Una broma genial en el Metro de Londres (FOTOS)


Nadie sabe si el autor es único o si alguien comenzó una guasa y otros la siguieron, pero en el Metro de Londres han aparecido decenas de signos cargados de humor y mala leche.

En este blog nos encanta celebrar el ingenio, así que os dejo mis favoritos. Podéis encontrar muchos más en este link y aquí el análisis de la BBC sobre el fenómeno.

¿Alguien se anima a crear para el Metro de Madrid?

(h/t a Anna Flotats por el descubrimiento)

****

Los pasajeros traviesos serán aplastados

traviesos

*****

Suba la manilla para echar salsa en las salchichas que se está comiendo el conductor

salchichas

******

Por favor, permanezca sentado, se esperan turbulencias

turbulencias

******

Debe llevar puestos los auriculares del iPod en todo momento. Si no tiene iPod, juegue con su teléfono movil, lea un periódico o finja que está dormido.

ipod

*****

Vagón para el ganado.

ganado

*****

En horas punta puede ser necesario que otras personas se sienten en su regazo

punta

*****

No mantenga contacto visual de más de 2 segundos con otros pasajeros. Por favor, respete la soledad urbana.

visual

****

The End

end

*****

Sitio real: designado para el culo de Su Majestad

real

¿La etiqueta más divertida jamás creada? Desafío de Ingenio (2)


Merodeando por internet, me he tropezado con la etiqueta de la fotografía. Dice:

«Instrucciones de lavado: dáselo a tu madre. Ella sabe cómo hacerlo».

Os propongo que tomemos esta genialidad como punto de partida para nuestro Segundo Desafío de Ingenio. (La clasificación y resultados del Primer Desafío podéis encontrarlos aquí.)

1) El objetivo de esta semana es inventarse una etiqueta divertida para el producto o persona que vosotros queráis (puede ser un frigorífico o Barack Obama o incluso ¡este blog!). Lo que os apetezca.

Las demás reglas son las habituales en un Desafío Marsupial:

2) Premios. El ganador se llevará un magnífico ambientador de pino tuneado para la ocasión. El resto de participantes recibirán la prestigiosa mención «Patético Perdedor Sin Remedio».

3) Jurado. La composición del jurado es alto secreto. Pero os prometo que una de estas tres personas juzgará vuestras etiquetas: Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa o yo mismo.

4) Número de participantes. Cuantos más seamos, más divertido será el concurso. ¿Tienes un amigo que se cree un listillo? ¡Dile que se apunte, y con suerte, se llevará una mención de Patético Perdedor Sin Remedio! En serio, si os gusta, animad a vuestros colegas a participar.

Podéis dejar vuestros poemas en la sección de comentarios o enviarme un mensaje por la página de Facebook de este blog.

Y ahora, ¡a crear se ha dicho, muchachos!