Algo extremadamente preocupante está ocurriendo con el hielo del Ártico

Este invierno he escrito varias veces en el blog sobre la preocupante situación del hielo del Ártico. Pero la situación se ha vuelto aún más crítica.

Las altas temperaturas han hecho que se registre otro mínimo para un mes de febrero. El hielo cubre 1.100.000 kilómetros cuadrados menos que la media histórica. Eso es un “trozo” de hielo de cuatro veces el tamaño de Italia.

Durante el invierno las temperaturas han sido 9 grados más altas de lo normal, debido a incursión tras incursión de bolsas de aire caliente.

Alrededor de estos días, coincidiendo con el fin del invierno, debería alcanzarse el máximo anual, que muy probablemente será también el más pequeño desde que existen los registros.

El hielo más viejo y duro está también desapareciendo: el hielo más joven se derrite mucho más fácilmente en cuanto llega la primavera.

Lo que está ocurriendo en el Ártico despierta gran preocupación a los climatólogos. Esta región, tan sensible al cambio climático, sirve como “muestra” de lo que podría suceder en el resto del Planeta.

Los océanos se están calentando más rápido de lo que se pensaba (y acelerando)

Alrededor del 90% del calentamiento del planeta queda acumulado en los océanos. El estudio de las temperaturas en el mar es clave.

¿Cómo se mide la temperatura de los océanos?

Con un sistema llamado “Argos”, que consiste en una flota de bollas automatizadas. Hay unas 3.500 de estas boyas repartidas por todos los océanos del mundo. Se hunden hasta unos 2.000 metros de profundidad y cuando vuelven a la superficie envían por satélite los datos de temperatura que han recogido.

¿Cuáles son las conclusiones del nuevo estudio publicado?

Que los océanos se están calentando un 13% más rápido de lo que hasta ahora pensábamos, y que el fenómeno está acelerando.

“Este estudio muestra que, durante los últimos 50 años, los océanos han absorbido más calor de lo que la comunidad científica creía hasta ahora. La sensibilidad de los océanos frente al dióxido de carbono en la atmósfera es aún mayor.”

Los océanos contienen la memoria del cambio climático. Las altas temperaturas en la superficie se ven amplificadas por el calor acumulado en el agua más profunda. Este proceso es una de las razones por las que 2016 fuese el año más caluroso en los registros, superando a 2015, que también supuso un record a su vez. Eso provoca que cada vez haya más huracanes, más olas de calor, más sequías y más incendios forestales en el planeta.

Que aumenten las temperaturas del océano no sólo afecta a la vida marina (por ejemplo, matando a los corales). Las altas temperaturas en la superficie hacen que se produzca más vapor de agua, aumentando así los riesgos de eventos climáticos extremos.

Tanto el hielo del Ártico como el del Antártico, en mínimos históricos

Un preocupante signo del calentamiento global se está produciendo este invierno: tanto el hielo marino del Ártico como el del Antártico han alcanzado mínimos históricos.

Terminamos 2016 con noticias preocupantes sobre las temperaturas del planeta: el año pasado fue el más caluroso en los registros. Se trata de la continuación de un fenómeno que lleva ocurriendo dos décadas: 16 de los últimos 17 años han sido los más calurosos en los registros.

Hielo del Ártico

El último invierno ha sido alarmante en el Ártico: durante algunas semanas, la temperatura alcanzó 15 grados por encima de la temperatura media histórica. Han sufrido en particular la cobertura de hielo tanto el en Mar de Barens como el Mar de Kara (situados al norte de Escandinavia y Rusia). En el archipiélago de Svalbard (que se encuentra entre Noruega y el Polo Norte), la nieve se ha derretido por las temperaturas por encima de los cero grados.

La pérdida de hielo es un fenómeno que se refuerza a sí mismo: cuanto menos hielo, menos se refleja la luz del sol y la energía es absorbida por el agua que hay en su lugar.

 

Hielo del Antártico

Los fenómenos físicos que afectan al hielo del Polo Sur son muy diferentes a los del Polo Norte: mientras el hielo del Ártico flota sobre el océano, el Antártico es un continente rodeado por el océano y el hielo presenta por tanto mayor variabilidad. (Por ejemplo el hielo marino puede crecer por el deshielo de los glaciares en tierra).

Aún así, estamos también en mínimos históricos. Ha sufrido en particular la zona del Mar de Admunsen.

Algo preocupante está ocurriendo este otoño con el hielo del Ártico

Sabemos que el hielo del Ártico lleva desapareciendo desde hace, al menos, tres décadas (cuando empezamos a tener medidas por satélite).

La situación de este otoño es aún más preocupante: la superficie de hielo se encuentra ahora mismo en mínimos históricos y las temperaturas están muy por encima de lo normal.

Empecemos por el principio: ¿Cuánto hielo hemos perdido en las últimas décadas?

En el siguiente vídeo podéis ver cómo ha ido evolucionando el volumen de hielo en septiembre de cada año desde 1979 hasta 2016.

Los gráficos del vídeo corresponden al volumen del hielo.

También conocemos cómo ha ido desapareciendo la extensión de hielo en el Ártico. En el siguiente gráfico tenéis la superficie de hielo en el Ártico cada mes de octubre desde 1979 hasta 2016.

Fuente: http://nsidc.org/arcticseaicenews/

Fuente: http://nsidc.org/arcticseaicenews/

¿Hay alguna otra forma de “visualizar” esta pérdida de hielo?

A la izquierda, la extensión de hielo en septiembre de 1984.

A la derecha, la extensión de hielo en septiembre de 2016.

Fuente: http://www.climatecentral.org/news/arctic-sea-ice-slow-growth-20838

Fuente: http://www.climatecentral.org/news/arctic-sea-ice-slow-growth-20838

El hielo del Ártico crece y decrece según las estaciones, ¿verdad?

Sí. El hielo crece durante el invierno y decrece durante el verano.

En el siguiente gráfico podéis ver ese ciclo anual. La línea negra muestra la media, entre 1981 y 2010, de la superficie de hielo cada día del año.

grafico-1

Vale,¿Y cómo estamos este año?

La línea negra del gráfico era la media entre 1981 y 2010.

Vamos a añadir ahora una línea roja que corresponde a este año:

grafico-2

Fuente: http://nsidc.org/arcticseaicenews/charctic-interactive-sea-ice-graph/

En estas fechas nunca había habido tan poco hielo en el Ártico. [Pinchando en este enlace podéis comprobar cómo fueron otros años].

Bueno, vale que estamos en mínimos históricos, ¿pero no podría ser que 2016 es un año “extraño” y el año que viene volveremos a “lo normal”?

Tengo una mala noticia: la desaparición de hielo es una tendencia que se prolonga ya durante varias décadas.

Mirad el siguiente gráfico de Zachary Labe.  Ahí tenéis la media de las extensiones de hielo en los años ’80, los ’90 y los 2000.

Fuente: http://sites.uci.edu/zlabe/arctic-sea-ice-extentconcentration/

Fuente: http://sites.uci.edu/zlabe/arctic-sea-ice-extentconcentration/

[Pinchando en este otro enlace podéis ver que los 13 años con menos hielo en primavera corresponden a los 13 últimos años]

¿Y sabemos cuál es la causa de que este otoño estemos en mínimos históricos de hielo?

Varios factores físicos pueden contribuir a la pérdida de hielo, pero probablemente el más importante es que durante las últimas semanas las temperaturas en el Ártico están siendo unos 6 grados superiores a lo habitual (!)

Fuente: http://www.climatecentral.org/news/arctic-sea-ice-slow-growth-20838

Fuente: http://www.climatecentral.org/news/arctic-sea-ice-slow-growth-20838

¿Y no puede ser que haya menos hielo en el Ártico pero haya más hielo en el Antártico?

Los factores de variación del hielo Ártico y Antártico son diferentes, pero el hielo del Antártico también está en niveles históricos mínimos para esta época del año.

Fuente: http://nsidc.org/arcticseaicenews/charctic-interactive-sea-ice-graph/

Fuente: http://nsidc.org/arcticseaicenews/charctic-interactive-sea-ice-graph/

[Nota: He escrito este post de “manera sencilla” para que se entendiese bien. Si queréis una exposición detallada con más datos y explicando los factores físicos que contribuyen al deshielo, escribiré otro post]

 

El calentamiento global explicado en 3 gráficos


Hace 2 años, un grupo de investigadores dirigidos por el profesor Michael Ranney salió a las calles de San Francisco en busca de voluntarios para responder esta pregunta:

¿Podría explicarme cuál es el mecanismo por el que la temperatura del planeta está aumentando?

A pesar de que la mayoría de los encuestados consideraba que el calentamiento global era un fenómeno real, casi nadie respondía correctamente a la cuestión.

Algo estamos haciendo muy mal los científicos si con todo lo que se habla del cambio climático en los medios, la mayoría de la gente no puede explicarlo en términos sencillos.

Ranney, profesor de Psicología y Educación en la Universidad de Berkeley, decidió desarrollar diferentes senderos pedagógicos para explicar el mecanismo del calentamiento global y los comparó en encuestas posteriores. Aquí tenéis una manera que parece entenderse muy bien:

1) La Tierra absorbe energía del Sol en forma de luz visible.

2) La Tierra emite energía en forma de luz infrarroja.

1

Crédito de la imagen: Michael Andrew Ranney

3) La atmósfera contiene gases de efecto invernadero (por ejemplo el CO2 y el metano)

2

Crédito de la imagen: Michael Andrew Ranney

4) La luz visible que llega del Sol atraviesa sin problemas los gases de efecto invernadero de la atmósfera.

5) Sin embargo, la luz infrarroja sale muy lentamente porque le cuesta mucho atravesar los gases de efecto invernadero.

3

Crédito de la imagen: Michael Andrew Ranney

Por lo tanto, cuantos más gases de efecto invernadero haya en la atmósfera, más se calienta el planeta.

Otros detalles relevantes:

¿Cuál es el efecto de los humanos en el calentamiento global?

Desde el inicio de la revolución industrial a mediados del siglo XVIII, la concentración de CO2 en la atmósfera ha aumentado un 40% y la de metano un 300%.

¿Los gases de efecto invernadero son siempre “malos”?

No. La Tierra sería un planeta helado sin gases de efecto invernadero. El problema no es que haya gases de efecto invernadero sino que han aumentado exponencialmente en las últimas décadas.

¿Por qué la luz visible atraviesa esos gases sin problemas mientras a la luz infrarroja le cuesta tanto?

¡Ay!, pues la respuesta no es demasiado complicada, pero para comprenderla hay que entender algunas ideas básicas de mecánica cuántica. Para eso estamos haciendo esta serie de vídeos. ¡El siguiente llega pronto!

¿Cuál es el consenso científico sobre el calentamiento global?

La comunidad científica considera el calentamiento global como un fenómeno inequívoco. Su evolución en el futuro sigue siendo un problema abierto: el aumento de la temperatura media durante el próximo siglo se calcula entre 2ºC y 6ºC dependiendo de los modelos climáticos y el nivel de emisiones.

El equipo de Ranney ha desarrollado la web “How Global Warming Works” dónde encontraréis varias maneras pedagógicas de explicar el calentamiento global, desde una versión de 50 segundos hasta otra de 5 minutos.

En las cenas de esta Navidad podréis explicar el cambio climático en menos de 1 minuto. A cambio, estaría bien que me mandáseis un tupper de algo rico. Mis padres dicen que los Reyes son los lectores.

El cambio climático en un escalofriante vídeo


James Balog (Crédito de la fotografía: Instituto de Investigación Polar, Universidad de Ohio)

El prestigioso fotógrafo norteamericano James Balog creía que el cambio climático era una patraña inventada por los ecologistas.

En el año 2006, la revista National Geographic le encargó fotografiar algunos glaciares alrededor del mundo. Preparando ese reportaje, Balog quedó impresionado por la velocidad a la que los glaciares estaban desapareciendo:

“Estructuras que habían tardado siglos en formarse, se desvanecían frente a mis ojos en pocos días”.

Al año siguiente, con la colaboración de la NASA y el Instituto de Investigación Ártica de la Universidad de Colorado, Balog fundó el “Extreme Ice Survey”, un proyecto que fotografía periódicamente los glaciares más importantes de nuestro planeta.

Aquí podeís ver un vídeo filmado por el equipo de Balog. Se trata de la mayor ruptura de un iceberg jamás documentada:

“La única manera de comprender este vídeo es ponerlo a escala humana. Imagina Manhattan y que, de repente, todos esos rascacielos empiezan a colapsar. Imagina una ciudad masiva que desaparece delante de tus ojos”.

(El sonido del vídeo es casi tan impresionante como sus imágenes).

Groenlandia se derrite: 6 claves sobre el cambio climático

Cuando el pasado 12 de Julio el científico de la NASA Son Nghiem recibió las últimas imágenes satélite de Groenlandia, no podía creer lo que veía. En apenas unos días, el 97% de la superficie de hielo había comenzado a derretirse.

“Al principio creí que se trataba de un error en los datos”, confiesa Nghiem. Inmediatamente dió la voz de alarma a colegas en universidades de todo el mundo, que confirmaron sus resultados con observaciones independientes de otros dos satélites.

Os propongo que exploremos en este artículo algunas cuestiones relacionadas con este crucial descubrimiento.

1.- ¿Porqué estas observaciones son tan preocupantes?

Cada verano, alrededor del 50% de la superficie del hielo ártico se derrite. Sin embargo, este año, la superficie en deshielo es del 97%.

Tenemos datos del deshielo en Groenlandia para los últimos 150 años. Jamás se había observado un fenómeno semejante.

2.- ¿Qué tamaño tiene la capa de hielo que cubre Groenlandia?

La capa de hielo que cubre Groenlandia tiene unos 3 kilómetros de profundidad y es cuatro veces más grande que la superficie de España.

Para que os hagáis una idea de lo que esto significa: el hielo de Groenlandia contiene 10 veces más agua que todos los lagos de la Tierra juntos.

La parte que se derrite durante el verano, son los centímetros más superficiales de esta capa de hielo.

3.- ¿Han ocurrido otros eventos preocupantes recientemente?

Sí, en los últimos meses se ha observado que los glaciares árticos han retrocedido hasta límites nunca antes observados. También se han producido enormes desprendimentos de icebergs: hace unas semanas, el glaciar de Petermmann se partió dando lugar a un iceberg del tamaño de Manhattan.

4.- ¿Cuáles son los peligros inmediatos del deshielo?

El peligro más inmediato de este deshielo son los posibles cambios en las corrientes oceánicas.

El hielo de Groenlandia contiene agua dulce. Cuando el agua de deshielo se mezcla con el agua marina, se produce un cambio en los niveles salinos de este último.

El nivel de sal en el mar juega un papel fundamental en las corrientes oceánicas.

5.- ¿Porqué puede ser tan peligroso un cambio en las corrientes oceánicas?

Los océanos cubren tres cuartos de la superficie del planeta: ellos controlan nuestro clima. Por ejemplo, los famosos eventos meteorológicos conocidos como “El Niño” están muy relacionados con cambios de las corrientes oceánicas.

6.- ¿Y cuáles son los peligros a largo plazo?

El gran peligro a largo plazo sería el derretimiento completo del hielo ártico: provocaría un aumento de 7 metros en el nivel de los océanos (es decir, la desaparición de todas las ciudades costeras de nuestro planeta).

Cuándo puede ocurrir esta catástrofe es todavía una cuestión que discuten los científicos. Lo que sí sabemos es que el hielo de Groenlandia es extremadamente sensible frente al calentamiento global. En un estudio publicado en la revista Nature por el Instituto para el Cambio Climático de Postdam calcula que un aumento de 2 grados en la temperatura global provocaría la total desaparición del hielo ártico.

(Credito de la Fotografía: NASA)