Una confesión: cómo maté a Carolina Moraes


Carolina murió el 18 de Octubre de 2010, unos días antes de cumplir los 5 años.

La fiebre había comenzado la semana anterior. Luego llegó una tos ronca y las manchas rojizas que aparecieron en su piel. En la mañana de su muerte, decidí tomarme un café antes de entrar a la oficina.

Carolina estaría hoy aprendiendo a escribir si yo no hubiese tomado aquel café. Tengo que confesaros que yo lo sabía, pero tenía sueño y no pude resistirme.

Su muerte me produjo cierto desasosiego, pero nunca sentí verdadero dolor. Esa indiferencia siempre me ha perseguido, ¿qué clase de ser humano soy?

A veces me la imagino en sus últimos momentos, revolviéndose en la cama, aturdida por la fiebre, tratando de agarrarse furiosamente a la vida. Estuvo a punto de conseguirlo. Sólo 90 céntimos la separaron de seguir creciendo y, quizás un día, conocer el amor. Noventa céntimos, el precio de una vacuna, el precio de un café.

Carolina fue uno de los 140.000 niños que murieron de sarampión en 2010. Ciento cuarenta mil, el equivalente a un 11 de Septiembre cada semana de aquel año.

Y aquí seguimos. Yo escribiendo este blog y tú leyéndolo. Los dos sabemos que, en unos instantes, volveremos a estar ocupados en nuestras rutinas y lo habremos olvidado.

Los dos sabemos que nuestro gobierno sigue recortando las ayudas al desarrollo, pero estamos tranquilos, porque la culpa es sólo de esos malditos políticos. Los dos sabemos que mañana al levantarnos, tú y yo, nos tomaremos un café.

 


Los físicos y matemáticos que hundieron Wall Street

Mauro acababa de cumplir 28 años y tenía que tomar una decisión. Nacido en una humilde familia brasileña, Mauro había completado una carrera académica estelar. Después de una brillante licenciatura de física en Rio de Janeiro, consiguió una beca para el programa de doctorado en cosmología del King’s College de Londres.

Ahora, con el título de doctor bajo el brazo, Mauro tenía que decidir su futuro: ¿continuar en el mundo académico o trabajar para el sector privado? El comienzo de la vida profesional de cualquier joven investigador es extraordinariamente exigente. A menudo, este periodo consiste en mudanzas entre países, poca estabilidad laboral y salarios muy bajos. Mauro se había casado dos años antes y su mujer acababa de dar a luz a su primer hijo, así que aceptó una oferta para trabajar en un banco de inversión de la City de Londres.

Desde los años 90, miles de investigadores en física y matemáticas han seguido la misma trayectoria que Mauro. A medida que avanzaba el proceso de globalización económica, los mercados financieros crecieron exponencialmente. Los bancos de inversión y los hedge funds necesitaban nuevos talentos para crear complejos productos financieros. ¿Qué mejor que reclutarlos desde el mundo académico donde los salarios son tan bajos? En la industria financiera, a profesionales como Mauro se les conoce como “quants”, un diminutivo para “analistas cuantitativos”.

El sueño de utilizar modelos matemáticos para predecir los mercados financieros es muy antiguo. Si gracias a herramientas analíticas podemos predecir los eclipses de Luna para los próximos 10.000 años, ¿por qué no encontrar las ecuaciones que nos permitan hacernos millonarios?

El mundo financiero creyó encontrar su santo grial en el año 1973. Dos economistas estadounidenses, Fischer Black y Myron Scholes, publicaron una ecuación que permitía estimar los precios de ciertos contratos financieros conocidos como “derivados”. En pocas décadas, el mercado de estos complejos instrumentos movería cientos de billones de dólares. Black y Scholes fueron galardonados con el Premio Nobel de Economía en el año 1997.

A los inversores les gusta el riesgo, siempre y cuando puedan ponerle un precio. Los nuevos talentos matemáticos parecían capaces de cuantificar los riesgos de instrumentos financieros cada vez más complicados. Con la seguridad que proporcionaban los analistas cuantitativos, los managers de los bancos se lanzaban a crear productos aún más sofisticados.

Mauro fue asignado a un equipo que trabajaba sobre el mercado inmobiliario estadounidense. Su tarea consistía en comprar miles de hipotecas a los bancos y englobarlas en un instrumento llamado “obligación de deuda colateral”, que luego vendía por trozos a otros inversores. En el año 2000, David X. Li, un matemático que trabajaba para JP Morgan, había publicado una fórmula que permitía cuantificar los riesgos de este producto. Usando la fórmula de Li, las agencias de rating calificaron con una triple-A muchas obligaciones de deuda colateral, lo que aumentó el apetito de los inversores por estos instrumentos. Esa demanda provocó que los bancos comenzaran a dar hipotecas a personas que difícilmente podrían devolverlas.

Hasta mediados de 2007, todo el mundo parecía feliz. Los bancos de inversión anunciaban cada trimestre beneficios de miles de millones de euros y analistas cuantitativos como Mauro se embolsaban jugosos bonus.

Hoy sabemos que aquella fiesta terminó con el mayor descalabro del sistema financiero desde la Gran Depresión. Muchas bancos sólo sobrevivieron gracias a las inyecciones de dinero público.

¿Cómo pudieron las matemáticas fallar tan estrepitosamente? Las ecuaciones son construcciones precisas. El problema es que cualquier modelo matemático de la realidad reposa sobre ciertas hipótesis y simplificaciones. Por ejemplo, la fórmula de Li fue derivada utilizando los datos del mercado inmobiliario durante los últimos 20 años, un periodo de tiempo donde los precios siempre habían subido.

Cuando estalló la burbuja, esos modelos ya no reflejaban la realidad. Mauro cuenta que sólo en una de las semana de noviembre de 2008, se produjeron 7 eventos para los que sus modelos daban una probabilidad de 1 vez cada 20.000 años.

El problema no fueron las fórmulas, sino la confianza ciega que estas generaron. Como todo el mundo creía comprender los riesgos, la complejidad del sistema creció hasta volverse incontrolable.

Millones de personas en todo el mundo están sufriendo las consecuencias. Además, los miles de cerebros que absorbió el mundo financiero suponen un terrible desperdicio de talento: ¿cuántos avances científicos habríamos logrado si genios como Mauro se hubiesen dedicado a la medicina o la física?

Cómo Goldman Sachs creó una crisis alimentaria internacional

Crédito de la fotografía: Save The Children

Entre 2007 y 2008, los precios mundiales de los alimentos se dispararon. El número de personas viviendo en la extrema pobreza alcanzó los 150 millones. La ONU encargó a Oliver De Schutter una investigación sobre las causas de esta crisis alimentaria. La conclusión de su informe es estremecedora: potentes especuladores internacionales provocaron una enorme burbuja en el mercado mundial de alimentos.

En este post vamos a explorar la responsabilidad de algunas instituciones financieras en semejante catástrofe humanitaria. Veremos cómo Goldman Sachs jugó un papel central. Pero, antes de nada, necesito introducir un concepto importante: “los derivados financieros”. 

 ¿Qué son los “derivados financieros”?

 En las noticias sobre la crisis bancaria seguro que habéis escuchado el término “derivados financieros”. Pero, ¿qué es un “derivado financiero”? Vamos a verlo con un sencillo ejemplo.

 Un ejemplo de “derivado financiero”

Imaginemos a un agricultor que produce trigo y a un panadero que necesita el trigo para hacer pan.

El precio del trigo fluctúa con el tiempo. Ni el agricultor sabe por cuánto podrá vender el trigo en el futuro, ni el panadero sabe cuánto le costará comprarlo. Por ejemplo, si dentro de una año hay una gran sequía, la cosecha será escasa y el precio del trigo aumentará.

La mayor preocupación del agricultor es que el precio del trigo baje. Imaginad que compra semillas y tractores calculando que podrá vender cada tonelada de trigo por 100 euros y unos meses después, cuando termina la cosecha, en el mercado sólo le pagan 5 euros.  ¡Desastre!

Al contrario, lo que más preocupa al panadero es que el precio del trigo suba. Imaginad que invierte dinero en su panadería calculando que podrá comprar el trigo a 100 euros y unos meses después resulta que vale 200. ¡Desastre!

Como los riesgos del agricultor y del panadero son complementarios (el agricultor teme que baje el precio del trigo y el panadero teme que suba), ambos pueden protegerse firmando un contrato que diga:

“Yo (agricultor) me comprometo a venderte una tonelada de trigo por 100 euros dentro de 9 meses. Y tú (panadero) te comprometes a comprármelo.”

Este contrato es un ejemplo de derivado financiero. Un derivado es un instrumento cuyo valor depende del precio de un bien subyacente. En nuestro ejemplo, “el instrumento” es el contrato de compra-venta y el “bien subyacente” es el trigo.

Hasta aquí, los derivados financieros pueden ser muy beneficiosos para la economía: al disminuir los riesgos, panaderos y agricultores pueden invertir en sus negocios sin temer la bancarrota si un año llueve un poco más o menos de lo habitual.

Goldman Sachs y los grandes especuladores entran en escena

Sigamos con nuestro ejemplo donde teníamos panaderos y agricultores. Ahora introducimos unos participantes nuevos: los especuladores.

Al contrario que panaderos y agricultores, los especuladores ni producen trigo ni necesitan trigo. Sin embargo, en su justa medida, los especuladores benefician tanto a los panaderos como a los agricultores. Por ejemplo, imaginad que un agricultor produce 100 toneladas de trigo al año. Tendría que encontrar a muchos panaderos para vender la totalidad de su cosecha y firmar un contrato diferente con cada uno de ellos. Para el agricultor es más sencillo vender su trigo a un especulador, quién, a su vez, asume el riesgo de encontrar a los panaderos. Dicho en la jerga económica: “los especuladores proporcionan liquidez al mercado”.

La crisis alimentaria estalló cuando un “invento” de Goldman Sachs junto a un cambio legal en EEUU provocó que los grandes especuladores se convirtieran en los únicos jugadores relevantes en el mercado de alimentos.

Allá por los 90, los banqueros de Goldman Sachs se inventaron un derivado financiero sobre un índice que mezcla los precios de 24 materias primas, entre ellas, el café, el trigo, el maíz y la soja (“Goldman Sachs Commodity Index”). En 1999, la agencia norteamericana encargada de vigilar este tipo de productos financieros decidió desregularlos, permitiendo a los especuladores ciertas operaciones antes prohibidas (en particular, las llamadas “posiciones a largo”).

Goldman Sachs diseñó su derivado financiero para los inversores que buscaban “aparcar” su dinero. Los alimentos parecen la apuesta perfecta: las empresas tecnológicas pueden quebrar si la competencia inventa un producto mejor, pero la humanidad siempre necesitará comida. ¿Qué mejor lugar para invertir?

La desregulación provocó un enorme flujo de capital hacia los derivados sobre alimentos. Se calcula que entre 2000 y 2008, la inversión en estos productos financieros se multiplicó por 50. La consecuencia fue una tremenda burbuja: cuanta más demanda para derivados financieros sobre alimentos, más sube el precio futuro de los alimentos y cuanto más sube el precio futuro de los alimentos, más demanda para los derivados. La crisis financiera no ha frenado esta tendencia: los alimentos siguen siendo un “valor seguro” para los especuladores (ver esta gráfica).

Permitidme terminar con el esclarecedor testimonio ante el Senado estadounidense de Michael W. Masters, ex-manager de un hedge fund que especula en el mercado de los alimentos:

“En este mismo momento, hay cientos de miles de millones de dólares preparados para entrar en los mercados de las materias primas. Si no se toma una acción inmediata, los precios de la energía y los alimentos seguirán subiendo. Esto podría tener consecuencias catastróficas para millones de consumidores estadounidenses. Y podría significar, literalmente, la muerte por inanición de millones de personas en los países más pobres”.

Nota.- Si estáis interesados en este tema, os recomiendo: 1) El informe de Oliver de Schutter para la ONU, 2) Este artículo de Frederik Kaufman en Foreign Policy y 3) El testimonio completo de Michael W. Masters ante el senado norteamericano.

El banco malo en 3 claves

Fotografía: Agencia EFE

¿Qué es el “banco malo”?

El “banco malo” no es un banco, sino una gran agencia inmobiliaria.

Esta nueva empresa comprará las viviendas y el suelo que las entidades financieras quieren quitarse de encima.

¿Por qué los bancos quieren liberarse de viviendas y suelo?

Vamos a verlo con un ejemplo:

1) En plena burbuja, un banco presta 10 millones a una constructora para hacer un nuevo bloque de viviendas.

2) La constructora se compromete a devolver al banco los 10 millones + 2 millones de intereses.

3) Como estamos en época de bonanza, la constructora cree que venderá los pisos por 15 millones.

4) Hasta aquí, todos son felices: el banco gana 2 millones en intereses y la empresa constructora venderá por 15 millones lo que le ha costado 12.

5) Estalla la crisis.

6) La constructora no consigue vender los pisos. Incapaz de devolver el dinero al banco, se va a la quiebra.

7) El banco se queda con las viviendas.

8) Hasta aquí, el banco ha puesto 10 millones por el bloque de viviendas.

9) Si el banco sacase esas viviendas al mercado, nadie pagaría más de 5 millones por ellas. El banco decide no venderlas y así evita reconocer pérdidas.

10) Como los bancos españoles guardan miles de millones en “activos tóxicos” (en nuestro ejemplo, el bloque de viviendas) el sistema financiero español está estrangulado. Ningún banco tiene liquidez para hacer nuevos préstamos y nadie en el extranjero se fía de los bancos españoles. ¡Vaya usted a saber cuántos pufos inmobiliarios esconden en sus carteras!

11) El Gobierno crea una empresa que se llama “banco malo” donde inyecta miles de millones de dinero público.

12) El “banco malo” compra el bloque de viviendas por 8 millones. Para el banco original es un chollo: tiene que reconocer pérdidas, pero mucho menores que si vendiese las viviendas al verdadero precio de mercado.

¿De dónde sale el dinero del “banco malo”?

Del bolsillo de todos los españoles. El dinero del rescate europeo servirá para crear el banco malo, pero el rescate no es más que un préstamo que tendremos que devolver con nuestros impuestos.

En teoría, dentro de algunos años, los precios de las viviendas volverán a subir y el “banco malo” podrá recuperar el dinero. Mientras tanto, esta operación consiste en rescatar a los bancos con dinero público.

Los bancos son un negocio muy particular: cuando las cosas van bien, ganan ellos y cuando van mal, los ciudadanos ponen dinero para rescatarlos.

Los beneficios son privados. Las pérdidas son públicas.

P.D. Y quizás lo más cruel: parte del rescate a los bancos saldrá de los impuestos de familias que han sido desahuciadas.

 

El gasto militar de España en cifras sencillas

Crédito de la fotografía: Agencia EFE

1) Gasto militar anual por habitante en España: 368 euros.

Gasto farmacéutico anual por habitante en España: 259 euros.

2)  España arrastra una deuda acumulada de 27.000 millones de euros en los Programas Especiales de Armamentos (PEAS). Los PEAS son contratos de larga duración para la compra de armamento. Algunos ejemplos:

  • 87 cazas Eurofighter. Contrato firmado hasta 2024.
  • 239 blindados Leopard 2E. Contrato firmado hasta 2017.
  • 80 torpedos DM2A4. Contrato firmado hasta 2023.

Para que os hagáis una idea de lo que suponen 27.000 millones de euros: con ese dinero se puede pagar un telescopio Hubble (4.000 millones), una misión Curiosity a Marte (2.000 millones), el presupuesto anual de la NASA (13.000 millones) y todavía sobran 8.000 millones.

3) Los compromisos de pago para los Programas Especiales de Armamento durante 2012 ascienden a 1.862 millones de euros.

Pero, ¿sabéis cuánto se ha presupuestado? 5 millones de euros. Eso significa los 1.857 millones restantes se sumarán a nuestra deuda militar.

4) El recorte en el presupuesto del Ministerio de Defensa para 2012 ha sido del 9%.

Comparemos con los recortes en otras partidas: Ministerio de Educación y Cultura (21%), Ayudas a la Investigación (25%), Ayuda al Desarrollo (65%).

El gobierno defiende la inversión militar como una manera de apoyar a nuestra industria de armamento. Las exportaciones de armas españolas ya se incrementaron de forma muy notable durante el Gobierno de Zapatero. El nuevo titular de Defensa, Pedro Morenés, ha desarrollado su carrera profesional en la industria militar y su actividad como ministro está enfocada a la venta de armas.

Hace unas semanas Morenés viajó a Alemania para negociar una venta de carros de combate al gobierno de Arabia Saudí. Preguntado sobre la cuestión ética de la operación, nuestro ministro respondió: “No voy a entrar a analizar el régimen político de Arabia Saudí. España apoya a sus empresas” […] “Juzgar políticamente al régimen saudí es algo complicado, porque cada país tiene su manera de establecer el bienestar de su población”.

Aceptemos por un momento la argumentación del Ministro pero apliquémosla a nuestro país. “España tiene su manera de establecer el bienestar de su población”. Mi pregunta es: ¿queremos que nuestra prosperidad económica repose sobre la venta de armas a un país que todavía decapita a personas acusadas de brujería?

Nota: Si os interesa este asunto, os recomiendo el informe realizado por Pere Ortega que podéis leer aquí.

¿A favor o contra las subvenciones al carbón? 10 claves para el debate

Desde hace varias semanas, miles de mineros protestan para exigir que el gobierno negocie con ellos los recortes en las subvenciones al carbón.

En el espíritu de este blog, me gustaría que debatiésemos si estáis a favor o en contra de las ayudas públicas a la minería del carbón.

Me parece un debate bastante complicado: por un lado está la tragedia humana de las comarcas que dependen de la minería. Por el otro, también existen argumentos razonables sobre la insostenibilidad de este sector y su impacto medioambiental. Yo, sinceramente, no tengo muy clara mi posición al respecto.

He recogido aquí algunos datos. No dudéis en añadir vuestras correcciones / aclaraciones / críticas en la sección de comentarios.

1) El Gobierno ha reducido en un 63% las ayudas al funcionamiento de las empresas mineras.

2) Los Presupuestos Generales del Estado incluyen 656 millones de euros para el sector: 193 millones para las empresas mineras; 322 millones para costes sociales y 141 millones para la reactivación económica.

3) El Gobierno se ha negado a negociar con los mineros.

4) Según los sindicatos, este recorte supondrá la pérdida de unos 30.000 empleos.

5) La normativa europea exige el fin de las ayudas públicas para el carbón en 2018. A partir de esa fecha, sólo podrán continuar abiertas las minas que sean rentables.

6) Otra directiva europea establece la prioridad del carbón nacional para la generación de energía. Esta decisión fue criticada por las compañías eléctricas (Gas Natural, Iberdrola y Endesa) porque les obliga a comprar carbón español aunque el importado sea más barato. También fue recurrida por las organizaciones ecologistas Greenpeace y WWF.

7) Según Greenpeace, “las centrales térmicas de carbón son la mayor fuente de emisiones de CO2 producidas por el hombre. Esto hace que la energía del carbón sea la mayor amenaza que enfrenta nuestro clima.”

8) Los partidarios del carbón explican que esta fuente de energía es esencial en términos de “seguridad energética”: el suministro de petroleo y gas podría cortarse en caso de inestabilidades geopolíticas.

9) Muchos otros países conceden ayudas públicas al carbón. Por ejemplo, se estima que los subsidios al carbón en EEUU corresponderán a 2.600 millones de dólares entre 2013 y 2022.

10) El gobierno de Rajoy también ha eliminado todas las subvenciones para la generación de electricidad por fuentes renovables.

Vosotros, ¿estáis a favor o contra las subvenciones al carbón? ¿Cuáles son vuestras razones?

Imagen de Javier Bauluz (no os perdáis sus reportajes fotográficos sobre las protestas).

El fin de Europa tal y como la conocíamos

Dani Rodrik, profesor en Harvard y uno de los investigadores más reconocidos en temas de Relaciones Económicas Internacionales acaba de publicar un escalofriante artículo sobre el posible futuro de Europa.

Evidentemente es sólo una hipótesis en la que supone el peor escenario posible. Pero cada día que pasa, su hipótesis se parece más a la realidad.

A quien lea inglés le recomiendo el artículo original. Para quien no, os hago un esquema de su escenario:

1) Tras las elecciones en Grecia, el nuevo gobierno exige renegociar los términos del rescate. Angela Merkel se opone.

2) Temiendo un colapso financiero, los ciudadanos griegos sacan en masa el dinero de los bancos. El BCE, a instancias de Merkel se niega a recapitalizar los bancos de Grecia.

3) La atención se vuelve hacia España. Temiendo un desastre, Merkel anuncia que se tomarán todas las medidas para que España siga en el euro. El gobierno español anuncia nuevos recortes y el Mecanismo Europeo de Estabilidad permite que España siga a flote durante unos meses.

4) Con los nuevos recortes, la economía española continúa deteriorándose y el desempleo llega al 30%. La situación social se hace insostenible y Merkel anuncia que “los ciudadanos alemanes ya han hecho todo lo que podían para ayudar a España”. Nuestro país sale del euro.

5) En una cumbre urgente, Alemania, Austria, Finlandia y Holanda anuncian que se compromenten a seguir en el euro. La presión financierase hace inostenible sobre Italia y Francia que también se ven obligados a abandonar la moneda única.

6) Las consecuencias políticas a largo plazo son profundas: los partidos moderados pagan el precio de su apoyo al proyecto europeo y son sustituidos por partidos de extrema derecha y extrema izquierda. Comienzan programas de expulsión de inmigrantes.

7) Muchos años después, un historiador pregunta a una Merkel ya retirada de la política, si hubiese hecho algo diferente. Desafortunadamente su respuesta llega demasiado tarde para cambiar el curso de la historia.

Por qué el rescate bancario no soluciona nada. Muy pronto: intervención o salida del euro.

La discusión política española parece anclada en decidir si la inyección de capital europeo a los bancos es “una línea de crédito con condiciones favorables” (como sostiene Rajoy) o es “un rescate” (como sostiene el resto del Universo conocido).

Llamadlo como queráis.

España se enfrenta a otro problema muchísimo más grave y cuyas consecuencias pueden ser catastróficas para el futuro de nuestro país y el de Europa.

La tasa de interés que el gobierno español paga por su deuda a 10 años lleva ya más de cuatro semanas por encima del 6%. Esta situación es insostenible. Si España y Europa no encuentran una solución creíble, estaremos intervenidos o fuera del euro en cuestión de semanas -unos pocos meses a lo sumo-.

El Gobierno español creía que, una vez anunciado el rescate de los bancos, los inversores nos prestarían dinero a un interés más bajo. La realidad es que la prima de riesgo sigue subiendo. Si nada cambia, dentro de pocas semanas, España no podrá financiarse en los mercados. Alcanzado ese punto sólo quedarán dos salidas: declararnos en default y salir del euro o pedir una intervención del FMI y la troika.

El rescate bancario puede incluso haber disminuido las posibilidades de resolver el problema de financiación del Estado. ¿Quién va a estar dispuesto a rescatarnos semanas después de que hayamos pedido 100.000 millones para los bancos?

Además, la chulería mostrada en público por el gobierno español durante los últimos días hará mucho más dificil encontrar una solución consensuada por la UE. Las declaraciones de Rajoy explicando las negociaciones con sus colegas europeos para el rescate bancario nos van a salir muy caras. (Rajoy: “A mí nadie me ha presionado, ahora, no sé si debería decir esto que voy a decir: el que ha presionado he sido yo” [sonrisa]).

Las ayudas europeas a España son profundamente impopulares en los países que prestan el dinero. Finlandia y Austria ya están sugiriendo públicamente que la UE no cuente con ellos para el próximo rescate. Los gobiernos de muchos países las están pasando canutas para vender estos programas a sus votantes. ¿Y cuál fue la idea de Mariano para fortalecer la cohesión del continente? Irse a Polonia para presenciar el partido de la selección.

Mírale qué feliz celebrando el gol de Fábregas.


Artículos relacionados:

1) ¿Cómo funciona el rescate de un país?

2) 20 claves para comprender el desastre económico que se nos avecina

3) ¿Cómo sería la salida de España del euro? Guía paso a paso

4) ¿Para qué sirven los bancos?

5) Por qué el rescate bancario no soluciona nada. Muy pronto: intervención o salida del euro.

Carta de Angela Merkel a los ciudadanos españoles: las condiciones del rescate

Españoles,

En virtud del “Tratado para la Solución Final de los Problemas Ibéricos” (coloquialmente conocido como “El Rescate”), me pongo en contacto con vosotros para anunciaros las siguientes medidas que toman efecto inmediato:

1) Tras 312 años de chabacanos reinados, la Casa de Borbón es desposeída de la Corona de España, cuya titularidad pasa a la Estirpe de los Merkel. Una servidora será proclamada “Emperatriz Angela Primera de España y Quinta de Alemania” en una ceremonia oficiada en la Basílica de San Pedro por el Papa Ratzinger .

2) Por gracia de mi despotismo campechano, os doy permiso para que me llaméis “Angie”.

3) El ciudadano Borbón es asignado al Zoo de Berlín como cuidador de paquidermos. Mileurista y en turno de noche. La Universidad Ludwig-Maximilians de Munich crea dos nuevas cátedras de excelencia: una de “Análisis Económico y Optimismo” dirigida por Rodriguez Zapatero y otra de “Oratoria, Elocuencia y Logopedia” para Mariano Rajoy. Jose Mari trabajará como gogó en las discotecas techno de Berlín: con su bronzeado y sus abdominales, estoy segura de que podremos convertirlo en el Lady Gaga europeo.

4) Sergio Ramos, Ana Obregón y Emilio Botín serán encerrados a perpetuidad en las cuevas de Atapuerca. Visitando este hermoso paraje, los escolares alemanes podrán comprender la naturaleza verdadera del “Homo Ibéricus”.

5) Alemania es declarada vencedora de la Eurocopa por decreto-ley. Durante la ceremonia final, a la vez que nuestro capitán levante el trofeo, una columna de la División Panzer entrará en el Estadio Nacional de Varsovia para gozo y deleite de nuestros amigos polacos.

6) Tras décadas de invasión silenciosa, las Islas Baleares se incorporan oficialmente al territorio de la Bundesrepublik como länder número 17. Bonus adicional: Rafa Nadal, tenista alemán.

7) La cabra de la Legión es mi nuevo portavoz en España. Esperanza Aguirre será su asesora de comunicación.

8) El “Movimiento 15-M” queda rebautizado como “Movimiento 15-Merkel” y sus protestas callejeras se convertirán en oraciones colectivas por la salvación de mi alma.

9) El Real Madrid y el FC Barcelona son relegados a la segunda división de la liga alemana donde funcionarán como filiales del Bayern Munich y el Borussia Dortmund.

10) Todas las familias españolas deberán entregarme a su primogénito varón. Siguiendo el refinado ideario político de Berlusconi, propongo regalar a mi cuerpo con carne inpúber en orgías “Bunga, bunga”. Esta vez, versión hard-core germánico.

Firmado,
Angela “Angie” Merkel, vuestra emperatriz, amiga y confidente.


Nota.- ¿Alguien cree a Rajoy cuando dice que el préstamo europeo no tendrá condiciones fiscales para nuestro país? ¿Cómo puede considerar “un triunfo” el que todos los españoles nos endeudemos por valor de 100.000 millones de euros para pagar los errores de bancos y cajas?

Mariano es cientos de veces más surrealista que esta carta.