El gasto militar de España en cifras sencillas

Crédito de la fotografía: Agencia EFE

1) Gasto militar anual por habitante en España: 368 euros.

Gasto farmacéutico anual por habitante en España: 259 euros.

2)  España arrastra una deuda acumulada de 27.000 millones de euros en los Programas Especiales de Armamentos (PEAS). Los PEAS son contratos de larga duración para la compra de armamento. Algunos ejemplos:

  • 87 cazas Eurofighter. Contrato firmado hasta 2024.
  • 239 blindados Leopard 2E. Contrato firmado hasta 2017.
  • 80 torpedos DM2A4. Contrato firmado hasta 2023.

Para que os hagáis una idea de lo que suponen 27.000 millones de euros: con ese dinero se puede pagar un telescopio Hubble (4.000 millones), una misión Curiosity a Marte (2.000 millones), el presupuesto anual de la NASA (13.000 millones) y todavía sobran 8.000 millones.

3) Los compromisos de pago para los Programas Especiales de Armamento durante 2012 ascienden a 1.862 millones de euros.

Pero, ¿sabéis cuánto se ha presupuestado? 5 millones de euros. Eso significa los 1.857 millones restantes se sumarán a nuestra deuda militar.

4) El recorte en el presupuesto del Ministerio de Defensa para 2012 ha sido del 9%.

Comparemos con los recortes en otras partidas: Ministerio de Educación y Cultura (21%), Ayudas a la Investigación (25%), Ayuda al Desarrollo (65%).

El gobierno defiende la inversión militar como una manera de apoyar a nuestra industria de armamento. Las exportaciones de armas españolas ya se incrementaron de forma muy notable durante el Gobierno de Zapatero. El nuevo titular de Defensa, Pedro Morenés, ha desarrollado su carrera profesional en la industria militar y su actividad como ministro está enfocada a la venta de armas.

Hace unas semanas Morenés viajó a Alemania para negociar una venta de carros de combate al gobierno de Arabia Saudí. Preguntado sobre la cuestión ética de la operación, nuestro ministro respondió: “No voy a entrar a analizar el régimen político de Arabia Saudí. España apoya a sus empresas” […] “Juzgar políticamente al régimen saudí es algo complicado, porque cada país tiene su manera de establecer el bienestar de su población”.

Aceptemos por un momento la argumentación del Ministro pero apliquémosla a nuestro país. “España tiene su manera de establecer el bienestar de su población”. Mi pregunta es: ¿queremos que nuestra prosperidad económica repose sobre la venta de armas a un país que todavía decapita a personas acusadas de brujería?

Nota: Si os interesa este asunto, os recomiendo el informe realizado por Pere Ortega que podéis leer aquí.

Queridos dirigentes: gracias por despreciar a nuestros científicos.

Agencia EFE

Observad con atención la fotografía.

Os propongo un desafío. Tenéis que adivinar el motivo de tanta alegría en el rostro más sexy del panorama político internacional. Dos opciones:

a) Nuestro Líder-Supremo Mariano celebra un gol de España en la final de la Eurocopa.

b) Mariano, el Ungido-por-Aznar, reacciona con euforia ante el descubrimiento del bosón de Higgs.

Reconozco la extrema dificultad del dilema que os planteo. ¿Pudiera ser que los políticos muestren más admiración por los deportistas que por los científicos? En los siguientes párrafos os ofrezco algunas pistas. Estad atentos porque son muy, muy sutiles.

Comencemos por las Olimpiadas. No me refiero a las de Londres, sino a las Olimpiadas de Física. Cada año, los alumnos más brillantes de secundaria participan en esta competición donde los ganadores recibían un premio de 300 euros. En la última edición, el Ministerio de Educación decidió que no podía permitirse semejante dispendio y no pagó los premios. Los muchachos estudiaron por encima de nuestras posibilidades.

Mientras tanto, los clubes de fútbol tienen una deuda de 752 millones de euros con Hacienda. Quizás el Ministerio de Educación tomó la decisión correcta. Vivimos una terrible crisis económica y debemos emplear nuestros escasos recursos en aquello que mejor hacemos: España ha ganado más Mundiales de fútbol que premios Nobel de Física.

Hace unas semanas tres adolescentes españoles ganaron la “Google Science Fair”, una competición científica a nivel mundial. ¿Por qué no fueron recibidos en Zarzuela por el Campechano-en-Jefe? ¡Con lo que disfruta fotografiándose con nuestros campeones!

Quizás los chicos se equivocaron al escoger su tema de investigación: “microorganismos en agua dulce”. Seguro que un estudio sobre los hábitos de apareamiento del elefante macho de Botswana hubiese sido motivo de Orgullo-y-Satisfacción.

Otros países se preocupan por el reconocimiento público de sus investigadores: aquí podéis leer la felicitación de David Cameron a los científicos británicos que participaron en el descubrimiento del bosón de Higgs.

Una de las medidas más absurdas para la promoción de la ciencia fue obra de Zapatero-el-Sabio. Con el objetivo de atraer talento, el gobierno socialista decidió una reducción en el IRPF para trabajadores cualificados que cambiasen su residencia a España. Hasta aquí, la idea parece razonable. Pero resulta que sólo podían acogerse a esta ley quienes tuviesen un salario superior a los 120.000 euros anuales.

¿Quienes llegaron a España pagando menos impuestos? ¿Stephen Hawking? ¿Ed Witten? ¡No! Fueron Kaká, Ibrahimovic, Beckham y Cristiano Ronaldo.

¿Qué podemos hacer los investigadores para conseguir una atención similar a la de los deportistas? Quizás impartir las clases de Mecánica Cuántica enfundados en taparrabos de waterpolo. Pero ahí tenemos un problema: los científicos somos feos. Nuestro planeta sería un lugar más desagradable si los anuncios de Kelvin Klein los protagonizase Eduard Punset en lugar de Gerard Piqué.

¿Se os ocurren otras ideas? Mis ecuaciones y yo os estaríamos muy agradecidos.

Carta de Angela Merkel a los ciudadanos españoles: las condiciones del rescate

Españoles,

En virtud del “Tratado para la Solución Final de los Problemas Ibéricos” (coloquialmente conocido como “El Rescate”), me pongo en contacto con vosotros para anunciaros las siguientes medidas que toman efecto inmediato:

1) Tras 312 años de chabacanos reinados, la Casa de Borbón es desposeída de la Corona de España, cuya titularidad pasa a la Estirpe de los Merkel. Una servidora será proclamada “Emperatriz Angela Primera de España y Quinta de Alemania” en una ceremonia oficiada en la Basílica de San Pedro por el Papa Ratzinger .

2) Por gracia de mi despotismo campechano, os doy permiso para que me llaméis “Angie”.

3) El ciudadano Borbón es asignado al Zoo de Berlín como cuidador de paquidermos. Mileurista y en turno de noche. La Universidad Ludwig-Maximilians de Munich crea dos nuevas cátedras de excelencia: una de “Análisis Económico y Optimismo” dirigida por Rodriguez Zapatero y otra de “Oratoria, Elocuencia y Logopedia” para Mariano Rajoy. Jose Mari trabajará como gogó en las discotecas techno de Berlín: con su bronzeado y sus abdominales, estoy segura de que podremos convertirlo en el Lady Gaga europeo.

4) Sergio Ramos, Ana Obregón y Emilio Botín serán encerrados a perpetuidad en las cuevas de Atapuerca. Visitando este hermoso paraje, los escolares alemanes podrán comprender la naturaleza verdadera del “Homo Ibéricus”.

5) Alemania es declarada vencedora de la Eurocopa por decreto-ley. Durante la ceremonia final, a la vez que nuestro capitán levante el trofeo, una columna de la División Panzer entrará en el Estadio Nacional de Varsovia para gozo y deleite de nuestros amigos polacos.

6) Tras décadas de invasión silenciosa, las Islas Baleares se incorporan oficialmente al territorio de la Bundesrepublik como länder número 17. Bonus adicional: Rafa Nadal, tenista alemán.

7) La cabra de la Legión es mi nuevo portavoz en España. Esperanza Aguirre será su asesora de comunicación.

8) El “Movimiento 15-M” queda rebautizado como “Movimiento 15-Merkel” y sus protestas callejeras se convertirán en oraciones colectivas por la salvación de mi alma.

9) El Real Madrid y el FC Barcelona son relegados a la segunda división de la liga alemana donde funcionarán como filiales del Bayern Munich y el Borussia Dortmund.

10) Todas las familias españolas deberán entregarme a su primogénito varón. Siguiendo el refinado ideario político de Berlusconi, propongo regalar a mi cuerpo con carne inpúber en orgías “Bunga, bunga”. Esta vez, versión hard-core germánico.

Firmado,
Angela “Angie” Merkel, vuestra emperatriz, amiga y confidente.


Nota.- ¿Alguien cree a Rajoy cuando dice que el préstamo europeo no tendrá condiciones fiscales para nuestro país? ¿Cómo puede considerar “un triunfo” el que todos los españoles nos endeudemos por valor de 100.000 millones de euros para pagar los errores de bancos y cajas?

Mariano es cientos de veces más surrealista que esta carta.

Carta de un investigador a Angela Merkel, doctora en física y Canciller

Querida Angela,

Disculpa que te escriba en castellano, pero mi nivel de alemán es similar al de un orangután de Borneo en época de apareamiento. Puedes pedir a tus colegas Zapatero o Rajoy que te traduzcan esta carta. Ambos son celebrados políglotas, como supongo descubriste en las reuniones del Consejo Europeo.

Puedes seguir leyendo en Periodismo Humano >>>

(Fotografía de Patricia Simón al pintor Toño Velasco, quien muestra un retrato de la serie “Ensayo sobre la burla”).

Por qué soy científico

Mañana, 22 de mayo, todos los sectores educativos nos uniremos para denunciar que los recortes presupuestarios supondrán un terrible lastre para el futuro de nuestro país.

Tengo treinta años. He dedicado los doce últimos a la física, siete de ellos en el extranjero. Visto el futuro que nos aguarda, está claro que deberé partir de nuevo para continuar mi carrera profesional. Por eso, creo que es un buen momento para responder a una pregunta esencial: ¿por qué soy científico?

Esta es mi razón para ser cientifico: participar en una de las aventuras más hermosas en las que se ha embarcado nuestra especie.

La ciencia es la celebración de la razón frente a la autoridad. La academia de ciencias más antigua y prestigiosa, la Royal Society, eligió como lema “Nulla in Verbis”, que en latín significa “Nada en la Palabra”. Esa es la esencia del espíritu científico: no te creas lo que yo te digo. Observa por ti mismo. Algo no es verdad porque lo diga Platón, Jesucristo, el chamán de la tribu o tu padre. Duda de todo lo que te cuenten, enfréntate a la realidad con tus propios ojos y no respetes la autoridad. Por eso los poderosos temieron a los científicos y tantos fueron condenados al silencio, al exilio o a la hoguera.

Hacer ciencia significa también desafiar a los investigadores que nos precedieron. Newton comprendió que la física de Aristóteles no era suficiente. Einstein descubrió que las teorías de Newton eran incompatibles con la electricidad y el magnetismo. Hoy sabemos que la Relatividad tampoco es una teoría completa, pues no alcanza a describir algunos fenómenos cuánticos.

Una de mis anécdotas favoritas en la historia de la física es el desarrollo de la teoría de la superconductividad. En el año 1911, Kamerlingh Onnes observó que la resistencia eléctrica de algunos materiales desaparecía al enfriarlos cerca del cero absoluto. Todos los gigantes del siglo XX propusieron su teoría para explicar el origen microscópico del fenómeno: Einstein, Bohr, Landau, Heisenberg, Feynman… Y todos ellos se equivocaron. En ciencia no es problema reconocer que incluso Einstein cometió errores. La ciencia no necesita de profetas que tuviesen razón en todo lo que dijeron.

La ciencia es la celebración de lo universal frente a la tribu y la patria. En el libro de mecánica cuántica que tengo frente a mí mientras escribo esta entrada puedo encontrar herramientas matématicas desarrolladas por norteamericanos y soviéticos durante la guerra fría, un sistema numeral introducido por indios y árabes, y una estructura lógica inventada por griegos. Ningún país y ninguna época pueden reclamar la ciencia como propia.

La inscripción a la entrada de la Academia de Platón decía: “no entre aquí quien no sepa de geometría”. Las verdades de la geometría eran independientes de que un hombre fuese ateniense, espartano o persa. Los virus o la fuerza de la gravedad desconocen fronteras, colores de piel y lenguas. La ciencia no pertenece a Oriente ni a Occidente. La ciencia es humana.

La ciencia es una celebración de la belleza. ¿Quién no siente un escalofrío al comprender que nuestros cuerpos están formados por polvo de las estrellas? ¿Quién no se estremece al pensar que todos los mamíferos sobre el planeta estamos conectados a un antecesor común?

La ciencia es una celebración inevitable. Si no es en España, será en China o en Brasil, pero la ciencia seguirá avanzando. Encontrar sentido a lo que nos rodea es una necesidad humana y no hay grilletes que puedan aprisionar nuestra imaginación.

Una vez le preguntaron al gran alpinista británico George Mallory cuál era la razón para jugarse la vida escalando. Mallory respondió que debíamos subir las montañas, sencillamente, porque estaban ahí. La lucha por descifrar la realidad es también inevitable. Porque, dicho a la manera de Mallory, somos humanos y tenemos un mundo que nos rodea.

Misa de funeral por la muerte de la Ciencia en España

Queridos hermanos,

Estamos aquí reunidos para celebrar con alegría la muerte de la investigación científica en España.

Lectura del Santo Evangelio según San Tiago Ramón y Cajal,

En aquel tiempo, dijo Newton a sus discípulos: “Cuando venga en su gloria Mariano Rajoy, el Hijo de Jose Mari y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria y recortará 700 millones del presupuesto de I+D. Después dirá: venid a mí, benditos de la Conferencia Episcopal. Igual que con los socialistas, vosotros recibiréis 130 millones de asignación tributaria, 500 millones para profesores de religión, 3.200 millones para el concierto educativo, 750 millones en exenciones de impuestos y 200 millones más para el sostenimiento del patrimonio artístico. Porque cuando tuve hambre, vosotros me disteis unos chuchesssh. Y entonces mirará hacia los científicos y dirá: apartaos de mí, malditosssh, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Y los científicos irán al castigo perpetuo, y los justos a la vida eterna.”

Palabra de Mariano. Te adoramos, óyenos.

Hermanos, oremos porque la ciencia y la investigación no vuelvan jamás a contaminar nuestro país,

Dichosos los pobres en formación científica,
porque de ellos será el Congreso de los Diputados.
Dichosos los que no saben ni sumar con decimales,
porque para ellos serán las portadas del Marca.
Dichosos quienes no distinguen astronomía de astrología,
porque de ellos serán la radio y la televisión.

Oh Mariano, sólo tú conoces el mal que se esconde en el corazón de nuestros becarios doctorales. Recibe nuestras súplicas y concede a nuestros investigadores un trabajo precario y una vida miserable.

Por Mariano, que vive y gobierna en el Palacio de la Moncla, Amén.

Podéis ir en paz.

Padre Marsupia (que necesitaba redimirse por la seriedad de ayer).

Zapatero, Rajoy, Relatividad y Mecánica Cuántica

En las primeras décadas del siglo XX, una generación de físicos transformó nuestra concepción del universo con el descubrimiento de la relatividad y la mecánica cuántica.

En los albores del siglo XXI, Jose Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, dos portentos intelectuales y presidentes del gobierno de España, revolucionaron la historia política de Occidente. Los paradigmas teóricos introducidos por Zapatero y Rajoy fueron bautizados como “política relativista” y “política cuántica” debido a las insólitas semejanzas con sus análogos físicos.

La relatividad de Einstein reposa sobre una constante fundamental: la velocidad de la luz, “c”. Ningún objeto en el universo puede viajar más rápido que la luz. La relatividad de Zapatero introduce una nueva velocidad absoluta, representada por dos letras mayúsculas, “ZP”. Ninguna forma de gobierno en todo el universo puede destruir más empleos por segundo que ZP.

La dilatación del espacio-tiempo corresponde a la dilatación del déficit en la teoría de Zapatero. Un presidente que viaja a la velocidad mental ZP puede asegurar, antes de marcharse, que el deficit de 2011 era de un 6%. En cualquier otro sistema de referencia, ese déficit mide un 8.5%.

Zapatero inventó también la célebre relación de equivalencia E = m (ZP)2, donde “E” es la tasa de desEmpleo y “m” la masa de Angela Merkel. El paro debe medirse, por lo tanto, en “kilogramos de desempleado/segundo”. Rogamos al Instituto Nacional de Estadística que rectifique y utilice estas unidades en sus próximos estudios sobre el mercado laboral español.

Einstein nos enseñó que la percepción del espacio y el tiempo depende del estado de movimiento del observador. Con Zapatero aprendimos que la percepción de la realidad depende del ingenio del gobernante. Sólo un Zapatero atravesando el espacio-tiempo hacia la peor depresión económica en 80 años, puede declarar: “en la próxima legislatura lograremos el pleno empleo” (julio de 2007), “la crisis de EEUU no afectará a España en absoluto” (septiembre de 2007), “la crisis es una falacia, puro catastrofismo” (enero de 2008), “España no está en crisis porque tiene sólidos fundamentos” (febrero de 2008) y “es probable que lo peor de la crisis económica haya pasado ya” (abril de 2009).

Mariano Rajoy generalizó la mecánica cuántica hasta convertirla en un arte de gobierno. Como explicó Louis de Broglie, todo cuerpo en el universo puede comportarse como onda y como partícula (tambien llamada “cuantum”). Por ejemplo, el fotón es el cuantum asociado a la radiación electromagnética. Rajoy demostró que un presidente también tiene su propio cuantum: en su caso, el “cuantum-recortum”.

El sueño de cualquier físico consiste en descubrir la teoría que engloba a la mecánica cuántica y a la fuerza gravitatoria. La hipótesis mejor posicionada para lograr la unificación era conocida como “teoría de cuerdas”. Rajoy fue más allá, desarrollando la “teoría de sogas”, que logra asfixiar la inversión en ciencia y la ayuda al tercer mundo en un mismo decreto-ley.

Rajoy también superó el “principio de incertidumbre de Heisenberg” con el “principio de certidumbre de Mariano”. Un gobierno presidido por Rajoy contiene la certidumbre de incumplir todos sus compromisos electorales. En apenas cuatro meses, Mariano Rajoy ha violado sus tres grandes promesas: “no subiré los impuestos”, “no abarataré el despido laboral” y “no tocaré ni la educación ni la sanidad”.

Mi formación como físico teórico me impulsa a sugerir a mis colegas del CERN el siguiente experimento: introduzcamos a Zapatero y Rajoy en el Gran Acelerador de Hadrones (que sería rebautizado como “Gran Acelerador de Ladrones”) y lanzémoslos uno contra otro. Mis cálculos predicen que la colisión creará un agujero negro de estupidez tan intenso que engullirá el universo.

Ojalá las civilizaciones que surjan de futuros Big Bangs demuestren más sensatez eligiendo a sus líderes.