Miles de griegos salen a la calle… y corean a su Ministro de Finanzas

Alberto Sicilia / ATENAS

La Plaza Syntagma contra la austeridad. (Fotografíia propia)

La Plaza Syntagma contra la austeridad. (Fotografía propia)

“¿Ha existido alguna vez una manifestación en la que la gente corée el nombre de un Ministro de Finanzas? ¡Esto debe ser un estreno mundial!” pregunta socarrona Xenia, una mujer de 53 años que durante minutos ha gritado, junto a miles de manifestantes, el ya omnipresente en Atenas “Yanis Varufakis, Yanis Varoufakis, Yanis Varoufakis”.

“Mire, téngalo usted muy claro: yo no voté a Syriza. No soy de izquierdas. Pero el viernes pasado vi a un Ministro que se atrevió a decirle a la Troika lo que la mayoría de griegos pensamos: estamos hartos de ustedes”.

“Pensé que Syriza haría lo que todos los gobiernos: arrodillarse ante los alemanes en cuanto llegasen al gobierno. No lo ha hecho. Y mientras sigan así, tendrán todo mi apoyo”.

Entre los manifestantes más jóvenes, muchos de los cuales participaron en las concentraciones de hace 3 años, lo que más se comentaba era la ausencia de policía: “Que la plaza Syntagma esté llena y no estemos rodeados de antidisturbios y gas…. No sé, como que no estoy seguro de que esto no sea un sueño”, comenta entre risas Dimitrios.

“Ahora mismo estamos en una zona prohibida para el pueblo hasta hace una semana”. Dimitros se refiere al costado de la plaza que da acceso al Parlamento. Durante el último gobierno de Samaras estuvo rodeado de vallas para que los manifestantes no accediesen. Retirarlas fue uno de los primeros gestos de Tsipras tras ganar las elecciones.

Evangelos, uno de los amigos de Dimitros, añade: “Tú eres español, tienes que decirles a los españoles que necesitamos su apoyo. En Alemania deben saber que los pueblos del sur estamos unidos”.

Risas, optimismo y orgullo nacional eran los aromas que se respiraban esta tarde en la Plaza Syntagma. Varoufakis y Tsipras han aumentado sin duda su apoyo popular tras los gestos de la primera semana de gobierno. Pero esta euforia también podría volverse en su contra si no cumplen con lo prometido.

En los últimos días se ha hablado mucho de Alemania y el BCE. Pero hay otro actor fundamental en las negociaciones: una gran parte del pueblo griego que ahora cree en su gobierno.

NOTA: Iré colocando todos los post sobre Grecia en este enlace.


¿Quién es Yanis Varoufakis?

Alberto Sicilia / ATENAS

varu

El pasado viernes toda Grecia estaba pendiente de la primera reunión clave del recién estrenado gobierno. Jeroen Dijsselbloem, presidente del eurogrupo, llegaba a Atenas para reunirse con Yanis Varoufakis, el nuevo ministro de Finanzas.

Varoufakis acudió a la reunión sin escolta y a lomos de una Yahama de 1300 cc. Pocas horas después, su “no reconocemos a la Troika como interlocutor” abría las portadas de medio mundo.

Esa frase, frente al gesto incrédulo de Dijsselbloem, ha convertido a Varoufakis en la rock-star del nuevo gobierno griego. “Hay un grupo de quinceañeras esperando en la puerta del Ministerio de Finanzas para hacerse un selfie con el Ministro. Repito: ¡Con un Ministro de Finanzas!”, decía Helena Smith, la corresponsal de The Guardian en Atenas.

Varoufakis era una figura conocida en Grecia por sus apariciones televisivas explicando la crisis. Pero ha conseguido lo que parecía imposible hace apenas una semana: eclipsar a Alexis Tsipras.

Nacido en una familia de clase alta en la Grecia de la posguerra, Varoufakis se licenció en Economía en la Universidad de Essex y continuó con un Master en Estadística en la Universidad de Birmingham.

Entre 1982 y 1988 enseñó en las Universidades de Essex, East Anglia y Cambridge. “Mi desencanto con el Reino Unido llegó la noche de la tercera victoria electoral de Margaret Thacher. En ese momento decidí que debía escapar de aquel país”.

Pocos meses después recibió una oferta de la Universidad de Sydney. En Australia vivió hasta el año 2000, cuando “por un inesperado despertar de nostalgia” decidió volver a su país natal.

“La crisis llegó a Grecia en 2008, pero a mí me golpeó varios años antes”. Era agosto de 2005, su esposa australiana le abandonó y volvió a Sydney con una hija recién nacida.

Varoufakis, profesor de Economía Política en la Universidad de Atenas, se va abriendo hueco en laberinto burocrático de un país mediterráneo y funda un programa de doctorado en Economía. Entre 2004 y 2006 forma parte del equipo económico de Georgios Papandreou, entonces líder de la oposición.

A finales de 2006, comienza su relación con Danae Stratou, una conocida artista y fotógrafa griega, con la que completa un proyecto que les lleva “a las 7 fronteras del mundo”: la Línea Verde en Chipre, Mitrovica en Kosovo, Belfast en Irlanda del Norte, Badme entre Etiopía y Eritrea, el muro de Palestina, la línea India-Pakistán en Kachemira y la barrera entre México y EEUU.

Preocupado por la deriva del capitalismo, que considera manifiesta tras la caída del muro de Berlín, Varoufakis empieza a alertar de una posible crisis inminente en Europa. Cuando la depresión llega a Grecia, varios canales de televisión le invitan a exponer sus ideas y se convierte en una figura conocida del debate político y económico en el país.

En 2012, los recortes llegan a las universidades helenas. “Todo en lo que había trabajado, desde los planes de estudios hasta el programa de doctorado, se viene abajo”. Varoufakis acepta una plaza como profesor en la Universidad de Austin en Texas.

En EEUU trabaja también como “economista en residencia” en Valve, una potente distribuidora de videojuegos por Internet, donde desarrollara modelos de predicción y explora sistemas de transacción digitales.

Tres semanas antes de las elecciones de enero de 2015, Alexis Tsipras invita a Varoufakis a presentarse en las listas de Syriza. “Comprendí que había llegado la oportunidad de aplicar a la realidad las teorías que llevaba años predicando”.

Como Ministro, Varoufakis deberá pelear en dos frentes: en Europa, contra la austeridad impuesta por Merkel y, dentro de su gobierno, contra ministros que han prometido programas que no serán nada fáciles de financiar.

“Grecia tiene la oportunidad de convertirse en la vanguardia del cambio de las políticas económicas en Europa”, decía días antes de ser investido. En la periferia del continente, estaremos muy atentos a él.

NOTA: Iré colocando todos los post sobre Grecia en este enlace.


“Varoufakis es el héroe que los griegos esperábamos”

Alberto Sicilia / ATENAS

Crédito de la imagen: Milos Bicanski / Getty Images

Crédito de la imagen: Milos Bicanski / Getty Images

“Hemos sido humillados durante más de 4 años. Por fin alguien le ha dejado claro a la Troika que estamos hartos. Al fin hemos visto a un Ministro pegar un puñetazo en la mesa. Por fin tenemos un gobierno que hace lo que prometió durante la campaña. Varoufakis es el héroe que muchos griegos estábamos esperando. Él nos ha demostrado que es uno de los nuestros”.

Kostas, un joven informático de 33 años, cuenta exhultante que ha visto “al menos seis veces” la rueda de prensa en la que Varoufakis anunciaba que Grecia rompía con la Troika. “No me lo podía creer, al fin un gobierno que les dice a la cara lo que pensamos”, añade.

Hoy en Grecia toda las conversaciones giran en torno al nuevo Ministro de Finanzas. Por las redes sociales circulan decenas de memes sobre el nuestro Ministro de Finanzas [valga el siguiente como ejemplo]

B8ntY7nCUAAiNeP

Con su intervención frente a Dijsselbloem (Ministro de Finanzas holandés y presidente del Eurogrupo) Varoufakis ha conseguido lo que hace sólo cinco días parecería imposible: eclipsar al mismísimo Tsipras.

Aunque muchos griegos como Kostas estaban exultantes, otros consideraban irresponsables las palabras de Varoufakis: “¿Me pueden explicar qué van a conseguir hablando así a quien nos ha prestado dinero? ¿Qué quieren? ¿Que nos echen del euro?” decía enfadado Anastasios, quiosquero en el centro de Atenas. Representates de Nueva Democracia, el Pasok y To Potami criticaron también en televisión la actuación del nuevo ministro.

Varoufakis ha salido este sábado hacia París y el lunes viajará a Londres. Tsipras se reunirá el martes con Hollande y el miércoles con Renzi. Berlín no aparece en la agenda de ninguno de los dos. Según varios medios griegos, la estrategia del nuevo gobierno pasa por formar una coalición para enfrentarse a Merkel y lograr un gran pacto europeo por el crecimiento que deje atrás la austeridad impuesta por la Canciller.

Los próximos días serán determinantes, pero por ahora Syriza ha demostrado que no iba de farol durante la campaña electoral. Tras una semana de gobierno, sus votantes viven exultantes el proceso.

NOTA: Iré colocando todos los post sobre Grecia en este enlace.