¿Entonces Syriza se ha rendido? La polémica sobre la propuesta de Tsipras

ALBERTO SICILIA / Atenas


tsipras

Desde que anoche se publicó la propuesta de Tsipras a la Troika, el debate ha comenzado:

Hay quien sostiene que la propuesta representa una “rendición” de Tsipras. Este argumento se lo he escuchado tanto a comentaristas liberales como a miembros del ala izquierda de Syriza].

Otros defienden que, bien al contrario, Tsipras ha arrancado compromisos mucho mejores de lo esperado y en línea con sus promesas.

¿En qué quedamos?

Yo creo que ambos argumentos son válidos en cierto sentido, dependiendo de “las expectativas” frente a los que las midamos. En todo caso, me gustaría leer vuestras opiniones en la sección de comentarios.

Empecemos primero por hacer un resumen de las propuestas de Tsipras. Las reformas pretenden recaudar 2.700 millones de euros este año y otros 5.200 millones en 2016 a través de una serie de reformas resumidas en el siguiente cuadro:

cuadro

El argumento para defender que Tsipras ha obtenido un buen acuerdo compatible con sus compromisos:

1) La mayoría del dinero se obtiene por impuestos y no por el recorte de gasto público. [De hecho, según este plan el 93% de la recaudación vendría de los impuestos].

2) Se mantienen tres tramos de IVA (la Troika quería dejarlos en dos). Además el tramo super-reducido baja del 6,5% al 6%.

3) La reforma de las pensiones es mucho menos brusca de lo que proponía la Troika.

4) Sube el impuesto de sociedades.

5) Nuevo impuestos para las empresas con beneficios superiores a 500 millones.

6) Nuevo impuesto para las familias con ingresos superiores a 30.000 euros.

7) Aumentan los impuestos a los bienes de lujo.

8) No hay reforma laboral como pedía la Troika.

9) La Troika ha reducido el superavit primario que pedía al gobierno griego [del 3% al 1% para este año].

10) Y, finalmente, la Troika también contemplaría alguna reducción de la deuda griega [según insinuó Merkel].

En palabras de Tsipras: “con este acuerdo pagarán quienes más tienen y no, como hasta ahora, los más necesitados”.

El argumento para defender que Syriza se “ha rendido”:

Tanto comentaristas liberales [con emociones de triunfalismo] como miembros del ala izquierda de Syriza [desde el enfado] dicen que las propuestas representan la rendición de Tsipras.

Su argumento se basa en comparar las medidas propuestas con las que contiene el llamado “Programa de Salonica”, el ideario económico que Syriza presentó en 2014 antes de ganar las elecciones.

El “Programa de Salonica” contiene muchas medidas que no aparecen en el acuerdo:

1) Convocar una Conferencia Europea para eliminar gran parte de la deuda griega como se hizo con Alemania en 1953.

2) Incrementar inmediatamente el gasto público en 4.000 millones de euros.

3) Restaurar los salarios y pensiones al nivel anterior a la crisis

4) Revisar el coste de la Ocupación Nazi de Grecia y recibir las compensaciones correspondientes.

5) Un “New Deal” a nivel europeo financiado por el Banco Europeo de Inversiones.

¿Vosotros qué opináis? ¿Tsipras ha cumplido con esa propuesta o se ha rendido?


3 reformas de Allende que le costaron un golpe de Estado


allende

Crédito de la imagen: Wikimedia Commons

1) Nacionalización de la minería del cobre y la banca

El cobre ha sido siempre un producto esencial de la economía chilena. En los años 70, el cobre representaba tres cuartas partes de todas las exportaciones del país. Cuando Allende llega al poder, el Estado posee el 51% de las principales minas de cobre. El resto pertenece a compañías estadounidenses, en particular Anaconda Copper Company, controlada por las poderosas familias Rothchild y Rockefeller.

En Julio de 1971 el gobierno de Allende, con el apoyo unánime del parlamento chileno, nacionaliza por completo la minería del cobre. La reacción del gobierno de EEUU es inmediata:

“Esta seria infracción de las prácticas internacionales no sólo dañará a Chile, sino también a todos los países en desarrollo”.

Allende nacionalizó además otras 91 industrias básicas durante su primer año en la Presidencia, entre ellas la banca.

2) Reforma agraria

La mayor parte del terreno cultivable de Chile eran latifundios en manos de un puñado de familias.

El gobierno de Allende promulgó una reforma agraria que prohibía la posesión de más de 80 hectáreas por persona. En 18 meses todos los latifundios desparecieron.

Además, los campesinos, a través de organizaciones cooperativistas, reemplazarían a los representantes de los latifundistas en todos los organismos del Estado. También se instauró una asistencia técnica gratuita al campesinado y se establecieron planes de crédito para las nuevas cooperativas.

En este enlace podéis leer los 20 puntos básicos de la reforma agraria.

3) Reformas sanitarias, educativas y sociales.

Durante sus 3 años de gobierno, Allende promulgó además una serie de reformas en el ámbito sanitario, educativo y social:

  • Gratuidad de la universidad. El número de estudiantes universitarios creció un 89% entre 1970 y 1973. Para muchas familias humildes era la primera vez que sus hijos podían acceder a estudios superiores.
  • Sistema de becas para los niños de descendencia indígena (fundamentalmente mapuches) que habían sido discriminados durante décadas.
  • El “Programa de Suplementos Alimenticios” fue extendido a todos los niños en escuelas primarias y a todas las mujeres embarazadas.
  • Aumento de las pensiones mínimas al doble de la inflación.
  • Instauración de un sistema de centros de salud en barrios obreros con al menos 1 centro de salud por cada 40.000 habitantes.