintepretarme (que también podría ser). Yo no he dicho “conocimiento” frente a “ética”. No hay enfrentamiento, ni dicotomía radical. Copio y pego mi frase: “conocimiento y ética son los pilares sobre los que se asienta la ciencia”. De la misma manera que la pierna izquierda no está enfrentada a la derecha, sino que ambas trabajan juntas para hacernos andar, el conocimiento y la ética permiten a la ciencia seguir avanzando. En particular, son las que guían el quehacer de cada científico: conocimiento (tanto del que disponemos como del que queremos alcanzar) a la vez como materia prima y como objetivo. Y ética, que no puede faltar ya que está presente en cada faceta del quehacer humano. No hay confrontación, no hay “pensamiento racional sobre la moral”, como no hay una pierna que marque el camino. Cada científico llegará hasta donde su conciencia y sus capacidades le permitan. No veo tampoco por qué esta simbiosis (que no dicotomía) puede generar comportamientos racistas, los agravios comparativos o las desigualdades. Pero, como creo haber dejado claro, estoy abierto a reconsiderar mi opinión. En este punto en concreto estoy muy dispuesto a intercambiar opiniones (y muy abierto a modificar las que ya tengo por otras si lo veo pertienente).

    He de decir que, dejando al margen este último punto indicado, aun cuando leeré atentamente y apreciaré tu respuesta (si la hay), pero espero que me perdones si no te contesto (o sólo dejo un muy breve comentario para confirmar que he lo leído). Siempre es un placer intercambiar ideas y opiniones con gente que como tú (sólo hay que leer el nivel de los comentarios de este hilo para apreciarlo) cuenta con sólidos conocimientos e ideas bien fundadas y desarrolladas. Desafortunadamente, el tiempo es finito, y valioso, y, aunque por alusiones me sentía animado a contetar, he de decir que, al fin y al cabo, buena parte de tu post era un conjunto de argumentaciones ad hominem, y no tengo por costumbre responder a ese tipo de posts. He hecho una excepción hoy (porque fuera llueve, hace frío, y no tenía ganas de hacer nada), pero por lo general, lo que los demás opinen de mí me tras sin cuidado. Sí que me interesa, como ya he apuntado, lo que puedas opinar sobre las cuestiones de fondo, el intercambio fructífero de ideas. Como ya comenté, tu post me ha servido para reflexionar bastante, y eso que te agradezco.

    Espero no haberte aburrido con mi perorata. Un afectuoso saludo.

  28. Un afectuoso saludo a jkarl.

    Ante todo gracias a ti por tu respuesta, tan bien elaborada y tan completa. Sobretodo gracias por mantener el nivel, digámoslo así, “afectuoso”, más allá de una simple educada corrección. Aunque podamos discrepar, siempre se agradece que la discrepancia no vaya acompañada del juicio o el ataque. Espero que mi anterior respuesta no te haya resultado ruda.

    En realidad, con este post sólo quería darte un feed-back, para que sepas que he leído lo que me has escrito, y que quisiera responderte en los próximos días (lo cual, desgraciadamente, tal vez signifique más de una semana antes de hacerlo). Tras la respuesta a Kuhn estoy algo cansado de escribir, y tu post merece mucho más que un ligero comentario.

    En cualquier caso, de nuevo muchas gracias, y espero que pases un feliz día. Un saludo.

    • Pues encantado de poder pensar también contigo acerca de la ciencia y su amo, la mentalidad técnica o la interpretación técnica del pensar. Un saludo 🙂

      • Nada, nada. No despistes. Lo prometido es deuda. Nos debes aquí tu comentario a mi respuesta… 🙂

  29. Todos los químicos orgánicos sabemos que la mayoría de las reacciones descritas en papers duran “16 horas”… Que vienen siendo las horas que hay entre las seis de la tarde cuando pones el experimento antes de irte a casa, y las diez de la mañana del día siguiente cuando lo paras.

Deja un comentario