Mi desafío estúpido del 2013. ¿Seré capaz de conseguirlo?

Nota previa: Disculpadme por un post tan personal, pero si soy lectores de este blog tenéis todo el derecho a conocer la severa idiotez que lastra a su autor.

Mi vida sería más sencilla si no tuviese amigos como Dani.

Daniel es un periodista que investiga con diligencia la actualidad global. Ayer, la comunidad irlandesa de Madrid celebraba St. Patrick’s Day. Dani y yo nos fuimos a aprender los usos y rituales festivos de tan interesante pueblo celta.

En un momento de la tarde, me acerqué a Dani y le susurré al oído: “oye, voy a correr la maratón de Madrid de este año”.

¿Por qué le dije eso? Ni idea. ¿Me lo había planteado antes? No.

En todo caso, las preguntas anteriores son irrelevantes. Se me acababa de ocurrir un desafío y además me parecía profundamente estúpido. De inmediato, las neuronas de mi hemisferio izquierdo gritaron a las de mi hemisferio derecho: “¡no hay huevos!” Y ante un “¡no hay huevos!”, yo siempre me vengo arriba. Sobre todo, si quien me desafía es un tipo tan lúcido, inteligente y racional como yo mismo.

Esta mañana he buscado información sobre la maratón y todo me hace ser MUY optimista:

1) Una maratón consiste en correr 42 kilómetros, una distancia 10.000 veces mayor que la única carrera en la que participo con regularidad: la-de-mi-cama-al-frigorífico-y-vuelta. Durante la última década he recorrido ese trecho 344.237 veces. Una simple maratón no debería ser problema.

2) La maratón de Madrid se celebra el 28 de abril. Dispongo de seis semanas, el doble del periodo de gestación de una rata. Las webs de atletismo recomiendan unos 9 meses para preparar una maratón. Pero si las ratas, que también son mamímeferos, pueden tener ¡nietos! en 6 semanas, entrenar una maratón TAMPOCO puede ser imposible.

Al leer este post, ustedes quedan oficialmente declarados como testigos de “mi desafío estúpido del 2013“. Bueno, dejémoslo en “mi desafío estúpido para la PRIMAVERA de 2013“. El año es largo y sería imprudente subestimar mi estupidez. Va, voy a ser sincero: en realidad este es “mi desafío estúpido para las PRIMERAS SEMANAS de la primavera de 2013“. Tengo un reto preparado para justo después de la Semana Santa, aunque ese será mucho más hermoso y bastante menos estúpido. Prometo contarlo pronto.

La vida sin desafíos y sin estupideces sería demasiado aburrida. O, al menos, MI vida sería demasiado aburrida sin desafíos y sin estupideces.

¿Seré capaz de conseguirlo? No tengo ni idea, pero intentándolo voy a ser más feliz que un colibrí.

Y ahora les ruego me disculpen, pero tengo que ir a entrenar:

28 pensamientos en “Mi desafío estúpido del 2013. ¿Seré capaz de conseguirlo?

  1. que la buena vibra te acompaña, no dejes de publicar tus logros, tus tiempos y dificultades que te encuentres en tu entrenamiento….seguro que no estas cotorreando………..

  2. De un atleta federado, que entrenaba todos los días y que lleva arrastrando una lesión un par de años de la que afortunadamente está saliendo, te digo: ESTÁS COMO UNA PUTA CABRA.

    En 6 semanas te da tiempo a entrenar y a volver a coger tus viejos libros de catequesis, quizá te hagan más falta que los entrenos jeje.

    Bienvenido al mundo del corredor. Me quito el sombrero ante estupideces tan bonitas.

    Un fuerte abrazo que espero te sirva en el MURO de la maratón. 😉

  3. Solo un consejo, he corrido cinco, y solo te digo que tengas cuidado, un maratón no es una broma, yo te diría que no lo hicieras. Lo siento, pero es mi opinión.

    • Está claro que es una incosciencia… pero yo dudo que el señor Alberto Sicilia la acabe, aunque espero que le sirva para encontrar un nuevo placer en su vida, como es el de correr.

      😉

  4. Las Estupideces que uno puede llegar a plantearse pueden tender a infinito pero como decías en uno de tus post hay quien siente la imperiosa necesidad de equivocarse una y otra vez pero no para aprender que eso no tendría ninguna gracia sino para seguir metiendo la pata y así reafirmarse en su auto desprecio.

  5. No me seas mamarracho. Acaso no tienes la experiencia atlética para saber que las personas inteligentes se fijan metas posibles aunque puedan ser difíciles? Salvo que disfrutes con las frustraciones en cuyo caso no se hable más.

  6. Me gusta la broma. Si Zamora no se gano en una hora, la maratón tampoco se preparó en 6 semanas ni en 6 meses. Lo único cierto es que es una estupidez no querer aplicar un poco de razón a ese gran desafío que nos pide el corazon.

    • Pues yo creo que en los 42 días… a día por km. Y como buen físico, Alberto debe saber sobradamente que el desgaste en la maratón no es lineal, es exponencial al paso de los km 🙂

      Me daría pena perder un blog tan bueno ejjeje

  7. Ánimo tu puedes…joven, inteligente, animoso. ¿Qué más se necesita?. Yo, después de semana santa me voy a Irlanda unos días y me tomaré una guinness a tu salud. Con los pedazos de pintas que te ponen allí, seguro que con la primera ya se me pone la misma cara que a ti. Un abrazo.

  8. Agradable leer que las personas inteligentes, ilustradas también son valientes en hacer el payaso y mostrar sus payasadas… Me quito el sombrero que no llevo y te saludo con una sonrisa.

  9. Anonadada me hallo…
    ¿Es que nadie sabe que “maratón” es masculino??
    “Correr el maratón”. Aunque en su última edición, la RAE, ha añadido “usado también en femenino”, la palabra es de género masculino.
    ¡Cuánto daño ha hecho la tele!

  10. Pingback: Las 21 categorías de runners

  11. Pingback: sattamatka

  12. Pingback: sexy gay teen boys

  13. Pingback: panselnas-menpan-go-id 2017

Deja un comentario