Un referendum que puede cambiar Europa. Algunas reflexiones desde Atenas.

Alberto Sicilia / ATENAS


yorgos “He traído a mi hija porque quiero que sea testigo de la Historia”. La Plaza Syntagma se había convertido en una fiesta para celebrar la victoria del NO en el referendum. Yorgos llevaba sobre sus hombros a la pequeña Xenia. El referendum de ayer en Grecia puede convertirse en un episodio que cambie Europa. Un toque de atención para el proyecto europeo si no quiere ahogar su legitimidad en los países que más han sufrido la crisis. Algunas reflexiones desde Atenas: 1) Muchos medios venden la victoria del NO como un “NO a Europa”. Es completamente falso. La inmensa mayoría de los que ayer votaron en el referendum [tanto por el SÍ como por el NO] quieren que su país siga en la Unión Europea. 2) La crisis en España ha sido terrible, pero nada comparado a lo que ha ocurrido en Grecia. Lo de Grecia es comparable con la Gran Depresión de los años ’20 en EEUU. Mirad este gráfico: comaradograndepresion 3) En España la austeridad, que ha causado muchísimo dolor, ha sido del orden del 6% del PIB. En Grecia del 17% del PIB. austeridadvscrecimiento 4) Es mentira que los griegos “culpen de todo a la UE”. Son muy críticos con el periodo “pre-crisis”. Saben que se cometieron excesos. Saben también que tuvieron gobiernos nefastos [por cierto, asesorados en ocasiones por grandes bancos internacionales] 5) Pero las medidas impuestas por la Troika durante los últimos 5 años han tenido un efecto terrible. Ahora en Atenas hay decenas de clínicas en las que trabajan gratuitamente médicos voluntarios atendiendo a decenas de miles de griegos que han perdido su derecho a la sanidad pública. Muchos de esos recortes fueron impuestos por la Troika. Contra eso es contra lo que votaron ayer los griegos. 6) Syriza puede gustar o no, pero lo cierto es que ganó unas elecciones para intentar algo DIFERENTE que lo que habían hecho los gobiernos anteriores. La percepción general entre los griegos con Tsipras es que al fin han encontrado a un gobernante que esta dispuesto a pelearse por ellos en Bruselas. 7) Los mensajes que llegaron desde Europa durante la semana previa al referendum reforzaron la sensación que tienen los griegos de que la UE desprecia su voz: “Si digamos lo que digamos, nuestras políticas las deciden otros gobiernos en Bruselas. Entonces, ¿de qué sirve la Democracia? ¿De qué sirve votar?” 8) Ante eso, el “discurso soberanista” de Tsipras funcionó muy bien. De hecho funcionó tan bien, que después de laminar al PASOK en Enero, ahora ha acabado con el líder del centro-derecha [Samaras dimitió ayer]. 9) Las voces que han llegado a Grecia de la socialdemocracia europea [Renzi desde Italia, Hollande desde Francia, Gabriel desde Alemania] han sido indistinguibles de los mensajes de los partidos conservadores. Creo que la socialdemocracia tiene un problema. 10) Tsipras convocó el referendum. Merkel le vio el órdago y renunció a negociar hasta que no se celebrase. En Berlín sabían, que de perder Tsipras el referendum su gobierno estaba acabado. Tsipras ha ganado este pulso. Ahora la pelota pasa de nuevo a Berlín. ¿Está dispuesta Merkel a pasar a la Historia como la Canciller que acabó con el euro? 11) Si la UE quiere, podrá asfixiar financieramente a Grecia hasta echarla “de facto” del euro. Pero eso haría perder [aún más] la legitimidad al proyecto común europeo. Muy especialmente entre las generaciones más jóvenes de los países que están sufriendo la crisis. Ayer los griegos vivieron una jornada histórica, pero me temo que Europa no alcanza a entender lo que significó.

El histórico discurso de Tsipras llamando a referendum


historico Alexis Tsipras se enfrentó anoche a la Historia. Al filo de la media noche, en una intervención televisada a todo el país, el primer ministro griego anunció un referéndum para decidir si se firma un acuerdo con la Troika. El resultado de esta votación decidirá el futuro económico de Grecia durante las próximas décadas. Quizás también el de la Unión Europea. Aquí están algunos fragmentos de su discurso:

Compatriotas míos, Durante los últimos seis meses este gobierno ha estado luchando en condiciones de asfixia económica sin precedentes para cumplir lo prometido. Nuestra promesa consistía en negociar con nuestros socios europeos el fin de la austeridad y el retorno de la justicia social a nuestro país. El mandato que nos disteis tenía como fin lograr un acuerdo que respetase la democracia, los valores europeos y que acabase definitivamente con esta crisis económica. Durante este periodo de negociaciones nos pidieron adoptar medidas de gobiernos anteriores, gobiernos que habían sido condenados en las elecciones. Nunca, ni por un momento, contemplamos rendirnos. Eso hubiese sido traicionar vuestra confianza. Tras cinco meses de negociaciones, nuestros socios europeos nos presentaron un ultimatum. Un ultimatum que contraviene los principios y valores de Europa. Las medidas de las instituciones contemplaban medidas como la desregulación del mercado laboral, recortes en las pensiones, recortes en salarios públicos, incremento del IVA en alimentos. Estas propuestas violan las reglas europeas y los derechos fundamentales del trabajo, la igualdad y la dignidad. El objetivo de algunos de nuestros socios no era más que la humillación de todo el pueblo griego. […] Compatriotas, Tenemos una responsabilidad histórica para dignificar la democracia y nuestra soberanía. Es una responsabilidad con el futuro de nuestro país. Y esta responsabilidad nos lleva a responder al ultimatum según la voluntad del pueblo griego. Hace unos instantes he convocado a mi gobierno y he propuesto que el pueblo griego elija en ejercicio de su soberanía. Mi propuesta ha sido aceptada unánimemente. Mañana una sesión plenaria del Parlamento Griego aprobará la propuesta del gobierno para celebrar un referendum el próximo domingo, 5 de julio, donde se preguntará si aceptamos o rechazamos las medidas propuestas por Europa. […] Compatriotas, Ante esta austeridad descarnada y autocrática debemos responder con democracia, compostura y decisión. Grecia, la cuna de la democracia, debe enviar un mensaje fuerte y democrático a Europa y a la comunidad internacional. Me comprometo a respetar el resultado democrático de este referéndum, sea cual sea el resultado. Estoy seguro que vuestra elección honrará la historia de nuestro país y enviará un mensaje de dignidad al mundo entero. En estas horas cruciales, debemos recordar que Europa es la casa común de sus gentes. En Europa no hay dueños ni esclavos. Grecia es una parte indispensable de Europa y Europa una parte indispensable de Grecia. Pero Grecia sin democracia es una Europa sin dignidad ni dirección. Os llamo a tomar una decisión a la altura de nuestra digna de nosotros. Por nosotros, por las generaciones futuras, por la historia de Grecia. Por la soberanía y la dignidad de nuestro pueblo.

¿Entonces Syriza se ha rendido? La polémica sobre la propuesta de Tsipras

ALBERTO SICILIA / Atenas


tsipras

Desde que anoche se publicó la propuesta de Tsipras a la Troika, el debate ha comenzado:

Hay quien sostiene que la propuesta representa una “rendición” de Tsipras. Este argumento se lo he escuchado tanto a comentaristas liberales como a miembros del ala izquierda de Syriza].

Otros defienden que, bien al contrario, Tsipras ha arrancado compromisos mucho mejores de lo esperado y en línea con sus promesas.

¿En qué quedamos?

Yo creo que ambos argumentos son válidos en cierto sentido, dependiendo de “las expectativas” frente a los que las midamos. En todo caso, me gustaría leer vuestras opiniones en la sección de comentarios.

Empecemos primero por hacer un resumen de las propuestas de Tsipras. Las reformas pretenden recaudar 2.700 millones de euros este año y otros 5.200 millones en 2016 a través de una serie de reformas resumidas en el siguiente cuadro:

cuadro

El argumento para defender que Tsipras ha obtenido un buen acuerdo compatible con sus compromisos:

1) La mayoría del dinero se obtiene por impuestos y no por el recorte de gasto público. [De hecho, según este plan el 93% de la recaudación vendría de los impuestos].

2) Se mantienen tres tramos de IVA (la Troika quería dejarlos en dos). Además el tramo super-reducido baja del 6,5% al 6%.

3) La reforma de las pensiones es mucho menos brusca de lo que proponía la Troika.

4) Sube el impuesto de sociedades.

5) Nuevo impuestos para las empresas con beneficios superiores a 500 millones.

6) Nuevo impuesto para las familias con ingresos superiores a 30.000 euros.

7) Aumentan los impuestos a los bienes de lujo.

8) No hay reforma laboral como pedía la Troika.

9) La Troika ha reducido el superavit primario que pedía al gobierno griego [del 3% al 1% para este año].

10) Y, finalmente, la Troika también contemplaría alguna reducción de la deuda griega [según insinuó Merkel].

En palabras de Tsipras: “con este acuerdo pagarán quienes más tienen y no, como hasta ahora, los más necesitados”.

El argumento para defender que Syriza se “ha rendido”:

Tanto comentaristas liberales [con emociones de triunfalismo] como miembros del ala izquierda de Syriza [desde el enfado] dicen que las propuestas representan la rendición de Tsipras.

Su argumento se basa en comparar las medidas propuestas con las que contiene el llamado “Programa de Salonica”, el ideario económico que Syriza presentó en 2014 antes de ganar las elecciones.

El “Programa de Salonica” contiene muchas medidas que no aparecen en el acuerdo:

1) Convocar una Conferencia Europea para eliminar gran parte de la deuda griega como se hizo con Alemania en 1953.

2) Incrementar inmediatamente el gasto público en 4.000 millones de euros.

3) Restaurar los salarios y pensiones al nivel anterior a la crisis

4) Revisar el coste de la Ocupación Nazi de Grecia y recibir las compensaciones correspondientes.

5) Un “New Deal” a nivel europeo financiado por el Banco Europeo de Inversiones.

¿Vosotros qué opináis? ¿Tsipras ha cumplido con esa propuesta o se ha rendido?


Miles de griegos salen a la calle… y corean a su Ministro de Finanzas

Alberto Sicilia / ATENAS

La Plaza Syntagma contra la austeridad. (Fotografíia propia)

La Plaza Syntagma contra la austeridad. (Fotografía propia)

“¿Ha existido alguna vez una manifestación en la que la gente corée el nombre de un Ministro de Finanzas? ¡Esto debe ser un estreno mundial!” pregunta socarrona Xenia, una mujer de 53 años que durante minutos ha gritado, junto a miles de manifestantes, el ya omnipresente en Atenas “Yanis Varufakis, Yanis Varoufakis, Yanis Varoufakis”.

“Mire, téngalo usted muy claro: yo no voté a Syriza. No soy de izquierdas. Pero el viernes pasado vi a un Ministro que se atrevió a decirle a la Troika lo que la mayoría de griegos pensamos: estamos hartos de ustedes”.

“Pensé que Syriza haría lo que todos los gobiernos: arrodillarse ante los alemanes en cuanto llegasen al gobierno. No lo ha hecho. Y mientras sigan así, tendrán todo mi apoyo”.

Entre los manifestantes más jóvenes, muchos de los cuales participaron en las concentraciones de hace 3 años, lo que más se comentaba era la ausencia de policía: “Que la plaza Syntagma esté llena y no estemos rodeados de antidisturbios y gas…. No sé, como que no estoy seguro de que esto no sea un sueño”, comenta entre risas Dimitrios.

“Ahora mismo estamos en una zona prohibida para el pueblo hasta hace una semana”. Dimitros se refiere al costado de la plaza que da acceso al Parlamento. Durante el último gobierno de Samaras estuvo rodeado de vallas para que los manifestantes no accediesen. Retirarlas fue uno de los primeros gestos de Tsipras tras ganar las elecciones.

Evangelos, uno de los amigos de Dimitros, añade: “Tú eres español, tienes que decirles a los españoles que necesitamos su apoyo. En Alemania deben saber que los pueblos del sur estamos unidos”.

Risas, optimismo y orgullo nacional eran los aromas que se respiraban esta tarde en la Plaza Syntagma. Varoufakis y Tsipras han aumentado sin duda su apoyo popular tras los gestos de la primera semana de gobierno. Pero esta euforia también podría volverse en su contra si no cumplen con lo prometido.

En los últimos días se ha hablado mucho de Alemania y el BCE. Pero hay otro actor fundamental en las negociaciones: una gran parte del pueblo griego que ahora cree en su gobierno.

NOTA: Iré colocando todos los post sobre Grecia en este enlace.


11 medidas anunciadas en el primer día del Gobierno Tsipras

Alberto Sicilia / ATENAS

ap

Limpiadoras del Ministerio de Finanzas que recuperarán su trabajo (Crédito de la fotografía: AP)

Tras la victoria electoral del domingo, Alexis Tsipras fue investido como Primer Ministro el lunes y su gabinete el martes.

Durante la jornada del miércoles se han sucedido ruedas de prensa de los nuevos ministros anunciando las primeras medidas que tienen previsto aprobar:

Subir el salario mínimo de 586 euros brutos a 751 euros brutos [nivel al que estaba antes de los recortes]

Restaurar la negociación colectiva con los sindicatos

Devolver sus puestos a 3.500 funcionarios despedidos ilegalmente

Re-contratar a las limpiadoras del Ministerio de Finanzas. [Con su acampada, este grupo de mujeres se había convertido en un símbolo de los recortes en Grecia]

Dar la nacionalidad griega a hijos de inmigrantes nacidos en Grecia.

Abolición del euro por receta

Abolición de la tasa por cada consulta médica [ahora entre 3 y 5 euros]

Restaurar acceso universal a la sanidad pública a los 3 millones de griegos que se habían quedado fuera del sistema sanitario y que ahora sólo tenían derecho al acceso a las urgencias.

Paralizar la privatización del Puerto del Pireo. Estaba previsto que el Gobierno sacase al mercado el 67% de la propiedad del puerto. El principal candidato para comprarlo era el grupo chino COSCO, que ya opera bajo una concesión de 30 años las terminales de carga II y III.

Paralizar la privatización de PPC, la Compañía Nacional de Energía. [Todavía en un 51% en manos del Estado].

Revisar todas las privatizaciones “para que no se haga ninguna que vaya en contra del interés general”. Numerosas privatizaciones estaban previstas en Grecia: Puerto de Tesalónica, operador ferroviario Trainose, operador infraestructura ferroviaria ROSCO, etc…

NOTA: Iré colocando todos los post sobre las elecciones en Grecia en este enlace.