El 90% de las ballenas que se matan son hembras embarazadas

El pasado fin de semana, la cadena de televisión pública noruega NKR emitió un documental que ha causado un escándalo en el país nórdico.

El documental revela que casi todas las ballenas capturadas son hembras a punto de dar a luz e incluye imágenes muy explícitas como las de pescadores abriendo sus vientres para sacar el feto.

Noruega no se considera obligada a cumplir el tratado internacional de 1986 que impuso una moratoria en la captura de ballenas. Junto a Islandia es el único país que permite la caza comercial. Japón también permite la captura de estos mamíferos aunque, oficialmente, lo hace sólo “por motivos científicos”.

El gobierno noruego ha autorizado este año la captura de 999 ballenas, 200 más que el año pasado.

“Nosotros somos unos profesionales y no nos toca pensar en esas cosas. Además el hecho de que estén embarazadas significa que gozan de buena salud” – dice en el documental Dag Myklebust, capitán de uno de los buques arponeros.

“La caza de ballenas es ahora más inaceptable que nunca. Por un lado porque es una violación de un tratado internacional y por la otra porque es indefendible que se capturen en una etapa tan avanzada de la gestación. Estas prácticas no solo afectan a las ballenas actuales, también a las futuras generaciones” – responde Truls Gulowsen, Director de Greenpeace en Noruega.

El día que los políticos intentaron cambiar el valor del número “pi” por ley

Todo el mundo sabe que el valor del número “pi” es aproximadamente 3,14. Es una buena aproximación, aunque “pi” es un número que tiene infinitos decimales.

Pues bien: un día de 1897, el Congreso de Indiana decidió que el valor del número “pi” era exactamente 3,2. Por ley.

La historia de la “Ley de Indiana” comienza con un hombre llamado Edward J. Goodwin, un médico de Indiana que pasaba sus ratos libres resolviendo problemas matemáticos. La obsesión de Goodwin era resolver un problema que habían intentado los matemáticos de la antigüedad: la cuadratura del círculo.

El único problema es que ya se sabía que cuadrar el círculo era matemáticamente imposible. El matemático Ferdinand von Lindemmann lo había probado en 1882.

Pero Goodwin siguió con su obsesión. En 1894, Goodwin convenció a la revista científica American Mathematical Monthly de que publicase su prueba matemática de la cuadratura del círculo. Una de las consecuencias de su trabajo resultaba que el número “pi” era exactamente 3,2. La prueba era evidentemente errónea, pero Goodwin estaba tan convencido de su genialidad que no sólo la publicó, sino que también la patentó. Creía que todo el mundo utilizaría su método y se haría rico con los derechos de autor.

Goodwin no sólo quería ser rico, sino también famoso. Por eso decidió que no cobraría derechos de autor al Estado de Indiana si el Congreso pasaba una ley que reconociese su trabajo.

Y encontró un aliado: el Congresista Taylor I. Record presentó en el Congreso de Indiana la Ley Número 246. “El valor del diámetro de la circunferencia respecto al círculo es, exactamente, 3,2”. La ley reconocía además la genialidad de Goodwin pues “ha resuelto un problema que los grandes matemáticos de la Historia intentaron y creyeron imposible”.

El resto de los congresistas de Indiana parece que tampoco tenían mucha idea de matemáticas, pues la Ley se aprobó por unanimidad.

Afortunadamente alguien se dio cuenta de la barbaridad que acababan de cometer. El matemático C.A. Waldo, de la Universidad de Purdue, estaba entonces en Indianápolis y siguió con espanto el debate parlamentario. Rápidamente fue a ver a los senadores para hacerles ver que Goodwin no era más que un loquito convencido. Y el Senado no aprobó la Ley que sí había aprobado el Congreso.

Desde entonces parece que ningún Parlamento del mundo ha intentado cambiar por ley el valor del número pi.

Un cielo de invierno sobre el Parque Nacional de Monfragüe

Crédito de la fotografía: José Luis Quiñones/NASA Photo of the Day

Esta impresionante fotografía compuesta realizada por José Luis Quiñones (Entre Encinas y Estrellas) del cielo de invierno sobre el Parque Nacional de Monfragüe ha sido reconocida como la mejor foto astronómica del día para la NASA.

En ella se pueden observar algunos objetos distintivos del cielo de invierno: las estrellas Sirius, Betelgeuse, and Procyon, cúmulos como las Pléyades y nebulosas como la de California y Rosetta.

Los océanos se están calentando más rápido de lo que se pensaba (y acelerando)

Alrededor del 90% del calentamiento del planeta queda acumulado en los océanos. El estudio de las temperaturas en el mar es clave.

¿Cómo se mide la temperatura de los océanos?

Con un sistema llamado “Argos”, que consiste en una flota de bollas automatizadas. Hay unas 3.500 de estas boyas repartidas por todos los océanos del mundo. Se hunden hasta unos 2.000 metros de profundidad y cuando vuelven a la superficie envían por satélite los datos de temperatura que han recogido.

¿Cuáles son las conclusiones del nuevo estudio publicado?

Que los océanos se están calentando un 13% más rápido de lo que hasta ahora pensábamos, y que el fenómeno está acelerando.

“Este estudio muestra que, durante los últimos 50 años, los océanos han absorbido más calor de lo que la comunidad científica creía hasta ahora. La sensibilidad de los océanos frente al dióxido de carbono en la atmósfera es aún mayor.”

Los océanos contienen la memoria del cambio climático. Las altas temperaturas en la superficie se ven amplificadas por el calor acumulado en el agua más profunda. Este proceso es una de las razones por las que 2016 fuese el año más caluroso en los registros, superando a 2015, que también supuso un record a su vez. Eso provoca que cada vez haya más huracanes, más olas de calor, más sequías y más incendios forestales en el planeta.

Que aumenten las temperaturas del océano no sólo afecta a la vida marina (por ejemplo, matando a los corales). Las altas temperaturas en la superficie hacen que se produzca más vapor de agua, aumentando así los riesgos de eventos climáticos extremos.

Vuestros momentos más hermosos del día (12/Marzo/2017)

“Pasear entre almendros florecidos” (@R_werock)

Cada noche os pregunto en Twitter cuál ha sido vuestro momento más hermosos del día. No puedo poner aquí todas las respuestas (son demasiadas!), pero os agradezco muchísimo que compartáis esos momentos. Vuestras respuestas valen más que los rubíes. Compartidla si os hace sentir bien.

Observan reuniones de cientos de ballenas como jamás se habían visto

Las ballenas jorobadas no son una especie demasiado social. Normalmente siempre se habían observado solas o, como mucho, en parejas.

Pero una nueva investigación ha observado reuniones de cientos de ballenas como jamás se habían visto. Estos super-grupos de unas 200 ballenas estaban alimentándose juntas en el suroeste de las costas de Sudáfrica, cientos de kilómetros de su lugar natural en el Antártico.

Normalmente, las ballenas jorobadas pasan el verano en el Océano Antártico, alimentándose y creado sus reservas de grasa para el resto del año. Los inviernos van a regiones más calurosas, donde las ballenas hembra dan a luz.

¿Qué ha provocado este cambio en su comportamiento? Probablemente los cambios en su habitat natural.

Podéis encontrar todos los detalles de este estudio en el artículo científico recién publicado.

El experimento para descubrir el sexismo en el trabajo

Martin y Nicole trabajaban en la misma empresa.

Un día Martin se encontró en un intercambio de emails muy desagradable con un cliente: nada le gustaba y, de forma muy impertinente, le pedía cosas imposibles. Martin conocía bien el negocio y al cliente. Aquello no era normal.

Hasta que se dio cuenta de que en esos emails había estado utilizando la firma de Nicole. Ambos compartían la misma cuenta de correo corporativo y él había olvidado cambiar la firma.

¿Tanta impertinencia tendría algo que ver con que el cliente pensase que estaba tratando con una mujer?

Martin y Nicole decidieron hacer un experimento. Durante dos semanas él firmaría como Nicole y ella firmaría como Martin.

“Mi trabajo se convirtió en un infierno”, dice Martin. “Cualquier cosa que proponía a los clientes era cuestionada. Clientes con los que podía trabajar fácilmente ahora se comportaban de manera condescendiente. Uno hasta me preguntó que si estaba soltera. Me di cuenta de que Nicole tenía que ganarse una confianza con los clientes que yo no necesitaba. Yo era exactamente el mismo profesional que antes. Me di cuenta de que siempre había tenido una “ventaja invisible” en mi trabajo.

“Yo tuve la semana más productiva de mi carrera”, dice Nicole.

Tanto Martin Schneider como Nicole Knacks han escrito sobre este experimento. Podéis encontrar más información aquí y aquí.

Quizás el experimento debería repetirse en más lugares de trabajo para que nos diésemos cuenta de las dificultades, muchas veces invisibles para nosotros, a las que se enfrentan las mujeres.

Mordeduras de perro y palizas a refugiados en la frontera UE

Crédito de la fotografía: Médicos Sin Fronteras

Médicos Sin Fronteras ha atendido durante el último año a más de 100 refugiados en la frontera entre Serbia y Hungría: la mayoría presentaban heridas por golpes y mordeduras de perro. La policía de fronteras húngara nunca ha ocultado la brutalidad con la que trata a los refugiados, bajo órdenes del gobierno de Victor Orbán.

Los abusos también han afectad a los más vulnerables; los menores no acompañados.  De 106 casos, 22 tenían menos de 18 años.

“Los migrantes y refugiados nos dicen que les golpean y obligan a tumbarse en el suelo mientras los oficiales de policía les pisotean con sus botas. Que a menudo les confiscan la ropa y los zapatos y que deben regresar a Serbia caminando descalzos en medio de la nieve y el frío. Las contusiones y otros síntomas que hemos visto y tratado concuerdan con el tipo de abusos que nos describen. Es un ritual de brutalidad que tiene lugar en la propia frontera de la UE orquestado para impedir que la crucen. Es simplemente inconcebible que esto suceda y los líderes de la UE miren hacia otro lado”.  Christopher Stokes, director general de Médicos Sin Fronteras.

Y esto son sólo los casos que Médicos Sin Fronteras ha atendido. Muchos refugiados no buscan atención médica por la falta de información: por el miedo a que eso implique ser capturados y encerrados en los campos de detención del gobierno húngaro.

Los líderes europeos siguen sin hacer nada: resulta mucho más cómodo mirar hacia otro lado mientras los refugiados no entren a la Unión Europea.

Vuestros momentos más hermosos del día (9/Marzo/2017)

Mi paseo de esta tarde (@msedruol91)

Cada noche os pregunto en Twitter cuál ha sido el momento más hermoso de vuestro día. No puedo poner aquí todas las respuestas (son demasiadas!), pero os agradezco muchísimo que compartáis esos momentos. Vuestras respuestas valen más que los rubíes.