El “timo” de la super-Luna (por qué apenas veréis diferencia con una Luna normal)

Seguramente habéis escuchado que Luna de esta noche es una “super-Luna”.

Y sí, hoy podréis ver la Luna un poquito (sólo un poquito) más grande de lo habitual. Si miráis hoy al cielo apenas distinguiréis la diferencia con una Luna llena “normal”.

Me da rabia el término “super-Luna” porque sugiere algo “super-espectacular” y temo que mucha gente quedará decepcionada.

Así que permitidme cambiar el término “super-Luna” por “Luna un poquito más grande que lo habitual”.

¿Por qué esta noche se ve la Luna un poquito más grande?

La órbita de la Luna alrededor de la Tierra no es exactamente un círculo, sino una elipse. A veces la Luna está un poquito más cerca de nosotros y otras un poco más lejos.

En el siguiente gráfico podéis ver cómo la órbita de la Luna no es exactamente circular. [Perigeo es cuando la Luna está más cerca de la Tierra y apogeo cuando está más lejos. El gráfico está exagerado para que se vea bien la diferencia entre apogeo y perigeo].

enrealidad

Una “super-Luna” se produce cuando 1) hay Luna llena y 2) la Luna se encuentra en el lugar más cercano a la Tierra.

Una “mini-Luna” se produce cuando 1) hay Luna llena y 2) la Luna se encuentra más cercano a la Tierra.

¿Y cuánta diferencia hay entre una “super-Luna” y una “mini-Luna”?

A la izquierda tenéis una “super-Luna”. A la derecha una “mini-Luna”.

En 2006, la plus petite Pleine Lune était celle du 14 janvier 2006. Elle ne mesurait que 29'40", car elle était à 402 927 km de la Terre, près de l'apogée (le point d'une orbite le plus éloigné de la Terre). Au contraire, la Pleine Lune de cette nuit, le 7 octobre 2006 était la plus grosse de 2006. Elle mesurait 33'45", car elle était située à un petit 354 027 km de la Terre, près du périgée (le point d'une orbite le plus proche de la Terre). Nous avons toujours l'impression que la Lune fait le même diamètre, sauf quand elle est proche de l'horizon, mais c'est un effet d'optique, alors qu'en réalité son diamètre apparent varie de près de 14 %, soit une variation de sa surface apparente de 30 % !

En el gráfico la diferencia parece mucha, pero si miráis hoy al cielo a simple vista apenas distinguiréis con una Luna llena normal.

No me gusta que se genere tanta expectación para que luego la gente se decepcione. Hay otros fenómenos astronómicos espectaculares de verdad.

 

Descubren erupciones de agua en la luna más interesante de Júpiter: 4 claves

europe

La NASA ha presentado hoy evidencias de erupciones de agua en Europa, una de las lunas de Júpiter.

Espera, espera… Antes de nada, ¿por qué dices que Europa es la luna más interesante de Júpiter?

Si hay un rincón del Sistema Solar donde creemos que podríamos encontrar vida, ese rincón es Europa.

¿Qué tiene de especial Europa para poder albergar vida?

Europa tiene un océano de agua salada bajo su superficie. Y ese océano de agua salada es gigantesco: creemos que contiene el doble de agua que todos los océanos de la Tierra.

Entonces, ¿por qué no vamos a tomar muestras de ese océano para ver si hay vida?

El problema es que, a diferencia de los océanos de la Tierra, el océano de Europa está bajo la superficie. Para alcanzarlo tendríamos que penetrar decenas de kilómetros a través un hielo tan frío que su dureza es mayor que la del granito.

icy

¿Cómo podría ayudarnos el descubrimiento de hoy a resolver este problema?

Hoy un equipo de la NASA ha anunciado el probable descubrimiento de erupciones de agua a través de esta gigante capa de hielo.

Estos chorros de agua son tan potentes que no sólo atraviesan el hielo sino que además se elevan cientos de kilómetros sobre la superficie de Europa.

La exploración del océano podría ser ahora mucho más sencilla: en vez de aterrizar en Europa y perforar a través de decenas de kilómetros de hielo, bastaría con orbitar Europa y tomar muestras de los chorros de agua.

chorros

La tarea resulta emocionante: ¿estaremos acompañados en nuestro Sistema Solar?

¿Cómo se formó la Luna? Un nuevo descubrimiento y una explicación sencilla para comprenderlo

NASA/JPL-Caltech

NASA/JPL-Caltech

Los seres humanos llevamos miles de años mirando a la Luna, pero… ¿de dónde salió la Luna?

No lo sabemos con absoluta certeza, pero un artículo publicado ayer en Nature nos acerca a resolver el rompecabezas.

En este post voy a intentar explicar el mecanismo que creemos formó la Luna y cómo los datos publicados ayer confirman una de las principales hipótesis.

1.- La Teoría del Gran Impacto

La hipótesis que creemos correcta se llama la “Teoría del Gran Impacto” y su enunciado sería algo así:

Hace 4.500 millones de años existía un planeta llamado proto-Tierra.

El planeta Proto-Tierra chocó con otro planeta llamado Tea.

Como resultado de la colisión, la Proto-Tierra (con algunos trozos de Tea) formó la Tierra mientras que Tea (con algunos trozos de la proto-Tierra) formó la Luna.

Sean Raymond / planetplanet.net

Sean Raymond / planetplanet.net

2.- ¿Por qué creemos que la Teoría del Gran Impacto es la correcta?

Esto es Ciencia: pensamos que esta teoría es la correcta porque predice muchas características que observamos en la Tierra y en la Luna.

[Por ejemplo: que la rotación de la Tierra y la órbita de la Luna tengan la misma orientación, que las rocas lunares indiquen que la superficie estaba fundida hace millones de años o el pequeño tamaño del núcleo de hierro en la Luna].

3.- Pero la “Teoría del Gran Impacto” tenía un problema…

Las misiones Apolo trajeron muestras del suelo lunar. Cuando se analizaron en detalle estas muestras, los científicos se llevaron una gran sorpresa: las rocas de la Luna tenían “el mismo ADN” que las de la Tierra.

[En términos técnicos, la concentración en isótopos de oxígeno en las rocas de la Tierra y la Luna resultó ser idéntica].

Pero si la Tierra se formó a partir de la Proto-Tierra y la Luna a partir de Tea, no puede ser que Tierra y Luna compartan “ADN”.

4.- Una “Nueva Teoría del Gran Impacto”

El choque entre la Proto-Tierra y Tea fue aún más violento de lo que pensábamos. [En términos técnicos: fue una colisión de más energía y momento angular de lo que creíamos].

La colisión fue tan tremenda que volatilizó por completo a Tea y a una buena parte de la Proto-Tierra.

No es que las rocas se fundiesen en magma: las rocas se convirtieron en gas. (!!!)

El gas se volvió a condensar para formar la Luna y la corteza de la Tierra. Por eso Tierra y Luna tienen el mismo “ADN”. [La concentración en isótopos de oxígeno].

Los resultados publicados ayer en Nature apoyan esta hipótesis. Un equipo de Harvard volvió a estudiar las rocas traídas de la Luna y encontró que los isótopos pesados de potasio son más comunes allí que en nuestro planeta.

El nuevo descubrimiento refuerza la “Nueva Teoría del Gran Impacto”. [Un choque de semejante energía dejaría la misma concentración en isótopos de oxígeno en la Tierra y la Luna pero algo más de isótopos pesados de potasio en la Luna].

Cada vez estamos más cerca de entender de dónde salió la Luna.

¿Para qué sirve explorar el espacio?

Crédito de la fotografía: NASA

En una de las pocas entrevistas que concedió durante su vida, Neil Armstrong declaraba: “Mi fama es desmedida. Yo sólo fui un hombre entre más de 400.000 científicos, ingenieros y técnicos que hicieron posible aquel viaje”. Hoy parece un buen día para hacer un homenaje a aquel equipo y a todos los hombres y mujeres que nos han hecho soñar con la exploración espacial. Os propongo responder a esta pregunta: ¿por qué viajar al espacio?

Aquí están mis 3 razones. ¡No dudéis en añadir las vuestras en la sección de comentarios!

1) Porque explorar el espacio ha revolucionado la vida sobre la Tierra.

La investigación espacial ha salvado miles de vidas humanas. ¿Creéis que exagero? Permitidme algunos ejemplos: la resonancia magnética, desarrollada por la NASA durante el programa Apolo, es la técnica que hoy se utiliza en hospitales de todo el mundo para detectar los tumores. Gracias a los satélites podemos detectar con antelación los huracanes, prevenir a la población ante inundaciones, coordinar las actuaciones de emergencia durante catástrofes, comprender el retroceso de la selva amazónica o estudiar la desertificación y el cambio climático.

2) Porque la exploración espacial nos recuerda nuestro lugar en el Universo.

Observad un instante la fotografía al comienzo de esta entrada. Fue tomada durante la misión “Apolo 11”, comandada por Neil Armstrong. Ese frágil rinconcito es el hogar que comparte la familia humana.

Carl Sagan lo explicaba así:

“Las fronteras nacionales no existen cuando uno mira la Tierra desde el espacio. Los fanatismos étnicos y religiosos o los chauvinismos nacionales son difíciles de defender cuando vemos nuestro planeta como una diminuta luz ante la ciudadela de estrellas. Viajar amplía las perspectivas de la mente […] Si queremos sobrevivir como especie tendremos que ensanchar nuestras lealtades nacionales hasta incluir a toda la comunidad humana, todo el planeta Tierra. Muchos de los dirigentes de nuestros países encontrarán esta idea repelente. No querrán perder poder. Nos hablarán de traición y deslealtad. Pero las naciones ricas tendrán que ayudar a las más pobres, porque la elección, como decía H.G. Wells, es el universo o nada”.

3) La exploración del espacio es inevitable porque somos humanos.

Al fin y al cabo, la exploración espacial es sólo una variación sobre el tema humano de todo tiempo y lugar: inventar aventuras, desafiar nuestros límites, tratar de comprender el mundo que nos rodea.