¿Syriza se parece más a Podemos o a Izquierda Unida?

Alberto Sicilia / ATENAS

collage

Una de las preguntas que más he recibido desde que estoy en Grecia es la siguiente: ¿Syriza se parece más a Podemos o a Izquierda Unida?

Tanto IU como Podemos apoyaron a Syriza durante las elecciones. Cayo Lara participó en el mitin de Tsipras en Tesalónica. Pablo Iglesias cerró el mitin de Tsipras en Atenas.

Bueno, entonces, ¿más bien IU o más bien Podemos?

En cuanto a su historia, su organización y su programa, Syriza se parece mucho más a Izquierda Unida.

En cuanto a su capacidad de recoger el hartazgo de los griegos, generar un mensaje de cambio y traducirlo en apoyo electoral, Syriza se parece más a Podemos.

Respecto a la primera cuestión:

Como IU, Syriza tiene su origen en una coalición de partidos de izquierdas (Synapismos). Igual que en IU, el núcleo de esa coalición estaba constituido por el movimiento eurocomunista.

Igual que IU, Syriza no tiene ningún problema en definirse como partido de izquierdas (de hecho, “SYRIZA” es acrónimo de SYnaspismós RIzospastikis Aristeras = Coalición de la Izquierda Radical).

Tanto Syriza como IU forman parte del Partido de la Izquierda Europea. (Podemos comparte con ellos grupo en el Parlamento Europeo pero no es miembro del Partido de la Izquierda Europea).

Al contrario que Podemos, Syriza es un partido que tiene varias “corrientes internas” diferentes y con poder dentro del partido. La estructura ejecutiva de Podemos está mucho más centrada en torno a Iglesias y su equipo cercano.

Pero, entonces, si IU se parece mucho más a Syriza en estos aspectos, ¿por qué Podemos ha conseguido “robarle la cartera”?

Creo que hay varios factores fundamentales:

1) En Grecia, Syriza tiene a un partido importante “a su izquierda”: el Partido Comunista de Grecia (KKE). El KKE está hermanado con el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y NO con el PCE.

A diferencia del PCPE en España, el KKE es un partido “de referencia” que siempre ha tenido representación parlamentaria.

El KKE aboga por la salida del euro, de la UE y la abolición del capitalismo. Syriza siempre ha dicho que quería permanecer en el euro y en la UE.

“Nosotros somos un partido comunista y Syriza es un partido capitalista. Así de simple”, me decía hace unos días uno de los líderes del partido.

Que Syriza tenga a un partido importante a su izquierda hace que el público los perciba mucho más “en el centro” que si el KKE no existiese.

En todas las encuestas, los griegos perciben a Syriza mucho más en el centro que los españoles a IU o a Podemos [a pesar de los esfuerzos de Iglesias en “no encasillarse” en la izquierda].

2) Syriza [o Synapismos] es un partido “nuevo”. Hasta el año 2000 Synapismos no estaba en el Parlamento. Y por entonces, aún habría muchos cambios en esa colación hasta formar lo que sería Syriza.

Con la crisis y el hundimiento de los partidos tradicionales, “ser nuevos”, “ser vistos como gente fuera del establishment” ha beneficiado mucho a Syriza.

3) Syriza ha sabido integrar mejor que IU a la gente que venía de los movimientos sociales y estaba fuera de la “política tradicional”.

En el año 2001, Synapismos lanzó el llamado “Espacio del Diálogo para la Unidad y la Acción Común de la Izquierda” al que invitó a movimientos de izquierdas con sensibilidades muy diferentes. Aquel proceso culminó en 2004 con el nacimiento de Syriza.

Estos tres aspectos son, en mi opinión, los que han hecho a IU perder una oportunidad histórica mientras Syriza la aprovechaba. A pesar de que, en cuanto a origen histórico, ideas y programa, Syriza se parece mucho más a IU que a Podemos.

NOTA: Iré colocando todos los post sobre Grecia en este enlace.


Sobre el “Pucherazo Podemos” (segunda parte): el lío de los porcentajes


Desde hace ya 2 días “Pucherazo Podemos” es uno de los Trending Topic en el Twitter de España. Ayer escribí un post explicando por qué creía que la hipótesis más razonable es que los resultados que publicó Podemos sobre sus elecciones internas NO habían sido “pucherazo” sino un grave error de comunicación. El problema de ayer era que en algunas localidades aparecían más votos que personas inscritas. Como expliqué en ese post, la hipótesis más probable era que no se hubiesen actualizado las cifras del censo. Esta mañana, por un tuit que me ha enviado Juan Suárez (@ConsentidoTM), he visto otro problema. Problema de hoy: En los porcentajes de los resultados que ha publicado Podemos se han EXCLUÍDO los votos en blanco. Mirad aquí por ejemplo: ahora Podemos ha calculado así el porcentaje: Porcentaje = 100 x Votos a Favor / (Votos Válidos – Votos en Blanco) Sin embargo, lo más razonable para calcular porcentaje de votos en unas elecciones es: Porcentaje = 100 x Votos a Favor / Votos Válidos La manera en que Podemos ha calculado equivale a considerar en los porcentajes como “nulos” los votos “en blanco”. Importante: Estas dos maneras de calcular el porcentaje apenas se diferencian en ciudades grandes (donde hay muchos votos y varios candidatos). Para darse cuenta de lo absurdo que es calcular los porcentajes con la fórmula que ha utilizado Podemos mirad este ejemplo: Imaginemos que estamos en un lugar donde hay sólo 1 candidato y 100 electores. Ahora imaginemos que el candidato recibe 1 sólo voto a favor y las otras 99 personas votan en blanco. Según la fórmula de Podemos, el candidato ganaría con un porcentaje del 100%!!! Llevo varias horas pidiendo a Podemos por Twitter que expliquen por qué han utilizado esa fórmula, pero sigo sin recibir ninguna respuesta. (Algunos me habéis dicho que quizás los responsables de la fórmula para porcentajes no son Podemos sino Agora Voting, la empresa que lleva las votaciones. Pero, en todo caso, quien ha contratado y ha confiado en Agora Voting es Podemos, así que creo que no sería mucho pedir que nos explicasen por qué han elegido esta fórmula). ACTUALIZACIÓN: Acabo de recibir esta respuesta de Podemos. Aquí la pongo (aunque sigo sin estar de acuerdo con la fórmula que han elegido para presentar los porcentajes en su web). https://twitter.com/ahorapodemos/status/551358088159436800 https://twitter.com/ahorapodemos/status/551358348327931904 https://twitter.com/pmarsupia/status/551358890336849920 https://twitter.com/pmarsupia/status/551362216130531328 https://twitter.com/ahorapodemos/status/551363940828323840 https://twitter.com/pmarsupia/status/551364526101520384

Una hipótesis (creo que razonable) sobre “Pucherazo Podemos”


Desde hace unas horas #PucherazoPodemos se ha convertido en el Trending Topic número 1 de Twitter en España. Llevo un buen rato buscando entre los tuits que llevan esa etiqueta y no encuentro argumentos, tan sólo consignas y propaganda (tanto atacando a Podemos como defendiendo a Podemos). En esta entrada me gustaría explicar la hipótesis que creo más probable sobre lo que ha ocurrido. Como siempre, si creéis que me equivoco, estaré encantado de leer vuestros argumentos en los comentarios. Esta mañana, Podemos ha publicado en su web los resultados de las votaciones para sus estructuras a nivel local. Echando un primer vistazo a los resultados, Adrián Vázquez (@addvazquez) me ha avisado de que había cifras muy extrañas en algunas localidades: el “número de votos” era superior al “número de inscritos”. Como por Twitter me sigue gente de Podemos, he preguntado a ver si alguien me lo podía explicar. Me parecía que debía haber algún error con la actualización del número de inscritos: https://twitter.com/pmarsupia/status/551021711194607617 https://twitter.com/pmarsupia/status/551024041474424832 En realidad hay 3 cifras diferentes e importantes en cada municipio: A) El número de inscritos cuando se inició el proceso. Esta es la gente que, en principio, podría ser votada. Dicho de otra manera: la gente con derecho a sufragio pasivo. Este número era relevante porque cada localidad debía tener, a esa fecha, un número mínimo de inscritos para que se formase un consejo ciudadano local y por tanto se celebrasen estas elecciones. B) El total de inscritos antes de que se cerrasen las urnas (Podemos mantiene el censo abierto hasta el último momento en el que se cierran las urnas). Dicho de otra manera: esto es el número de personas con derecho a sufragio activo. C) El número de personas que finalmente votaron. Es evidente que C puede ser mayor que A, pero nunca mayor que B. PROBLEMA: Podemos ha publicado sólo los números A y C, pero no ha publicado B. Además, al número A lo ha llamado simplemente “inscritos” con lo cual, en algunas localidades, pasaban cosas tan raras como esta: (número de votos mayor que número de inscritos) hipo ¿Ha habido pucherazo? Mi hipótesis: yo creo que NO. La confusión se ha creado por no haber publicado la cifra B. Razones: 1) Si alguien quiere hacer “pucherazo” no lo hace en 20 localidades a la vez y publicándolo en la web. 2) Los lugares donde el “número de inscritos” superaba al “número de votos” son localidades pequeñas, no localidades grandes. Esto resulta compatible con la hipótesis de confusión entre los números A y B. PERO: Aunque creo que NO ha habido pucherazo, sí me parece que hoy Podemos ha cometido un grave error de comunicación. Ha tardado más de 4 horas en explicar exactamente qué ocurría con los números: https://twitter.com/ahorapodemos/status/551085577882583040 Una de las principales razones para votar a un partido es que esa organización transmita confianza, y aunque creo que no han adulterado las votaciones, sí creo que hoy Podemos se ha hecho hoy un flaco favor a sí mismo. Dicho todo lo anterior: me parece muy positivo que Podemos explore nuevas formas de participación política por Internet (no sólo las votaciones, también por ejemplo su foro en Reddit o la publicación de sus cuentas). Me parece que eso está conseguiendo que mucha gente joven se esté implicando en interesantes debates políticos. Está claro que el uso de esas herramientas tiene que ser “pulido”. Esto sería un tema que merecería varios posts y sobre el que podríamos discutir mucho (por ejemplo: ¿no sería mejor que se cerrase el censo días antes de que se cerrasen las urnas?). Pero sinceramente, el uso de estas herramientas me parece un gran avance en nuestro debate político. Y para finalizar, una petición: tratemos de hacer de Twitter un lugar donde discutir con argumentos. (Y también un lugar donde reconozcamos nuestros errores sin miedo ni vergüenza). Me parece una herramienta fantástica para debatir y aprender. No lo convirtamos en un muro de propaganda barata a favor de unos o ataques rastreros contra otros (sean quienes sean).

Gabilondo a Iglesias: “Pablo, ahora resulta muy fácil denostar la Transición, pero…”


gabilondo

Este finde recibí un email preocupado de un amigo francés con el que compartí oficina cuando hacíamos el doctorado. Me decía que acaba de leer en Le Monde que la tasa de desempleo juvenil en España era del 54%. “Alberto, ¿cómo veis los jóvenes españoles lo que está sucediendo?”

No sólo los jóvenes estamos sufriendo en esta crisis. Preguntad a las personas de 50 años que pierden su empleo.

Pero creo que un elemento esencial de esta crisis es esa sensación de que, en algunos aspectos, nosotros viviremos peor que nuestros padres. Mi padre y todos sus amigos tenían, a mi edad, una estabilidad laboral que les permitía, por ejemplo, formar una familia.

“Que la próxima generación viva mejor que nosotros” me parece buen “test” sobre la salud de una sociedad.

Pensando en estas historias, me topé con una entrevista que le hizo hace unos días Pablo Iglesias a Iñaki Gabilondo. Os podrá gustar más o menos Pablo Iglesias, os podrá gustar más o menos Gabilondo, pero ambas son voces muy representativas en ese diálogo entre “nuestra generación” y la “generación de nuestros padres”.

Viendo la entrevista comencé a tomar notas porque me pareció que ilustra de manera perfecta ese diálogo entre generaciones. (Estas notas no están ordenadas, podéis ver el vídeo completo de la entrevista en la web de la Tuerka).

Gabilondo [sobre la Transición]:

Aquel periodo tuvo muchos más valores de los que ahora se están considerando.

Para empezar esta es una generación que está mirando atrás como pidiéndole a la anterior respuestas para su presente. Y cada generación se enfrenta con su presente. Yo a mis padres no les dije: “¡Qué España nos habéis dado! Con una guerra, con un montón de muertos y con un dictador mandando. ¿Pero qué es esto?” Es lo que nos tocó. Bueno o malo, eso fue lo que nos tocó.

Y ahora, a vosotros, os toca lo que ahora os toca. Cada generación tiene sus desafíos y el que nos tocó a nosotros no era pequeño.

No paséis demasiado tiempo riñiéndonos a nosotros, porque hicimos lo que pudimos. Que es justamente lo que vosotros haréis: lo que podáis.

Pablo, entonces en España nadie sabía de democracia. Nadie. Ni los periodistas, ni los políticos, ni nadie. De los ministros del franquismo, de esos ya ni te cuento.

Aquel intento se hizo desde la más superlativa ignorancia. Con voluntad de salir adelante, de que no nos matáramos y de parecernos un poquito a los países de nuestro alrededor.

Para que te hagas una idea de la información que tenía la sociedad: yo estudié periodismo porque quería trabajar en la radio, pero en la radio no se podía dar información. Hasta el año 1977 todas las emisoras de radio tenían que conectar con Radio Nacional de España a las 14:30 y a las 22:00. Y a las 14:30 y a las 22:00 era la ÚNICA información que se daba en España. El resto del tiempo se daban concursos, programas musicales, seriales y deportes.

Cuando Franco murió yo tenía 33 años y 3 hijos, Pablo. Habíamos vivido toda la vida así. Cuando ahora se oye “hubierais debido hacer…” digo “bueno, un poquito de matiz”. No es fácil saber como se podía entonces enfrentar una sociedad con algo que no sabía como era, que quería llevarle a otro sitio donde se pudiera respirar, salir de aquel cuartel, pero sin tener ni idea de cómo.

Teníamos un límite a lo que se podía hacer que creo que a veces no entendéis: una estructura que se había construido durante 40 años que había hecho a nuestro país ignorante por completo de la política.

Iglesias:

Ya, pero tengo la sensación cuando hablo contigo, igual que cuando hablo con gente de tu generación, de que la Transición se ha convertido casi en un mito, en un espacio político intocable.

Cada vez que yo digo “hay que abrir el candado de la Transición” se producen muchísimas reacciones.

Gabilondo:

Yo creo que hay que abrir el candado de la Transición, porque, evidentemente, ha desfallecido todo lo que se construyó en el 78.

Todo. La Jefatura del Estado, los partidos políticos, la Constitución, el Estado de la Autonomías, los sindicatos, los medios de comunicación. Todo.

Que hay que hacer un ejercicio de transformación y renovación nadie lo puede discutir. Pero creo que sería bueno que no se hiciera denostando todo lo que se hizo. Y cuando se mire dentro de 30 años lo que ahora vayáis a hacer vosotros, espero que se tenga un poquito de conciencia de las dificultades que ahora se dan.

Cuando se menciona “la casta” por ejemplo. Entiendo lo que quiere decir y lo comparto bastante, porque tiene un peso crítico que se merece. Incluso diría que es suave para lo que se merece.

Pero tampoco se puede olvidar que eso que llamáis “casta” trajo la sanidad pública, trajo la educación universal, hizo también cosas bien.

Iglesias:

Ya, pero llama la atención que la casta se atribuya el mérito de construir la sanidad o la educación públicas cuando también se está encargando de destruirlas.

¿No resulta absurdo que algunos digan: “oigan, permítanme ser un sinvergüenza porque a mí me tienen que agradecer que haya sanidad pública”?

Gabilondo:

Sí, hay gente que es capaz de decir eso. Pero la gente que dice eso no merece más que desprecio.

Yo creo que estamos en un momento muy, muy extraordinario porque está habiendo un cruce de olas brutal. Todo está en ebullición, las ideas, las palabras: están en ebullición. Europa está desfallecida, la revolución informática, la globalización. Son demasiadas cosas para poderlas observar de una manera detenida.

Y en el caso de España, son demasiadas cosas para observarlas en el proceso de un viaje en el que se ha ido dejando la vida una generación. Una generación que ha caído en todas las contradicciones, una generación que tuvo aciertos y errores, como todas las vidas. Cuando miro atrás en mi vida también veo muchos errores que cometí.

Podemos discutir hasta el infinito si la Transición se hizo bien o se hizo mal.

Lo que es indiscutible es que ahora la vida política tiene que ser revitalizada. Y tiene que ser revitalizada de manera muy audaz, porque todos los mecanismos de trampeo han fallado.

Siempre me sorprende la poca fe que tiene la política en su capacidad transformadora. Yo eso no lo entiendo.

Cuando los políticos dicen: “Miren ustedes: estamos en el año 2014. En el año 2050 habrá no sé cuantos pensionistas, las mujeres tendrán tantos hijos…” me dan ganas de responder: usted acepta por tanto esta realidad y la proyecta a 40 años después. ¿No piensa usted en hacer nada en medio?

¿No se le ha ocurrido a usted que las realidades que usted ve pueden ser modificadas porque la política las puede transformar? Eso es lo que yo no entiendo.

Por eso ahora me gustan algunos discursos, con los que se puede o no estar de acuerdo, pero que comunican la voluntad de transformación.

La única esperanza de la sociedad es la política y hay que restablecer un pacto sociedad-política porque sólo juntos podemos hacer algo. Cuando descubrimos que la política estaba superado por los poderes financieros, la conclusión natural debería hacer sido: “sociedad y política tenemos que construir una alianza para defendernos”.

Gabilondo [Sobre El País, PRISA y los medios de comunicación]:

Yo creo, sinceramente, que los medios de comunicación se suicidan cuando entran en la Bolsa.

Iglesias:

Bueno, si esto lo digo yo me llaman populista

Gabilondo:

Ya, y a mí me reñirán en Prisa, pero es lo que creo.

Cuando un grupo de comunicación sale a Bolsa pasan muchas cosas: las licencias de radio y televisión las otorgan los gobiernos y al otorgarlas los gobiernos se establecen demasiadas cosas que interfieren, que crean odios, rencillas, favoritismos. Aquello envenena muchísimo las cosas.

[Iglesias acaba sus entrevistas proponiendo a sus invitados que hagan un brindis]. Gabilondo:

Voy a brindar por una de las ideas en la que más creo y que gente joven de mi entorno me suele pedir que repita:

No os olvidéis que lo que está pasando, está pasando. Y lo que viene detrás de lo que está pasando no está escrito. Depende de lo que hagamos o lo que dejemos de hacer. Brindo porque no se os olvide que el futuro no está escrito y que lo vais a hacer vosotros.

Sobre el vídeo de Pablo Iglesias: Unión Soviética y Estado del Bienestar


pablo

Hay muchas cosas en las que no estoy de acuerdo con Pablo Iglesias. Pero estos días estoy leyendo críticas que me parecen muy poco razonables.

Un ejemplo de hoy en la columna de Carlos Salas:

Durante uno de los programas televisados donde participó Pablo Iglesias dijo lo siguiente: “La Unión Soviética era un régimen monstruoso y criminal en muchos aspectos, pero permitió una correlación de fuerzas a nivel internacional que hizo posible el estado de Bienestar en los países del occidente europeo”.

[…]

Con este razonamiento que aparentemente es lógico, pero que no tiene nada de lógico, se podría sostener que los grandes logros de Occidente serían producto de monstruosidades. Por ejemplo:

-Necesitamos criminales, violadores y psicópatas, porque sin ellos no habría policía para defender la paz.

-El yihadismo que corta cabezas es necesario para que en occidente exista la libertad de culto.

Leyendo el artículo de Salas, uno podría llegar a la conclusión de que Pablo Iglesias es el autor de una teoría “ultra-radical” sobre el origen del Estado del Bienestar.

Pero resulta que muchos historiadores afirman que los Estados del Bienestar en la Europa continental fueron creados originalmente por gobiernos que temían que la clase obrera fuese seducida por las ideas marxistas.

Robert O. Paxon es uno de los historiadores estadounidense más prestigiosos. Especialista en el fascismo y la Francia de Vichy, es doctor por Harvard y fue profesor en las Universidades de Berkeley y Columbia, donde tras su jubilación sigue siendo el titular de la cátedra “Mellon Professor Emeritus of Social Sciences”.

En un artículo publicado en The New York Review of Books en abril de 2013 y titulado “Vichy Lives! – In a Way”, Paxon explica así el origen del Estado del Bienestar en los países de la Europa Occidental:

“El Estado del Bienestar no era originalmente un proyecto socialista o comunista. Fue introducido en la vida política europea por Bismarck, que instauró seguros por enfermedad y accidente en la Alemania imperial de 1883.

Bismarck acababa de ilegalizar entonces el Partido Socialista Democrático de Alemania y su intención con estas medidas era eliminar las razones que habían hecho a los socialistas tan populares entre la clase obrera.

Los marxistas europeos continentales se oponían entonces a las medidas del Estado del Bienestar porque consideraban que diluiría su militancia sin cambiar nada fundamental sobre la distribución del poder y la riqueza.

Sería mucho más tarde -en Alemania no antes de 1959- cuando los sindicatos y los partidos socialistas de la Europa Occidental abrazasen la idea del Estado del Bienestar como su objetivo último.

Todos las dictaduras fascistas y autoritarias en Europa construyeron Estados del Bienestar. Todas instauraron sistemas sociales para garantizar el acceso a sanidad y las pensiones. El objetivo último era mantener la unidad nacional y la paz social”

Las encuestas dicen que Pablo Iglesias y su partido alcanzarán más cuota de poder (o quizás el gobierno) en las próximas elecciones.

Por eso, resulta esencial que analicemos con lupa, que discutamos y critiquemos sus ideas. Pero hagámoslo de una manera honesta y razonable (¿qué sentido tiene la mención a los yihadistas corta-cabezas?). No convirtamos el debate político en otro derby futbolístico.

14 propuestas concretas en el documento de Podemos


navarro

Podemos acaba de publicar el informe de análisis económico encargado a los profesores Juan Torres y Vicenç Navarro.

Este post no es una crítica o un análisis. Simplemente enumero algunas de las medidas concretas que se proponen. Tampoco pretendo ser exhaustivo: el documento completo consta de 68 páginas y lo podéis consultar en este enlace.

1) Permisos de maternidad y paternidad de igual duración y con carácter intransferible

permisos

2) Renta mínima de subsistencia para ciudadanos en riesgo de exclusión social

renta-minima

3) Banca pública sometida a control ciudadano

banca

4) Tasas sobre operaciones financieras

tasas

5) Plantear en Europa la reestructuración de la deuda junto a otros países de la periferia

plantear

6) Crear figura del “Defensor de la generaciones futuras”

crear

7) Recuperar impuesto sobre patrimonio

recuperar

8) Crear “Oficina nacional contra fraude fiscal” que sea independiente del poder político

oficvina

9) Derecho a educación infantil desde los 0 años

derecho-ed

10) Ayudas por hijo y gratuidad de los comedores escolares

ayudas

11) Jornada laboral de 35 horas

jornada

12) Nueva Ley de Vivienda

nueva

13) Límite de “sueldo más alto / sueldo más bajo” dentro de una misma empresa

limite

14) Inclusión de las personas empleadas de hogar en el Régimen General de la Seguridad Social

inclusion

Más detalles en el documento completo (en formato PDF, 68 páginas)

Para seguir contenidos extras de este blog en Facebook:

Por qué en el Financial Times se respaldan las ideas de económicas de Podemos


city

El Financial Times es “la tribuna de referencia” de la City de Londres, el lugar que junto al Wall Street neoyorkino, constituye el centro neurálgico de las finanzas mundiales.

Ayer, Wolfgang Münchau, uno de sus columnistas más influyentes, escribió un artículo defendiendo que Podemos es el único partido en España que está proponiendo soluciones económicas razonables para salir de la crisis:

Es evidente que se necesita más inversión pública y una restructuración de la deuda.

Ahora, hágase el lector una pregunta: si usted fuese un ciudadano de un país en la eurozona, ¿a qué partido votaría para que esas medidas se llevasen a cabo?

Quizás la respuesta le sorprenda: no tendría usted muchas opciones. En Alemania, el único partido que se acerca a estas propuestas es Die Linke, los antiguos comunistas. En Grecia es Syriza y en España, Podemos.

¿Qué les ha ocurrido con los partidos de centro-izquierda? ¿Por qué no proponen estas ideas? Quizás lo hacen cuando están en la oposición, pero cuando llegan al gobierno sienten la necesidad de que les vean como “respetables” […]

De los partidos que están emergiendo en Europa, la referencia es Podemos. Nacho Álvarez, uno de los responsables del equipo económico de ese partido, explicó sus propuestas con refrescante claridad: renegociación de los tipos de interés de la deuda, periodos de carencia, una ampliación de los plazos de amortización y, finalmente, quitas parciales.

El objetivo de las propuestas económicas de Podemos no es salir del Euro. El objetivo de Podemos es el bienestar de los ciudadanos.

Y qué quieren que les diga, para un observador desde fuera, eso parece precisamente lo más razonable. Pero por lo visto, en España hay gente que no lo percibe así.

El “establishment” español azuza el miedo y advierte de que convertirán a España en la Venezuela de Europa. En realidad, lo absurdo es pensar que la deuda es sostenible.

Nota: En este enlace podéis encontrar una entrevista en la que Nacho Álvarez explica las propuestas económicas de Podemos de las que habla Münchau.

P.S.- Lo anterior es una columna de Wolfgang Münchau, un columnista influyente, pero no necesariamente la postura editorial del Financial Times. En mi opinión, la relevancia del artículo no es sólo que Münchau respalde el programa de Podemos, sino que se haga desde la tribuna internacional de referencia entre las élites económicas. Veo, cada vez más a menudo, cierto “postureo intelectual” que mira por encima del hombro a gente que está alrededor de Pablo Iglesias. Como con toda propuesta política, con las ideas de Podemos se podrá estar de acuerdo o no. Pero que haya columnistas del FT hablando con ese respeto hacia Podemos demuestra que no son precisamente “unos frikis ignorantes” como cierta gente se empeña en calificarlos en España.

¿Vamos hacia un nuevo bipartidismo PP-Podemos? Una hipótesis explicada


Nota previa: en este post presento una hipótesis y explico las razones que me han hecho pensar en ella. Pero quiero subrayar que esto son sólo unas notas rápidas y la hipótesis es sólo una hipótesis (no un teorema matemático que puedo demostrar con certeza). Tendrán que pasar unos meses para saber si es verdadera o completamente falsa.

La hipótesis es la siguiente.

Hipótesis: Quizás el bipartidismo no ha muerto. Ahora mismo podríamos estar en el periodo de transición de un bipartidismo a otro bipartidismo. El bipartidismo PP-PSOE se estaría transformando en un bipartidismo PP-Podemos.

Razones que me hacen pensar en esta hipótesis:

En los resultados del CIS de ayer hay un dato que me fascina: la intención directa de voto por ideología. Este gráfico fue elaborado por José Fernández-Albertos. (1=izquierda, 10=derecha)

Gráfico de José Fernández-Albertos

Gráfico de José Fernández-Albertos

La polarización ideológica entre “PSOE-Podemos” por un lado y el PP por el otro es fascinante. Los dominios donde caza votantes cada uno parecen casi disconexos.

Atención: el gráfico anterior hay que leerlo con mucho cuidado. Aunque Podemos gane claramente en las casillas 1-2 (“extrema izquierda”), la mayoría de los votantes no están en esa franja. Mirad la siguiente tabla:

Pregunta del CIS: Cuando se habla de política se utilizan normalmente las expresiones izquierda y derecha. ¿En qué casilla se sitúa usted?

seconsidera

La mayoría de los votantes están en las casillas 3-4-5 (“centro izquierda”), justo donde Podemos y el PSOE están casi empatados.

Según los datos de Metroscopia para El País, Podemos ya ha arrebatado el 31% de los electores que votaron al PSOE en 2011. Pero, por ahora, Podemos tiene un problema para seguir ganando esos votos: mucha gente los ve en las casillas 1-2 (“extrema izquierda”). Mirad esta otra tabla del CIS:

considera

Supongo que esa es la razón por la que Podemos esté tratando de acercar “su imagen” hacia el centro-izquierda.

Originalmente, lo que me hizo pensar en el bipartidismo “PP-Podemos” es lo que está ocurriendo en Grecia. El PASOK (lo que vendría a ser el PSOE) entró en una coalición de gobierno con “Nueva Democracia” (“el PP”).

Mirad cómo están las encuestas. Syriza (en rosa) ya está por delante de Nueva Democracia (en azul). Y el PASOK casi ha desaparecido. Parece que en Grecia sí que hay ya “un nuevo bipartidismo”.

grecia

He escuchado en varias ocasiones a Pablo Iglesias poner a Syriza como ejemplo importante, y viendo estas encuestas, la razón parece evidente.

¿Podría suceder algo similar en España? ¿Que tras las próximas elecciones se forme una coalición PP-PSOE y eso haga desaparecer al PSOE?

Iré ampliando este post con las razones a favor (o en contra) de la posibilidad de un nuevo bipartidismo en España.