¿Quién es Al-Baghdadi, el “Califa” del ISIS? [Capítulo 12 de La Batalla por Mosul].

Alberto Sicilia / MOSUL (IRAK)

Ibrahim Awwad Ibrahim Al-Badri (nombre de guerra: Abu Bakr al-Baghdadi) es, sin duda, el hombre más buscado del mundo. Nadie desde Bin Laden se había convertido en una encarnación personal semejante de la yihad global. Pero Al Qaeda era una red terrorista que nunca controló territorio. ISIS estableció un auténtico Estado, que en su apogeo llegó a gobernar las vidas de millones de personas y una superficie de 100.000 kilómetros cuadrados, un país mayor que Portugal.

Baghdadi nació en 1971 en Samarra, una antigua ciudad iraquí al costado izquierdo del río Tigris, en una familia de clase baja. Su padre dirigía los estudios de Doctrina Islámica en la mezquita local. Baghdadi mostró desde pequeño una fascinación por la interpretación más puritana de las leyes religiosas, mostrándose intolerante con quien no las acataba escrupulosamente. Su familia le apodó “El Creyente”.

Fue en la mezquita donde trabajaba su padre donde Baghdadi obtuvo su primer trabajo, enseñando recitación coránica a los más pequeños.

Cuando no estaba en la mezquita, Baghdadi se aplicaba con entusiasmo y arrebatos de rabia a su otra gran pasión: jugar al fútbol.

Con 22 años y sin apenas dinero, Baghdadi dejó Samarra para irse a Baghdad. Allí completó una extensa educación religiosa: Diplomatura en Estudios Islámicos en 1996 y un Master en Recitación Coránica en 1999. Durante ese tiempo vivió en un pequeño cuarto pegado a una mezquita en una zona pobre de Baghdad. Allí complementaba sus estudios dando clases de Corán a los niños del barrio.

Durante todo este tiempo Baghdadi no dejó de jugar al fútbol en equipos locales.

Su tío paterno, Ismail al-Badri, trató de convencerle de que se uniese a los Hermanos Musulmanes, una sociedad islamista transnacional fundada en el Egipto de principios de siglo cuyo propósito es transformar la sociedad hacia una islámica, con “el Corán como Constitución”. Pero la rama mayoritaria de los Hermanos Musulmanes quiere cambiar la sociedad “desde dentro del sistema” (de hecho, la organización tiene diputados en casi todos los países donde no está ilegalizada). Aquello a Baghdadi le pareció “demasiada palabrería y poca acción”, así que se orientó hacia el yihadismo salafista, un movimiento ultra-conservador que pretende usa sociedad bajo la interpretación más puritana de la Ley Islámica aunque para ellos sea necesario la violencia.

La gran oportunidad de Baghdadi llegó en 2003. EEUU invadió Irak y tumbó el régimen y toda la administración de Saddam Hussein. En el vacío de poder que siguió a la invasión, estallaron dos guerras civiles superpuestas: ocupantes contra ocupados y sunníes contra chiíes.

Baghdadi ayudó entonces a formar un grupo insurgente llamado “Jaysh Ahl al-Sunnah wa al-Jamaah” para atentar contra los soldados estadounidenses que ocupaban el país.

Poco después fue detenido de manera casi accidental por el ejército estadounidense. Ocurrió el 2 de febrero de 2004, mientras visitaba a un amigo en Falluyah que sí estaba en la lista de los hombres más buscados. En los registros oficiales norteamericanos consta que se le clasificó como “prisionero civil” y no como un “yihadista”.

Baghdadi fue enviado a la cárcel de Camp Bucca, en el sur de Irak. Aunque las fotografías de abusos a prisioneros hicieron que la atención internacional se dirigiese hacia la prisión de Abu Ghraib, Camp Bucca resultó mucho más relevante para el futuro de Irak. Por Camp Bucca pasaron unos 100.000 iraquíes durante la ocupación de EEUU, llegando a albergar a 20.000 prisioneros a la vez, casi con total seguridad la cárcel más grande del mundo.

Años después, este campo de internamiento sería bautizado como la “Universidad de los Yihadistas”, por todos los lazos que se formaron entre insurgentes de diferentes grupos que años después acabarían engrosando las filas del ISIS.

Durante su estancia en prisión, Baghdadi siguió jugando al futbol, y al parecer de forma brillante, ya que sus compañeros le pusieron el mote de “nuestro Maradona”.

Baghdadi fue liberado de prisión en diciembre de 2004, apenas 10 meses después de ser capturado.

El grupo más prominente durante la insurgencia sunní era la “Al Qaeda Irak” del feroz Abu Musab al-Zarqawi. Los atentados contra los soldados de EEUU y la población civil chií se sucedían sin control.

Baghdadi se unió a la organización a través de los contactos que había hecho en la cárcel. Por sus conocimientos en Ley Islámica, se le asignó la tarea de revisar la propaganda que Al Qaeda producía para estar seguros de que no había ningún error de doctrina religiosa.

En octubre de 2006, Al Qaeda Irak se unió a otros grupos yihadistas para formar el ISI (el “Estado Islámico de Irak”). En la primavera de 2010 Baghdadi ya era el líder de la organización.

Eran años muy complicados para ISI: las tribus sunníes se habían hartado de la extrema violencia de sus tácticas y lanzaron una cacería contra sus militantes.

Con ISI diezmado, Baghdadi aprovechó para enviar a muchos de sus hombres a una Siria en guerra y establecer allí una organización bautizada como “Frente de Al Nusra”. Nusra ganó terreno rápidamente en el noreste de Siria. Baghdadi decidió fusionarla con ISI para formar el ISIS (“El Estado Islámico de Irak y el Levante”).

Baghdadi controlaba ahora un tercio del territorio sirio y las vidas de cientos de miles de personas. El sueño del Califato estaba más cerca. El siguiente paso era Irak. En un ataque relámpago aprovechando el levantamiento sunní contra el gobierno de Bagdad, ISIS conquistó el noroeste del país.

Unos días después de tomar Mosul, el portavoz de ISIS proclamó el establecimiento de un Califato, con Baghdadi al frente bajo el nombre de “Califa Ibrahim”.

El viernes 4 de julio de 2014, se produjo la única aparición pública que se conoce desde entonces de Baghdadi. Fue en la Gran Mezquita Al Nuri de Mosul, durante el rezo de un viernes de Ramadán. Vestido de negro y luciendo una larga barba, el “Califa Ibraim” subió al púlpito y se presentó al mundo.

El terror había llegado.

11 pensamientos en “¿Quién es Al-Baghdadi, el “Califa” del ISIS? [Capítulo 12 de La Batalla por Mosul].

  1. Al nusra es Al qaeda de siria, y NO se fusiono en ningun momento con el ISIS, aunque evidentemente son de corrientes afinas, Al Nusra sigue operando por su cuenta

  2. Este Califa cuanto antes sea destronado mejor, acabar con esta gente y favorecer la instauración de estados fuertes en la region será vital para Occidente..

  3. Y de nuevo……….ahora una “biografía” aséptica, como si el tal Al Badhagdi solo apareció casi que de la nada como jefe de los yihadistas en Irak, nada de gringolandia, ni sus socios ingleses, nada de CIA, ni Pentágono, nada del Mossad, OTRA GRAN GENERACIÓN ESPONTÁNEA.

  4. Bonita historia, parece un cuenta, de donde has sacado esa información? Más que nada para contrastarla no mencionas refencias ninguna y sabemos hasta que bolis utilizaba en el colegio xD

Deja un comentario