Los kurdos han votado mayoritariamente por la independencia. ¿Qué ocurre ahora?

Alberto Sicilia / ERBIL (Kurdistán Iraquí)

Una abrumadora mayoría de los kurdos de Irak votaron por el “Sí” en el referéndum por la independencia.

Según anunció ayer la comisión electoral, el “Sí” alcanzó un 92% de los votantes, contra el 7% por el “No”. La participación fue del 72%.

Algo importante que, sin embargo, no se ha publicado es la distribución de los votos por provincias: hay que recordar que en algunos territorios controlados por la administración kurda viven importantes minorías (principalmente árabes y turcómanos) que temen la independencia y habían anunciado que no participarían en el referéndum.

El gobierno kurdo no ha hecho ninguna declaración unilateral de independencia, y tras el anuncio de los resultados, ha ofrecido al gobierno iraquí unos meses para negociar la separación de los territorios.

Bagdad, que se había opuesto a la celebración del referéndum, ha respondido con dureza.

El Parlamento ha pedido oficialmente al Primer Ministro que despliegue tropas en Kirkuk, una región rica en petróleo bajo el control militar de los kurdos pero que Irak reclama como suya.

Además ha ordenado que todas las aerolíneas internacionales detengan sus vuelos desde el aeropuerto de Erbil, la capital kurda.

Bagdad cuenta con dos grandes aliados en la zona: Turquía e Irán, dos países con amplias minorías kurdas que temen revueltas en su territorio.