La «Marca España» vista desde el extranjero

La BBC y el New York Times reflejan las realidades detrás de la «Marca España». ¿A quién queremos engañar? ¿Por qué no nos dejamos de mamarrachadas y tratamos de aliviar el sufrimiento que nos rodea?

Fotografía de Samuel Aranda en la portada de The New York Times del 25/Septiembre/2012

La BBC y el New York Times, seguramente los dos medios más prestigiosos del mundo, publicaron ayer sendos especiales sobre nuestro país.

La fotogalería elegida por el New York Times es hermosísima y terrible. Se titula «En España, Austeridad y Hambre» y muestra las realidades ahora cotidianas en nuestro país: deshaucios, solares urbanizados pero sin construir, protestas sociales, cierre de empresas. (No os la perdáis).

Las imágenes son de Samuel Aranda, un fotógrafo barcelonés de 33 años. Samuel ganó el año pasado el «World Press Photo», uno de los galardones más prestigiosos para un fotoperiodista.

Samuel no encontró oportunidades en España. El New York Times apostó por él. Así lo explicaba en una entrevista en ABC:

«Lo de España es de lo más absurdo del mundo. Tenemos una de las mejores canteras de fotógrafos (Emilio Morenatti, Fernando Moleres, Bernat Armangue, entre muchos otros), y todos nos hemos tenido que buscar la vida fuera de nuestro país. Simplemente porque la mayoría de editores de España no contestan ni al teléfono. […] Y ya no es solo que estén interesados o no; es el trato.

Ahora trabajando con The New York Times te sientes apoyado en todo momento.»

A las realidades mostradas por las fotografías del New York Times, yo le añado una más: estamos perdiendo a nuestra gente con más talento.

En la web de la BBC podéis leer un excelente reportaje titulado «Valencia: una ciudad sin medicinas». Paul Mason explora la situación de las farmacias valencianas, a las que el gobierno autonómico no ha pagado las medicinas dispensadas entre enero y mayo. Algunas se están quedando sin insulina. Mason se pregunta cómo es posible que ocurra en un lugar donde se construyó un circuito urbano de Fórmula 1, el puerto de la Copa América, la Ciudad de Las Ciencias o un aeropuerto sin aviones.

Rajoy llegó ayer a la Asamblea General de la ONU y declaró que su prioridad era «vender la Marca España». ¿A quién queremos engañar? ¿Por qué no nos dejamos de mamarrachadas y tratamos de aliviar el sufrimiento que nos rodea?