10 tuits de Geert Wilders, el Trump holandés (en versión aún más racista)

“Islam o Libertad. Esa es la única elección”.

[En turco y en holandés]. “Permaneced alejados. Holanda es nuestra tierra”.

[Foto con Marine Le Pen]. “Dos héroes con una misión”

“Nuestro dinero no se puede gastar para extranjeros. Nuestro dinero es para nosotros”.

“Úsalo como foto para apoyarnos. Stop Islam!”

“Nuestra tierra. Nuestro dinero. Nuestra cultura y nuestra bandera”

“Hey, izquierdistas elitistas perdedores. Disfrutad de lo que digo. Vamos a des-islamizar rápidamente Holanda y yo no me corto con lo que digo”.

“Geert Wilders dio su libertad por proteger la nuestra. Esa es la definición de héroe”.

“No hay dinero para nuestros mayores, pero hay dinero para ellos. ¿Acaso no podría ser al revés?”.

“Trump está luchando por su pueblo. Eso es lo que nos falta en Europa en cuanto al comercio, en cuanto a la inmigración…”

Mordeduras de perro y palizas a refugiados en la frontera UE

Crédito de la fotografía: Médicos Sin Fronteras

Médicos Sin Fronteras ha atendido durante el último año a más de 100 refugiados en la frontera entre Serbia y Hungría: la mayoría presentaban heridas por golpes y mordeduras de perro. La policía de fronteras húngara nunca ha ocultado la brutalidad con la que trata a los refugiados, bajo órdenes del gobierno de Victor Orbán.

Los abusos también han afectad a los más vulnerables; los menores no acompañados.  De 106 casos, 22 tenían menos de 18 años.

“Los migrantes y refugiados nos dicen que les golpean y obligan a tumbarse en el suelo mientras los oficiales de policía les pisotean con sus botas. Que a menudo les confiscan la ropa y los zapatos y que deben regresar a Serbia caminando descalzos en medio de la nieve y el frío. Las contusiones y otros síntomas que hemos visto y tratado concuerdan con el tipo de abusos que nos describen. Es un ritual de brutalidad que tiene lugar en la propia frontera de la UE orquestado para impedir que la crucen. Es simplemente inconcebible que esto suceda y los líderes de la UE miren hacia otro lado”.  Christopher Stokes, director general de Médicos Sin Fronteras.

Y esto son sólo los casos que Médicos Sin Fronteras ha atendido. Muchos refugiados no buscan atención médica por la falta de información: por el miedo a que eso implique ser capturados y encerrados en los campos de detención del gobierno húngaro.

Los líderes europeos siguen sin hacer nada: resulta mucho más cómodo mirar hacia otro lado mientras los refugiados no entren a la Unión Europea.

Hungría encerrará a todos los refugiados en campos de contenedores

El Parlamento húngaro acaba de aprobar una ley por la que todos los refugiados serán automáticamente detenidos y enviados a campos de contenedores junto a la frontera con Serbia.

La ley se aplicará a todos los refugiados mayores de 14 años, con lo que muchos menores se verán afectados.

Según Viktor Orban, el Primer Ministro, “los refugiados son el Caballo de Troya del terrorismo. Tenemos que dejarnos de las ahorradas de Derechos Humanos y hacerlo por la fuerza”.

La detención de los demandantes de asilo está prohibida por la Unión Europea, por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados y por la Corte Europea de Derechos Humanos. El gobierno húngaro se saltará todas esas resoluciones. Zoltán Kovács, el portavoz del Primer Ministro húngaro ha añadido que “se alegra que la victoria de Donald Trump esté cambiado la actitud en Europa respecto a los refugiados”.

Las condiciones de vida en los campos de detención húngaros han sido denunciadas en numerosas ocasiones por organizaciones de Derechos Humanos.

Lo que está ocurriendo en Hungría debería ser un escándalo para todas las instituciones de la UE, pero parece que siguen con los brazos cruzados.

La policía húngara apaleando a refugiados y haciéndose selfies con ellos

Crédito de la fotografía: Human Rights Watch

“Mientras nos azotan, se están riendo a carcajadas entre ellos. Los policías nos apalean y se hacen selfies con nosotros”. Este testimonio de Shadid Khan, un demandante de asilo pakistaní, es otro de los abusos del gobierno de Viktor Orban contra los refugiados desvelado esta semana por el diario británico The Independent.
La organización Human Rights Watch ha obtenido diversas fotografías de refugiados heridos, como la que podéis ver al principio de este artículo.

En julio del año pasado, el gobierno húngaro introdujo una ley que permite devolver en caliente a todos los refugiados que se acerquen a su frontera con Serbia.

Coinciendo con la ola de frío que registró centroeuropea este invierno, la policía húngara se “divirtió” devolviendo a refugiados en puntos inhóspitos de la frontera, alejados de cualquier núcleo de población, jugando así con el riesgo de que muriesen congelados.

Miles de policías han sido desplegados para vigilar la frontera con Serbia, que desde hace año y medio está formada por un valla electrificada.

En los próximos meses el gobierno de Orban tiene previsto aprobar otra ley con la que podrá confinar a los refugiados en campos de detención formados por contairners de transporte. A pesar de estar detenidos, los refugiados deberán ademas pagarse su estancia.

“Si no lo podemos hacer por las buenas, tendremos que hacerlo por las malas y utilizando la fuerza. Y lo haremos”. Esas fueron las palabras de Orban defendiendo las nuevas medidas.


El vergonzoso incumplimiento del Acuerdo Europeo sobre Refugiados

(Fotografía: Principia Marsupia)

¿Recordáis cuando los gobiernos de la UE se comprometieron a acoger a 160.000 refugiados bloqueados en Italia y Grecia?

Era Septiembre de 2015. Año y medio después sólo 13.546 han sido acogidos: 3.936 desde Italia y 9.610 desde Grecia. Menos del 8% de lo prometido. Los únicos países que han cumplido han sido Malta y Finlandia.

“En la historia de nuestro continente practicamente todo el mundo ha sido refugiado alguna vez”, dijo Jean Claude Juncker, el Presidente de la Comisión Europea, cuando se firmó el acuerdo.

Pero las multas que impone la UE a los países que no cumplen el acuerdo son irrisorias: deben pagar el 0.002% de su PIB.

Además el acuerdo sólo contempla la acogida de sirios, iraquíes y eriteros. Miles de refugiados afganos, muchos de ellos menores de edad, siguen bloqueados en Italia y Grecia sin ninguna esperanza para su futuro.

Cómo la UE convirtió a Grecia en un depósito de almas

Alberto Sicilia desde Idomeni (Frontera Grecia-Macedonia)


“Si no fuese por ellos, me habría quedado a morir en Siria. Viajo porque quiero un futuro para ellos”

Leila, su madre.

crios

¿Cuál es la situación en Grecia?

Miles de familias duermen al raso en los campos del norte de Grecia, a lo largo de la valla que separa al país heleno de Macedonia.

Los refugiados que tienen algo de dinero duermen en tiendas de campaña que les ha vendido la mafia. Quienes no, bajo una manta y sobre el barro.

helada

En la carpa que ha instalado Médicos Sin Fronteras las imágenes son dantescas: críos de 2 y 3 años con goteros por la fiebre y las infecciones provocadas por el frío. Y todo está ocurriendo en territorio Schengen, en suelo de la Unión Europea.

El personal de la ONG nos dice que están completamente desbordados. Tienen equipo para atender a 1.000 personas. En los campos de alrededor hay ya diez veces más.

Las colas para conseguir un bocadillo son de más de una hora. Para muchos será lo único que coman durante el día.

colas

¿Cuánto les ha costado llegar hasta aquí?

La mayoría de los refugiados han vendido sus casas y todas sus pertenencias para pagarse el viaje a Europa. Para cruzar desde Siria hasta Turquía muchos han pagado 600 euros. Y para atravesar el Egeo otros 1.000 euros por una plaza en lanchas de plástico repletas de gente.

¿Por qué hay tantos refugiados bloqueados en Grecia?

Además de los miles de refugiados que duermen junto a la frontera, en el resto del país otros 40.000 siguen bloqueados.

La situación no deja de empeorar: cada día llegan a las islas griegas otros 2.000 refugiados y Macedonia apenas deja cruzar a 50 cada jornada.

El cierre de las fronteras se propagó como un dominó. Primero Austria decidió restringir el número de refugiados que atraviesan el país. Temiendo que se quedasen bloqueados en su territorio, Eslovenia cerró fronteras, luego lo hizo Croacia, le siguió Serbia y a continuación Macedonia.

bbcj

Fuente: BBC

En menos de 24 horas, la ruta de los Balcanes quedó bloqueada.

Además de la frontera con Macedonia, otros lugares de Grecia donde se acumulan los refugiados son las calles de Atenas con casi 8.000 y la isla de Lesbos con 4.000.

El país heleno se está convirtiendo en un campo de refugiados a cielo abierto.

mapagu

Fuente: Agencia Ana

¿Qué piensa hacer la UE con todos los refugiados que duermen en los campos griegos?

Ahora mismo es un enigma. Y los refugiados están desesperados porque no tienen ninguna información.

En septiembre del año pasado, los gobierno de la UE alcanzaron un acuerdo (a pesar del voto en contra de la República Checa, Hungría, Rumanía y Eslovaquia) para repartirse 160.000 refugiados.

No se ha cumplido: sólo han sido reubicados 660 de los 160.000 prometidos.

Además, la retórica entre gobiernos de la UE se calienta aún más. El primer ministro búlgaro declaraba ayer: “Exigimos a Grecia que cumpla sus obligaciones en la gestión de la crisis migratoria. Si necesita ayuda, Bulgaria está dispuesta a enviar agentes que resolverán el problema del tráfico de personas en un sólo día”.

Mientras tanto, el nuevo gobierno de Canadá, cumpliendo una promesa que hizo durtante la reciente campaña electoral, ha acogido a 25.000 en los últimos dos meses.

¿Y qué piensan hacer los refugiados que están bloqueados en Grecia?

Al frío, las enfermedades y el hambre, al sufrimiento de los refugiados se suma la falta total de información.

Después de días durmiendo en los campos cercanos a la frontera nadie les explica cuál será su futuro.

valla2

La confusión ha llegado a tal extremo que muchos están enviando los pasaportes a Siria para que sus familias pidan desde allí asilo para ellos en las embajadas de Damasco. Nadie les dice que si no tienen encima sus papeles no tendrán absolutamente ninguna posibilidad de cruzar las fronteras de los Balcanes.

En el campo se viven situaciones dantescas: entre los pocos refugiados que podían cruzar ayer a Macedonia, había una familia siria que tuvo un bebé por el camino. Cuando les tocaba pasar no pudieron porque el bebé no tenía papeles.

Entre los refugiados se comienza a discutir qué hacer si la situación sigue igual. La mafia se frota las manos: empieza a ofrecerles cruzar por las montañas desde Grecia hasta Albania y de ahí con una lancha hasta Italia.

Fuente: Sueddeutsche

Fuente: Sueddeutsche

Allá donde la UE bloquea a los refugiados, las mafias de tráfico se hacen de oro.