Gabilondo a Iglesias: “Pablo, ahora resulta muy fácil denostar la Transición, pero…”


gabilondo

Este finde recibí un email preocupado de un amigo francés con el que compartí oficina cuando hacíamos el doctorado. Me decía que acaba de leer en Le Monde que la tasa de desempleo juvenil en España era del 54%. “Alberto, ¿cómo veis los jóvenes españoles lo que está sucediendo?”

No sólo los jóvenes estamos sufriendo en esta crisis. Preguntad a las personas de 50 años que pierden su empleo.

Pero creo que un elemento esencial de esta crisis es esa sensación de que, en algunos aspectos, nosotros viviremos peor que nuestros padres. Mi padre y todos sus amigos tenían, a mi edad, una estabilidad laboral que les permitía, por ejemplo, formar una familia.

“Que la próxima generación viva mejor que nosotros” me parece buen “test” sobre la salud de una sociedad.

Pensando en estas historias, me topé con una entrevista que le hizo hace unos días Pablo Iglesias a Iñaki Gabilondo. Os podrá gustar más o menos Pablo Iglesias, os podrá gustar más o menos Gabilondo, pero ambas son voces muy representativas en ese diálogo entre “nuestra generación” y la “generación de nuestros padres”.

Viendo la entrevista comencé a tomar notas porque me pareció que ilustra de manera perfecta ese diálogo entre generaciones. (Estas notas no están ordenadas, podéis ver el vídeo completo de la entrevista en la web de la Tuerka).

Gabilondo [sobre la Transición]:

Aquel periodo tuvo muchos más valores de los que ahora se están considerando.

Para empezar esta es una generación que está mirando atrás como pidiéndole a la anterior respuestas para su presente. Y cada generación se enfrenta con su presente. Yo a mis padres no les dije: “¡Qué España nos habéis dado! Con una guerra, con un montón de muertos y con un dictador mandando. ¿Pero qué es esto?” Es lo que nos tocó. Bueno o malo, eso fue lo que nos tocó.

Y ahora, a vosotros, os toca lo que ahora os toca. Cada generación tiene sus desafíos y el que nos tocó a nosotros no era pequeño.

No paséis demasiado tiempo riñiéndonos a nosotros, porque hicimos lo que pudimos. Que es justamente lo que vosotros haréis: lo que podáis.

Pablo, entonces en España nadie sabía de democracia. Nadie. Ni los periodistas, ni los políticos, ni nadie. De los ministros del franquismo, de esos ya ni te cuento.

Aquel intento se hizo desde la más superlativa ignorancia. Con voluntad de salir adelante, de que no nos matáramos y de parecernos un poquito a los países de nuestro alrededor.

Para que te hagas una idea de la información que tenía la sociedad: yo estudié periodismo porque quería trabajar en la radio, pero en la radio no se podía dar información. Hasta el año 1977 todas las emisoras de radio tenían que conectar con Radio Nacional de España a las 14:30 y a las 22:00. Y a las 14:30 y a las 22:00 era la ÚNICA información que se daba en España. El resto del tiempo se daban concursos, programas musicales, seriales y deportes.

Cuando Franco murió yo tenía 33 años y 3 hijos, Pablo. Habíamos vivido toda la vida así. Cuando ahora se oye “hubierais debido hacer…” digo “bueno, un poquito de matiz”. No es fácil saber como se podía entonces enfrentar una sociedad con algo que no sabía como era, que quería llevarle a otro sitio donde se pudiera respirar, salir de aquel cuartel, pero sin tener ni idea de cómo.

Teníamos un límite a lo que se podía hacer que creo que a veces no entendéis: una estructura que se había construido durante 40 años que había hecho a nuestro país ignorante por completo de la política.

Iglesias:

Ya, pero tengo la sensación cuando hablo contigo, igual que cuando hablo con gente de tu generación, de que la Transición se ha convertido casi en un mito, en un espacio político intocable.

Cada vez que yo digo “hay que abrir el candado de la Transición” se producen muchísimas reacciones.

Gabilondo:

Yo creo que hay que abrir el candado de la Transición, porque, evidentemente, ha desfallecido todo lo que se construyó en el 78.

Todo. La Jefatura del Estado, los partidos políticos, la Constitución, el Estado de la Autonomías, los sindicatos, los medios de comunicación. Todo.

Que hay que hacer un ejercicio de transformación y renovación nadie lo puede discutir. Pero creo que sería bueno que no se hiciera denostando todo lo que se hizo. Y cuando se mire dentro de 30 años lo que ahora vayáis a hacer vosotros, espero que se tenga un poquito de conciencia de las dificultades que ahora se dan.

Cuando se menciona “la casta” por ejemplo. Entiendo lo que quiere decir y lo comparto bastante, porque tiene un peso crítico que se merece. Incluso diría que es suave para lo que se merece.

Pero tampoco se puede olvidar que eso que llamáis “casta” trajo la sanidad pública, trajo la educación universal, hizo también cosas bien.

Iglesias:

Ya, pero llama la atención que la casta se atribuya el mérito de construir la sanidad o la educación públicas cuando también se está encargando de destruirlas.

¿No resulta absurdo que algunos digan: “oigan, permítanme ser un sinvergüenza porque a mí me tienen que agradecer que haya sanidad pública”?

Gabilondo:

Sí, hay gente que es capaz de decir eso. Pero la gente que dice eso no merece más que desprecio.

Yo creo que estamos en un momento muy, muy extraordinario porque está habiendo un cruce de olas brutal. Todo está en ebullición, las ideas, las palabras: están en ebullición. Europa está desfallecida, la revolución informática, la globalización. Son demasiadas cosas para poderlas observar de una manera detenida.

Y en el caso de España, son demasiadas cosas para observarlas en el proceso de un viaje en el que se ha ido dejando la vida una generación. Una generación que ha caído en todas las contradicciones, una generación que tuvo aciertos y errores, como todas las vidas. Cuando miro atrás en mi vida también veo muchos errores que cometí.

Podemos discutir hasta el infinito si la Transición se hizo bien o se hizo mal.

Lo que es indiscutible es que ahora la vida política tiene que ser revitalizada. Y tiene que ser revitalizada de manera muy audaz, porque todos los mecanismos de trampeo han fallado.

Siempre me sorprende la poca fe que tiene la política en su capacidad transformadora. Yo eso no lo entiendo.

Cuando los políticos dicen: “Miren ustedes: estamos en el año 2014. En el año 2050 habrá no sé cuantos pensionistas, las mujeres tendrán tantos hijos…” me dan ganas de responder: usted acepta por tanto esta realidad y la proyecta a 40 años después. ¿No piensa usted en hacer nada en medio?

¿No se le ha ocurrido a usted que las realidades que usted ve pueden ser modificadas porque la política las puede transformar? Eso es lo que yo no entiendo.

Por eso ahora me gustan algunos discursos, con los que se puede o no estar de acuerdo, pero que comunican la voluntad de transformación.

La única esperanza de la sociedad es la política y hay que restablecer un pacto sociedad-política porque sólo juntos podemos hacer algo. Cuando descubrimos que la política estaba superado por los poderes financieros, la conclusión natural debería hacer sido: “sociedad y política tenemos que construir una alianza para defendernos”.

Gabilondo [Sobre El País, PRISA y los medios de comunicación]:

Yo creo, sinceramente, que los medios de comunicación se suicidan cuando entran en la Bolsa.

Iglesias:

Bueno, si esto lo digo yo me llaman populista

Gabilondo:

Ya, y a mí me reñirán en Prisa, pero es lo que creo.

Cuando un grupo de comunicación sale a Bolsa pasan muchas cosas: las licencias de radio y televisión las otorgan los gobiernos y al otorgarlas los gobiernos se establecen demasiadas cosas que interfieren, que crean odios, rencillas, favoritismos. Aquello envenena muchísimo las cosas.

[Iglesias acaba sus entrevistas proponiendo a sus invitados que hagan un brindis]. Gabilondo:

Voy a brindar por una de las ideas en la que más creo y que gente joven de mi entorno me suele pedir que repita:

No os olvidéis que lo que está pasando, está pasando. Y lo que viene detrás de lo que está pasando no está escrito. Depende de lo que hagamos o lo que dejemos de hacer. Brindo porque no se os olvide que el futuro no está escrito y que lo vais a hacer vosotros.

36 pensamientos en “Gabilondo a Iglesias: “Pablo, ahora resulta muy fácil denostar la Transición, pero…”

  1. Gracias, es el primer periodista/bloguero que dice algo acerca de los parados mayores de 50 años, los cuales no volverán a trabajar y por tanto sus cotizaciones para su jubilación se verán notablemente reducidas. Otro robo más.

    Saludos de uno que emigró a los cincuenta y algo de años.

  2. Claro que hay que entender lo que se hizo en la transición, y cómo y por qué se hizo. A qué se enfrentaban, y qué podían conseguir en aquel momento y a qué precio. Supuso un avance incuestionable, pero tan cierto como eso, lo es que estuvo diseñado y controlado para no permitir que la democracia llegara más allá de cierto nivel de lo intocable del régimen. Y esa tutela aún la tenemos en cuestiones como los privilegios de la iglesia, los crímenes del franquismo, la monarquía, etc. A ese déficit democrático heredado se ha sumado una involución mundial en democracia, a raíz del liberalismo neocon y la dictadura de los mercados, que en nuestro país se ha aliado con lo peor que ha surgido de ese régimen del 78.
    No se trata de juzgar si se hizo bien o mal, ni si se pudo o no hacerlo mejor en aquel momento. Se trata de analizar qué hay ahora, y qué podemos hacer. Y hoy tenemos a esa casta encastrada en ese régimen, que más que una garantía contra la atrocidad, es la fuente de la atrocidad misma, quizá no por cómo se hiciera, sino por cómo ha evolucionado durante este tiempo. Con mejor o peor intención en su momento, es lo que ahora hay. E igual que en el 78 se enfrentaban a lo que se enfrentaron, hoy nos enfrentamos a lo que ahora hay. Y ese régimen cerrado y apolillado del 78 es lo que debemos superar de una vez. Que sirva como régimen de transición a la democracia, y por tanto, de progreso. Pero lleguemos por fin y de una vez a un estado democrático de verdad, y a no esto en que nos hemos quedado a medias.

    • Ya vale con esto. En Portugal y en Grecia las cosas se hicieron de forma muy diferente y hoy están igual o peor que nosotros. Parece mentira que Iglesias y Monedero sean profesores de Políticas…

    • la politica y los politicos de ahora es como un virus que se mete en tu ordenador,estan incustrados en la sociedad, la pena es que no tienes antivirus, solo sirve con formatar,y ese formateo solo podra hacerlo Podemos.
      Eso si, que no se le vaya de las manos.

  3. 33 y 3 hijos, yo 20 y ningún hijo hasta ahora, supe de la muerte de Franco en la Cantina del Cuartel, a su entierro tuve que hacer guardia en las cercanías de la Basílica del Valle Cuelgamuros y meses después sufrir condena más de un mes en calabozo por organizar protestas contra la mala comida en el Cuartel y las mordidas del Oficial de cocina.
    Así que no me venga D.Iñaki conque no se sabía lo que era democracia. TODOS sabíamos lo de “un hombre, un voto”, también los franquistas, por eso lo impedían desde que ganaron el Golpe.
    Tras la muerte de la Culona y la genial hostia a Carrero, PODÍAMOS acumular fuerzas pero el principal traidor, Carrillo lo impidió gracias a su fiel pirámide, como D.Pablo lo impedirá gracias a su Podemos si no espabilamos.

  4. Y aunque me gusta el 15M y el primer Podemos, despues de convertirse en pirámide con el mesías D.Pablo y apóstoles, mas las renuncias posteriores, provocaron mi desconfianza y mi temor de “operación colchón amortiguador” encubierta, similar a la cínica “ruptura pactada”, “pacto para la libertad”, “pactos de la Moncloa” y demás carrilladas.

  5. Gabilondo. Ese hombre que algunos consideran crítico porque utiliza un lenguaje pomposo para no decir nada en concreto. Nunca incomodó al Poder y por eso siempre vivió bien con PRISA. Es la supuesta voz disidente de ese emporio que, en realidad, a nadie molesta.

  6. Pero tampoco se puede olvidar que eso que llamáis “casta” trajo la sanidad pública, trajo la educación universal, hizo también cosas bien.
    ========================================

    Mentira, como casi todo lo que dice Gabilondo. Con Franco ya había sanidad, educación universal (bastante mejor que la de ahora) y hasta prestación por desempleo, todo ello pagando muchos menos impuestos. Eso sí, con menos políticos y menos funcionarios.

    • La educacion no era universal ni tampoco la sanidad. En Sanidad se cubria a un 60% de la poblacion, con la ley del 86 a un 100%. En educacionmuchos no acababan los estudios, por no tener acceso a ellos y tener que ponerse a trabajar, mis familiares entre ellos.. Documentese un poco.

    • He leído comentarios anteriores y todos son opiniones respetables. Es evidente que, dado que hay discrepancias, no los comparto todos.
      Sin embargo, este es directamente mentira, lo que uno espera de un más que probable ppero con nostalgias del franquismo.
      Cuando murió franco, ese HP, los autónomos agrarios, por ejemplo, no tenían derecho a la Seguridad Social. En la escuela éramos unos 70 en el aula, luego en toda la Universidad de La Laguna unos 3000 y, en efecto, no se pagaban impuestos directos, pero los había indirectos y uno tremendamente antisocial: la inflación.
      Por favor, deje ya de decir estupideces, el franquismo sólo trajo represión y pobreza.

    • Mentira. La dictadura fascista española nunca se interesó por la educación de su pueblo. Si no, busque cuál era el porcentaje de analfabetismo en nuestro país en los años ´60 y 70. Busque, busque… Y luego compárelo con el de Cuba por las mismas fechas. Si, claro, las comparaciones son odiosas.

  7. Creo que la peor crítica a la Transición se puede hacer a partir de mediados los años 80.Es evidente que la Transición en si no daba para mas,y el que lo dude que recuerde el golpe de estado,que no intento,del 23-F,en que se intentó,con el apoyo de una parte del ejército,acabar con la política moderadísima de Suarez,que acababa de ser forzado a dimitir.Los entresijos del golpe,o golpes,con sus conexiones variopintas,desde la ultraderecha hasta una cierta izquierda,pasando por todo lo intermedio,dudo que se aclaren nunca.El caso es que cuando en 1982 los socialistas consiguen el poder siguen una política que no pretendía culminar la democratización necesaria,ni mucho menos aplicar políticas de izquierdas.Lo mas lamentable es que esta actuación vergonzosa obtuvo reiteradamente el aval de las urnas,y que su alternativa era el PP,que finalmente obtuvo el gobierno en 1996,y con la mayoría absoluta del 2000,empezó una deriva autoritaria y neofranquista que el PSOE de Rodríguez Zapatero se mostró incapaz de revertir,si es que tenia voluntad de hacerlo.

  8. A mí me pareció una estupenda entrevista por parte de los dos actores, con sus luces y sombras, como absolutamente todos tenemos. Un estupendo motivo para reflexionar sobre el valor de política en una perspectiva temporal larga, y no cortoplacista como la actual. En cualquier caso, y respecto a lo señalado en el comienzo de este post y de algunos de los comentaristas, el futuro debería estar en nuestras manos, las de los ciudadanos, y los políticos no olvidar que unicamente son nuestros representantes, y no los dueños del cortijo, y entre todos, diseñar las medidas que hagan que este mundo sea mejor, más justo y más igualitario.

  9. discutir hasta el infinito sobre la transición Gabilondo, pero que dices, fue un fraude y lo sabes porque formastes parte de él al igual que toda la denostada y mal llamada izquierda de este putrefacto país…es mas te recuerdo que esta transición la tratasteis de importar a la Hispano America con ayuda de EEUU y los sudamericanos la mandaron a la M….te queda claro…bien nos engañasteis, bien, mal.

    • Ahora esa declaración la haces desde ojos de 1978, por favor. Cuéntanos todo ese fraude y algo serios sobre EEUU, que raro que no salga este país, ahora sería la CIA la hacedora de nuestra corrupta y malvada constitución.

  10. GENERACIÓN 1962

    Que bellos fuimos.
    Salir de la casa a la plaza.
    Salir de la familia a la multitud.

    ¡Sociólogos del mundo, historiadores!
    ¡Psicólogos, antropólogos, poetas!
    Unid vuestras fuerzas y explicad
    qué hubo en el aire, que sangre bebimos,
    qué nos dijimos, qué experimentamos
    para que ocurriera tal milagro.

    De un predio cuartelero quisimos un país,
    de las migajas del mantel, las uvas en racimo.
    Quisimos un cielo limpio y unas manos limpias
    aunque heredamos sólo la sangre y la venganza.

    Mientras se redactan vuestras eruditas conclusiones
    os diré que fue la belleza de la verdad,
    la épica de la justicia.

    Diréis: factores propelentes y factores atrayentes
    en vuestros trabajos fin de máster.

    Fuimos afortunados. El destino
    nos colocó delante de la realidad,
    nos dio una tarea. Hubo que abrir
    un país como naranjas.

    Hicimos un viaje sin regreso.
    Renunciar para ganar. Dejar para coger.
    Romper para engendrar.
    Abandonar un cálido confort que solo se sostiene
    en la ignorancia cómplice, un futuro previsible,
    para abrazar la mirada del espejo.

    Viaje difícil. Se te rompe el costado.

  11. No es que sea injusto, es muy injusto. Tan injusto que me gustaría que definieran qué se ha de renovar o transformar y qué la hace tan diferente de otras constituciones democráticas.

    Sí el agente estaba intoxicado el producto también, así que nuestra constitución ha de ser muy diferente al resto.

    Curiosamente hasta Pablo Iglesias podría gobernar en ese país que dicen algunos estar bajo algo parecido a una constitución franquista, Pero si es el propio Iglesias.

  12. Pablo iglesias es un sonajero en comparación con la trayectoria y capacidad de Gabilondo. Si hubiera sido una entrevista competitiva habría ganado Pablo, seguro, siempre lo hace, aunque se presente con esa arrogancia tan característica de él

  13. Los que hicieron la que ahora se dice ruin constitución, incluyendo entre ellos al ahora traidor Carrillo, hicieron lo que les fue posible, no lo que deseaban, con mucho esfuerzo de pacto y arriesgando su vida gravemente. Ahora pertenece a esta generación tan crítica con los constituyentes anteriores, mejorar lo que ellos no pudieron o no supieron hacer bien. Ahora no hay riegos que afecte a la vida politica. solo se necesitan ideas, capacidad de pacto y, esencialmente votos. Pero resulta que lo que se hace notar de manera clamorosa son muchos iluminados que pretenden arreglar el país sin pactar y sin votos.
    Yo admiro a Pablo porque parece que tiene buenas ideas, dice que tiene voluntad de pacto, y ya se ve que tambien va tener lo esencial, los votos. Si es lo que parece que es, contribuirá a mejorar un poco lo el pais, pero que no le espera mejor trato que los tan denostados Suarez, Felipe, Carrillo y cia.

  14. Me acuso de haber hecho lo que pude. Aquí se habla de un todo como si el franquismo sociológico no existiera, la mayoria, era esa gente que nunca hablaba de politica, que tenia miedo, sobre todo miedo, inculcado durante 40 miserables años. Yo vi abrazarse, llorando, sin poder hablar, a dos viejos que vivian a 3 km uno del otro, amigos del alma de 4 años en un campo de concentración, a 3 km y no se atrevieron a visitarse en 40 años del miedo que tenían y se encontraron delante de mi en una manifestación proamnistia en el mercado Viejo de S/C de Tenerife, lloraban y lloramos, aún me para la Guardia Civil de tráfico y me tiembla la voz, si, me acuso de haber hecho lo que pude, ahora a las nuevas generaciones les toca mover el cuIo, mirar atrás y señalar con el dedo es demaciado fácil.

  15. Aquello no nos toco nos lo impusieron a sangre y fuego que es muy diferente. Y ahora ya es el momento de poder criticar lo que se hizo mal. Dejar decenas de miles de muertos en la cunetas sin reconocimiento; dejar a los torturadores no solo ya libres sino incluso ejerciendo; dejar las leyes franquistas en vigor; dejar e incluso aumentar los privilegios de la Iglesia; dejar y permitir que el ejercito siga siendo como una losa asfixiante para la democracia; no dejar al pueblo escoger la forma de Estado; etc..Los poderosos siguieron mandando y ese poder junto con la mentalidad egoísta impartida en las escuelas franquistas les permitió corromper todo lo corrompible y llegar a la situación actual. La transición no fue un modelo, durante toda su andadura tuvo la espada de Damocles vigilándola; Fue impuesta. Ahora ya somos mayores y no necesitamos ningún padre que nos castigue aunque ese padre se llame ejercito.

  16. Si los libros de Historia se estudiasen desde el fin al comienzo (es decir, que la lección 1 fuese “Historia del siglo XX”) se acabarían muchos supuestos malentendidos intergeneracionales, que demasiadas veces son debidos a falta de conocimientos históricos.

    La cuestión no es “estar” con Pablo Iglesias o con Gabilondo, sino conocer cómo fue, al menos, la década de los setenta. Pablo Iglesias sí lo sabe, pero algunos de sus jaleadores parecen hablar de oídas.

  17. Pingback: Bitacoras.com

  18. ¡¡¡Capullos ¡¡¡ Despues de muchos años luchando frontalmente contra los francofalangistas,casi en solitario (PCE) creimos que lo mejor para el pais era aquella transición de los cojones,,Pasados mas de treinta años del caso,es muy facil largar y largar pero habia que vivir en ese momento historico creyendo que era lo mejor…En esa epoca era lo que habia que hacer,al paso del tiempo lo veis muy facil.¡¡¡¡Capullos¡¡¡

  19. Pingback: Chat Rooms

  20. Pingback: young hot gay sex

  21. Pingback: what is the Wealthy Affiliate about a scam

  22. Pingback: zdporn.com

Deja un comentario