Desde Irak a Cataluña: un mensaje personal

He pasado la mayor parte de este año en Irak, pero empiezo a estar muy preocupado por lo que está sucediendo en casa.

No sé cómo lo veréis desde allí, yo desde aquí veo señales que me asustan.

Veo cada vez más la caricatura grotesca del que piensa diferente.

Veo a gente a la que respeto y quiero despreciándose mutuamente en las redes sociales.

Evidentemente que el debate, por duro que sea, es sano y necesario. Hay pocas cosas tan interesantes en la vida como seguir un debate argumentado y riguroso. El mundo sería un lugar horroroso si todos estuviésemos de acuerdo en todo.

Pero una cosa es debatir ideas y otra el uso del lenguaje con el único fin de caricaturizar, humillar, hacer daño al otro.

Sería disparatado trazar comparación alguna entre lo que sucede en Irak y lo que ocurre en España y Cataluña. Pero veo comportamientos que resuenan con algunas de las cosas que he visto durante estos meses aquí.

Quizás desde lejos el mayor problema de Irak parecen las ciudades destrozadas por los combates. Y eso evidentemente es un gran problema. Pero es un problema que tiene solución: basta dinero para arreglarlas. (Y sí, ojalá llegase ese dinero).

Hay un problema mucho más grave: el odio. Y cuando ha habido invasiones, genocidios, una sucesión de guerras civiles, cuando al resto del mundo le importan una mierda los muertos aquí, cuando todas las personas han perdido a alguien querido, la deshumanización del otro se convierte en un virus que se transmite de generación en generación. Y eso no hay dinero que lo arregle.

Tenemos que debatir y discutir de política, del futuro de España y Cataluña. Pero no podemos olvidarnos nunca de que “el otro” es un humano, con sus miedos y obsesiones, sus grandezas, alegrías y miserias.

Como olvidemos eso, nos vamos al precipicio. Nos vamos al puto precipicio.

Cuando acabe de escribir esto, voy a hacer la mochila. Por un tiempo voy a cambiar Irak por Barcelona. Quiero sentarme con vosotros y escucharos: me da igual que seáis pro-independencia, anti-independencia, pro-referéndum, anti-referéndum, de la CUP o de Ciudadanos.

Quiero conoceros, quiero escucharos, quiero entender qué está sucediendo.

Así que, si en los próximos días alguno de vosotros está por Barcelona y le apetece tomarse un café conmigo, yo estaría encantado.

54 pensamientos en “Desde Irak a Cataluña: un mensaje personal

  1. Me encantaría tomarme un café contigo y hablar y hablar. Soy mexicano, llevaba casi 14 años en España. Los primeros dos en Madrid y el resto en Barcelona. Ciudad en la que me casé, me nacionalicé y he tenido un niño. Desde mayo tuve que migrar a Moscú por cuestiones laborales (la crisis, ya sabes). Mi chica y mi peque siguen allá. Y lamento no estar ahí para acompañarlos en esta incertidumbre. Me gustaría contarte lo que he visto y lo que pienso de Catalunya, de mi casa que es Barcelona y de este proceso que se ha convertido en una agonía. Abrazo enorme, periodistas como tú, con ese compromiso, quedan pocos.

    • Apreciada Marie, desde Venezuela quiero subrayar que lo que está ocurriendo en Cataluña , y con eso me refiero a la desinformación, las mentiras descaradas, las manipulaciones, y toda esa “industria” asquerosa de los medios españoles, es EXACTAMENTE IGUAL a lo ocurrido aquí en nuestro país.
      Tal como se miente sobre Cataluña, se miente y se ha mentido sobre Venezuela.
      La diferencia es que los que quemaban personas VIVAS, mataban indiscriminadamente, destruían colegios, hospitales, buses, nos encerraban en nuestras urbanizaciones, SON Y ERAN LA OPOSICIÓN QUE LOS MEDIOS ESPAÑOLES Y EL GOBIERNO DE ESE PAÍS HALABABAN.
      Me pregunto, ahora podrán uds entender lo que nos han hecho, las consecuencias de tanta manipulación???????

  2. Sería un placer para mí mujer y para mi invitarte a tomar un café a casa o donde quieras. Ella es catalana, yo no. Tenemos orígenes y visiones diferentes del tema. ¡Gracias!

  3. ¡¡¡ojala consigas tener en la misma mesa a gente con posturas diferentes!!!!

    ¡¡¡ojala lo consigas!!!

    y nos lo cuentes….

    Igual es el momento de que la gente corriente, que solo queremos vivir tranquilos sin tener ninguna bandera por señal de identidad , nos sentemos y hablemos.

    un abrazo

  4. Lo emocionante estará en Valencia. Si te acercas, más café. Pero, coño, te seguía desde tu llegada a Mosul. ¿Y ahora qué? Ven antes de que cierren las fronteras por el estado de excepción en toda España. ¡Una cosa es la mecha y otra la mascletà! ¡Papá, no corras!

  5. Estaría encantado de tomarme ese café, aunque para mi será un zumo de naranja (no tomo café). Soy hijo de padre catalán y madre portuguesa, independentista de toda la vida, y me gustaría contarte mi experiencia hablando con gente de Portugal y de otras partes del mundo sobre el tema, así como porqué soy independentista y como se vive esto en Gerona (ciudad a la que, por cierto, te animo encarecidamente a venir, más si no la conoces; te haré de guía y estás invitado a almorzar).

    También tengo un buen amigo unionista en Barcelona, podría hablar con él, y así puedes ver como llevamos este tema entre dos amigos que piensan diferente.

  6. Te invito a dejar la ciudad y adentrarte hacia el centro.
    A Osona. A una hora y quarto de BCN en tren. La Catalunys rural y profunda, le llaman algunos.
    Tienes café y si quieres comida y sofá.
    Si quieres más info, te doy contacto.

  7. Alberto, siempre seras bienvenido a nuestra ciudad. Creo que lo que encontraras no te gustara mucho pero asi estamos. Tengo que confesar que soy independentista no violenta, pero que en este momento tengo mucho miedo. Ojala tu experiencia pudiera abrir los ojos a mucha gente.

  8. En Barcelona, de donde soy y donde vivo, puedes sentarte a tomar café y hablar con quien te apetezca, sólo debes vigilar que no aparezcan unos armados agrediendo a la gente pacifica. Durante años han salido millones a manifestarse y ni un rasguño. Ahora, en unas horas del 1.O ya se ha visto de donde viene la violencia y el odio.

  9. Thank you so much for coming, Alberto. I’m Eli from Les Houches. I’d be super happy to see you after more than 10 years. If you don’t have time for personal chats I’d be happy to join any meeting with more people too. I’m quite worried at the moment. I have even deactivated Facebook out of fear 🙂 My email is the same.

  10. Yo estoy por Catalunya, vivo cerca de Barcelona y si quieres hablar con gente de aquí tomando un café o montar un debate o diálogo para intercambiar opiniones, me parece una idea sumamente interesante.
    Tengo 22 años y soy una persona corriente, así que no puedo aportar nada especial aparte de mis opiniones y asombro como joven catalana que ha visto muchos cambios en unas pocas semanas.
    A principios de Setiembre estuve en Georgia haciendo un curso de educación por la paz y me asombró descubrir como personas de Armenia, Azerbaijan o Ucrania vivían los conflictos en sus hogares. Nunca había oído ese tipo de historias en primera persona, sus dificultades y las trabas con las que se encontraban en sus países contadas con tanta naturalidad y sencillez ¡estaba indignada de que eso les pudiera pasar! También me sentí injusta y agradecidamente afortunada.
    Pero justo el día que volvía a Catalunya, dos amigos que no eran catalanes, uno americano y otro de Mallorca, me dijeron que estaban siguiendo lo que pasaba en Catalunya… Y así fue como me enteré que algunas de las cosas que me habían asombrado estaban pasando justo aquí: teníamos a políticos en prisión, montones de páginas web censuradas por dar instrucciones de como votar, miles de policías en el puerto y la ley amparándolo todo…

  11. Yo estoy por Catalunya, vivo cerca de Barcelona y si quieres hablar con gente de aquí tomando un café o montar un debate o diálogo para intercambiar opiniones, me parece una idea sumamente interesante.
    Tengo 22 años y soy una persona corriente, así que no puedo aportar nada especial aparte de mis opiniones y asombro como joven catalana que ha visto muchos cambios en unas pocas semanas.
    A principios de Setiembre estuve en Georgia haciendo un curso de educación por la paz y me asombró descubrir como personas de Armenia, Azerbaijan o Ucrania vivían los conflictos en sus hogares. Nunca había oído ese tipo de historias en primera persona, sus dificultades y las trabas con las que se encontraban en sus países contadas con tanta naturalidad y sencillez ¡estaba indignada de que eso les pudiera pasar! También me sentí injusta y agradecidamente afortunada. Pero justo el día que volvía a Catalunya, dos amigos que no eran catalanes, uno americano y otro de Mallorca, me dijeron que estaban siguiendo lo que pasaba en Catalunya… Y así fue como me enteré que algunas de las cosas que me habían asombrado de países que consideraba lejanos estaban pasando justo aquí: teníamos a políticos en prisión, montones de páginas web censuradas por dar instrucciones de como votar, miles de policías en el puerto y la ley amparándolo todo…

  12. Yo no quiero tomar ningún café contigo, no por nada, obvio que si te leo me caes bien, sólo quisiera recomendarte tres autores que van más allá del binomio izquierda derecha, Joan Josep Pujadas, Ugo Fabietti, Benedic Anderson son dos antropólogos y un historiador, que podrían ayudarte a completar (o relativizar) tu paradigma marxista sobre identidades, fronteras y nacionalismos globales. Sos un científico, por lo tanto un creativo de mente abierta, espero comprendas que, como antropóloga, no acabe de estar de acuerdo con tu análisis del 2012 sobre aquello que ser de izquierda debiera impedir ser nacionalista/independentista. Eric Hobsbawm tenía razón, las identidades son un invento y se manipulan, pero existen y no se pueden reprimir, Y ya que se pueden manipular podemos hacer que no sean excluyentes. En este mundo donde la tragedia socio económica esta globalizada quizás podamos cambiarlo cambiando lo local. Saludos y Buen retorno ( o más o menos, porque se te presentará un patio difícil al llegar aquí)

      • No es lo mismo ser un nacionalista con estado y cuya nacionalidad trata de imponerse al resto subyugándolas; que un nacionalista de una nación sin estado que trata de independizarse como forma de liberación de las cadenas que siente que le oprimen (la mayoría de las veces difícil de entender desde la posición del opresor que nunca se siente como tal, que ve la situación con normalidad y se permite afirmar que mantenerse en la normalidad, statu quo, no es un postura nacionalista), sean del tipo que sean. El segundo es un nacionalismo cercano a los movimientos de liberación nacional, como el de Argelia; un movimiento que cuando logra su propio estado, el que le permitirá actuar de un modo más localizado (menos jacobino, por tanto), si verdaderamente es de izquierda, acaba con el nacionalismo. Porque un movimiento de liberación nacional puede ser portador de una potencia internacionalista sin precedente, en tanto proceso de emancipación.

  13. Estare encantado de tomar algo contigo. Podemos hablar de la situacion en Cataluña, aunque yo no tomo claramente partido en este ‘conmigo o en mi contra’, la situacion me parece bastante surreal por desproporciada, asi que tal vez no soy tu interlocutor ideal. A malas siempre podemos hablar de fisica de fenomenos colectivos…

  14. Me encanta que quieras hablar en Cataluña, como Andaluza me siento enfadada, enfadada por todo lo que he escuchado de catalanes independestistas durante años, en Frankfurt, Hamburgo incluso en Hong Kong una chica polaca que llevaba 5 años en Cataluña con un novio independestista, cómo llevan años diciendo cosas como éstas:
    – el 60% de las pensiones de los Españoles lo pagan los Catalanes.
    – Ifema iba a estar en Barcelona pero por problemas políticos se hizo en Madrid, todo con dinero de los Catalanes, a lo que yo respondí que algo pagarían los Madrileños y volvío a responder que muy poco, muy poco, éste mismo hombre muy culto por cierto y con empresas en Catalunya, le dijo a mi jefe Alemán que el problema de Cataluña es que hay mucho Andaluz y mucho Moro.
    – discutiendo con la chica Polaca porque defendía con uñas y dientes en Hong Kong ante empresarios de diferentes nacionalidades EEUU, Ingleses, Alemanes, Israel. Que Cataluña mantenía a España y estaban hartos, las grandes empresas estaban en Cataluña las demás Comunidades eran más pobres y no tenían empresas tan importantes, y que eso de que los Catalanes trabajarán y pagaran tantos impuestos por culpa de los Españoles que no trabajaban cansaba ya. Alucinante
    Tengo algunas otras que he tenido que ir escuchando y por supuesto tengo amigos de valle de arán y Familia política en Barcelona con la que no he tenido que escuchar tantas tonterías. Pero ver fuera de España cómo catalanes dan esa imagen de los Españoles de otras comunidades me dá mucha, mucha rabia, porque quien le ha dicho esas mentiras? Gente que les ha robado y señalan a otros.
    La independencia que se hable, pero no a base de mentir y mentir y buscar un enemigo (resto de España, gente TRABAJADORAAA También) causante los problemas económicos y sociales de Cataluña. No, así no.
    Como no quieres tomar café con este resto de España que también le duele y hiere las cosas que se dicen te he contado por aquí una pequeña parte de ese sentir Español ( española, que no de derechas ni franquista) otra cosa que me parece alucinante tener que aclarar.

    • ¿Y tú en Andalucía no has escuchado nunca a nadie hablar mal de los catalanes? Porque yo como madrileña lo he vivido en bastantes ocasiones. Las bajezas morales y la generalización de los estereotipos no son ni han sido unidireccionales. Hay que analizar profundamente las raíces de todo ello para no ver sólo la paja en el ojo ajeno. Eso nos ayudará a empatizar y salir de esto entre todos de la mejor manera posible.

  15. Hola amigo. La comparación de lo que pasa hoy en España respecto a Cataluña, más que con Irak, tendría que ser con Yugoeslavia, país europeo, moderno y avanzado. También allí la concordia que vivía la población comenzó a ser envenenada por LOS MEDIOS, que desempolvaron viejas enemistades, hicieron acusaciones falsas y contribuyeron decisivamente a deshumanizar al vecino.

    Aquí, la denominación como “golpistas” a los millones de catalanes que votaron sobre su futuro pacíficamente y a veces con lágrimas de alegría (donde les dejaron hacerlo) está contribuyendo a lo mismo: “en democracia nadie habla, nadie negocia con golpistas”. Es una maquinaria de fractura social implementada principalmente por el Gobierno español, y que LOS MEDIOS a su servicio utilizan sin ninguna sutileza. Hasta el Rey ha caído torpemente en la trampa y pretende reverdecer los laureles de la Monarquía “parando el golpe” como hizo su padre en 1981. La máquina del odio ha empezado a andar, como en el tremendo abucheo e insultos ayer al alcalde de Zaragoza, con BANDERAS DE ESPAÑA incluidas, por invitar al pregón del Pilar y condecorar a la alcaldesa de Barcelona en solidaridad por los atentados yihadistas. El alcalde ha dado marcha atrás.

    La cosa pinta mal. La gente de muchos puntos de España despidió a los antidisturbios enviados a impedir las votaciones cantando “¡A por ellos!”. La Ministra de Defensa ya ha hablado claramente sobre el papel constitucional del Ejército en la defensa de la Unidad de España. Hay que impedir esta progresión, que ya sabemos a dónde lleva: al odio y a la guerra. Y después ya si eso tomamos el café.

  16. Muy de poco te voy a servir yo, porque no entiendo nada. O quizás es que entiendo demasiado y no lo quiero creer.
    No me siento española, catalana o andaluza. Me siento persona agredida por todos.
    ¿De dónde nace este odio?

  17. El principal problema es que Franco dejó todo atado y bien atado; ahora vivo en Andalucía y me crié en Cataluña. Me fui de Cataluña siendo “español y mucho español”; 17 años después ya no me siento “tan español ni mucho español”; es espantoso el ODIO que hay por estas tierras hacia los catalanes; es alucinante el aborregamiento que inunda esta maravillosa tierra. Los procuradores franquistas hicieron un buen trabajo….

  18. Pingback: zazebok.ru

  19. Si nunca has estado en Girona creo que te gustará. La ciudad, cosmopolita y provinciana. Muy vivible. Sus gentes, acogedoras y amables. No nos mereceríamos lo que nos hicieron el día 1. Somos unos ciudadanos pacificos y nunca creí posible ver lo que he visto. Si vienes, te enseñaré l’Alt Emporda en un dia de tramontana suave. Ven!

  20. Tengo 22 años y quiero añadir una reflexión que no se ha comentado demasiado. Estoy muy triste con la generación de mis padres, porque será mi generación quien pagará los platos rotos. Que futuro nos aguardará a los jóvenes como yo que hemos perdido la fe en nuestros mayores a los que escuchábamos y considerabamos gente con más experiencia que nosotros.

  21. ¿Y porque no te vienes a Andalucía? Yo he trabajado toda mi vida y seguro que he trabajado mas y pagado mas impuestos que la mayoría de los catalanes dicen pagar para que vivamos los andaluces. Una de las mentiras en las que se basan para decidir ser independentistas.

  22. España nos roba?¿
    Me considero del mundo, no creo en nacionalidades, banderas ni bandos, mucho menos enfrentados.

    Pero menudas mentiras le han metido en la cabeza a gran parte del pueblo Catalan. Me encantaria tomar ese café pero Barna me cae muy lejos.

  23. cada uno es libre de tomar sus decisiones…las mias estan tomadas: como este crute mundo tiene como motor el dinero…yo tomare mis medidas economicas en el mismo segundo que cataluña declare su independencia :
    1º produtos catalanes? 0!!
    2º viajes a cataluña? 0!!
    3º dejare a cataluña a nibel 0 de mis ntereses de todo tipo.

    Menos mal que la conozco …sus pueblos y ciudades forman parte de mi historia …son muchos de ellos bellos …bellisimos…pero ya paso de esos seres para mi necios …que les den…yo les doy lo que quieren …les dejo empaz …y felices con sus ????

  24. Pingback: In a Polarized Spain, What Does It Mean to Be Spanish? · Global Voices

  25. Pingback: Numa Espanha polarizada, o que significa ser espanhol? · Global Voices em Português

Deja un comentario