Hawra, el rostro de un bombardeo americano sobre Mosul. [Capítulo 7 de La Batalla por Mosul].

Alberto Sicilia / ERBIL (IRAK)

[Mosul es la capital del ISIS. Fue en la Gran Mezquita de esta ciudad donde Abu Bakr Al-Baghdadi proclamó el “Califato” en la primavera de 2014. Una coalición formada por el ejercito iraquí, tropas kurdas y grupos paramilitares chiíes, con el apoyo aéreo de EEUU, lucha desde hace meses por recuperar Mosul.]

Hawra tiene 4 años y hasta hace unos días lucía una preciosa melena rubia. Ahora su cara y sus ojos están quemados.

Un avión estadounidense lanzó una bomba sobre su casa en Mosul. Más de 200 civiles murieron el 17 de febrero en el mismo bombardeo sobre el barrio de Al Jadida.

Hawra no para de gritar pidiendo a su mamá. Todavía no sabe que ella murió en el ataque y ni siquiera han encontrado su cuerpo entero.

A diferencia de las batallas por la liberación de Ramadi, Faluya o Trikit, en Mosul el gobierno irakí pidió a los civiles que no huyesen de la ciudad. Todas las ONGs y las organizaciones humanitarias que trabajan aquí advirtieron que esa decisión crearía el desastre. A eso hay que añadir que ISIS ha comenzado a ejecutar a los civiles que tratan de huir del territorio bajo su control.

Ala, el padre de Hawra no pudo si quiera enterrar a su mujer. “Tapé sus restos para evitar que se lo comieran los perros”. Con su hija quemado en brazos, tardó dos días y dos noches en salir de Mosul, esquivando a los francotiradores de ISIS y a los francotiradores del ejército.

Hawra ya no puede ver. A ratos se tantea la cabeza con las manos y llorando pregunta qué ha ocurrido con su melena.

Ningún representante del gobierno iraquí, ni del gobierno estadounidense se han acercado al hospital para preguntarles si necesitan algo.

Ala no sabe qué hará el día que Hawra salga del hospital: su casa quedó destrozada, sus seres queridos han muerto, su niña está ciega. Durante el gobierno de ISIS en Mosul, fue condenado tres veces a latigazos. Ahora, durante la liberación, EEUU se ha llevado por delante a su familia.

“Si yo sigo viviendo es por darle un futuro a mi pequeña”.

[En este link podéis encontrar todas las entradas de la serie, “La Batalla por Mosul”]

Más de 200 civiles muertos por un ataque aéreo estadounidense. [Capítulo 3 de La Batalla por Mosul].

Alberto Sicilia // MOSUL OESTE (IRAK)

[Mosul es la capital del ISIS. Fue en la Gran Mezquita de esta ciudad donde Abu Bakr Al-Baghdadi proclamó el “Califato” en la primavera de 2014. Una coalición formada por el ejercito iraquí, tropas kurdas y grupos paramilitares chiíes, y apoyada desde el aire por EEUU, lucha desde hace meses por recuperar Mosul.]

Decenas de civiles han muerto después de que varios edificios residenciales se derrumbasen por un bombardeo aéreo estadounidense. Una semana después del ataque, los servicios de emergencia siguen recuperando cuerpos bajo los escombros. Mohammed Al-Jawari, el jefe de la Protección Civil de Mosul, ha declarado que aún quedan muchas personas enterradas.

El Departamento de Defensa estadounidense ha reconocido en un comunicado que la localización de las casas derrumbadas coincide con el lugar de un ataque aéreo lanzado el viernes pasado.

“Había alguien de ISIS en el tejado de una casa, pero por eso no pueden matar a cientos de personas”, cuenta desesperado Mohammed, que ha perdido a 7 miembros de su familia.

Las tareas de rescate se hacen aún más difíciles porque el barrio de Aghawat Jadidah se encuentra justo en el frente de combate.

[En este link podéis encontrar todas las entradas de la serie, “La Batalla por Mosul”]

La “pillada” a Kerry que puede evitar el bombardeo


Britain US Syria Kerry

Kerry durante la comparecencia de ayer. Crédito de la imagen: ITV News

EEUU está reconsiderando su decisión de bombardear Siria y todo gracias a un “desliz” de John Kerry. Bienvenidos a la realpolitik, donde una “pillada” en una rueda de prensa desata un juego diplomático que puede evitar un ataque militar.

La historia sucedió así:

John Kerry comparece ayer por la mañana en Londres tras su reunión con el Ministro de Exteriores británico. Kerry explica que un bombardeo a Assad es inevitable. Al final de su exposición, se conceden dos preguntas a los periodistas: la primera para la BBC y la segunda para la cadena norteamericana CBS.

Margaret Brennan, la corresponsal de CBS, formula una larga pregunta a Kerry sobre el supuesto ataque químico. Pero, antes de ceder el micrófono, la periodista añade:

¿Y Assad ya no puede hacer nada para evitar el ataque?

Kerry responde en tono burlesco:

Hombre, podría entregar hasta el último gramo de su arsenal químico a la comunidad internacional. Pero él no lo va a hacer, ni tampoco se puede hacer, obviamente.

Kerry pronuncia esta frase creyendo que no tiene ninguna importancia. Es una simple maniobra retórica frente a una pregunta incómoda. El resto de su comparecencia está dedicada a justificar el ataque.

Pero, inmediatamente, Sergei Lavrov (Ministro de Exteriores ruso) agarra la oportunidad. Sale a la televisión en Moscú y anuncia que está de acuerdo con la propuesta de Kerry.

El gobierno estadounidense cae en la cuenta de que los rusos les han pillado desprevenidos.

Jennifer Psaki, la portavoz del Departamento de Estado, comienza a contactar frenéticamente con los medios para desmentir que la frase de Kerry contuviese una oferta:

“Kerry estaba simplemente haciendo un argumento retórico sobre la imposibilidad de que Assad entregase sus armas químicas”.

Demasiado tarde. El Ministro de Exteriores sirio Walid al-Moallem anuncia que acepta la oferta rusa:

“Actuaremos con total cooperación con Rusia para evitar cualquier pretexto para un ataque”.

En ese momento Kerry está en el avión que le lleva de vuelta a Washington desde Londres.

En la capital estadounidense, algunos congresistas y senadores opuestos a la intervención militar anuncian que la propuesta rusa debe estudiarse.

Obama sabe que no tiene los votos suficientes para que el Congreso autorice su ataque y todas las encuestas en EEUU reflejan que el público está también en contra de la intervención. Por la noche el Presidente estadounidense anuncia que se anula la votación prevista para hoy y que estudiará la oferta rusa.

Mis tweet favorito del día. David Kenner, editor para Oriente Medio de la revista Foreign Policy:

“Siguiente estrategia de la Administración Obama: poner a Kerry delante de un micrófono y dejar que hable durante unas cuantas horas sobre el proceso de paz entre Israel y Palestina”.

Ahora en serio: asusta pensar que el mundo funciona así. Y, haya ataque norteamericano o no (ojalá no lo haya), espero que no nos olvidemos de los millones de sirios inocentes que siguen sufriendo a ambos lados de la línea de combate.