La carta en la que Orwell explica “1984″


Imagen: Wikimedia Commons

Imagen: Wikimedia Commons

Nadie comprendió tan pronto el siglo XX como George Orwell.

Esta semana se ha publicado “George Orwell: A Life in Letters”. El libro contiene una carta fascinante donde Orwell explica la tesis principal de “1984″ que escribiría dos años después. Podéis leerla entera aquí.

Me temo que, desgraciadamente, el totalitarismo está creciendo en el mundo.

Hitler pronto desaparecerá, pero sólo a costa de fortalecer a: 1) Stalin, 2) los millonarios americanos e ingleses y y 3) todo tipo de pequeños “fuhrers” al estilo de De Gaulle.

[…]

En el mundo que veo venir, en el que dos o tres superpoderes controlarán el mundo, 2+2 será igual a 5 si el “fuhrer” de turno así lo desea.

[…]

La mayor parte de la élite intelectual inglesa se opone Hitler, pero sólo a cambio de apoyar a Stalin. La mayoría de ellos apoyan métodos dictatoriales, policías secretas y la sistemática falsificación de la Historia siempre que beneficie “a los nuestros”.

Pero si uno proclama que “todo es por una buena causa” y no reconoce los síntomas siniestros, en realidad sólo está ayudando a fortalecer el totalitarismo.

[…]

Desde que la guerra contra el totalitarismo comenzó en 1936 [Orwell combatió con los republicanos durante la Guerra Civil], creo que nuestra causa es la mejor. Pero para que continúe siendo la mejor, necesitamos una autocrítica constante.

Orwell escribió esta carta desde su casa en el barrio londinense de Mortimer Crescent el 18 de mayo de 1944. Dos semanas después, un misil V-1 alemán destrozaba Mortimer Crescent. Os cuento esto porque siempre me han fascinado los dos primeros párrafos de “The Lion and the Unicorn: Socialism and the English Genius” que escribió tres años antes. (En esa obra Orwell propone una revolución socialista y democrática en Inglaterra en oposición al estalinismo soviético).

Mientras escribo esto, seres humanos muy civilizados vuelan sobre mi cabeza tratando de matarme.

Ellos no sienten ninguna enemistad hacia mí como individuo. Yo tampoco hacia ellos. Sólo están “haciendo su tarea”, como dice el proverbio. La mayoría de ellos, no tengo ninguna duda, son buena gente y jamás cometerían un asesinato en su vida privada. Por otro lado, si alguno consigue matarme hoy, tampoco tendrá ninguna pesadilla. “Están sirviendo a su país” y eso parece que les absuelve de todo mal.

151 pensamientos en “La carta en la que Orwell explica “1984″

    • ¿Y si los sicarios de Hitlerín, Musolinín y Francolín, se hubieran aliado con EEUU e Inglaterra?
      Nunca defendió el estalinismo, en la misma carta asimila que Hitler, Stalin y hasta De Gaulle, eran diferentes totalitarismos. Más gracias a gente como él las ideas de un mundo mejor ha llegado hasta nuestros días, pese a sucesivas olas de exterminio de las ideas de bien social universal.
      Salu2 Fuencisla Francés

      • francolinin el……… eso, si que tuvo antes y después el soporte necesario de los Britishs , mirando para otro lado y la NO INTERVENCION! vaya Demócrata i Liberal estaba echo el tal Churchill,. y su colega Roosvelt, si no llega a ser por ellos estaríamos todavia en la Edad del Bronze.

  1. Pues, sería un visionario pero muy pocos años antes estuvo el España defendiendo a tiros el estalinismo.
    Joder con el visionario, menos mal que perdió.

      • Manuel Menéndez Si lees la carta de Orwell y te INFORMAS un poco, verás que Orwell criticó y luchó también contra el estalinismo, en la carta que está publicada en esta misma página lo tacha de totalitarismo.

        Desde luego los que sois malintencionados y quereís confundir a la opinión pública, además de carecer de un minimo de nivel intelectual, os lo curraís bastante poco.

    • Tú sí que estás hecho un visionario… Para tu información Orwell luchó con el POUM, partido de inspiración trotskista a cuyo lider Andreu Nin Stalin mandó asesinar, purgándolos a todos…

    • Madre de Dios, qué incultura! Por lo que este hombre lucho fue por oponerse a un gobierno impuesto, ilegal y totalitario. En las filas republicanas había gente de muy diversas ideologías, pero no Stalinistas… El gobierno de Stalin comenzó 2 años después del final de la guerra civil, y su ideología no estaba desarrollada durante la guerra civil!!!!

    • No creo, sinceramente, que defendiera el estalinismo, de hecho, en la misma carta que hemos leido bien todos, asimila que Stalin y hasta De Gaulle, eran diferentes tipos de fuhrer. Más bien pienso que gracias a gente como él las ideas de un mundo mejor pero “para todos y todas sin exclusiones” ha llegado hasta nuestros días, pese a sucesivas olas de exterminio (o intento de exterminio) de las ideas de bien social universal (no ideas socialistas, no vayamos a confundir…).

    • Qué atrevida es la ignorancia…. pero en tu caso me temo que no es ignorancia, sino manipulación y mala fe. O bien eres de la clase dominante, uno de sus esbirros, o uno de la clase humillada con un gran complejo de Estocolmo.

      Si es esto último, allá tú…

      • Celeborn Completamente de acuerdo contigo.Yo creo que el tal Manuel Menéndez primero ha puesto el comentario sin leer y después ha seguido sin leer. Porque lo que es leer se nota que lo hace muy poco.
        Vamos, te atrevo a decir que es de los que primero disparan y después nisiquiera preguntan.

      • Wilhem Everitt Cauer,

        Yo ya no sé qué pensar, qué me da más miedo, que sea como tú dices, un inconsciente, o que sea un troll a sueldo. Creo que si fuera el primer caso, y hay más como él, la sociedad está más perdida de lo que pensaba…

    • Menudo desconocimiento de la Historia que arrastras. Un consejo: antes de descalificar a álguien que se jugó la vida por defender una sociedad más justa harías bién en leer un poco. Las tardes de verano son ideales para ese menester.

    • En la carta completa explica que muchas guerras son entre bandos objetivamente malos, pero que uno es mejor que otro, y que pensaba que con ser malo el estalinismo, la URSS era mejor que la Alemania nazi. Simplemente para lograr algo bueno uno nunca debe acomodarse:
      I think, and have thought ever since the war began, in 1936 or thereabouts, that our cause is the better, but we have to keep on making it the better, which involves constant criticism.

    • Manuel este comentario puede deberse o bien a que estás mal informado, (más bien estás manipulado).
      Eso se soluciona leyendo, pero no lo que quieres escuchar, si no la realidad aunque no te guste.
      O bien sabes perfectamente que estás mintiendo y quieres conseguir no se muy bien qué. Convencerte a ti mismo tal vez? Porque convencer al resto sería pensar que somos tontos y mira por ahí no va a colar.
      Buen día.

    • Perdona, pero creo que antes de decir cosas sin sentido deberías informarte y si hablas de Orwell lee antes Homage to Catalonia y Animal Farm y entenderás más acerca de él… No te dejes llevar por prejuicios e ideas preconcebidas

      • “Rebelión en la granja” es el título del libro en el que el cerdo napoleón representa a Stalin. Esto evidencia que Orwell era antistalinista, hecho que no gustó (el libro tampoco) a las autoridades británicas. De hecho, creo que el libro fue prohibido en un primer momento

    • Orwell estuvo luchando con las Brigadas Internacionales que venían a defender al Régimen legal democrátimente elegido del golpe militar de Franco. Estuvo en el POUM que era anarquista, y se dió cuenta que el partido comunista estaba intentando controlarlo todo. Orwell fue muy crítico con el partido comunista. No es cierto lo que dices.

      • El POUM era trotskista y con una postura provocativamente radical. Mientras Stalin aconsejaba que se debía defender una república que aunara todos los sectores republicanos, los trotskistas llamaban a la revolución. ¿Torpeza o provocación? Todos aquellos “extremistas” (que risa) trotskistas o anarquistas colaboraron objetivamente al aislamiento de españa. Que pena que se hable de historia sin haberla leído.

    • Orwell luchó con el POUM porque traía una recomendación del ILP británico, un partido socialista que NO pertenecía a la Komitern. Si lees Homenaje a Cataluña, suponiendo que sepas leer, verás que él mismo fue muy crítico con mucho de lo que pasaba en la parte anti-fascista española, muy especialmente con las derivas autoritarias, pero lo que más le sorprendión fue la Barcelona revolucionaria “por la que valía la pena luchar”. De todas formas y sin entrar a más, para decir que Orwell luchó por el estalisnismo deberías dar pruebas, y pruebas MUY potentes ya que contradice completamente cualquier biografía mínimamente seria de Orwell. En fin, payasadas de este calibre sin apoyo empírico de ningún tipo son meras falacias y a las falacias reaccionarias sólo se les contesta “váyase usted a la mierda”.

    • Falso. Orwell estuvo luchando en las filas del POUM, sindicato de corte trotskista muy afín a la CNT. Ambos militaban abiertamente en contra de los estalinistas del gobierno republicano, quienes de un barrido se cargaron al POUM, y Orwell tuvo que volver a Inglaterra.

    • Entonces, si tú haces la equivalencia del bando republicano (tremendamente heterogéneo) y el estalinismo, que obviamente valoras negativamente, ¿podemos deducir que los buenos eran los otros, los fascistas? Anonadada quedo ante semejantes jucios de valor.

      Lo bueno es que, afortunadamente para todos (para ti también, no te creas), aunque el bando que escogió en la Guerra Civil el visionario (como llamas a Orwell en claro tono de mofa) fue vencido, sí se logró finalmente barrer el fascismo que trataban de imponer Hitler y Mussolini. Y si las grandes potencias dejaron al tío Paco disponer en esta desgraciada piel de toro fue porque les pareció un peón muy útil y voluntarioso en la Guerra Fría, no porque fuéramos una unidad de destino en lo universal o chorradas semejantes que gustaban de escribir los franquistas en los volúmenes de formación del espíritu nacional (sé que va con mayúsculas, pero no me da la real gana darle el honor a semejante gilipollez adoctrinadora, en minúscula se queda).

      Si quieres leer una crítica razonada, lúcida y demoledora del estalinismo, no lo que soléis hacer los nostálgicos del tío Paco, te recomiendo “Rebelión en la granja”, del mismo señor al que tan despreciativamente has considerado.

    • MM si todos tus análisis son así de profundos me alegro de no conocerte;
      Orwell gran libertario y antitotalitario; leete “rebelión en la granja” y disfruta

    • en el libro homenaje a cataluña sale con quien lucho en la guerra civil y no era partidario de Stalin ni se acercaba milito en el P.O.U.M si le hechas un vistazo al libro saldras de dudad

    • Puede que sepas de Historia, pero: ¿Quien te la ha contado?
      ¡¡Si teníais miedo al comunismo, pues ya veríamos…!! ¡¡¡¡Pero el fascismo…..quería detener la evolución del ser humano!!!.

    • Me parece que en ningún momento defendió el Stalinismo en España.Por el contrario, más bien luchó contra el fascismo, Y quien lo niegue o es fascita o no ha leído lo que escribió Orwell sobre la guerra de España. Y no solamente “Homenaje a Cataluña”…. le sugiero que lo lea, si es que sabe leer

    • Evidentemente comentás desde la más profunda ignorancia: si leyeras “Homenaje a Cataluña” (libro en el que cuenta su experiencia en la Guerra Civil Española) te enterarías que además de combatir al fascismo, combatió al estalinismo.

  2. buff, no ha cambiado nada, hemos ido a pero. Eso siempre pasa porque a los “visionarios” a los que se salen del rebaño los descalifican rapido. Si hubiera unidad entre los humanos, toda crisis y totalitarismo se acabarian rápido. Necesitariamos quizás algún lider? Creo que es lo que moveria a las masas, ó???….

  3. Ayer vi la película, y realmente, la prueba de que era un visionario es lo que está pasando ahora. Incluso es aún más monstruoso: la gente sofronizada y alienada, la esperanza perdida, la dignidad pisoteada, dispuesta a aceptar contratos laborales con codiciones leoninas sin rechistar…. y esto los más afortunados, porque gracias a las 4 multinacinales que controlan el mercado mundial de la alimentación, millones de personas han sido condenadas a morir de hambre, sólo por hacer más multitrillonarios a esas cosas (dudo que sean seres humanos) que ya son multibillonarios.

    Estamos en una época siniestra. Por la maldad de la clase privilegiada y sobre todo, por la pasividad y la sumisión con la que estamos aceptando el extermenio físico y mental de la humanidad.

    Nunca llegué a pensar que la doctrina del shock iba a ser tan efectiva, pero veo que los de siempre lo tienen todo atado y bien atado. Como diría Warren Buffet, los ricos empezaron la guerra y van ganando.

    Más claro…

  4. Pingback: ORWELL Y 1984 | Esther Zorrozua

  5. Pues es evidente que él sí hizo una autocrítica a fondo. Y no solo cambió sus palabras, su discurso; cambió su conducta, que es lo que importa. Menos mal que pudo compartir con nosotros lo que había aprendido.

  6. Esa visión de Orwell, tremendamente acertada en tiempos “normales”, donde los medios masivos de comunicación todavía no eran propiedad de unas pocas “empresas capitalistas globales” que, además, son propietarias de casi todos los “negocios sucios” que uno se pueda imaginar (no se olviden que para ser “capo” de un negocio sucio YA hay que haber conseguido mucho dinero), hoy a quedado un poco adelgazada porque el propio Orwell (como todos los intelectuales, estudiantes, obreros, etc, etc progresistas no podía imaginarse el grado de perversión que podía alcanzar el “homo codicioso” en todas sus facetas. Es decir, es el Número 2: ((2) los millonarios americanos e ingleses) el que ha prevalecido de forma casi absoluta, aunque también se puede decir que ha absobido al Número 3 y ha hecho desaparecer al Número 1.
    Piénsenlo y sean creativos.

  7. Y tan visionario, no sólo creó expresiones como “Gran Hermano” y “crimen de pensamiento” sino también “guerra fría”, o al menos la primera aparición conocida de este término es en un artículo suyo. Por cierto, mira que hay que ser ignorantes para considerar defensor del estalinismo al creador del cerdito Napoleón. Orwell denunció el estalinismo cuando todavía estaba mal visto hacerlo (por ser la URSS aliada de Occidente).

    • Gran libro “Rebelión en la granja”. Yo tambiem tengo entendido que era una crítica contra Stalin, sutil, ya que era aliado en la 2ª guerra mundial.

  8. Orwell había leído años atrás el “Nosotros” de Zamiatín (escritor ruso), como él mismo reconoció, y su famosa novela es muy probablemente un calco de ella. Animo a que la leáis los que creéis haber descubierto algo novedoso en “1984″.

    • Calco es mucho decir, aunque sí que expresa en alguna reseña su entusiasmo por la novela de Zamiatin. Sin embargo, existen otras influencias igualmente innegables como “El cero y el infinito” (Darkness at Noon, en inglés) de su amigo Arthur Koestler, además de sus propias reflexiones, sus experiencias en España, etcétera, claro está.

  9. Nunca defendió el stalinismo: De hecho, en su novela “Rebelión en la granja”, el personaje encarnado por un cerdo, llamado Napoleón y que era un dictador, asesino y explotador; representaba la figura de Stalin, así como la trama representa en forma de fábula la situación política de la URSS después de la revolución en un país gobernado por un sátiro.La película de dibujos animados, que narra y representa su novela es del año 1954 ( estuvo prohibida en España, cuando Paca “la culona”estuvo entre nosotros), la podeis ver en youtube en el siguiente enlace. Merece la pena http://www.youtube.com/watch?v=Bd52eWLeF5c

  10. Pingback: La carta en la que Orwell explica “1984″ | Despierta, vivimos en una mentira

  11. Orwel, el fanático anticomunista en realidad que denunció, y muy caprichosamente, ante el servicio de inteligencia inglés, a sus amigos comunistas (¿eran asesinos aquellos amigos comunistas, la mayoría escritores?).

    ¿Con esas denuncias, no estaba fortaleciendo a Gran Bretaña y construyendo los cimientos de lo que ahora vivimos?

    También deberia haber denunciado cómo los angloamericanos retardaban su intervención en la segunda guerra, cómo permitieron que la flota alemana superara el tonelaje autorizado por el tratado de Versalles, como muchos poderes ingleses simpatizaban con los nazis, como y por qué se firmó el pacto de Munich, por qué se constituyó el Comite de No intervención en la guerra española, permitiendo que fuera ¡la flota alemana! la que verificara esa no intervención (es decir, los barcos alemanes sí podían entregar armamento a Franco), como era un radicalizador de las posiciones en España (era supuestamente trotskista y quería la revolución, debilitando así la postura de la República…).

    Que tenebrosos estos personajes de la extrema izquierda que de hecho terminan en la extrema derecha .

  12. GEORGE ORWELL Y LOS ORWELLIANOS: LOS GUERREROS DEL “MUNDO LIBRE” CONTRA EL “EJE DEL MAL” Albert Escusa

    «Por su actitud de oposición intransigente al estalinismo, que le llevó hasta la delación de supuestos comunistas,
    por su comprensión del poder integrador y movilizador del nacionalismo y, finalmente, por su rechazo de los
    movimientos pacifistas (…) el neoconservadurismo ha premiado a Orwell con la aureola de santo fundador»

    Gregori Luri
    «El gobierno republicano [español] (…) tiene más puntos de semejanza con el fascismo que puntos de
    diferencia»
    .
    George Orwell

    Orwell y los ‘neocons’: trotskistas, antiguos nazis y la CIA contra el “totalitarismo”

    Desde los años veinte y treinta destacados excomunistas y trotskistas colaboraron en la empresa de hacer de la URSS el mayor enemigo de la humanidad. Muchos de ellos fueron contratados directamente por el gran capital para crear un ambiente intelectual anticomunista, ambiente que seguramente influyó a Orwell para elaborar sus peores ideas políticas. El más precoz de ellos fue el trotskista Boris Souvarine, personaje aupado por la izquierda anticomunista como figura estelar del antiestalinismo. Souvarine era también fundador del Partido Comunista Francés (PCF) pero fue expulsado de sus filas en 1924. Desde entonces, al igual que otros notorios excomunistas, fue contratado por la burguesía y desarrolló una labor anticomunista y antisoviética con oscuras intenciones:

    «No es, sin embargo, sobre una base de «izquierda» que se desarrollaron sus críticas contra el comunismo soviético, sino en el marco de servicios prestados a la clase patronal y pagados como tales. Souvarine es un caso típico del período que se vivió entre las dos guerras, el de los tránsfugas del PCF que la gran empresa utilizó a partir del momento en que salieron de aquella organización (y a veces incluso antes de su salida oficial). Su trayectoria antecedió a otros casos notorios como Charles Vioud, quien “en 1929 [...] dejó el Partido Comunista, para ponerse inmediatamente al servicio de la patronal”»

    Los precursores del modelo orwelliano, al igual que el propio Orwell, habían empezado su carrera atacando duramente a la República española, a los partidos comunistas y a la URSS, y a los Frentes Populares antifascistas. Al igual que Orwell, Gorkin y otros, fue similar el caso del trotskista Boris Souvarine, que «trabajaba entonces en Les Nouveaux Cahiers, publicación bimensual creada en 1937 (…) por la sinarquía para seducir, sobre todo después de la victoria electoral del Frente Popular, a la izquierda socialista y radical antibolchevique. La aureola de izquierda que conservaba Boris Souvarine lo convirtió, a su entrada en la revista, en autor estrella de artículos contra la URSS de Stalin y la República española, presentada como esclava de la primera». En aquellos años, Souvarine se hizo famoso por realizar una biografía sobre Stalin.

    «el programa común de la izquierda, juzgada «totalitaria», la aproximación de ex miembros del Partido Comunista Francés (PCF) al «pensamiento antitotalitario», el activismo organizacional, mediático, editorial, comunicacional de François Furet, Pierre Nora, Jean Daniel. François Furet, el más omnipresente sobre el «Frente antitotalitario» comparte con Irving Kristol, el más activo de sus homólogos americanos, la característica de ser un “Ex”, como el resto de los “Nuevos filósofos” y los peces gordos del periódico Libération

    .
    Esta es la breve historia y la descripción del clima intelectual que permitió triunfar al modelo orwelliano. Pero sin duda, el verdadero precursor de los neoconservadores, y el que más fama mundial tuvo, con diferencia, fue George Orwell:

    «Los artículos que Orwell escribió a lo largo de los años cuarenta podían haber sido firmados,
    mutatis mutandis
    ,
    por los neoconservadores de los sesenta y los setenta»
    .
    De esta manera se fue configurando un frente común «antitotalitario» cuyas pretensiones eran deformar al
    máximo la imagen de la URSS y de los comunistas. Pero había otra intencionalidad más grave todavía, según remarca Marc Ferro -un investigador del «totalitarismo soviético» más serio que la mayoría-, que consistía en ocultar la verdadera naturaleza del imperialismo y del fascismo alemán para achacar a la URSS los peores crímenes posibles: «Se comprende por qué ciertos adeptos de la teoría totalitaria no se interrogan sobre las raíces
    imperialistas del nazismo: esto impediría de hacer del régimen soviético el patrón de los crímenes del siglo XX»

    Un enorme monolito orwelliano, que fosilizó y petrificó el pensamiento crítico occidental, se convirtió en el altar sagrado donde trotskistas, ex comunistas, historiadores reaccionarios y colaboracionistas nazis iban a buscar la
    inspiración divina. Un monolito sagrado, financiado por la gran banca, los grandes medios de prensa y la CIA norteamericana, bajo el cual se escribió la historia de la República española, la guerra civil y el movimiento comunista internacional tanto en la época de Stalin como hasta la desaparición de la URSS en 1991. Su alargada sombra oscurece todavía hoy los escritos de Pepe Gutiérrez y de los orwellianos y amedrenta a muchos comunistas. El final de la historia ya lo conocemos: financiación por la CIA de las obras de Orwell, así como sus
    versiones cinematográficas, y una gigantesca campaña mediática que incluía la lectura obligatoria de Orwell en las escuelas.
    .

    • Jesús, evoluciona: el totalitarismo de Stalin y de quienes como defendian que el fin justifica los medios frustro un gran proyecto revolucionario. Para mi Stalin si que fue un anticomunista, pues el modelo que impuso en la URSS nada tenía que ver con un gobierno del pueblo, tampoco dedico esfuerzos por una educación emancipadora, fomentando lo colectivo a través de decisiones libremente en los distintos ámbitos. Se centro casi en exclusiva en la represion eliminando cualquier opinión discrepante, recurriendo sistematicamente a la eliminación física de miles de revolucionarios, por discrepar con sus opiniones y practica. Que tiene eso de comunismo? Un estado policial, con una casta servil privilegiada y un pueblo sometido y atemorizado. El modelo de sociedad comunista en el que muchos creemos nada tienes que ver con eso. Claro que si a estas alturas con el devenir de la historia aún estamos así, seguramente estoy perdiendo el tiempo. Evoluciona, ello no te obliga a ser de la CIA.

  13. ….Creo muy sinceramente que alguien debería de empezar a cortar cuellos,de momento del PP y afines, por corruptos….pero no tengo ningún problema en que también sean del PSOE, o cualquier otro partido político con corrupción…

  14. Sensibilidad y sentido común, hacen a un visionario, pero también a un humanista. El nacer a destiempo es una terrible carga emocional, para personas así. Si sólo prestáramos atención al nuestro corazón, podríamos reconocer a tiempo, los planes futuros que de manera sistemática han hecho que los fines justifiquen los medios.

  15. Pingback: Blog de Maruja Torres, marujatorres.com » Por qué Orwell escribió lo que escribió

  16. Clarín digital, Sábado 13 de julio de 1996, Buenos Aires, República Argentina

    Revelaciones sobre el autor de “1984″

    George Orwell, anticomunista

    Londres (Le Monde).

    El Departamento de Informaciones e Investigaciones (IRD) de Gran Bretaña acaba de liberar un archivo que revela que el escritor George Orwell tuvo una activa participación en proyectos de propaganda anticomunista del Foreign Office (Cancillería).

    Hasta entonces se sabía que el autor de 1984 se había alejado del comunismo en desacuerdo con los métodos que había visto durante la Guerra Civil Española. En consecuencia con eso escribió su célebre alegoría Rebelión en la granja, una sátira del totalitarismo stalinista.

    Pero el hallazo del archivo del IRD, organismo especializado en la lucha contra la propaganda soviética, resultó sorprendente incluso para su biógrafo Bernard Crick, autor de George Orwell, una vida.

    En 1949, cuando estaba internado en una clínica de Cranham (Gloucestershire) a causa de la tuberculosis que lo llevaría a la muerte al año siguiente, Orwell recibió la visita de Celia Kiwap, empleada del IRD y cuñada de su amigo, el escritor Arthur Koestler.

    Como la enfermedad ya no le permitía tomar la lapicera para escribir, le dictó una lista de nombres de escritores y periodistas que, a su criterio, podrían colaborar con el IRD.

    En una carta que Orwell envió el 6 de abril de 1949 a Celia Kiwap “reproducida por el diario The Guardian en su edición del viernes”, Orwell desaconsejó al IRD la utilización del antisemitismo del régimen soviético como argumento de propaganda contra el comunismo.

    En los archivos del Union College de Londres, Crick consultó un cuaderno de apuntes que llevaba Orwell, donde figuraban 86 nombres de personas no aptas para desarrollar propaganda anticomunista. De hecho, algunos diputados del Partido Laborista, cuyos nombres constan en la lista, eran miembros clandestinos del Partido Comunista.

    Según el biógrafo, el hallazgo del IRD no prueba que el escritor haya virado hacia la derecha al final de su vida. Sin embargo, Crick recuerda que Orwell se inquietaba por los intentos de infiltración que hacía el PC en el seno del laborismo.

  17. En 1949, apenas unos meses antes de su muerte, Orwell publicó la novela “1984″. Animado por el inesperado éxito de su anterior bestseller, el escritor británico rescató el anticomunismo como tema central de su nuevo libro. Orwell no fue en esta ocasión un dechado de originalidad. Su novela resultó ser un auténtico plagio de la obra “Nosotros”, escrita por Evgeni Zamiatin, un narrador ruso de principios del siglo XX, que huyó de su país en 1917, en las vísperas de la Revolución. Tiene escasa importancia si el tipo de sociedad descrito por Orwell en “1984″ correspondía a la sociedad stalinista o a la sociedad de consumo de los países capitalistas. El hecho cierto es que el libro le vino de mil maravillas a la CIA y a la logística de su ofensiva ideológica en Europa. Y eso Orwell no lo ignoraba, sino que lo utilizó como desahogo de su anticomunismo enfermizo. Isaac Deustcher, un teórico trotskista de reconocido prestigio internacional describía con esta significativa anécdota, el impacto que el libro había provocado en la opinión pública norteamericana:

    “¿Ha leído usted ese libro? Tiene que leerlo, señor. ¡Entonces sabrá usted por qué tenemos que lanzar la bomba atómica sobre los bolcheviques!”. “Con esas palabras, – decía Deustcher – un miserable ciego, vendedor de periódicos, me recomendó en Nueva York “1984″, pocas semanas antes de la muerte de Orwell”.

    Pero el escritor ingles no solo contribuyó, junto con otros intelectuales “arrepentidos”, a crear un clima de insufrible pánico anticomunista en las sociedades occidentales. George Orwell, que con “1984″ había aterrado a millones de personas con la posibilidad de que el futuro nos deparara una sociedad escrupulosamente vigilada por un omnipresente “Gran Hermano”, que todo lo controlaba, se convirtió él mismo en un vil delator de los intelectuales de izquierda residentes en su país.

  18. La lista maldita de George Orwell, escritor… y espía

    Ven la luz sus «chivateos» anticomunistas

    Adam Feinstein

    Especial para El Mundo

    Londres.- George Orwell, el autor inglés de libros clave de la literatura europea como Rebelión en la granja o 1984, en los que condenaba sin piedad al totalitarismo, fue un informador del gobierno británico a la caza del enemigo comunista. Orwell apuntó una lista de los nombres de más de 130 «cripto-comunistas», entre ellos personalidades británicas tan famosas como el actor Charlie Chaplin y el dramaturgo George Bernard Shaw. También figuran en la lista maldita John Steinbeck y Orson Welles.

    Orwell, icono socialista herido durante la Guerra Civil española mientras luchaba contra los fascistas, elaboró esta lista -facilitada ayer por el rotativo londinense Daily Telegraph- por orden alfabético; su existencia ha sido un secreto durante casi medio siglo, pese a que las oscuras tareas del escritor sí eran conocidas desde hace tiempo.

    Antes de su muerte.- La lista será publicada de manera oficial en una nueva edición de las obras de Orwell, que aparecerá en 20 tomos la semana que viene. Era una de las últimas cosas que escribió Orwell antes de su muerte de tuberculosis en 1950.

    El año anterior había entregado una lista de 35 de estos nombres a su amigas, Celia Kirwan, que trabajaba para una unidad de propaganda anticomunista que formaba parte del Ministerio británico de Asuntos Exteriores, con la intención de enfrentarse con la propaganda soviética.

    La identidad de aquellos 35 nombres sigue siendo un misterio y la misma Kirwan, ahora una viuda con residencia en Cambridge, dice no recordar los nombres. Sin embargo, defiende todas y cada una de las acciones de Orwell: «Yo creo que George tenía todo el derecho a hacerlo. Lo que me da rabia es cuando los periódicos dicen que George traicionó a sus amigos. Eso no es cierto, sencillamente porque esta gente no eran amigos suyos».

    El escritor mismo no prestó mucha importancia a los nombres que entregó a Kirwan. En una carta que incluía en esta lista, afirmó: «No es muy sensacional, y supongo que no dirá a tus amigos nada que no saben ya. Al mismo tiempo, no es mala idea tener una lista de la gente con la cual no se puede contar».

    Añadió que, si esta lista se hubiera creado antes, podía haber impedido que alguna gente «se asegurase su entrada en importantes puestos de propaganda, desde los que probablemente pudieron hacernos mucho dano».

    Las opiniones de Orwell sobre las personas que figuran en su cuaderno son de lectura fascinante. En Bernard Shaw, según él, no se podía confiar porque era «constantemente pro ruso sobre todas las cuestiones más importantes». En otro lugar de la lista, describe sin piedad al célebre dramaturgo Sean O’Casey como «muy estúpido».

    Orwell, como demuestran sus novelas 1984 y Rebelión en la granja, odiaba con pasión al totalitarismo en todas su formas. Aunque guardaba sus ideales socialistas, desdeñaba a las gentes de izquierda que apoyaban a la Unión Soviética a pesar de las pruebas concretas de las atrocidades cometidas por Stalin. Pero al mismo tiempo que denunció al Big Brother -los servicios de seguridad que vigilaban tan de cerca a los ciudadanos en sociedadas autocráticas- él mismo estaba actuando como informador, actitud que ha horrorizado a destacadas personalidades y admiradores de Orwell como Michael Foot, el antiguo líder del Partido Laborista británico.

  19. Lo mejor del comentario del tal Manuel Menéndez es que dice que “perdió”… Este inculto no se ha dado cuenta de que la II Guerra Mundial la perdieron los fascistas, los de su calaña. Supongo que pensaría que Orwell se rajó en el 39 y dejó de luchar, como hicieron los “nacionales” españolitos…

  20. No, si ahora resultará que luchar contra el fascismo y el totalitarismo era ser… un totalitario. Me encanta esa pasión de la derecha por intentar cambiarle el sentido a las palabras. Y las risas que nos echamos, de paso.

  21. Por cierto, que veo un nuevo troll fascista tratando de confundir al personal. Que no os vendan historias. Tal y como dijo John Newsinger:

    “It was a terrible mistake on his part, deriving in equal measure from his hostility to Stalinism and his illusions in the Labour government. What it certainly does not amount to, however, is an abandonment of the socialist cause or transformation into a footsoldier in the Cold War. Indeed, Orwell made clear on a number of occasions his opposition to any British McCarthyism, to any bans and proscriptions on Communist Party members (they certainly did not reciprocate this) and any notion of a preventive war. If he had lived long enough to realise what the IRD was actually about there can be no doubt that he would have broken with it”.

    Ser antiestalinista no significa, en modo alguno, ser “anticomunista”. Esto es lo que algún tarado fascista trata de vender porque le interesa y lo que algún borrego comprará, como de costumbre. Pero solo los más mansos. Que sigan pataleando.

  22. El estalinismo comenzó a ser derrotado culturalmente ya a finales de los años cuarenta sino antes. No hay otra manera de explicar que de todos aquellos intelectuales que le dieron apoyo en aquellos tiempos, y que luego fueron renegando uno por uno, hasta no quedar de hecho ninguno. Claro que al igual que Lise London, eso no significa renegar de sus ideales.
    Éste es el caso de un joven comunista belga que en 1936 tenía veintidós años, Paul Nothomb, quien en su libro Malraux en España (Edhasa, 2001), escribe: “Hoy me consta que los que fuimos sin duda sinceros comunistas éramos los cómplices de grandes crímenes. Nos encontramos a finales de 1936, es decir, en el momento en que Stalin se lanza a sus purgas más sangrientas, cuyos ecos llegan hasta nuestros oídos y dan lugar a violentas discusiones entre nosotros. Después de todos estos años, sin embargo, me niego a considerar a mis camaradas del Partido de manera distinta a como lo hacía entonces”.
    Orwell nunca tuvo a priori ningún rechazo al comunismo, antes al contrario. El comunismo es una “meta final” ulterior al “reino de la libertad” que no se ha aplicado en ninguna parte. El concepto retomado por Lenin al crear la III Internacional se justificaba como una forma de rechazo a lo que se había convertido la socialdemocracia clásica.
    Pertenecía a una generación que nació a la vida política entre finales de los años veinte y la primera mitad de los años treinta, o sea en una coyuntura política de crisis abierta del sistema capitalista, y por lo mismo, de revalorización de la revolución rusa. Para él, al menos hasta 1936-37, se trataba poco más o menos de un inmenso país en el que proyectar los sueños sobre la “ciudad ideal”, un país que había quedado al margen de la gran depresión, y que se erigía como un baluarte ante al nazi-fascismo en oposición a la actitud cómplice de la burguesía liberal (y la socialdemocracia parlamentarista). En esta trágica coyuntura, el estalinismo pasó a ser sinónimo de comunismo.
    Apenas sí pudo asistir a los prolegómenos de la “guerra fría”, y desde luego no se le puede considerar responsable de cómo los verdaderos vencedores de la Guerra Mundial, los norteamericanos con todo su potencial, utilizaron sus obras, marcadas por su obsesión crítica sobre el curso que había tomado la URSS desde los “procesos de Moscú”, escritas a partir de su experiencia en la tentativa de reproducir dichos procesos en el campo republicano, y por lo tanto, situadas a contracorriente.
    Su actitud contra el “comunismo” no fue muy diferente al que acabarían tomando artistas e intelectuales de procedencia izquierdista como lo fueron, entre otros muchos: Bertrand Russell, Ignazio Silone, André Malraux, Edmund Wilson, Arthur Koestler, Stephen Auden, Richard Wright, James T. Farrell, Gustav Regler, John Dos Passos (12 ).

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=61949

  23. El anterior es uno de los muchos articulos sobre la figura de Orwell.

    Personaje esclarecido, sobre el que unos y otros – pequeños fuher o grandes totalitarios, como bien se dice en el artículo – han querido oscurecer la figura de quien, desde muy temprano, puso su vida y su talento visionario al servicio de los desfavorecidos.

    He leido gran parte de la obra de Orwell y conforme lo he ido conociendo biograficamente mi admiración nunca ha dejado de aumentar. Orwell ha llegado a ser en el imaginario colectivo algo más que un talentoso escritor revestido de una gran humanidad.

    Ha llegado a convertirse en un espejo en el que vemos reflejadas muchas de las virtudes ¿ revolucionarias ? quizas simplemente humanas.

  24. Sobre la consfusion existente entre el comunismo y l stalinismo. Un excelente artículo de Daniel Bensaïd

    http://www.marxists.org/espanol/bensaid/1997/001.htm

    “Tal es el problema a dilucidar, esta marcha de los acontecimientos es efectivamente continua o bien se trata de dos series de acontecimientos intrínsecamente ligados, pero que remiten a pesar de todo a vidas diferentes, a dos mundos políticos y morales distintos?.

    Si no logramos dilucidar este problema, hoy aún podemos por descuido volvernos peligrosos. Pues el pasado no meditado reanima los peores prejuicios”

    Mikhaël Guefter, “Staline est mort hier ” en L’Homme et la société, 1987.

  25. El hecho de que la CIA tenga los derechos de autor de las obras de Orwell me parece bastante significativo. El anticomunismo (y no solo antiestalinismo) del que hace gala en sus obras no se ve unicamente de forma interna, si no tambien analizando quienes son los interesados en difundirlas.

    • Voland en 13 de agosto de 2013 en 16:38 dijo:

      Deja de hacer caso a esas voces que oyes. En realidad no es la CIA la que tiene los derechos de la obra de Orwell. Como bien ha dicho el embajador de Alfa Centaury es el Imperio Klingon.

      Pero que aficionados a la calumnia que no por ser burda deje de ser menos calumnia.

  26. Un fragmento de Homenaje a Cataluña. La Cataluña revolucionaria que despiadamente destruyo el estalinismo.
    —————————–
    En toda tienda y en todo café se veían letreros que
    proclamaban su nueva condición de servicios socializados; hasta los limpiabotas habían sido colectivizados y sus cajas estaban pintadas de rojo y negro.

    Camareros y dependientes miraban al cliente cara a cara y lo trataban como a un igual. Las formas serviles e incluso ceremoniosas del lenguaje habían desaparecido.

    Nadie decía señor, o don y tampoco usted; todos se trataban de «camarada» y «tú», y decían ¡salud! en lugar de buenos días.

    El aspecto de la muchedumbre era lo que más extrañeza me causaba. Parecía una ciudad en la que las clases adineradas habían dejado de existir.

    Con la excepción de un escaso número de mujeres y de extranjeros, no había gente «bien vestida»; casi todo el mundo llevaba tosca ropa de trabajo, o bien monos azules o alguna variante del uniforme miliciano.

    Ello resultaba extraño y conmovedor. En todo esto había mucho que yo no comprendía y que, en cierto sentido, incluso no me gustaba, pero reconocí de inmediato la existencia de un estado de cosas por el que valía la pena luchar.

    • Deja de hacer caso a esas voces que oyes. En realidad no es la CIA la que tiene los derechos de la obra de Orwell. Como bien ha dicho el embajador de Alfa Centaury es el Imperio Klingon.

      Pero que aficionados a la calumnia que no por ser burda deje de ser menos calumnia.

  27. El libro 1984 debemos tenerlo en cuenta porque la historia parece que se repite mucho y lo que se veia para el siglo XX puede tocarnos de nuevo en el XXI..u gran escritor

  28. Interesante lo que comenta Orwell. Huxley y Orwell aterrorizaron al mundo con dos visiones racionales de lo que podría ser el futuro. El mundo real tiene partes de ambos mundos (nadie prescinde de su ración de SOMA, ya sea por la mañana o por la tarde), pero también tiene cierto parecido con la abadía de Theleme en la que finaliza la novela Gargantua y Pantagruel de Rabelais, un mundo en el que el principio supremo son la riqueza y el placer, y en el que no importa de donde procedan, dado que la abadía esta cerrada por gruesos muros, de forma que el exterior es…. algo de lo que nadie quiere ocuparse.

    Gracias por el blog.

  29. Orwell fue un delator del MI y un mamporrero de la BBC, que predicaba las bondades del Imperio Británico a los habitantes de la India mientras Ghandi se pudría en las mazmorras de Churchill y su mujer y mas de 6 millones de indios morían de hambre.

    Escribió un panfleto “Homenaje a Cataluña” que se convirtió en la base del discurso antirrepublicano y justificador del franquismo.

    Escribió otro panfleto, “1984″, que intentaba ser una distopía sobre el futuro del socialismo soviético, pero que en realidad era un volcado de todos los métodos de control totalitario de su propia sociedad. Tal y como podemos comprobar hoy en día con un presidente de EEUU que manda robotos teledirigidos a matar gente por todo el mundo y cuyos esbirros se cuelan en el PC de tu casa con un click de ratón.

    Orwell habría sido un visionario si hubiera tenido la decencia de admitir que lo que describía en “1984″ no era el futuro del mundo bajo el estalinismo, si no el presente de su sociedad bajo el capitalismo.

  30. ¿Burdos? ¿Dónde están los datos? ¿En esa absurda página de orwell donde relata que nadie vestía bien y los limpiabotas miraban a la cara a los clientes; habían de bajar la vista?

    Lo importante no son sus intentos, junto a los trotskistas, de romper el frente popular y aislar a la república en una ínsula roja sin futuro, sino unas páginales vanales.

    Hay que ser ingenuo para dejar la revolución en manos de un servidor del imperio inglés, que eso es lo que siempre fue, como muchos otros, como rudiard kipling…

    ¿Calumnias? ¿No lo son más las de la CIA sobre la Urss?

    Que sensible y extraña granja esta que no se altera por el colonialismo (ver Leopoldo II- Congo belga, por ejemplo) ni por un sistema que asesina a 50 mil personas por día,

    Y que ingenuos muchos trabajadores, incapaces, por leer dos libros y medio, de ver las cadenas que les han echado al cuello. Que grazón tenía Gramsci sobre la hegemonía: se olvidó añadir, de la estupidez.

  31. en pleno siglo XXI, las formas de Dictaduras Economicas, en la Europa Occidental, van tomando ímpetu, eso puede significar que después se van a convertir en Dictaduras Politicas?? todo dependerá de la actitud Rebelde de la Ciudadania 1984><2013?? qui lo ça

  32. Orwell:

    Defensor de un imperio que tenía un ministerio del opio en su gobierno indio

    Tras culminar sus estudios en Eton, decidió unirse a la Policía Imperial India en Birmania (¿por amor a la liberación de los pueblos o sólo le preocupaban el pueblo ruso y el español?).

    En 1949 Orwell entregó una carta a una amiga, Celia Kirwan, que trabajaba para una sección del Foreign Office (o Ministerio de Asuntos Exteriores), dedicada en esos días a organizar unas conferencias sobre el estalinismo. Celia se dirigió a Orwell solicitándole nombres susceptibles de aceptar. Orwell también incluyó una lista de treinta y ocho escritores y artistas que consideró en su momento con inclinaciones procomunistas y que no tendrían intención en participar en dichas conferencias. En la lista, que no fue publicada hasta el 2003, se incluyeron numerosos periodistas – entre ellos el editor del New Statesman, Kingsley Martin – pero también a los actores Michael Redgrave y Charlie Chaplin. Hay que incluir también a Bernard Shaw.

    Curioso: las bombas atómicas de Truman a Hiroshima y Nagasaky no le inspiraron. ¿Ese genocidio inútil no estimulo su indignació o seguia siendo un policía colonial y chivato del Imperio británico?

    Que bien conocen estos oportunistas las trincheras desde las cuales se puede hacer la revolución sin peligro alguno para las clases poseedoras.

  33. Del Poum echaba pestes todo dios, Azaña, Buñuel, el PSOE, etc, porque lo que dieron por saco, teniendo a las tropas de Franco encima no está en los escritos. Aparte de las declaraciones de Nin:

    La clase obrera ha resuelto el problema de la Iglesia, sencillamente no ha dejado en pie ni una siquiera [iglesias] (…) hemos suprimido sus sacerdotes, las iglesias y el culto.

    La Vanguardia, 2/08/36. Biblioteca de La Vanguardia

    El Poum también se dió al asesinato político.

    Volviendo a Orwell, ya se ha citado la famosa lista en donde incluía a Chaplin, Bernard Shaw, etc, que entregó a los servicios secretos británicos y donde acompañaba cada delación de una serie de notas como : homosexual, judío, etc . Vamos una joyita el Orwell, denunciando homosexuales en una época en la que estaba severamente penado en Inglaterra. Todo muy 1984.

    Pero en otros textos también se ve su baja catadura, por ejemplo en este comentario de 1940, donde escribe:

    “El nacionalsocialismo constituye efectivamente una forma de socialismo, quiere ser explícitamente revolucionario, aplasta al propietario tan eficazmente como al proletario…” (…) “Como lo subraya el Dr. Borkenau, es Alemania la que ha recorrido la mayor parte del camino hacia Rusia, y no al revés. Es por lo tanto absurdo evocar el riesgo de una “bolchevización” de Alemania, en caso de caída de Hitler: Alemania se bolcheviza a causa de Hitler, y no pese a él”

    O en este otro donde reniega de su partido:

    Lo que vi en España, lo que he conocido después del funcionamiento interno de los partidos de izquierda, me ha asqueado de la política. Fui durante un tiempo miembro del Independant Labour Party, pero dimití al comienzo del actual conflicto (la guerra de 1939/45) por considerar que dicho partido decía bobadas y seguía una línea política que sólo podía hacer el juego de Hitler. Mis convicciones personales son “de izquierda” (nótense las comillas ), pero creo que para preservar su integridad, un escritor debe permanecer libre de cualquier tipo de lazos partidistas”.

    Vamos que los escritores deben ser ” neutrales” como las leyes donde los pobres y los reyes tienen prohibido dormir bajo los puentes.

    A mi Rebelión en la granja siempre me pareció un libro furibundamente anticomunista, porque equiparaba los instintos animales con los humanos, al situarlo en un plano genético, la rebelión estaba siempre condenada al fracaso y los cerdos compartirían mantel por los explotadores granjeros.

    En fin, pobre referente moral este Orwell.

  34. Orwell no era más que un anticomunista, un trostkista que ha hecho mucho daño al comunismo con obras que la gente ha elevado a la categoría de culto y que poco o nada tienen que ver con la realidad socialista.

  35. Los criterios de inclusión de Orwell en su lista. Unos ejemplos:

    Los criterios de selección son bastante “sui generis”. Aquí está una muestra:

    E.H. Carr: Sólo aparentemente.

    Charlie Chaplin: ¿?

    Richard Crossman: Demasiado deshonesto para ser un verdadero compañero de viaje.

    Tom Driverg: Homosexual. Se cree que es miembro clandestino. Judío inglés.

    Kingsley Martin (director del New Statesman and Nation): Liberal degenerado. Muy deshonesto.

    George Padmore (seudónimo de Malcolm Nurse): Negro, ¿de origen africano? Antiblanco. Probablemente amante de Nancy Cunard.

    J.B. Priestley: Simpatizante convencido, posiblemente tenga algún tipo de vínculo organizativo. Muy antiamericano.

    Michael Redgrave (que, irónicamente, aparecería en la película 1984): ¿?

    Paul Robeson: Muy antiblanco. Partidario de Wallace.

    Upton Sinclair: Muy tonto

    Stephen Spender: Simpatizante sentimental. Tendencia a la homosexualidad, muy poco fiable, fácilmente influenciable.

    John Steinbeck: Escritor espurio, pseudoingenuo

  36. Este libro junto con el de “un mundo feliz”, deberian ser leidos por todo estudiante de manera obligatoria … a dia de hoy … el concepto de neo palabra esta disfrazado de lo “politicamente correcto” y la policia del pensamiento es sutil pero efectiva … todo lo que no interesa no es “Guay” … en fin su obra con matices es bastante aplicable hoy dia …

  37. Pingback: Bitacoras.com

  38. Ivan ¿El rojo? Estas tan confundido como todos los que hablan de oidas.

    Sobre la memorable figura de Orwell poco que añadir.

    En cuanto a Homenaje a Cataluña es realista y veraz descripcion de la lucha de los revolucionarios catalanes contra por un lado el fascismo, y por otro contra la barbarie estalista que pretendia reproducir en España los crímenes del tirano Stalin, el sepulturero de la revolución, contra los revolucionarios españoles. Hay que decir que el paranoico genocida lo consiguio a medias.

    Si te hubieras leido 1984, cosa que tampoco has hecho, reconocerias en ella la descripcion certera de la sociedad postsovietica, en la que reinaba el zar Stalin y su corte de sacerdotes privilegiados, a costa de la miseria de la mayoría de los rusos y de la liquidación fisica de decenas de miles de opositores. Empezando por todos los que acompañaron a Lenin en la revolucion de Octubre, aunque a mi modo de ver esto último es anecdotico.

    Evidentemente Orwell no era visionario por describir el futuro del mundo bajo el estalinismo, lo que describia era el “presente” del estalinismo en aquella epoca. El hecho de que en la sociedad capitalista podamos encontrar faceta similares no exime en absoluto al totalitarismo de la burocratizada y parasitada sociedad rusa de 1937.

    Tu ignorancia es tan brutal como lo fue el estalinismo. Te mueves por cliches aprendidos y los repites como un papagayo repite los chistes de sus amos. Para tu general informacion, y en lo que conozco, Orwell cumplio el servicio militar en Birmania y no en la India. Claro que, para tu falsa disgresion, te venia bien, lastima que no sea cierto.

    • Hombre, yo seré un ignorante, pero al menos no insulto a Stalin y luego me pongo como nick el nombre de un personaje que es un homenaje a Stalin. Porque, ¿me equivoco o tu nick es un giño a “Maestro y Margarita”? ¿y, ya te has enterado que en esa novela, Voland es una alegoría de Stalin? ¿o por qué te crees que se dedica buena parte de la novela a PURGAR funcionarios soviéticos corruptos? ¿O por qué te crees que Bulgakov fue respaldado PERSONALMENTE por Stalin?

      Por cierto, Orwell efectivamente trabajó en la Policía Imperial en Birmania, no en la India. Pero yo no he dicho lo contrario, porque cuando trabajó para la BBC, durante la Segunda Guerra Mundial, se dedicaba a hacer las retransmisiones para la India, equiparando a los “separatistas” con los nazis y otras lindezas mientras millones morían de hambre y Gandhi se pudría en prisión con su mujer (que acabó muriendo en las mazmorras de Churchill). Por tanto, otra vez que te has pasado de listo, chaval.

      Ahora que ya hemos dejado claro quien es el ignorante (tu) y quien sabe de lo que habla (yo), continuemos…

      Resulta que si me he leído “Rebelión en la Granja”, “Homenaje a Cataluña” y “1984″. Y otras novelas suyas como “Sin Blanca en París y Londres”, donde ya deja claro que es un aventurero al que le gusta “jugar” a estar con los pobres pero siempre teniendo la carta de volver a casa a comer caliente. Lo que pasa es que a diferencia de ti, que vas de listo cuando en realidad eres bastante cortito, yo si he cumplido 18 años mentales.

      Y a diferencia de ti, si me he molestado en conocer cual era la realidad de la URSS. George Orwell jamás la pisó en su vida, y solo un imbécil puede creer que sin haber pisado un país en tu vida puedes “describirlo certéreamente”.

      “1984″ no es una descripción de la sociedad soviética, es una descripción de todos los sistemas de control totalitarios del capitalismo, que Orwell conocía bien por haber trabajado para ellos, tanto en la Policía Imperial como en la BBC y como delator de los Servicios Secretos. Solo que en vez de tener el valor de aceptar que estaba describiendo el capitalismo, decidió decir que estaba describiendo el socialismo.

      “Homenaje a Cataluña” es una gran muestra de cómo irse de aventurero a un país y marcharse de él sin enterarse una mierda de dónde has estado. Por no enterarse, ni siquiera se enteró de que su idolatrado Kopp era, efectivamente, un espía, y el gobierno republicano hizo bien en detenero, encarcelarlo e interrogarlo (luego resultó ser un doble agente británico que se hacía pasar por espía nazi, pero considerando la posición de Gran Bretalla en la Guerra Civil Española, eso no le hacía mucho mejor a ojos del gobierno republicano).

      Pero en fin, se feliz en tu mundo, y si tanto odias a Stalin mejor cámbiate el Nick.

  39. De todo que he podido leer de o sobre Orwel, deduzco que era sencillamente un anticomunista mas. Alguien que tampoco estaría por abogar siquiera un ápice sobre un sistema desconocido, y al que desde el principio se le dieron palos por doquier. STALIN, como siempre, el malo de la película.

  40. Del POUM logicamente echaban pestes la burgesia y los estalinistas, quienes, acorde con la veleidosa politica del padrecito Stalin en aquella epoca, renunciaban a cualquier reivindicacion social para no asustar a sus “socios capitalistas”.

    Aunque probablemente la cita sea medio falsa y descontextualizada ,sería lógico que los revolucionarios cargasen contra una iglesia defensora de los privilegios de los poderosos oligarcas y terratenientes. Y , aunque no lo apoyo, se disculparia que se cargase contra los lugares que servian de tribuna para para difundir el sometimiento de los humildes y la más rancia ideologia.

    El asesinato politico, la eliminacion fisca de los opositores, no era practica del POUM o de la CNT , pero si que era dogma y asignatura de obligado cumplimiento para los estalistas.

    Del resto las habitales inventos, calumnias, medias verdades y falsificaciones, a los que tan acostumbrados nos tienen los seguidores convictos o confesos de todos los totalitarismos en general y del estalinista en particular.

  41. En cuanto ala lista de Orwell
    Del estalinismo, por fortuna, no quedan más que residuos insignificantes. Pero sus calumnias contra sus adversarios políticos aún perduran.

    Nota de contestación, en nombre de la Fundación Andreu Nin, a “La lista de Orwell”

    …/

    La tesis de una lista negra que Orwell habría confeccionado, inventándose literalmente que hubiera “recomendando la vigilancia de ciertos sospechosos” o “aceptase ser un pequeño elemento en los engranajes burocráticos del Gobierno”. La cuestión es bastante más sencilla y se conoce desde hace décadas.

    Nunca existió una lista negra. Orwell simplemente comunicó a su amiga Celia Kirwan algunos nombres con los que se podía contar para determinadas actividades de denuncia del estalinismo y una lista de gente con la que no se podía contar.

    En su carta a Kirwan de 6 de abril de 1949 dice textualmente que le proporciona una lista de intelectuales “con los que no se podía contar para una propaganda semejante”.

    Hablar de delación es sencillamente una estupidez, sobre todo si se tiene en cuenta que las opiniones de esas personas eran suficientemente conocidas, No se sabe el motivo por el que hizo la relación y a nadie parece que tuviera la intención de utilizarla, ni la utilizó, para ninguna clase de represalia.

    Conociendo las opiniones de Orwell no es posible presentarle como un macartysta. Varias veces ante de su muerte Orwell se opuso abiertamente cualquier versión británica del McCarthyism, cualquier prohibición del Partido Comunista o sanción contra sus militantes o cualquier idea de ‘una guerra preventiva’ contra el comunismo.

    Aclarado lo de la lista, aclaremos a que el estalinismo no fue una fábrica de listas negras sino de asesinato político, de dictaduras y de represión masiva de la población.

    Son sobradamente conocidos los procesos de Moscú, el Gulag y el nombre del campo de Kolima. En nuestro propio país, Andreu Nin y otros poumistas y anarquistas no fueron incluidos en ninguna lista negra, fueron secuestrados y asesinados.

    http://www.fundanin.org/orwell-lista.htm

  42. Y en cuanto a su paso por la policía colonial

    …/

    Eric acabó en Birmania enrolado como soldado profesional al servicio de la policía imperial británica. La consecuencia será una radicalización, Orwell descubre la cara más odiosa y repulsiva del imperio, y sobre esta experiencia escribirá una novela, Días de Birmania, publicada en 1934, y que figura entre las más emblemáticas del pensamiento anticolonialista británico que vive en los años treinta, tiempos de rechazo.

    Deja el Ejército colonial a los cinco años, y se propone reanudar el camino que antes había soñado. Quiere ser escritor, y explorar las condiciones de vida de lo que su admirado Jack London llamaba el “foso social”. A tal efecto, sigue el camino del autor de Gente del abismo, y se interna disfrazado literalmente de vagabundo por las casas de caridad del East End londinense, y por el Paris de los clochards, en un plano cercano al del Jack London de Gente del abismo.

    El resultado de este descenso a los infiernos será su primer libro, Sin blanca por París y Londres (1933), y la adopción del pseudónimo George Orwell, nombre con el que conocerá una intensa carrera que va a durar tan sólo 16 años, con un punto final en que encierra todo lo que odia con 1984, una obra que ya no podrá defender ni explicar, ya fallecerá a los pocos meses después, en enero de 1950, con 46 años. Entre el primer y el último título se citan tres muy propios de un autor comprometido con su tiempo.

    El primero fue El camino a Wigan Pier, un encargo de Victor Gollancz, animador del Left Book Club, y un trabajo en línea del primero solo que ahora se trata de las condiciones de vida de los mineros en el norte industrial de Inglaterra, una experiencia primordial para entender su paso siguiente.

    Su aproximación al ILP, a pesar de todas sus dudas, y su compromiso con la lucha antifascista que se inscribe en el mismo cuadro del soberbio plantel de voluntarios británico que intensamente asqueados con la política “liberal” y apaciguadora de su gobierno, marchan a España. De esta experiencia saldrá Homenaje a Cataluña que a vez, preludia su obra maestra, Rebelión en la granja.

    http://www.vientosur.info/spip.php?article6600

  43. Y para concluir nada mejor que la cita con la que comienza la edicon española de “Homenaje a Catalonia”

    «Nunca respondas al necio con forme a su necedad,

    para no hacerte como él. Responde al necio según

    su necedad, para que no se tenga por sabio.»

    Proverbios
    XXVI, 4-5

  44. De la secta radical del POUM, que eran cuatro gatos pero que daban por c.ulo todo lo que podían y más, echaba pestes todo el mundo y cualquiera que tuviera dos dedos de frente, desde Azaña, a Negrín, pasando por Bunuel o el PCE . A ver si va a resultar que o eras del POUM o eras un fascista, un estalinista o un burgués.

    Aunque probablemente la cita sea media falsa dice sin ruborizarse. Juas. Y sin complejos, si es que las sectas es lo que tienen. Claro había que destruir las iglesias, no dejar ni una, cargarse a los sacerdotes y el culto. Si es que los radicales y estalinistas son los demás.

    Los asesinatos políticos no eran la práctica del POUM ni de la CNT. JI,JI,JI. Dejando a un lado los sacerdotes “suprimidos”, será que no existió esto:

    Un extracto del libro “El Honor de la República”, escrito por Ángel Viñas. Este texto se basa en los archivos franquistas y en las investigaciones de Morten Heiberg y Manuel Ros Agudo tituladas “La trama oculta de la guerra civil. Los servicios secretos de Franco, 1936-1945, Crítica, Barcelona, 2006″:

    “Éste fue el momento [1938] en el que en la zona republicana se pensó en liquidar a Negrín, solo o con el ministro de Gobernación. La sugerencia la pasó la quinta columna al jefe del SIPM [Servicio de Información y Policía Militar de Franco], coronel José Ungría. La recibió el 5 de agosto, poco después de los éxitos conseguidos por el EP [Ejército Popular] durante la fase inicial de la batalla del Ebro. Procedía de unos militantes del POUM que solicitaban medios para huir a Francia y posteriormente a América. Las armas necesarias podían obtenerlas de una unidad del EP en la que el POUM todavía tenía influencia. La respuesta de Ungría, presumiblemente después de consultar con Franco, fue inmediata: la aceptaba, suministraría pasaportes y daría cien dólares a cada uno de los participantes. Puso una condición: el magnicidio no sería sólo contra Negrín sino también contra Álvarez del Vayo.

    O el asesinato a bocajarro de Leon Narwicz, brigadista internacional, al que dejaron con los sesos desparramados de varios tiros a bocajarro, o el asesinato del dirigente del PSUC y secretario de UGT Antoni Sesé.

    Del POUM se juzgó a unos pocos dirigentes a los que se dejó en libertad, pero no se fue contra las bases a las que se liberó para que escaparán de Franco, cosa que no pudieron hacer miles de comunistas que cayeron como moscas ante el Golpe de Estado de Casado y de Cipriano Mera.

    Del chivato, delator, Orwell, cuyos denunciados sufrieron la caza de brujas, como Chaplin que denunció brillantemente en su película Un rey en New York y que tuvo que exiliarse de EEUU, lo más memorable es lo canalla que fue, algo que no debemos olvidar.

    Alguien que dice :

    “El nacionalsocialismo es una forma de socialismo, pretende ser revolucionario, aplasta al propietario tan eficazmente como al proletario. Los dos regímenes, a partir de puntos de vista diametralmente opuestos, convergen rápidamente hacia un mismo sistema, una forma de colectivismo oligárquico”

    La secta extremista del POUM seguirá con su dogmatismo totalitario que tanto daño hizo a la República y que de forma objetiva apoyó al Fascismo, con su huelga general en plena Guerra Civil, la toma de telefónica que obstaculizaba las comunicaciones con el Gobierno ( que envió un representante al que recibieron a balazos), la retirada de tropas del frente, etc.

    Vamos los típicos niñatos sectarios, pero ahí están los documentos para quien los quiera leer, como el archivo FO 1110/189 del Archivo Nacional Británico, con la famosa lista donde señala a diversas personalidades con epítetos como homosexual ( cuando en Inglaterra estaba penado, como Alan Turing que fue castrado quimicamente) , antiblanco ( en pleno apartheid en EEUU), o judío ( en el más propio estilo nazi o franquista que equiparaba a los judíos con marxistas)

  45. Stalin mató a mucha gente, dato incontrovertible por dos razones:

    Lo dice la CIA (¡cuanto les debe a Trotsky y a Anna Arendt!).

    y sumando todos los muertos que hubo en Rusia: 2 millones en la IGM, 13 millones en la guerra civil, 27 en la IIGM y 100 por Stalin (datos de la CIA) , resulta que hubo más muertos que habitantes rusos…

    Eso nos lo dicen los que santifican al capitalismo con sus 50 mil muertos diarios x 365 días X ¿100, 200, 300 años? Eso da más de 1.800 millones de muertos… tirando por lo bajo,,,

    Más las guerras coloniales: ¿Cuántos congoleños murieron a manos de los belgas, argelinos a manos de los franceses, chinos e indios a manos de los ingleses, cuantos vietnamitas, camboyanos, laosianos a manos de los EEUU?

    Más dos guerras mundiales entre países capitalistas… 50 millones de muertos, de ellos, 27 millones de rusos..

    Más 130 guerras de EEUU fuera de su territorio… que eso es lo cuiroso, a EEUU siempre lo agreden… fuera de su país ¿será el mundo América?

    Más sus golpes militares: el de Indonesia fue sonado… cerca estuvo la madre de Obama… con dos millones de muertos.

    No hablemos de la guerra española, que terminaríamos teniendo que aceptar que fue un golpe de la República contra las clases honestas y cristianas, y que los republicanos eran los aliados de los nazis, .

    Stalin, un ignorante. Lo decía Trotsky, de quien Lenin lo más suave que dijo fue que era un canalla y que no tenía noción de la dialéctica (Trotsky) y que cambiaba de opinión según satisficiera su ego..

    Les recomiendo que sobre el monstruo lean a Doménico Losurdo, Ludo Martens y más autores, a ver si demuestran esa cualidad que se autoproyectan: la de ver las cosas con un mínimo de sensatez histórica. Porque, un poquito de variación vendría bien: no todos los datos pueden ser de la CIA.

    Ese monstruo un torpe y un inutil, sólo consolidó una primera potencia mundial, industrial, profesional, militar y cultural; ganó la segunda guerra mundial, convirtió un país que vivía (gracias a los zares en el siglo XIV) en un país cultísimo, con un nivel de vida aceptabilísimo, teniendo en cuenta el importante salario social en los países socialistas. Ahora vemos según el artículo de McDonald que en EEUU el salario medio es de 1000 y pico dolares. ¿Para esto tanta propaganda, guerra, espionaje, aparatología?

    Y la maniobra del pequeño Kruschev respecto a Stalin no fue otra cosa que preparar el país para la coexistencia pacífica. Y para dar ese giro de 180º alguien debía pagar el pato. Y lo pago el muerto (que no el vivo). Ya lo dijo Stalin: arrojarán basura sobre mi tumba, pero el viento de la historia lo limpiará. Por cierto, esa información se dio a puerta cerrada fuera del pleno del congreso ¿por qué?

    Señores, lo que quieran, pero lecciones de un sistema que se pasa su existencia guerreando en otros paises, no. Nos han robado Gibraltar y encima decimos, ¡que demócratas son estos anglosajones!

    Un poco de lucidez, sólo un rayito.

  46. Pingback: La carta en la que Orwell explica "1984"

  47. Se ha comparado al stalinismo con el nazismo pero las diferencias son tan importantes como las similitudes. El régimen nazi cumplió su programa y mantuvo sus siniestras promesas. El régimen estalinista se edificó en contra del proyecto de emancipación comunista. Tuvo para instaurarse que machacar a sus militantes.

    ¿Cuántas disidencias, oposiciones, ilustran, entre dos guerras, este viraje trágico? ¿Suicidados Maiakovski, Joffé, Tucholsky, Benjamin y tantos otros? ¿Se puede encontrar, entre los nazis, esas crisis de conciencia ante las ruinas de un ideal traicionado y desfigurado?

    La Alemania de Hitler no tenía necesidad como la Rusia de Stalin de transformarse en “país de la gran mentira”: los nazis estaban orgullosos de su obra, los burócratas no podían mirarse de frente en el espejo del comunismo original.

    El estado totalitario no surgió como consecuencia sino contra la revolución.

    En 1929, el plan de “colectivización de masas” provoca las grandes hambrunas y las deportaciones de masas de 1932-1933: “La primavera de 1933 marcó sin duda el apogeo de un primer gran ciclo de terror que había comenzado a finales de 1929 con el lanzamiento de la deskoulakizción”

    Los historiadores, sobre la base de archivos precisos, evalúan hoy en 690.000 las víctimas de las grandes purgas de 1936-1938. Es ya enorme, más allá del horror. Llega además a un número de detenidos del Gulag de alrededor de dos millones como media anual, una proporción de los cuales más importante de lo que se creía pudo ser liberada, reemplazada por nuevos recién llegados. Habría por tanto que añadir a las cifras de las purgas y del Gulag, los de las dos grandes hambrunas (cinco millones en 1921-1922 y seis millones en 1932- 1933)

    Tras el asesinato de Kirov, comienza en 1934 el segundo gran ciclo, marcado por los grandes procesos y sobre todo por la “gran purga” (iejovschina) de 1936-1938, cuyo número de víctimas está evaluado en 690.000. La colectivización forzosa y la industrialización acelerada conllevan un desplazamiento masivo de poblaciones, Ante la importancia incontrolable de las migraciones interiores, se introducen los pasaportes interiores y se produce una “ruralización” de las ciudades, y una masificación vertiginosa del Gulag.

    Fuente:

    http://www.marxists.org/espanol/bensaid/1997/001.htm

  48. El azar le lleva a Orwell a vivir en primer plano los acontecimientos de Mayo de 1937, y entre la policía y los obreros que erigen barricadas no tiene dudas. Se trata del panorama de una Barcelona que presenta un cuadro muy diferente al que percibió a su llegada.

    Todo comenzó cuando las fuerzas de orden público dirigidas por Rodríguez Salas, turbulento militante del PSUC que trata de tomar por la fuerza la Telefónica, empresa gestionada por los sindicatos, sobre todo por la CNT. Para los trabajadores es la gota que desborda el vaso, y la ciudad se cubre de barricadas.

    Es la final de una lucha por la ciudad que había comenzado mucho tiempo atrás. Desde la Generalitat se baraja la posibilidad de bombardear los barrios obreros, y otro veterano comunista, José del Barrio, espera las órdenes del presidente Companys para hacerlo.

    La grieta entre la revolución y el orden republicano que apenas si resultaba visible en 1936, se ha abierto, y se abrirá todavía más con la campaña contra el POUM, el rapto y el asesinato de Andreu Nin . Éste no era un personaje más; había sido secretario general de la CNT, y luego hombre clave en la Internacional Sindical Roja así como uno de los líderes más cultos e inteligentes de la izquierda marxista española.

    Detrás de todo esto está la contrarrevolución dentro de la revolución en la URSS, donde paralelamente Stalin estaba exterminando todas las oposiciones, sobre todo a los que llama “trotskista”, al tiempo que había apostado por encajar la URSS en un pacto con las potencias democráticas, las mismas que han optado por la política llamado de no-intervención que les llevaría a darle la espalda a la República, y a reconocer tempranamente a Franco.

    http://www.vientosur.info/spip.php?article6600

  49. Yo he sido testigo en Barcelona
    George Orwell

    Cuando el POUM, la oposición de izquierda (pretendidamente trotsquista) heredera del comunismo español, fue suprimida el 16 y 17 de junio, el hecho en sí mismo no sorprendió a nadie.

    Ya desde mayo, e incluso desde febrero, era evidente que el POUM sería liquidado si los comunistas conseguían sus propósitos. Sin embargo, lo repentino de la supresión y la mezcla de perfidia y brutalidad con la que fue llevada la acción, cogió a todos, incluso a los líderes, desprevenidos.
    Oficialmente, el partido fue suprimido haciendo recaer sobre los jefes del POUM la acusación, repetida durante meses en la prensa sin que fuera tomada en serio por nadie en España, de estar a sueldo de los fascistas.

    El 16 de junio, Andrés Nin, el líder del partido, fue arrestado en su despacho. La misma noche, sin previo aviso, la policía irrumpió en el hotel Falcón, una especie de pensión familiar organizada por el POUM y frecuentada principalmente por los milicianos con permiso, deteniendo a todos los que allí se encontraban, sin acusarles de nada en particular.

    Al día siguiente por la mañana, el POUM fue declarado ilegal, y todos sus locales, no solamente las oficinas, bibliotecas, etc., sino también las librerías y sanatorios para los heridos fueron embargados por la policía. En pocos días casi la totalidad de los cuarenta miembros del Comité Ejecutivo fueron detenidos.

    Uno o dos de ellos, habiendo conseguido esconderse, fueron obligados a entregarse cuando, con medios sacados de los fascistas, se tomó a sus mujeres como rehenes. Nin fue transferido a Valencia, y de allí, a Madrid, acusado de haber vendido informaciones militares al enemigo

    Es inútil decir que las habituales confesiones, las misteriosas cartas escritas con tinta invisible, y otras pruebas, estaban ya listas para salir con tal abundancia que, razonablemente, no se podía considerarlas sino como preparadas con antelación. Hacia el 19 de junio, desde Valencia llegó a Barcelona la noticia de que Nin había sido fusilado.

    Esperábamos que el rumor fuera falso, pero apenas es necesario subrayar la obligación para el Gobierno de Valencia de fusilar algunos, una docena, quizá líderes del POUM si quiere que sus acusaciones sean tomadas en serio.

    Durante este tiempo, la base del partido, no solamente los miembros, sino también los soldados pertenecientes a las milicias del POUM, y los simpatizantes o apoyos de cualquier tipo eran arrojados a prisión en cuanto la policía podía capturarlos. Quizá sea imposible realizar una estadística exacta, pero todo indica que, durante la primera semana, hubo más de cuatrocientas detenciones, solamente en Barcelona.

    Se sabe, sin lugar a dudas, que las prisiones estaban tan llenas que un elevado número de prisioneros hubo de ser encerrado en tiendas y otros depósitos provisionales. Según todas mis investigaciones ninguna distinción se ha hecho en estas detenciones entre los que tomaron parte o no en los disturbios de mayo.

    En cambio, la prohibición del POUM tuvo validez retroactiva. Dado que el POUM acababa de ser ilegalizado, todos los que, en alguna ocasión, habían pertenecido al POUM fueron considerados infractores de la ley. La policía arrestó incluso a los heridos de los sanatorios. Entre los detenidos en una de las prisiones he visto, por ejemplo, dos hombres conocidos por mí, amputados de una pierna; y también un niño que no tenía más de doce años.

    …/

  50. Espero que tanta luz no deslumbre y haga daño.

    El viaje de la lucha por la emancipación de la sinrazón del capitalismo no puede conducirnos a la locura totalitaria del estalinismo, a una miseria donde unos opresores son sustituidos por otros.

    Debemos aprender de las experiencias fracasadas, tristemente fracasadas, de las revoluciones perdidas y traicionadas.

    Y para ilustrarlo, y citando una vez más a Orwell, no hay mejor cita que el párrafo final de Rebelión en la Granja.

    “Doce voces estaban gritando enfurecidas, y eran todas iguales. No existía duda de lo que sucediera
    a las caras de los cerdos.

    Los animales de afuera miraron del cerdo al hombre, y del hombre al cerdo, y nuevamente del cerdo al hombre; pero ya era imposible discernir quién era quién.”

  51. Que conste que a día de hoy no me considero ningún ista. No sigo ninguna religión ni creo que a nadie haya que leerlo de rodillas, pero esto es lo que opinaba Lenin sobre Stalin y sobre Trostky.

    EL TESTAMENTO DE LENIN, 1923.

    Después de que el compañero Stalin se convirtió en Secretario General, reunió un poder enorme en sus manos, y no estoy seguro, de que siempre sepa usar este poder con el cuidado necesario.

    Por otro lado, el compañero Trotsky se destaca no sólo por sus capacidades sobresalientes, como lo ha demostrado en su lucha con el Comité Central en la cuestión del Comisariado del Pueblo para Carreteras y Tránsito, sino también es con seguridad el hombre más capaz en el actual Comité Central. Mas, basado en una excesiva confianza en sí mismo, también tiende a interesarse demasiado por el aspecto meramente administrativo de las cosas.

    P.D. Stalin es demasiado rudo, y esta falla que entre nosotros los comunistas es perfectamente soportable, se hace absolutamente insostenible en la oficina del Secretario General. Por ello propongo a los compañeros, encontrar un modo de alejar a Stalin de este cargo y de nombrar a otro que se diferencie de Stalin sólo por su superioridad en todo sentido es decir que sea más paciente, leal, cortés y atento frente a los compañeros y menos caprichoso, etc.

  52. Por cierto, a todos los indocumentados que dicen que Orwell “no era anticomunista, era antiestalinista”…

    Les recuerdo que en “Rebelión en la Granja”, el personaje de Trotski, Snowball… SIGUE SIENDO UN CERDO, al igual que el personaje de Marx – el “Gran Cerdo Mayor”.

    Que era un anticomunista lo pudo decir mas alto, pero no mas claro.

    • Ivan ¿ El Rojo??

      Voland es efectivamente un guiño a una de las mejores novelas del siglo XX. La de Mijal Bulgakov “El Maestro y Margarita”, una sátira a veces tremendamente divertida y otras inquietante sobre la Rusia stalinista. Por supuesto nunca se publico en vida de Stalin. Aprovecho para recomendarla.

      Bulgakov fue apenas tolerado por la burocracia stalinista. De hecho escribió una serie de cartas a Stalin pidiéndole, rogándole, que le permitiese exiliarse. No lo consiguió pero no murió ejecutado. Al menos salvo la vida

      “Al cabo de diez años mis fuerzas se han agotado; no tengo ánimos suficientes para vivir más tiempo acorralado, sabiendo que no puedo publicar, ni representar mis obras en la URSS. Llevado hasta la depresión nerviosa, me dirijo a Usted y le pido que interceda ante el gobierno de la URSS para que me expulse, junto con mi esposa L.E. Bulgákova, que se suma a esta petición. “

      Pretender que el personaje de Voland es una alegoría de Stalin solo puede partir del ignorante que habla, una vez más, de lo que no ha leído (tú).

      Lo de las emisiones de la BBC y la comparación que supuestamente hace Orwell de los independentistas con los nazis eso ya la es la monda. Una vez más sigues oyendo voces que te dicen que cosas sobre Orwell que nunca hizo. Muy al contrario su estancia en Birmania le sirvió para radicalizarse y tomar conciencia sobre la explotación colonial, como muy bien describe en su relato Disparar a un Elefante.

      Efectivamente tienes 18 años cumplidos, mentales debes andar por los 85. Por tus ideas y lenguaje se nota que tienes el cerebro rancio y acartonado.

      Yo también me he molestado, no demasiado, en estudiar la realidad de la URSS. La diferencia esta en que yo he intentado hacerlo críticamente y tu con la fe del creyente. Según parece nadie que no haya visitado la URSS puede describirla y es un imbécil. Aplicate el cuento y limitate a describir las letrinas de la cueva donde te hayan adoctrinado.

      Por cierto, ademas de falsario vidente. Eres capaz de saber cuales eran las ideas de Orwel, y en lo que pensaba. Felicidades superhombre.

      Aunque en una cosa estoy de acuerdo en que Orwell, en “1984” describía el un estado totalitario, el de la URSS de Stalin. Aunque haya otros, por ejemplo el de Korea del Norte.

      No me gusta caer en la descalificación personal, pero con el tonillo que utilizas y ya que te has molestado en hacer tus deberes y en enterarte quien era Volad, te he de decir que yo también he hecho los míos. ¿Te has planteado alguna hacer deporte y adelgazar? Algunos dicen por ahí que te mejoraría la salud mental y la física.

      Animate “chaval”

      Por supuesto Voland forever. Si quisiera tener alguna relación con Stalin mi avatar sería una cabeza de cerdo y me llamaría Napoleón.

      • Es ilustrativo para el debate que estás negando directamente la realidad. Es evidente que he leído Maestro y Margarita y también las obras de Orwell, pero insistes en negarlo porque al parecer crees que haber leído o no esas novelas te hace superior. Lo cual es bastante triste y dice mucho de ti.

        No he hecho ningunos deberes buscando quien era Voland. Si los hubiera hecho te diría que te inspiras en Goethe, pero claro asumir que un ignorante como tu ha leído a Goethe es demasiado esperar, así que supuse que la referencia era mas popular – Bulgákov. Dado que hice mi tesis doctoral en filología eslava sobre Maestro y Margarita, no creo que estés en condiciones de decirme que sabes interpretarla mejor que yo.

        También dice mucho de ti que me hayas estado investigado y me ataques por mi forma física. Es brutal, eres un tipo que se pega el moco diciendo que odia a los totalitarios y luego INVESTIGAS COMO SI FUERAS LA CIA A QUIEN TE LLEVA LA CONTRARIA Y LO ATACAS HAD HOMINEM EN LO PERSONAL.

        Felicidades, si querías demostrar que eres un cínico y un monsturito que vive solitariamente en el sótano de tus padres, lo has conseguido.

        También insistes en negar otras realidades. George Orwell trabajó en el servicio oriental de la BBC desde agosto de 1941 a Septiembre de 1943. Es un dato objetivo que niegas porque rompe tu visión idealista del personaje. Pero el problema es tuyo, no tienes por qué insultarnos a los demás por contarte la realidad.

        Evidentemente que Maestro y Margarita no se publicó en vida de Stalin. Porque Bulgákov murió en 1941 antes de terminar de escribirla, por tanto solo se terminó muchos años después – y a la burocarcia soviética de tiempos de Jruchev no le hacía mucha gracia una novela donde Stalin purga corruptos.

        Bulgakov fue elegido personalmente para dirigir la obra teatral en conmemoración del cumpleaños de Stalin en 1936, así que está claro dónde estaban sus filias y fobias. Su petición de exilio fue previa a su entrevista personal con Stalin. Y es que Bulgakov tuvo la osadía de publican una novela donde se hablaba bien de la Guardia Blanca, y eso efectivamente le trajo problemas entre la versión soviética de la SGAE, hasta que Stalin habló con él en persona. El hecho de que defendiera a los zaristas y no fuera ni exiliado ni encarcelado ni ejecutado rompe bastantes mitos sobre el totalitarismo soviético que tanto os gusta repetir a los gafaplastas.

        En fin, que con cada mensaje te luces. Por favor, continua demostrando que eres una basura humana.

  53. El POUM estaba infiltrado de fascistas hasta las orejas, lo cual no quiere decir que fuese una organización fascista, pero desde el golpe de Estado que da contra la República en Barcelona, para los demás actores no queda subjetivamente ninguna duda.

    Recordemos que durante los hechos de Barcelona la CNT tiene cuatro ministros en el Gobierno, y que envía a un representante anarquista a Barcelona para poner orden ( García Oliver). No es un enfrentamiento entre comunistas y anarquistas y poumistas, sino un enfrentamiento entre algunos anarquistas, los poumistas y todos los demás. La mayor parte de los anarquistas de entonces condenan los hechos de Barcelona. Una división dentro del Frente Popular, tan alentada y deseada por los fascistas desde sus medios de propaganda, que con la complicidad estúpida del POUM desangraba la República mientras los fascistas se relamían con lo que pasaba.

    En un mitín del POUM se llega a decir: Muera la República Democrática. Como si los republicanos y los fascistas fuesen lo mismo. Esto les hubiera costado la vida inmediatamente en la zona fascista si hubieran dicho algo similar de signo contrario.

    No es de estrañar pues el asco y repulsa que generó el POUM en todos los sectores del Frente Popular, desde la izquierda republicana, los socialistas, los comunistas o los mismos anarquistas.

  54. Walter Benjamin fue apresado por los franquistas cuando huía de los nazis y es entonces cuando supuestamente se suicida, cosa que no está nada clara. O lo asesinaron los franquistas o se suicidó mientras estaba detenido para evitar lo que le venía encima.

  55. No estoy a vuestra altura, lo reconozco pero simplemente apuntar un dato si no se ha dicho ( pues se ha desarrollado mucho el tema) en relación a la muerte de Trotsky, cual larga era la sombra de Stalin, quién lo asesinó, y quién fué la madre del asesino. Luego aportar una biografía para quién deseé ahondar en el Poum, Víctor Alba, periodista i militante del Poum. Por último recordar que las colectivizaciones, quedarán para la historia; como quedará el señor Lister también, en los pueblos del frente del Ebro todavía se acuerdan de él y no para bien.
    Y si le interesa a alguien, recomendar el documental “Vivir la utopía”, también la película “Tierra y Libertad”.
    Un fraternal saludo.

    • Tierra y Libertad está basada en Homenaje a Cataluña. Una película donde se presenta al Frente Popular como si fuera igual que las tropas fascistas para mi no tiene mucho valor documental, ni es muy instructiva .

      El asesinato de Trotsky muy mal, pero el otro bando también tenía la sombra muy alargada y ahí están los asesinatos de Lumumba, Ben Barka, Sankara, Gaitán, Guevara ( sin ningún proceso) , Allende ( inducido o no) y tantos otros.

      • Se te ha olvidado el asesinato fundamental: el de Kirov (que por cierto también han empozoñado), íntimo de Stalin. Es importante leer a Domenico Losurdo: los tk amenazaban con una tercera (hubo dos previas) guerra civil.

  56. 1º Manuel Menéndez inculto, Orwell nunca disparó contra los fascistas defendiendo la causa estalinista.
    2º Estalinistas, es decir fascistas, os creéis que porque sois eficientes y contáis con el dinero y el beneplácito de los del grupo del hambre, tenéis derecho a decirle a los demás que son unos fascistas, pero vuestros métodos, y vuestra visión del mundo no va más allá de construir campos de concentración para los que no piensan como vosotros y repartir pan para comer, es decir, política franquista, que además se da la circunstancia que era más mezquina que la de Hitler, que además de ello concedía un Volkswagen al obrero alemán. Todavia me maravillo de la cantidad de estalinistas que deambula por el mundo, creyéndose con la posesión de la verdad, que vayan a Roma que allí también la tienen

    • Yo me maravillo con la cantidad de gente que reproduce el discurso del Franquismo y del Neoliberalismo (la República estalinista, comunismo = nazismo) y luego se creen que son progresistas y de izquierdas.

  57. La intolerancia de los fanboys de Orwell y el POUM hacia los que piensen diferente está quedando bastante clara en estos comentarios.

    Es significativo que ya estén recurriendo incluso a investigar en lo personal a los que pensamos diferente.

    Eso si los estalinistas y totalitarios somos nosotros por rechazar el culto a la personalidad de un aventurero delator del MI

  58. Muy manipulador decir sólo que combatió con los republicanos y no contar toda la historia. Que sí, vale, que el socialismo está muy bien y no tiene nada que ver con esta crisis

  59. Iván el Rojo ¿qué es eso de: “Es significativo que ya estén recurriendo incluso a investigar en lo personal a los que pensamos diferente”. Son muy importantes estas palabras. ¿Quié, desde dónde esa investigación? ¿Sonde la CIA? ¿Lo permite Sangry como sea? Saludos.

  60. Alguien por aquí habla de una cartas de Lenin sobre Stalin. Esas extrañas cartas… Lenin en el congreso de 1922 (murió en 1924) propuso a Stalin como Secretario general. Stalin era el único dirigente que con Lenin en vida ocupaba 4 cargos… Por algo sería respecto a sus relaciones con Lenin… No habría tanto desprecio y desamor. Lenin sólo despachaba habitualmente con St. esa es la realidad. Quienes sean serios, que lo investiguen. Es decir, que o todos o nadie, no sólo Stalin.

  61. Estoy encantado de leer esto. Conseguí el libro “Homenaje a Cataluña” de GEORGE ORWELL. Este Señor dice muchísimas cosas que yo escribo en mi libro en elaboración “Yo catalán, hijo de anarquista” que no las he copiados. No tenía ni idea que su libro existía. En el mío irá escrito algo que el señor George Orwell desconocía, se ocultó, y se sigue ocultando (Lo que ocurrió con mi padre)

  62. Y Alexander Trocchi explica Orwell. Se desencadenan significados en la colisión consciente de idelones y gravitones. No temas la aceleración de la biomasa en la vacuidad espasmódica. Usemos la plaza pública como cosmódromo. Orbitemos. Dejemos que la rebelión de los técnicos en el parque temático se ocupe de arreglar el fallo de la representación pseudodemocrática con sus euros enmohecidos. Busquemos puntos de fuga, tracemos líneas imaginativas, derivas revolucionarias callejeras. Conquistemos la quinta dimensión.

  63. Muy buena la carta, en pocas líneas una perfecta descripción de los horrores de las diferentes dictaduras. Y la reflexión sobre la forma en la que nos meten en sus guerras y los individuos no se sienten concernidos por esta violencia: demoledora por lo sencilla y acertada! Orwell fue un gran visionario, una gran mente. Generoso al punto de arriesgar su vida en la guerra contra española contra los fascistas donde vio también los horrores estalinistas. Alguien para aprender y no abandonar en la lucha por una sociedad de personas libres y dignas.

  64. REPITO: ¿Participó Orwell (Eric Arthur Blair) en la policía secreta colonialista británica en Birmania?
    Como reza un dicho popular español: “Hechos son amores, y no buenas razones.”

  65. Pingback: Re(paso) de lengua: Sesquidécada: agosto 1998

    • Lo de “Ivan el Rojo”, como que bastante más consistente que lo de “Julius MIrlo”, ¿no te parece, “donamar”?

      Darles duro y sin desfallecer a los gafaplastas, desgraciadamente tan inútil como intentar arar el mar, resulta imprescindible.

      Ánimo, Iván.

  66. todo para no decir las verdaderas causas dela derrota del 39, del pacto germano soviético, de la limpieza de “trotskistas” del ejercito rojo antes de la guerra mundial, y de la “sorpresa” que Stalin y Molotov se llevaron cuando Hitler atacó rusia. Acaso no sabían esos faros de la revolución que el objetivo ultimo de Hitler, lo tenia escrito en el Mein Kampf (el problema que Stalin, leer lo que se dice leer, mas bien poco), era destruir la URSS. Esperaban pararlo con pactos con Hitler.
    Expliquen porque demonios el PC francés se nego a entrar en la resistencia hasta que Alemania ataca Rusia. Si Alemania no atacara a Rusia, el PCF que iba a hacer.
    El stalinismo es la politica de pactos sistematicos con el enemigo, con Hitler (pacto germano soviético), con los yankis (coexistencia politica) con la burguesia china (Kuomintang), con el fantasma de la burguesia española en el 36 (Azaña y Casares Quiroga). Ellos no se pasan individualmente a la reaccion,entregan pueblos enteros a la contrarevolucion.

  67. Pingback: La carta en la que Orwell explica “1984″ | La Zona

  68. Margaret Atwood, en Tengo hambre de tí, actualiza 1984 con su Prestaleza y Positrón: ‘la mitad de la población la formarían los presos; la otra mitad se dedicaría a atender a los presos, de un modo u otro’

  69. Pingback: Pasa la vida » Blog Archive » George Orwell – Citas

  70. Pingback: La carta en la que Orwell explica “1984″ | Arnaitz

  71. Pingback: George Orwell y 1984: la idea - Trend It Up | Trend It Up - Sony

  72. Pingback: La casa de Kokoro

  73. Pingback: Las utopías | Café filosófico Filomanía

  74. Pingback: LA HABITACIÓN 101 (1984) |

Deja un comentario