Así se estrellará la nave Rosetta contra el cometa 67P

Durante la mañana de hoy la sonda Rosetta nos dirá adiós para siempre.

Rosetta lleva 2 años orbitando alrededor del cometa 67P y dejándonos imágenes tan espectaculares como estas.

1

3

4

2

Espera… pero, ¿por qué va a chocarse la nave contra el cometa?

Los científicos de la Agencia Espacial Europea han decidido que Rosetta “se suicide” chocando contra el cometa.

Como podéis ver en el gráfico, Rosetta ha acompañado al cometa durante su aproximación al Sol y cuando pasaba junto a él.

orbitas

El problema es que Rosetta y el cometa se están alejando demasiado del Sol. Las placas solares de la nave se quedarán pronto sin luz suficiente. En vez de dejar morir así a Rosetta, los científicos de la ESA intentarán posarla sobre el cometa. De esta manera, podrán hacer medidas muy cerca de la superficie.

¿Y el choque va a ser muy fuerte?

No. El “choque” va a ser suave, casi un aterrizaje.

Rosetta bajará desde desde su órbita hasta la superficie del cometa a una velocidad de apenas 1 metro por segundo (la velocidad de alguien caminando).

Decimos que será un “choque” porque una vez toque la superficie del cometa, el ordenador de Rosetta tiene la orden de apagar la sonda para siempre.

¿En qué zona del cometa se va a posar?

Rosetta se posará en una región del cometa bautizada como Ma’at.

En esta zona del cometa hay hoyos de hasta 60 metros de profundidad desde donde salían chorros de gas.

landingsite

Todo esto resulta muy interesante… pero ¿por qué es importante estudiar los cometas?

Los cometas son una “cápsula del tiempo”: no han cambiado desde la formación del Sistema Solar. No sólo eso, los cometas pueden ser los responsables de haber traído agua a la Tierra e incluso las primeras moléculas necesarias para la vida.

Descubren erupciones de agua en la luna más interesante de Júpiter: 4 claves

europe

La NASA ha presentado hoy evidencias de erupciones de agua en Europa, una de las lunas de Júpiter.

Espera, espera… Antes de nada, ¿por qué dices que Europa es la luna más interesante de Júpiter?

Si hay un rincón del Sistema Solar donde creemos que podríamos encontrar vida, ese rincón es Europa.

¿Qué tiene de especial Europa para poder albergar vida?

Europa tiene un océano de agua salada bajo su superficie. Y ese océano de agua salada es gigantesco: creemos que contiene el doble de agua que todos los océanos de la Tierra.

Entonces, ¿por qué no vamos a tomar muestras de ese océano para ver si hay vida?

El problema es que, a diferencia de los océanos de la Tierra, el océano de Europa está bajo la superficie. Para alcanzarlo tendríamos que penetrar decenas de kilómetros a través un hielo tan frío que su dureza es mayor que la del granito.

icy

¿Cómo podría ayudarnos el descubrimiento de hoy a resolver este problema?

Hoy un equipo de la NASA ha anunciado el probable descubrimiento de erupciones de agua a través de esta gigante capa de hielo.

Estos chorros de agua son tan potentes que no sólo atraviesan el hielo sino que además se elevan cientos de kilómetros sobre la superficie de Europa.

La exploración del océano podría ser ahora mucho más sencilla: en vez de aterrizar en Europa y perforar a través de decenas de kilómetros de hielo, bastaría con orbitar Europa y tomar muestras de los chorros de agua.

chorros

La tarea resulta emocionante: ¿estaremos acompañados en nuestro Sistema Solar?

El planeta “grafitero”: cómo Plutón pinta a su luna de rojo

Imagen: NASA

Caronte, la principal luna de Plutón. (Imagen: NASA)

Un capuchón rojo cubre el polo norte de Caronte, la mayor luna de Plutón.

¿Cuál es el origen de esta misteriosa envoltura colorada? Un estudio publicado esta semana en Nature apunta como responsable al mismo Plutón, que, a la manera de un grafitero con su spray, tiñe de rojo a su satélite.

La gravedad de Plutón es tan minúscula que apenas alcanza a sujetar su atmósfera: una corriente de moléculas de metano escapa continuamente del planeta. La mayoría de estas moléculas se pierden en el espacio, pero algunas impactan en la luna Caronte.

Caronte es aún más pequeña que Plutón y tampoco puede retener ese metano que llega. Excepto si las moléculas impactan alguno de los polos durante el invierno.

Cada invierno dura 100 años en los polos de Caronte. La temperatura en esos periodos cae hasta los 250 grados bajo cero. El frío es tan intenso que el gas que impacta allí, en lugar de rebotar y volver al espacio, se transforma inmediatamente en metano sólido.

Pero, el metano sólido es transparente, ¿cómo puede explicar este mecanismo el color rojo?

Tras 100 años de invierno, los primeros rayos de luz solar llegan a los polos de Caronte y con ellos se inicia una reacción química que convierte al hielo de metano en tolinas, un material más pesado de color rojizo.

El gas que ha escapado de Plutón se convierte así en un capuchón rojo para Caronte.

¿Cómo se formó la Luna? Un nuevo descubrimiento y una explicación sencilla para comprenderlo

NASA/JPL-Caltech

NASA/JPL-Caltech

Los seres humanos llevamos miles de años mirando a la Luna, pero… ¿de dónde salió la Luna?

No lo sabemos con absoluta certeza, pero un artículo publicado ayer en Nature nos acerca a resolver el rompecabezas.

En este post voy a intentar explicar el mecanismo que creemos formó la Luna y cómo los datos publicados ayer confirman una de las principales hipótesis.

1.- La Teoría del Gran Impacto

La hipótesis que creemos correcta se llama la “Teoría del Gran Impacto” y su enunciado sería algo así:

Hace 4.500 millones de años existía un planeta llamado proto-Tierra.

El planeta Proto-Tierra chocó con otro planeta llamado Tea.

Como resultado de la colisión, la Proto-Tierra (con algunos trozos de Tea) formó la Tierra mientras que Tea (con algunos trozos de la proto-Tierra) formó la Luna.

Sean Raymond / planetplanet.net

Sean Raymond / planetplanet.net

2.- ¿Por qué creemos que la Teoría del Gran Impacto es la correcta?

Esto es Ciencia: pensamos que esta teoría es la correcta porque predice muchas características que observamos en la Tierra y en la Luna.

[Por ejemplo: que la rotación de la Tierra y la órbita de la Luna tengan la misma orientación, que las rocas lunares indiquen que la superficie estaba fundida hace millones de años o el pequeño tamaño del núcleo de hierro en la Luna].

3.- Pero la “Teoría del Gran Impacto” tenía un problema…

Las misiones Apolo trajeron muestras del suelo lunar. Cuando se analizaron en detalle estas muestras, los científicos se llevaron una gran sorpresa: las rocas de la Luna tenían “el mismo ADN” que las de la Tierra.

[En términos técnicos, la concentración en isótopos de oxígeno en las rocas de la Tierra y la Luna resultó ser idéntica].

Pero si la Tierra se formó a partir de la Proto-Tierra y la Luna a partir de Tea, no puede ser que Tierra y Luna compartan “ADN”.

4.- Una “Nueva Teoría del Gran Impacto”

El choque entre la Proto-Tierra y Tea fue aún más violento de lo que pensábamos. [En términos técnicos: fue una colisión de más energía y momento angular de lo que creíamos].

La colisión fue tan tremenda que volatilizó por completo a Tea y a una buena parte de la Proto-Tierra.

No es que las rocas se fundiesen en magma: las rocas se convirtieron en gas. (!!!)

El gas se volvió a condensar para formar la Luna y la corteza de la Tierra. Por eso Tierra y Luna tienen el mismo “ADN”. [La concentración en isótopos de oxígeno].

Los resultados publicados ayer en Nature apoyan esta hipótesis. Un equipo de Harvard volvió a estudiar las rocas traídas de la Luna y encontró que los isótopos pesados de potasio son más comunes allí que en nuestro planeta.

El nuevo descubrimiento refuerza la “Nueva Teoría del Gran Impacto”. [Un choque de semejante energía dejaría la misma concentración en isótopos de oxígeno en la Tierra y la Luna pero algo más de isótopos pesados de potasio en la Luna].

Cada vez estamos más cerca de entender de dónde salió la Luna.

Encuentran la sonda que se “perdió” en el cometa 67P

cometa

Viajaron juntas una década por el espacio hasta llegar al cometa 67P.

Hace dos años se separaron. La nave Rosetta se quedó en órbita girando alrededor del cometa. La sonda Philae se lanzó para posarse sobre 67P.

El aterrizaje fue accidentado: los arpones que llevaba Philae para engancharse en la superficie del cometa no funcionaron y rebotó a casi un kilómetro de altura (la gravedad en 67P es minúscula).

Finalmente se posó en una zona de acantilados en sombra casi permanente. Sin luz llegando a sus paneles solares, las baterías de Philae se agotaron apenas 50 horas después y la sonda se apagó.

La nave Rosetta intentó volver a comunicarse con Philae, pero el silencio era absoluto.

Meses después, en el verano de 2015, cuando el cometa pasaba por su punto más cercano al sol, Philae recibió la suficiente energía como para comunicarse con Rosetta durante unos minutos. Pero nunca supimos el lugar exacto donde había caído.

El misterio ha sido resuelto en un vuelo de Rosetta a sólo 3 kilómetros sobre el cometa. La cercanía de la nave a la superficie ha permitido tomar imágenes de una resolución extraordinaria: cada pixel contiene 5 centímetros del cometa.

Philae ha aparecido en una de esas fotos:

1

Al fin conocemos el lugar exacto donde Philae había caído:

CrmDx5NXYAAXwo2Y también sabemos por qué resultaba tan complicado comunicarnos con ella. No sólo se encontraba en una zona de acantilados con sombra casi permanente. Además aterrizó tumbada: dos de sus tres patas no tocan la superficie del cometa.

leg

Cómo explicarle las ondas gravitacionales a tu abuela

“Sólo comprendes algo cuando puedes explicárselo a tu abuela”

Esta frase se le atribuye comúnmente a Albert Einstein, [aunque en realidad no está del todo claro que la pronunciase].

De lo que sí estamos seguros es que en 1916, Einstein publicó una ecuación que describe el Universo a gran escala. Esa ecuación, además, predice que deberían existir algo llamado “ondas gravitacionales”. Cien años después, parece que al fin las hemos detectado directamente.

Para celebrar la ocasión, yo he decidido examinar la validez de mi doctorado en Física explicándole a mi abuela qué son las ondas gravitacionales.

La historia ha ido más o menos así:

Abuela, tú ya sabes lo que son las ondas. Las ondas no son más que olas. Por ejemplo, si lanzas una piedra a un estanque se formará una onda de agua tal que así:

pond

En la vida cotidiana estamos rodeados de todo tipo de ondas: por ejemplo, el sonido [una onda de aire] o la luz [una onda del campo electromagnético].

Vale, la onda del estanque se mueve en el agua, ¿pero donde se mueve una onda gravitacional?

Una onda gravitacional se mueve en el espacio-tiempo.

¿Lo qué? ¿El espacio-tiempo? ¿Y eso qué es?

El “espacio-tiempo” es un palabro que utilizamos los físicos, pero esconde un concepto muy sencillo.

El “espacio” es por donde nos podemos mover y tiene 3 dimensiones porque:

  1. nos podemos mover hacia adelante y hacia atrás
  2. nos podemos mover hacia la derecha y hacia la izquierda
  3. nos podemos mover hacia arriba y hacia abajo

El “tiempo” es eso que medimos con un reloj.

Einstein nos enseñó que el espacio y el tiempo están tan relacionados que no tiene sentido hablar del uno sin mencionar al otro: por eso los físicos juntamos las dos palabras y hablamos siempre del “espacio-tiempo”.

El “espacio-tiempo” tiene 4 dimensiones: las 3 del espacio y la del tiempo.

 ¿Y no me podrías enseñar un dibujico del “espacio-tiempo”?

Es imposible dibujar en 4 dimensiones, pero podemos imaginarnos el “espacio-tiempo” como una especie de cuadrícula invisible que se extiende por todo el Universo.

Algo tal que así:

space-time

 ¿Y la cuadrícula esta, el espacio-tiempo, es siempre plano?

¡Qué buena pregunta abuela! Ahí está toda la gracia del asunto.

No, el espacio tiempo no es siempre plano. Einstein nos enseñó que la masa de los objetos deforma el espacio tiempo.

Por ejemplo, el espacio-tiempo alrededor del Sol es algo así:

sun

Einstein también nos enseñó que esa deformación del espacio-tiempo es precisamente la fuerza de la gravedad.

Vale, la cuadrícula (el espacio-tiempo) se puede deformar y la deformación es la gravedad. ¿Qué tiene esto que ver con las olas del estanque?

Resulta que hay fenómenos en el Universo que deforman el espacio-tiempo de tal manera que crean una onda.

Por ejemplo estas dos estrellas que están colapsando:

colapsing

A estas ondas que viajan por el espacio-tiempo son las ondas gravitacionales.

Anda, pues sí que se parecían a las olas en un estanque. Oye, ¿y podemos ver estas ondas?

No, verlas no podemos verlas, pero sí que podemos detectarlas.

¿Y cómo se detectan?

Imagínate que llegase hasta aquí una onda gravitacional.

Hemos dicho antes que son deformaciones en el espacio-tiempo, así que deformaría el espacio a nuestro alrededor y con ello nos deformaría también a nosotros.

deform

No puede ser. Yo eso nunca lo he visto.

Bueno, eso es porque he exagerado un poco. Cuando llegan a la Tierra las ondas gravitacionales son tan, tan pequeñas que no percibimos sus efectos.

¡Es tan complicado detectarlas que hemos tardado 100 años!

Para detectar las ondas gravitaciones, los científicos han usado un instrumento que se llama LIGO.

LIGO es un edificio del que salen dos brazos que miden exactamente 4 kilómetros de longitud cada uno. Aquí una foto desde el aire:

ligoCuando llega una onda gravitacional, el espacio se deforma de manera que un brazo se hace más largo y otro brazo se hace más corto:

Brazo-A medirá 3,999999999999999999999 kilómetros

Brazo-B medirá 4,000000000000000000001 kilómetros

[Es realmente un milagro tecnológico medir la longitud de los brazos con semejante precisión como para detectar la diferencia].

¿Y por qué detectar las ondas gravitacionales es tan importante?

Es muy, muy importante porque nos dan un sentido nuevo para observar el Universo.

Hasta ahora sólo veíamos el Universo a través “de la vista”, de la luz [ondas de radiación electromagnética].

Ahora es como si también nos hubiesen dado “el oído”, podemos observar el Universo a través de unas ondas distintas, las ondas gravitacionales.

El increíble sonido de un viaje hacia el espacio (y vuelta)


Quizás hayáis visto muchos vídeo de lanzamientos espaciales, pero os aseguro que no habéis escuchado ninguno como este.

Para disfrutarlo, tenéis que poneros unos cascos o subir el volúmen de los altavoces.

Un grupo de ingenieros de la NASA, junto a especialistas de sonido de Hollywood, se propusieron registrar, de la manera más fiel posible, los sonidos de un despegue del Transbordador Espacial.

Saboread esta grabación. Mientras la escucháis, os voy explicando lo que sucede en cada momento.

Las imágenes están grabadas desde los cohetes de combustible sólido del Transbordador Espacial. Los cohetes sólidos son esos dos cohetes blancos a cada lado de la nave. [El “cohete naranja” no es en realidad ningún cohete, sino un depósito de combustible para los motores que hay en la nave.]

Crédito de la imagen: NASA

Crédito de la imagen: NASA

Nuestros cohetes sólidos funcionan únicamente durante la primera fase del lanzamiento: ayudan a la nave a atravesar la parte más densa de la atmósfera.

Unos 200 segundos segundos tras el despegue, los cohetes se despegan de la nave.

Entre los minutos 1:20 y 2:34, podéis observar estas las maniobras de separación. La nave continúa su viaje: en los siguientes fotogramas aparece como esa rutilante estrella que se aleja hacia su órbita.

En punto nos encontramos a unos 50 kilómetros de altura. No estamos en el espacio, pero desde aquí se aprecia de manera incontestable la curvatura de la Tierra. Por cierto: ¿podéis observar la pluma de humo que ha dejado el vehículo y que se prolonga hasta el punto de lanzamiento?

La presión atmosférica es casi inexistente, pero aún podemos escuchar algunos sonidos: otra prueba más de que no estamos en el espacio exterior.

La tranquilidad se rompe bruscamente en el minuto 5:00. El cohete vuelve a entrar en la zona más densa de la atmósfera. El violento rozamiento con el aire hace que el cohete pierda muy rápidamente su velocidad. [El contador en la esquina superior derecha indica precisamente velocidad).

Los paracaídas principales se abren en 6:45 y unos segundos después, en 7:20, el cohete “aterriza” sobre el mar para volver a ser recuperado. [Y aquí “Aterrizar” significa en realidad cochar contra la superficie marina a casi 80km/h].

En apenas 8 minutos, tenemos la colección de sonidos de un viaje camino al espacio y vuelta. Esta grabación de la NASA es una auténtica joya.

¿Para qué la Ciencia? Una gran respuesta


CERN Tengo un problema con los argumento que utilizamos habitualmente para defender la ciencia. A la pregunta ¿para qué sirve la ciencia? solemos responder con razones tecnológicas: gracias a los avances de la ciencia vivimos más tiempo, podemos viajar y comunicarnos a distancia, pasar menos frío que nuestros antepasados. Estos argumento son muy importante, [más aún cuando pedimos a la sociedad que financie el empeño científico]. Pero creo que a menudo nos olvidamos de explicar la razón última de la ciencia: comprender cómo funciona el mundo que nos rodea. Nos olvidamos de enseñar la ciencia como la gran aventura humana, construida por hombres y mujeres de diferentes tiempos y culturas. Hace unos días encontré estos párrafos del físico británico Brian Cox sobre el descubrimiento del bosón de Higgs:

“Un pequeño grupo de primates en una roca insignificante entre los cientos de millones que existen en la Galaxia fueron capaces de predecir la existencia de una pieza de la naturaleza que se condensó en el vacío menos de una mil-millonésima de segundo después de que el Universo comenzara.” “Y lo consiguieron juntos, en un lugar donde pusieron de un lado sus diferencias políticas, políticas y culturales con el propósito de explorar y comprender el mundo natural” “Durante las próximas décadas, los científicos del CERN seguirán contribuyendo con sus descubrimientos al desarrollo de la economía. Pero esta no es la razón, ni lo puede ser nunca, para la exploración de la Naturaleza”.
Cox recuerda también las palabras del físico Robert Wilson frente al Congreso de Estados Unidos en 1969. Preguntado por cómo justificaría el gasto científico en términos de la defensa nacional, Wilson respondió:
“No tiene nada que ver con la defensa de nuestro país, excepto quizás hacer que valga la pena defenderlo”
La ciencia merecería la pena aunque no sirviese para nada.

Vuelve el Gran Colisionador. ¿Qué partículas encontraremos ahora?


boson

El Gran Colisionador de Hadrones ha vuelto a funcionar. Tras dos años de renovaciones, los protones ya giran alrededor del gigantesco anillo subterráneo de 27 kilómetros.

Allí descubrimos el bosón de Higgs. Esta vez va a ser aún más interesante. El primer objetivo era encontrar el Higgs: estábamos casi seguros que debía estar ahí y felizmente apareció. Ahora no estamos demasiado seguros de qué será lo que encontraremos!

Bueno, pero ¿tenemos alguna idea de las partículas que podrían aparecer?

Sí, tenemos algunas hipótesis, pero antes de responder a esta pregunta, permitidme un pequeño recordatorio de cómo funciona el acelerador y qué ha cambiado desde la última vez.

¿Cómo funciona el Gran Colisionador de Hadrones?

El funcionamiento básico del LHC es muy sencillo:

1) Los protones dan vueltas por el túnel circular de 27 km. Algunos protones van en un sentido y el resto en el sentido contrario.

2) Aceleras los protones hasta casi la velocidad de la luz [hasta el 99,9999991% de la velocidad de la luz]

3) Los protones, que viajan en direcciones opuestas, chocan, se desintegran y crean nuevas partículas. [Dicho en palabras de Albert Einstein, la energía de la colisión se convierte en masa de nuevas partículas porque E=mc2].

4) En los lugares del anillo donde se chocan los protones colocas detectores para intentar “ver” las nuevas partículas que se han formado. [En el Colisionador hay 4 detectores que se llaman ATLAS, CMS, LHCb y ALICE].

Vale, ¿y qué ha cambiado en el Colisionador desde que descubrimos el bosón de Higgs?

Las renovaciones de los últimos dos años han servido para aumentar la energía a la que chocan los protones.

Para acelerar los protones hasta casi la velocidad de la luz necesitas un campo magnético tremendo. Cuanto más fuerte sea el campo magnético, más rápido circularán los protones y más energía habrá en los choques.

Para que os hagáis una idea de la dificultad técnica: el Colisionador es uno de los lugares más fríos de nuestra Galaxia. Los electroimanes necesitan ser enfriados a -271 C, una temperatura aún más baja que la del espacio interestelar.

Con las mejoras que se han hecho, el campo magnético creado dentro del acelerador es más potente: los protones chocarán con más fuerza.

OK, ya entiendo más o menos cómo funciona el acelerador. Pero entonces, ¿tenemos alguna idea de qué nuevas partículas podríamos encontrar?

Bueno, tenemos algunas hipótesis. Algunas se remontan a los años 70, pero no estamos seguros de que sean correctas.

1) Partículas supersimétricas

Hasta ahora, nuestro conocimiento sobre las partículas fundamentales que componen la materia está encapsulada en una teoría llamada “el Modelo Estándar”.

El Modelo Estándar es una teoría que funciona muy bien, pero contiene algunas “fisuras” con los que los físicos no estamos demasiado a gusto. [Por ejemplo la masa concreta del bosón de Higgs o la conexión entre fermiones y bosones].

Para solucionar estos problemas, los físicos teóricos desarrollaron desde los años 70 una teoría que se conoce como “Supersimetría”.

La Supersimetría predice que cada partícula fundamental tiene una compañera. A esa compañera se le llama “compañera supersimétrica”. Por ejemplo: además del fotón también existiría el “fotino” o además del Higgs también existiría el “Higgsino”.

super1

Si la teoría de la Supersimetría es correcta, creemos que estas partículas deberían aparecer en el Colisionador.

2) Extradimensiones y mini-agujeros negros

Vivimos en un mundo de 4 dimensiones: las 3 dimensiones del espacio y la dimensión del tiempo.

Pero, ¿y si existiesen otras dimensiones tan pequeñas que no podemos ver?

Puede parecer ciencia ficción, pero estas dimensiones “extra” nos podrían ayudar a comprender cosas que todavía no entendemos. [Por ejemplo: porqué la gravedad es una fuerza tan débil o porqué el Universo se expande tan rápido].

Si estas dimensiones existen, podrían manifestarse en el Colisionador de varias maneras. Una primera forma sería encontrando nuevas partículas. [Por ejemplo versiones masivas de los botones Z y W].

Otra forma posible sería la creación de mini-agujeros negros. ¡No preocuparse! Además de ser minúsculos, estos agujeros sólo existirían durante 0,000000000000000000000000001 segundos. [Son 26 ceros, espero no haberme equivocado].

Esos mini-agujeros negros se desintegrarían antes de que pudiésemos detectarlos, pero dejarían una “huella” que podrían captar los detectores.

3) Materia oscura

Además de la “materia normal”, sabemos que en el Universo hay “materia oscura”. De hecho, sabemos que en el Universo hay bastante más “materia oscura” que “materia normal”.

El problema es que nunca la hemos detectado. Tampoco tenemos ni idea de qué está formada.

Espera, ¿entonces cómo sabemos que existe si nunca la hemos detectado? Porque de lo contrario las galaxias no podrían girar como giran.

Dicho de otra manera: NO podemos “ver directamente” la materia oscura pero SÍ podemos “ver los efectos” que produce la materia oscura en la materia normal.

Algunas teorías dicen que la materia oscura podría estar relacionada con las partículas supersimétricas de las que hemos hablado antes y que podríamos detectar.

4) Que encontremos algo que no nos esperábamos

Esta sería en mi opinión la alternativa más divertida: que encontremos algo completamente diferente a lo que nos esperábamos.

Eso sí, a los físicos que han dedicado sus carreras a la teoría supersimétrica creo que no les haría demasiada gracia.

¿Qué es científicamente “la resaca” por alcohol? Una explicación sencilla


En la literatura científica hay muchos artículos sobre la intoxicación etílica (“la borrachera”), pero bastantes menos sobre qué le ocurre al cuerpo humano una vez ha caído la concentración de alcohol en sangre (“la resaca”). Todavía hay discusión sobre algunos mecanismos de la resaca (aquí podéis leer un review del año 2009 que resume diferentes hipótesis). Pero los científicos sí están de acuerdo en ciertos mecanismos básicos: 1.- Deshidratación El alcohol es una sustancia diurética: es decir, una sustancia que incrementa la producción de orina. Por cada 50 gramos de alcohol en 250 mililitros de agua, el cuerpo elimina de 600 a 1.000 mililitros de agua en forma de orina. Espera… ¿cómo puede ser que una bebida alcohólica produzca tres o cuatro veces más orina que el líquido ingerido? Porque el alcohol inhibe la producción de la Hormona Antidurética en la glándula pituitaria. La hormona antidiurética es la encargada de ordenar a los riñones “que conserven agua”. Por lo tanto, los niveles más bajos de esta hormona hacen que los riñones aumenten la producción de orina. Aquí podéis ver un modelo tridimensional de la hormona (negro = átomos de carbono, blanco = átomos de hidrógeno, rojo = átomos de oxígeno, azul = átomos de nitrógeno). [caption id="attachment_12072" align="aligncenter" width="1123"]Modelo tridimensional de la Hormona Antidiurética (Wikimedia Commons) Modelo tridimensional de la Hormona Antidiurética (Wikimedia Commons)[/caption] Beber alcohol también provoca deshidratación por una vía secundaria: cuando salimos de fiesta podemos pasar varias horas bailando, sudando, etc… sin beber agua y bebiendo aún más alcohol. (La pescadilla que se muerde la cola). 2.- Naúseas y dolor estomacal El alcohol causa directamente la irritación de los tejidos estomacales (“gastritis”). Además, aumenta la producción de ácido gástrico y de las secreciones del páncreas y los intestinos. Estas alteraciones en el sistema digestivo provocan las náuseas que podemos sentir durante las horas de resaca. 3.- El metabolismo del alcohol El cuerpo humano metaboliza la molécula de etanol (el alcohol) en 2 pasos: primero convierte el etanol en acetaldeído y luego transforma el acetaldeído en acetato. encima Estos dos pasos son muy rápidos: el acetaldeído, la sustancia intermedia, es muy tóxica en concentraciones elevadas. Algunas personas tienen variaciones genéticas en la enzima que regula la segunda transformación y pueden tener más problemas. 4.- El whiskey, peor que el vodka Lo que llamamos “alcohol” de una bebida alcohólica es etanol (CH3CH2OH). Aquí podéis ver un modelo tridimensional de esta molécula: [caption id="attachment_12095" align="aligncenter" width="1100"]Wikimedia Commons Wikimedia Commons[/caption] Algunas bebidas, como el vodka o la ginebra (si son de buena calidad) no contienen alcoholes adicionales. Pero muchas bebidas, además de etanol, contienen otros alcoholes y sustancias biológicamente activas. En el proceso de producción de estas bebidas se conservan los alcoholes adicionales que se producen durante la fermentación. La Wikipedia en inglés tiene un buen artículo sobre estos alcoholes (llamados “de fusel”) Estas sustancias “extra” le dan a la bebida un olor o gusto característico, pero su metabolismo puede complicar aún más la resaca. Nota personal: Sirva este post como penitencia por las que me he agarrado durante estas Navidades.