Como investigador, te necesito: invitación para un viernes noche


Open Letter for Science

Crédito de la fotografía: Amaya Moro-Martín

El pasado 14 de Junio miles de científicos caminamos hacia la sede de la Secretaría de Estado de Investigación. Cuando llegamos, la Guardia Civil nos cerró la verja. Literalmente. 

Carmen Vela nos hizo saber que estaba demasiada ocupada como para recibir a los representantes de la mayor concentración de investigadores en la historia de nuestro país.

Llevábamos también una copia de la Carta Abierta por La Ciencia que habían firmado 80.000 personas. Quedó pegada con celo en la verja del Ministerio.

Esta tarde de viernes 27 de septiembre los investigadores volvemos a salir a la calle. Si tienes un ratito, me encantaría que nos acompañases.

En este blog hemos escrito muchas veces sobre las cifras de los recortes en ciencia. Pero me gustaría que conocieses en persona las historias de las compañeras y compañeros que preparan las maletas porque no encuentran oportunidades en España.

Somos un colectivo demasiado pequeño y quizás a veces no hemos hecho el esfuerzo suficiente para comunicarnos con el resto de la sociedad. Para que florezca la ciencia en un país se necesitan investigadores, pero también ciudadanos comprometidos con ella. Creo que quienes nos dedicamos a este oficio lo olvidamos a menudo.

Quizás este no es el plan más sexy que te han propuesto para un viernes por la tarde, pero dadnos una oportunidad. Merece la pena que nos encontremos.

Nota: La marcha sale a las 19h del Jardín Botánico de Madrid (Plaza Murillo, junto al Museo del Prado). Para los que no podáis venir, os contaremos lo que ocurre por Twitter con el hashtag #PorLaCiencia27S

Magia y mentiras en los Presupuestos para investigación

Cristobal Montoro, Prestidigitador I de España (Fotografía EFE).

Dice el código de los magos que nunca debe explicarse un truco. Esta regla admite sin embargo una excepción: puedes desvelar un truco siempre y cuando propongas algo que lo mejore.

En ese espíritu constructivo, hoy vamos a explicar y sugerir la ampliación de una genial artimaña de nuestro querido ministro de Hacienda. El truco lleva por título «El-Montoro-del-Almendruco» y consiste en recortar los fondos de investigación sin parecer que lo haces. 

Antes de nada, tengo que poneros en antecedentes. Desde el año 2010 (con gobierno socialista) la ciencia española ha sufrido profundos recortes. A pesar de las innumerables declaraciones de nuestros políticos sobre la necesidad de cambiar el modelo productivo y pasar del «ladrillo al conocimiento», la disminución de los fondos para I+D alcanza ya el 37%.

Por eso, el Proyecto de Presupuestos para 2013 presentado hace unos días por el Gobierno resultó una gran sorpresa. La partida dedicada a la investigación civil apenas se recortaba: de 5.633 para 2012 pasaba a 5.562 millones para 2013. Una disminución mínima si la comparamos con otras áreas de los Presupuestos.

¿Por fin los gobernantes apostaban por la ciencia?

Eso parecía, pero nadie contaba con la astucia del Ministro prestidigitador.

Los fondos para la investigación siempre se han presupuestado en dos grandes capítulos: «subvenciones» y «créditos». Las subvenciones consisten en ayudas directas, mientras que los créditos se extienden a organismos públicos o empresas que disponen de fuentes de ingresos para devolverlos en el futuro.

Existe otra importante diferencia práctica entre subvenciones y créditos: mientras las primeras se ejecutan casi en su totalidad, gran parte del dinero presupuestado para créditos nunca se gasta y se devuelve al Tesoro.

¿Adivináis el «Montoro-del-Almendruco» que se esconde en los Presupuestos de 2013? Aumenta la partida de créditos (que el Ministro sabe que no se gastará) y reduce las subvenciones. Como señalan nuestros compañeros de Materia, el recorte en subvenciones es mayor que todo el programa que financia la investigación básica en nuestro país.

A cambio de desvelar el truco, tenemos que proponer algo que lo mejore. Nuestra sugerencia a Montoro para los Presupuestos de 2014 es que incluyan una partida de 100 mil millones de trillones de euros para la nueva Agencia Espacial de Albacete (AEdA). El objetivo de la AEdA será poner un manchego en cada planeta del Universo antes de la medianoche del 31 de Diciembre de 2014.

¿Y si resulta que los límites de la velocidad de viaje impuestos por la Relatividad hacen imposible la tarea? Pues no nos gastamos el dinero, pero por presupuestarlo que no quede. Menudas risas íbamos a echarnos hasta que el Pentágono descubriese cómo funciona un «Montoro-del-Almendruco».


Cómo se maltrata a los jóvenes investigadores

Fuente: Carta Abierta por la Investigación en España (www.investigaciondigna.es)

La Federación de Jóvenes Investigadores se ha sumado a las manifestaciones de este sábado en Madrid para protestar por los recortes en investigación.

Desde el comienzo de la crisis, nuestros gobernantes han repetido que España debe cambiar su modelo económico «del ladrillo al conocimiento»Estas son algunas de las cosas que han ocurrido:

– En 2012, el presupuesto de I+D en España ha sido recortado un 22% (comparado con un recorte del 16% para el resto de la administración).

– Los países de la UE que menos invierten en I+D son, por este orden, Irlanda, Portugal, Italia, España y Grecia. (Eurostat, 2011).

– Francia ha anunciado un paquete de estímulo de 35.000 millones para investigación (leer aquí).

– Alemania ha incrementado el presupuesto de las instituciones de investigación en un 5% hasta el 2015. (leer aquí).

– La actual secretaria de Estado de Investigación, Carmen Vela, afirmó en una carta a la revista Nature, que «en España hay demasiados investigadores«. (aquí estan los datos que lo desmienten).

– Cospedal ha dejado sin fondos a jóvenes investigadores del Centro de Parapléjicos de Toledo. Cobraban unos 21.800 euros brutos al año. (leer aquí).

– Cada año, los alumnos más brillantes de secundaria participan en la Olimpiada de Física. Los ganadores recibían un premio de 300 euros. En la última edición, el Ministerio de Educación decidió que no podía permitirse semejante dispendio y no pagó los premios (leer aquí).

– «Wert no ve negativa la fuga de cerebros españoles». (leer aquí).

– «29 investigadores españoles consiguen de la UE la financiación que les negaron Rajoy y Zapatero para sus proyectos». (leer aquí).

– El gobierno ha decidido recortar los programas para recuperar cerebros del extranjero. (leer aquí).

– La congelación de plazas en el CSIC, ha hecho que la edad media de los investigadores se dispare hasta los 53 años. (leer aquí).

– Robert Huber, Premio Nobel de Química de 1998: «En España habrá una generación perdida de jóvenes científicos». (leer aquí).

– Varios profesores universitarios han sido despedidos mientras estaban de vacaciones. (leer aquí).

– «España exporta científicos a cero euros» (leer aquí).

– Nuestras universidades son un fabuloso negocio para los centros de investigación extranjeros: no les cuesta un duro su formación y se aprovechan de su talento. (leer aquí).

– El retroceso de la investigación no podrá compensarse cuando la situación mejore. (leer aquí).

Os invito a que dejéis más datos sobre la situación que vivimos los jóvenes investigadores españoles en la sección de comentarios. Yo voy a dejarlo aquí, porque me avergüenzo de ser español y haber elegido la ciencia como profesión.

 

 

Queridos dirigentes: gracias por despreciar a nuestros científicos.

Agencia EFE

Observad con atención la fotografía.

Os propongo un desafío. Tenéis que adivinar el motivo de tanta alegría en el rostro más sexy del panorama político internacional. Dos opciones:

a) Nuestro Líder-Supremo Mariano celebra un gol de España en la final de la Eurocopa.

b) Mariano, el Ungido-por-Aznar, reacciona con euforia ante el descubrimiento del bosón de Higgs.

Reconozco la extrema dificultad del dilema que os planteo. ¿Pudiera ser que los políticos muestren más admiración por los deportistas que por los científicos? En los siguientes párrafos os ofrezco algunas pistas. Estad atentos porque son muy, muy sutiles.

Comencemos por las Olimpiadas. No me refiero a las de Londres, sino a las Olimpiadas de Física. Cada año, los alumnos más brillantes de secundaria participan en esta competición donde los ganadores recibían un premio de 300 euros. En la última edición, el Ministerio de Educación decidió que no podía permitirse semejante dispendio y no pagó los premios. Los muchachos estudiaron por encima de nuestras posibilidades.

Mientras tanto, los clubes de fútbol tienen una deuda de 752 millones de euros con Hacienda. Quizás el Ministerio de Educación tomó la decisión correcta. Vivimos una terrible crisis económica y debemos emplear nuestros escasos recursos en aquello que mejor hacemos: España ha ganado más Mundiales de fútbol que premios Nobel de Física.

Hace unas semanas tres adolescentes españoles ganaron la «Google Science Fair», una competición científica a nivel mundial. ¿Por qué no fueron recibidos en Zarzuela por el Campechano-en-Jefe? ¡Con lo que disfruta fotografiándose con nuestros campeones!

Quizás los chicos se equivocaron al escoger su tema de investigación: «microorganismos en agua dulce». Seguro que un estudio sobre los hábitos de apareamiento del elefante macho de Botswana hubiese sido motivo de Orgullo-y-Satisfacción.

Otros países se preocupan por el reconocimiento público de sus investigadores: aquí podéis leer la felicitación de David Cameron a los científicos británicos que participaron en el descubrimiento del bosón de Higgs.

Una de las medidas más absurdas para la promoción de la ciencia fue obra de Zapatero-el-Sabio. Con el objetivo de atraer talento, el gobierno socialista decidió una reducción en el IRPF para trabajadores cualificados que cambiasen su residencia a España. Hasta aquí, la idea parece razonable. Pero resulta que sólo podían acogerse a esta ley quienes tuviesen un salario superior a los 120.000 euros anuales.

¿Quienes llegaron a España pagando menos impuestos? ¿Stephen Hawking? ¿Ed Witten? ¡No! Fueron Kaká, Ibrahimovic, Beckham y Cristiano Ronaldo.

¿Qué podemos hacer los investigadores para conseguir una atención similar a la de los deportistas? Quizás impartir las clases de Mecánica Cuántica enfundados en taparrabos de waterpolo. Pero ahí tenemos un problema: los científicos somos feos. Nuestro planeta sería un lugar más desagradable si los anuncios de Kelvin Klein los protagonizase Eduard Punset en lugar de Gerard Piqué.

¿Se os ocurren otras ideas? Mis ecuaciones y yo os estaríamos muy agradecidos.

Carta de un investigador a José Ignacio Wert, bufón y ministro de Educación (en sus ratos libres)

Querido José Ignacio,

Cada día lo tengo más claro: el actual gobierno es sólo una gran performance artística dirigida en la sombra por cómicos españoles. Uno de estos viernes, en la rueda de prensa del Consejo de Ministros, aparecerán Arévalo, Chiquito de la Calzada y José Luis Moreno. En lugar de Soraya, el pájaro Rockefeller lo explicará todo: «las medidas del gobierno durante los últimos meses eran sólo una broma. Pero os lo habéis creído todo, ¿eh? ¡Toooooma Moreno!»

Lo siento, José Ignacio, pero a mí no me engañáis. Os he pillado y te lo voy a demostrar.

España atraviesa la peor crisis económica en décadas. Tenemos el nivel de desempleo juvenil más alto en el mundo desarrollado y nuestra tasa de abandono escolar dobla la media europea. ¿Y qué se os ocurre para arreglar la situación? Arrasar la educación pública, ¡toma ya!

Los Presupuestos Generales de 2012 recortan en un 21% el gasto en educación. Además, el pasado viernes, el gobierno aprobó un decreto que obliga a las comunidades autónomas a reducir otros 3.000 millones en sus inversiones educativas. Para ponerlo en contexto: Bankia ha recibido 12.000 millones en inyecciones directas del Estado.

Y mi chiste favorito: en el Programa de Estabilidad presentado hace unas semanas, el Gobierno propone que la inversión pública en educación pase del 4,9% al 3,9% del PIB entre 2010 y 2015.

Venga, chavales, que no me lo creo. ¿Qué va a ser lo siguiente que vais a inventaros? ¿Que, en el peor momento del país, el Jefe del Estado se vaya en secreto a cazar elefantes a África? Eso no se lo creería nadie.

En este circo, a ti te han asignado el papel de payaso. Ante las estadísticas que muestran un radical aumento de licenciados españoles trabajando en el extranjero, respondiste:

«Las estadísticas a veces están muy mal planteadas y no tienen ninguna relación con la realidad […] no se han ido, sino que es gente que ha adquirido la nacionalidad española gracias a la legislación que permite adquirirla a nietos de españoles o de exiliados y que son gente que ha adquirido una educación superior en su país y que de repente aparecen como un incremento de población española pero que siempre han vivido en ese país». (Entrevista en Radio Nacional, 23/Febrero/2012).

Y cuando te preguntaron por el impacto que tendrá el aumento de alumnos por aula,

«Además de aprender, los niños en la escuela socializan, se comunican con otros niños, tienen experiencias formativas distintas que son muy difíciles si el número es muy escaso». (Entrevista en Onda Cero, 17/Abril/2012).

Os he pillado, José. Pero prometo guardar el secreto si convences a Rajoy de que me nombre ministro de Economía. ¿A quién va a elegir si no? ¿A un ex-banquero de Lehman Brothers?

Un abrazo, bribón.

Alberto Sicilia.

Misa de funeral por la muerte de la Ciencia en España

Queridos hermanos,

Estamos aquí reunidos para celebrar con alegría la muerte de la investigación científica en España.

Lectura del Santo Evangelio según San Tiago Ramón y Cajal,

En aquel tiempo, dijo Newton a sus discípulos: «Cuando venga en su gloria Mariano Rajoy, el Hijo de Jose Mari y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria y recortará 700 millones del presupuesto de I+D. Después dirá: venid a mí, benditos de la Conferencia Episcopal. Igual que con los socialistas, vosotros recibiréis 130 millones de asignación tributaria, 500 millones para profesores de religión, 3.200 millones para el concierto educativo, 750 millones en exenciones de impuestos y 200 millones más para el sostenimiento del patrimonio artístico. Porque cuando tuve hambre, vosotros me disteis unos chuchesssh. Y entonces mirará hacia los científicos y dirá: apartaos de mí, malditosssh, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Y los científicos irán al castigo perpetuo, y los justos a la vida eterna.»

Palabra de Mariano. Te adoramos, óyenos.

Hermanos, oremos porque la ciencia y la investigación no vuelvan jamás a contaminar nuestro país,

Dichosos los pobres en formación científica,
porque de ellos será el Congreso de los Diputados.
Dichosos los que no saben ni sumar con decimales,
porque para ellos serán las portadas del Marca.
Dichosos quienes no distinguen astronomía de astrología,
porque de ellos serán la radio y la televisión.

Oh Mariano, sólo tú conoces el mal que se esconde en el corazón de nuestros becarios doctorales. Recibe nuestras súplicas y concede a nuestros investigadores un trabajo precario y una vida miserable.

Por Mariano, que vive y gobierna en el Palacio de la Moncla, Amén.

Podéis ir en paz.

Padre Marsupia (que necesitaba redimirse por la seriedad de ayer).

Carta de un investigador a Rodrigo Rato (con oferta de trabajo incluida)

Querido Rodrigo,

Eres mi ídolo. No sé cómo lo has hecho, pero el gobierno está considerando inyectar 7.000 millones en el banco que presidías. No es la primera vez que lo consigues: en 2010, el Estado os prestó 4.500 millones y después os avaló por 27.500 millones más.

Como investigador, te admiro muchísimo: me encantaría tener tu talento para convencer a los gobiernos de que suelten el parné. Sólo esos 7.000 millones es más dinero que toda la financiación para I+D en los Presupuestos Generales del Estado (6.400 millones).

El desastre de Bankia me ha proporcionado una amarga satisfacción, pues confirma una de mis hipótesis científicas: la estructura política de nuestro país está podrida hasta las entrañas. En los consejos de administración de Bankia y sus corporaciones, estábais todos: Mercedes de la Merced y Manuel Lamela (PP), Arturo Fernández (vicepresidente de la CEOE), Maria Enedina Álvarez (ex-diputada PSOE), José Antonio Morán Santín (IU), José Ricardo Martínez (secretario general de UGT Madrid), etc.

¡Viva la meritocracia, coño!

No me puedo explicar el fracaso de Bankia: estaba en manos del más selecto grupo de mentes privilegiadas. No se habían visto tantos premios Nobel juntos desde la Conferencia Solvay de 1927.

Por bromitas como la de tu banco, este año no vamos a pagar los premios a los ganadores de la Olimpiada de Física. Empollones, frikis, cuatro-ojos, pajilleros compulsivos: ¡os lo tenéis bien merecido! ¿Qué hacéis estudiando física con 17 años? ¡Dedicarse ar furbol!

En el fondo, mi sarcasmo nace de la envidia. Tú ganaste el año pasado 2,3 millones de euros. Mi salario es 110 veces menor. Pero debo reconocer que la diferencia está justificada: yo sólo estudio las ecuaciones que describen los agujeros negros, mientras tú creas agujeros negros que ya quisiera la Galaxia de Andrómeda.

Rodrigo, te escribo porque quiero hacerte una oferta. Ahora que tienes más tiempo libre, me gustaría que te unieses al grupo de científicos que luchamos para que la ciencia española no desaparezca. Tu talento nos vendría fenomenal. Con uno de tus golpes maestros, nos compramos el CERN, el telescopio Hubble y la NASA entera. Lo digo en serio: el presupuesto de la NASA para 2012 es de 18.000 millones de dólares. ¡Está a tu alcance!

Por cierto, Rodri, nos vemos este sábado en Sol. Hazme una perdida cuando llegues, ¿vale?

Un abrazo, crack.

Dr. Alberto Sicilia.

P.D.- Mi oferta a Rato va en serio. ¡Hagámos un poquito de ruido, a ver si nos responde!

P.D.2.- Una pregunta esencial para comprender el mundo que nos rodea: ¿Para qué sirven los bancos?

Recortes en Ciencia: entrevista con Isabel Gemio

Isabel Gemio me entrevistó ayer en el programa «Te doy mi palabra» de Onda Cero.

Hablamos sobre la carta al rey, el artículo «Zapatero, Rajoy, Relatividad y Mecánica Cuántica» y la «Carta Abierta por la Ciencia». Aquí os dejo la grabación: