La vida en primera línea de guerra (La batalla por Mosul IV)

Alberto Sicilia / MOSUL

Foto: Alberto Sicilia

[Mosul es la capital del ISIS. Fue en la Gran Mezquita de esta ciudad donde Abu Bakr Al-Baghdadi proclamó el “Califato” en la primavera de 2014. Una coalición formada por el ejercito iraquí, tropas kurdas y grupos paramilitares chiíes lucha desde hace meses por recuperar Mosul.]

Mahmoud sólo habla mirando al suelo, con las manos agarrándose la cabeza. Hace diez días perdió a su mujer en un bombardeo aéreo que destrozó su barrio.

El centro de Mosul es una ciudad fantasma estos días. Apenas cien metros separan las posiciones de los francotiradores del ejército iraquí de los francotiradores del ISIS. Las calles están destrozadas. Las ametralladoras de los helicópteros retumban por toda la ciudad.

Mahmoud es uno de los pocos civiles que ha decidido no escapar. Vive en su casa en ruinas junto a la antigüa oficina central de correos.

“Llevo más de 40 años en este hogar. Tengo que serte sincero: cuando ISIS llegó a Mosul confiamos en ellos. Desde la invasión estadounidense de 2003 fueron los únicos que ofrecieron algo de seguridad en nuestras calles. Pero en seguida comenzaron a hacer barbaridades: a matar, a violar a niñas, a tirar a gente desde los tejados de los edificios… Hemos estado tres años viviendo así”.

“Mi mujer murió por los bombardeos. La quería tanto. ¿Cómo puedo continuar a vivir sin ella? La limpié y la enterré. En algún momento esta guerra acabará, Mosul volverá a la vida. Pero ella no volverá. Se ha ido y yo sigo aquí”.

“Todos mis vecinos se marcharon a campos de refugiados. Pero yo ya no le tengo miedo a la vida. No quiero convertirme en un refugiado. No quiero vivir entre el barro sin dignidad, en un lugar donde no tienes ni un rincón de intimidad con tu familia.”

[En este link podéis encontrar todas las entradas de la serie, “La Batalla por Mosul”]