J.K. Rowling, Donald Trump y la defensa radical de la libertad de expresión

Freedom Of Speech

[Del discurso de J.K. Rowling en los premios PEN de este año]

La intolerancia a puntos de vista alternativos se está extendiendo a tal velocidad que me hace sentir cada día más preocupada. El año pasando hubo una petición para prohibir la entrada de Donald Trump al Reino Unido. Más de medio millón de personas la firmaron.

Un momento.

Casi todo las ideas que defiende Donald Trump me parecen inaceptables. Creo que es una persona ofensiva e intolerante. Pero tiene todo mi apoyo para venir a mi país y ser ofensivo e intolerante aquí. Su libertad de expresión protege mi libertad de expresión para llamarle ofensivo e intolerante.

Su libertad de expresión protege la mía. A menos que tomemos una posición radical y absoluta sobre la libertad de expresión, estaremos caminando en una ruta que sólo nos lleva al mismo destino.

Si herir mis sentimientos puede justificar la prohibición de Donald Trump a viajar a mi país, no tengo ninguna justificación moral para defender que quienes se ofenden por el feminismo o por el sufragio universal no opriman a quienes defienden esas causas.

Si quieres coartar la libertad de expresión de tu oponente sólo porque su opinión te ofende has cruzado una línea y ahora estás en el mismo lado de los tiranos que oprimen, encarcelan o torturan utilizando exactamente la misma justificación.

<iframe style=”border: none; overflow: hidden; width: 450px; height: 35px;” src=”//www.facebook.com/plugins/like.php?href=http%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FPrincipiaMarsupia&amp;send=false&amp;layout=standard&amp;width=450&amp;show_faces=false&amp;action=like&amp;colorscheme=light&amp;font&amp;height=35″ height=”240″ width=”320″ frameborder=”0″ scrolling=”no”></iframe>