Algo extremadamente preocupante está ocurriendo con el hielo del Ártico

Este invierno he escrito varias veces en el blog sobre la preocupante situación del hielo del Ártico. Pero la situación se ha vuelto aún más crítica.

Las altas temperaturas han hecho que se registre otro mínimo para un mes de febrero. El hielo cubre 1.100.000 kilómetros cuadrados menos que la media histórica. Eso es un “trozo” de hielo de cuatro veces el tamaño de Italia.

Durante el invierno las temperaturas han sido 9 grados más altas de lo normal, debido a incursión tras incursión de bolsas de aire caliente.

Alrededor de estos días, coincidiendo con el fin del invierno, debería alcanzarse el máximo anual, que muy probablemente será también el más pequeño desde que existen los registros.

El hielo más viejo y duro está también desapareciendo: el hielo más joven se derrite mucho más fácilmente en cuanto llega la primavera.

Lo que está ocurriendo en el Ártico despierta gran preocupación a los climatólogos. Esta región, tan sensible al cambio climático, sirve como “muestra” de lo que podría suceder en el resto del Planeta.

Un cielo de invierno sobre el Parque Nacional de Monfragüe

Crédito de la fotografía: José Luis Quiñones/NASA Photo of the Day

Esta impresionante fotografía compuesta realizada por José Luis Quiñones (Entre Encinas y Estrellas) del cielo de invierno sobre el Parque Nacional de Monfragüe ha sido reconocida como la mejor foto astronómica del día para la NASA.

En ella se pueden observar algunos objetos distintivos del cielo de invierno: las estrellas Sirius, Betelgeuse, and Procyon, cúmulos como las Pléyades y nebulosas como la de California y Rosetta.